Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 11 de Marzo de 2012

15875

25

Para los aficionados a las corridas de toros la pasada temporada bogotana en la Plaza de Toros Santamaría dejó muchos gratos recuerdos: “la brega de El piña al primero del festejo […] el segundo par de Granerito al que abrió plaza, aguantando mucho la embestida del toro de Gutiérrez […] el espadazo de Manrique al primero de la tarde […] los delantales largos y vistosos rematados con un recorte para llevar al primero a la cabalgadura de Edgar Arandia […] las palmas entendidas del público al cuarto toro del festejo, que si bien fue débil de sus remos delanteros, fue noble y con clase en sus embestidas […] las cuatro Chicuelinas y la media de El Juli luego de la vara del segundo del festejo […] los pares de banderillas de Ricardo Santana en el segundo de la corrida que le valieron para saludar desde el tercio […] las aleluyas de papel que se hicieron explorar a la salida de cada toro […] las manoletinas con que remató su segunda actuación El Juli […] la forma en que voló el verduguillo de Manrique hacia el callejón […] la lidia de Granerito con el capote al cuarto del festejo, inclusive llevando a una mano al toro rumbo al burladero…”

Para los aficionados a ver las corridas del poder desde la barrera de las páginas sociales la temporada capitalina logró reunir un bestial surtido de personajes: German Vargas Lleras (Ministro de Interior) y señora; Germán Cardona (Ministro de Transporte); María Ángela Holguín (Ministra de Relaciones Exteriores); Rafael Pardo (Ministro de Trabajo); María Fernanda Campo (Ministra de Educación) y señor (Alejandro Figueroa, Presidente del Banco de Bogotá); Fabio Echeverry (Industrial y asesor del Gobierno Uribe Vélez); Christian Toro (publicista); Esteban y María Antonia Santos (delfines); Felipe López (propietario de la Revista Semana); Eduardo López Obregón (político y empresario); Jaime Pastrana (delfín); Juan Martín Caicedo (político quemado y presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura); Francisco Samper (publicista); Salomon Finvarb (industrial) y señora (Claudia Hoyos, lobista); Álvaro Cruz (Gobernador de Cundinamarca); Juan Gabriel Uribe (Director periódico El Siglo); Carlos Holguín (político); Jorge Alfredo Vargas (arribista y recreacionista); José Felix Lafaurie (presidente Fedegan); Carlos Holguín (político); Jaime Castro (político); Camilo Llinás Angulo (presidente de la Asociación Colombiana de Fabricantes de Autopartes); Camila Zuluaga (Mujer W); Venus Alberto Silva (político);Alfonso Gómez Méndez (fiscal general de la nación del Gobierno Samper); Clara López (ex secuestrada) e hijo (nacido en cautiverio); Cesar Gaviria (ex presidente)…

A esta selecta selección hecha por fotógrafos de prensa y editores con olfato para el “kyenyke” (no hubo una sola foto de aficionados de los tendidos altos y baratos), se sumaron este año, como es habitual, algunos artistas que son ariscos para las sociales pero brillan con singularidad en su arte: el caricaturista Antonio Caballero y los cronistas Alfredo Molano y Germán Castro Caycedo.

Incluso, este año, Caballero, Molano et al. redactaron un Manifiesto por la fiesta brava, puyados por la decisión del Alcalde de Bogotá Gustavo Petro de no permitir que las empresas de Energía y Telecomunicaciones del Distrito patrocinen  “espectáculos de la muerte”. El burgomaestre también le dio forma a su rechazo con un vacío: el palco privilegiado de la Alcaldía en el coso taurino permaneció desierto toda la temporada, ni siquiera fue usado por lo habituales familiares y lagartos allegados al poder político distrital como si ocurre con el palco que le corresponde a la Presidencia de la República donde los delfines santistas, sus amigos, y uno que otro cacaíto hicieron acto de presencia.

El manifiesto de los manifestantes circuló por varios medios, en especial por las redes de la Federación Nacional de Ganaderos, Fedegan, y fue firmado por una lista amplia de personas y personalidades de diversos orígenes: Daniel Samper Pizano (periodista), Roberto Pombo (Director Periódico El Tiempo), Sergio Cabrera (director de telenovelas), Carlos Salazar (artista), María Teresa Herrán (periodista), José Noé Ríos (ex comisionado de paz), Alberto Quiroga (escritor y guionista), Luis Alberto Restrepo (director de cine), Miriam Jimeno (antropologa), entre otros.

Las dinámicas del coso taurino representan con fidelidad la relación entre tauromaquia y poder: la arquitectura y sus tendidos, palcos, balcones, lumbreras y puestos anodinos responden a una distribución social que otorga privilegios heredados, concedidos y adquiridos. El hecho de que el poder estatal o gremial goce de balcones asignados y el que exista una presidencia que tome decisiones acordes a la suerte de la corrida, es un teatro del poder, una suerte de democracia feudal que rige sobre el ritual de la plaza.

En este teatro del poder, incluso dispuesto a considerar el clamor popular, hay una suerte de referendo o votación, llegado el caso, capaz de reversar una decisión: indultar, o perdonarle la vida al animal, representar la ilusión de una justicia divina, que rara vez se hace presente, pero que eclipsada por la cadencia de hombre y toro cancela la brutal presentación del momento esencial de la corrida: entrar a matar.

El escenario de la tauromaquia explica que artistas como Caballero y Molano, ambos fieros críticos de Fedegan, y abanderados de la lucha por la tierra, encuentren en el ritual de esta plaza una zona de distensión; un estado de excepción que va más allá de la crítica y los encontronazos que han tenido en el pasado con esa federación y con el status quo.

Se asista a la corrida por moda o afición, por arribismo o tradición, el hecho de ver cómo se pasa de la metáfora a la tortura, de la representación a la presentación, es  una enseñanza que sobrepasa el terreno de las contradicciones ideológicas y la candidez moral. El apoyo fuerte e irrestricto de la afición taurina desborda el entendimiento taurófilo y entraña una lección bien encarnada de pragmatismo político. Ver los toros con los ojos bien abiertos es un aprendizaje esencial para todo aquel que deba torear en la arena del poder, bien sea por voluntad propia o por tradición, familia y propiedad.

En la vida mundana hay una distancia evidente entre la práctica y la teoría, entre la  acción y las ideas, entre los hechos y su representación política o estética; esto es lo que diferencia la política de la acción política, la vida representada de la vida vivida, la invención del lenguaje de la vida desnuda, la vida universitaria de la universidad de la vida. Pero precisamente la capacidad de medir esa distancia y mediar con esas fuerzas, el intento de lograr una cadencia entre lo imaginado y lo real, es lo que resulta definitivo para ejecutar cualquier acción, más aun en un espacio agonístico, sujeto al embate de fuerzas contrarias, como el de la política.

El escritor español José Ortega y Gasset, en su texto La embestida del toro, describe esta fuerza así: “El toro es el profesional de la furia y su embestida, lejos de ser ciega, se dirige clarividente al objeto que la provoca, con una acuidad tal que reacciona a los menores movimientos y desplazamientos de éste. Su furia es, pues, una furia dirigida, como la economía actual en no pocos países. Y porque es en el toro dirigida se hace dirigible por parte del torero.”

En la pasada temporada taurina capitalina la acción más clara entre poder político y tauromaquia, el empalme entre las dos fuerzas que pretenden definir lo que es real, se resumió en un gesto que se repitió dos veces: los toreros Pepe Manrique y El Juli le brindaron sus toros al señor Procurador General de la Nación Alejandro Ordoñez, ambicioso funcionario que, además de darle aval legal a la tauromaquia, se ha caracterizado abiertamente por ajustar algunas sentencias a sus intereses ideológicos y ahora, en miras a ser reelegido en el órgano de control, ha usado todo tipo de politiquerías para prolongar su estadía en el cargo. “Quien con toros anda, a torear aprende”.

Yo estaría de acuerdo en que el Alcalde Gustavo Petro le quite el subsidio distrital a los toros, lo que si resulta insensato es que él no asista a las corridas, corre el riesgo de olvidar algo y de no estar en forma al momento de lidiar o redirigir la fuerza de los hechos, de ser corneado por el toro de las circunstancias y recibir un puntillazo como le pasó a su antecesor. Tal vez la política nacional nunca haya estado a la altura de la tauromaquia, a lo sumo habrá llegado a un estado incipiente de mera corraleja o de espectáculo bufo tipo novillada con enanitos toreros.

Dicen que “el árbol de la civilización ha de regarse con sangre”, a la luz de este axioma la tauromaquia es una escuela de real-politik, un kínder maquiavélico, un escenario que convoca a todo aquel que tenga una voluntad de poder: poder por el poder mismo, poder de poder hacer, poder de criticar al poder. Todos los que van a toros saben esto, —que no lo entiendan o sepan expresarlo, que traten de disculpar o justificar lo injustificable con arte o, por el contrario, que astutamente intenten disimularlo o prohibirlo con retórica y populismo, es otra historia—. El ritual de la tauromaquia adoctrina a los taurófilos con un curriculum oculto que va más allá de las palabras. “Al toro por las astas y al hombre por la palabra”.

Comentarios (25)

Daniel

13 de Marzo

0 Seguidores

"El caricaturista Antonio Caballero." #sutileza

"El caricaturista Antonio Caballero." #sutileza

Andres Matallana

12 de Marzo

0 Seguidores

Una sola cosa: el economista Alejandro Gaviria no firmo eso. Aclaró en twitte...+ ver más

Una sola cosa: el economista Alejandro Gaviria no firmo eso. Aclaró en twitter que fue un homónimo. https://twitter.com/#!/agaviriau/status/169046716241297409

Lucas Ospina

12 de Marzo

28 Seguidores

Matallana: el pasado ha sido modificado para que se adapte a lo usted presenta...+ ver más

Matallana: el pasado ha sido modificado para que se adapte a lo usted presenta, Gavira fue borrado de mi texto. Por cierto, si se trata de precisiones, el artista Carlos Salazar también firmó el manifiesto pero luego le retiro el apoyo a esa petición. Un texto de él y su apreciación se pueden leer en:
http://esferapublica.org/nfblog/?p=23044&cpage=1#comment-32823

Camilo Vargas

12 de Marzo

0 Seguidores

Por favor que no se olvide a los ávidos entusiastas taurinos en la Corte Cons...+ ver más

Por favor que no se olvide a los ávidos entusiastas taurinos en la Corte Constitucional. Desde los más progresistas a los más godos, todos tienen un espacio de encuentro en la fiesta brava. Aquí la sentencia con el salvamento de voto de solo dos magistrados: http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2010/c-666-10.htm

Lucas Ospina

13 de Marzo

28 Seguidores

¿Será que hay una peña taurina constitucional? Es una lástima que kienyke ...+ ver más

¿Será que hay una peña taurina constitucional? Es una lástima que kienyke o jet-set no hayan tomado una solo foto de los magistrados taurófilos…

Ciro Alberto

12 de Marzo

0 Seguidores

Que bonito artículo, incluso si no estoy de acuerdo con su conclusión. La li...+ ver más

Que bonito artículo, incluso si no estoy de acuerdo con su conclusión. La lidia enseña es a matar, no a lidiar con los cuernos. Es la celebración de la MUERTE.
Que un hombre arriesgue la vida frente a un animal salvaje ya no "cuadra" en la postmodernidad, como explicó Hemingway claramente, incluso antes del postmodernismo.
Los deportes que se apoya, en nombre de la "conservación", son sanos y evitan cuidadosamente mostrar los mismos toros pero muertos por McDonald, ni sus fanáticos explican como es mejor matar gente a la salida del estadio de fútbol que matar vacas de frente, en vez de ocultas en un matadero.
Tampoco aborda el tema de que acabar con la corrida significa matar a TODOS los toros de lidia, ni como la diversidad de culturas no se admite en la 'aplanadora" que nos ha montado Hollywood, donde la muerte se ensalza y se deshumaniza al adversario, pero NUNCA la de animales.
Si para cumplir con el Hollywoodismo hay que tirarse a una raza y a una cultura, que diablos.

Lucas Ospina

13 de Marzo

28 Seguidores

Ciro, le dejó una idea que soltó Carlos Salazar en otro foro y que toca algu...+ ver más

Ciro, le dejó una idea que soltó Carlos Salazar en otro foro y que toca algunas de las aristas que usted propone:
"Amigos antitaurinos:
Acabo de heredar una ganadería con 150 toros de lidia. Soy animalista convencido y odio la fiesta taurina y la crueldad en público. Bueno y la crueldad en privado de los mataderos también. Tengo dos ofertas: una de una empresa palmífera que quiere hacer una plantación y otra de una constructora para parcelar la hacienda. Un buen negocio por dónde se le vea. La pregunta es: ¿Qué me sugieren que haga con los 150 toros? La hacienda dependía de la venta de los toros para corridas y por eso es insostenible tal como está sin tener ningún ingreso. Supongo que dado el amor que tienen por los toros y preocupación por su futuro, deben tener una solución técnica – soluciones emocionales abstenerse – para que mis animales no sufran cuando tenga que sacarlos de allí. Me urge una pronta solución. Gracias de antemano."
http://esferapublica.org/nfblog/?p=23044&cpag

psophia

16 de Marzo

1 Seguidores

No es claro que el final de las corridas de toros implique la desaparición de...+ ver más

No es claro que el final de las corridas de toros implique la desaparición de los toros de lidia (“matar a TODOS los toros de lidia”, como sugiere Ciro Alberto). ¿Por qué descartar la posibilidad de programas de conservación de la raza de toros de lidia en la ausencia de las corridas? Hay muchos programas exitosos de conservación de organismos que no tienen valor comercial apreciable.

Sanim

12 de Marzo

0 Seguidores

Varios ejes argumentales que destaco, las representaciones y lenguajes del pod...+ ver más

Varios ejes argumentales que destaco, las representaciones y lenguajes del poder, los discursos del poder y los dispositivos del poder. Para estos ejes la separación de la moral y la ética de la permanencia del poder son cuestiones que deben ser visibles entre los actores más "visibles". Y es que esta especie rara de fiesta de "mascaras" a la Maria Antonieta puede ser censurable ante el público por sus orgias pero apetecible en privado por sus manjares..mientras algunos hacemos nuestro cocinados en una mesa con una cerveza otros lo hacen en clubes selectos o en "convenciones" cuyos códigos sean más abiertos...

MAG

13 de Marzo

0 Seguidores

Excelente artículo. Explica porque la prohibición de las corridas de toros e...+ ver más

Excelente artículo. Explica porque la prohibición de las corridas de toros es una asunto de "interes nacional" mientras que la prohibición de las peleas de gallos es un tema de "mantecos". Además de las corridas de toros, todos estos "personajes" solo se juntan en la posesión presidencial. Son las fiestas de nuestro jeep-set.

carlos salazar

13 de Marzo

0 Seguidores

El truco retórico aquí – digno del jesuita Gracián – es tratar de ligar...+ ver más

El truco retórico aquí – digno del jesuita Gracián – es tratar de ligar la dimensión moral del gusto por la Tauromáquia a las aberraciones de la clase dominante y poblar el artículo con sangre. Jesuitismo puro.
Lucas amarra la tauromaquia – después de pasearla un poco por el terreno de una vaga condescendencia estética hacia las suertes del toreo, que ni conoce – a la Federación Nacional de Ganaderos.
Si Fedegán apoya los toros, piensa el sensible y cándido lector, la Tauromaquia no puede estar ligada a otra cosa que no sea el asesinato, la expropiación de tierras, el desplazamiento y los paramilitares. Y todos los que amamos la tauromaquia quedamos en el paredón con ésta fauna oligárquica. Qué haremos si ligamos a todos los que admiran a Leonardo a los Borgia ? Quedan reducidos a ser unos príncipes asesinos? Himmmler odiaba los toros a muerte...quieren los antitaurinos inferir algo de eso? Adelante..."Toros y el Paraíso Prehispánico..." http://esferapublica.org/nfblog/?p=23044

Sanim

13 de Marzo

0 Seguidores

Al parecer tal fauna oligárquica es representante de los códigos cerrados de...+ ver más

Al parecer tal fauna oligárquica es representante de los códigos cerrados de quienes gustan de la tauromaquia e inclusive de quienes arengan de valores estéticos y morales en una "aberración" como usted mismo afirma es cualidad de quienes la asisten; o es que la clase dominante tiene una dimensión moral y gusto por la tauromaquia muy aparte de la del resto de sus simpatizantes? porque al contrario de lo que intenta tergiversar la pintura y otras artes se deben un valor estético equívoco universal por sí mismas a pesar del tiempo y las poblaciones.

carlos salazar

14 de Marzo

0 Seguidores

Claro.La retórica populista se puede manejar como un Lego puesto que para eso...+ ver más

Claro.La retórica populista se puede manejar como un Lego puesto que para eso se hizo. Para acomodar lo que nos gusta al gusto del pueblo y lo que no nos gusta al opresor. Al revés funciona o no:
"Himmler y su asco singular manifiestan en Madrid, frente a Franco y las fuerzas vivas de España reunidas en pleno en la Plaza de las Ventas, que es necesario acabar con la porquería taurina. De allí se desprende el movimiento animalista como un cuerpo organizado, con jerarquías morales discutibles, un cuerpo subsidiado, profundamente conocedor del poder de la propaganda, recalcitrante, intolerante, totalitario, que no ceja, ni observa.” Germán Parrado Vera http://elalbero.blogspot.com/2012/01/el-origen-de-la-antitauromaquia-mod...
Ahora. Para una eventual prohibición se necesitarían 8.000.000 de votos y ésto no es Cataluña donde se aprueban causas con 130.000 votos, de modo que preocuparme la fuerza política de Lucas, su flauta de Hamelin y sus cándidos lectores, pues...de pronto no

Lucas Ospina

14 de Marzo

28 Seguidores

Veo que el "profe Salazar" ya graduó a muchos de antitaurinos y de opositores...+ ver más

Veo que el "profe Salazar" ya graduó a muchos de antitaurinos y de opositores, aunque no ejerzan esa profesión (como tampoco la de taurófilos).
Tal vez la lectura aficionada de Carlos le hace ver toros y toreros por todos lados y actúa acorde a la misma fiesta brava que tanto dice defender. ¿Cómo defender los toros? toreando parece ser…

carlos salazar

14 de Marzo

0 Seguidores

Lo cual prueba Lucas, que no hay una metáfora de la vida y la conducta humana...+ ver más

Lo cual prueba Lucas, que no hay una metáfora de la vida y la conducta humana que iguale a los Toros. Y conste que Los Andes no me paga por ese tip. Es gratis.

Lucas Ospina

14 de Marzo

28 Seguidores

Lo cual prueba Carlos, que "la tauromaquia es una escuela de real-politik"(com...+ ver más

Lo cual prueba Carlos, que "la tauromaquia es una escuela de real-politik"(como lo escribo en el texto que usted tanto insiste en criticar). Y conste que usted no me pagó por ese tip. Fue gratis.

carlos salazar

14 de Marzo

0 Seguidores

Lucas en "La Silla Vacía" me recordó precisamente cómo el torero Marticho e...+ ver más

Lucas en "La Silla Vacía" me recordó precisamente cómo el torero Marticho en 1764 utilizó una Silla Vacía para matar recibiendo a un Toro. Hazaña inmortalizada por Goya en la Lámina 18, y descrita así:
- Temeridad de Martincho en la plaza de Zaragoza.-
Martincho con grilletes en los pies y sentado en una silla mata a un toro al que cita con el sombrero. Lo vio Goya y quedó impresionado, al igual que el público, por la escena. Lo hizo en una corrida en Zaragoza en el año 1764.

Sanim

15 de Marzo

0 Seguidores

Últimamente he pensado en la pasión que mueve a los taurinos para apoyar sus...+ ver más

Últimamente he pensado en la pasión que mueve a los taurinos para apoyar sus juergas...en suma para darse a entender recurren a equívocos y otros ejemplos universales, claro ejemplos atávicos casi olvidados, tal vez sea una suerte de emoción inexplicable. De hecho siendo una fiesta tan radical con exponentes y público radical sus placeres son radicales, obvio es menester ser un neófito para lograr entender la sodomización pública a un toro, un rito sexual aberrante, talante común de los sectores decadentes de las sociedades......si claro muchas excelsas obras de arte recrean tal decadencia pues es impactante, esto recuerda los excesos de María Antonieta.

Andres Angulo Salamanca

13 de Marzo

0 Seguidores

Es de las observaciones mas interesantes que he podido leer en este diario....+ ver más

Es de las observaciones mas interesantes que he podido leer en este diario.
Digno de alguien que tiene acceso a información que gente del comun no.

Lucas Ospina

13 de Marzo

28 Seguidores

Veo a Carlos muy preocupado por el "sensible y cándido lector", lo entiendo, ...+ ver más

Veo a Carlos muy preocupado por el "sensible y cándido lector", lo entiendo, ese es el público que firma referendos prohibitorios, como él mismo ya lo argumentó en otro lado.
También lo veo muy preocupado por lo de Fedegan, y trapea tanto con eso, que da a entender que ese es el único propósito del artículo. Tal vez lo escrito va un poco más allá, incluso esta inspirado en el mismo Carlos cuando, en el texto que enlazó, dice que la tauromaquia es "el único arte donde el pálido ángel de la muerte está presente de verdad y no como en las baratijas de la violencia enlatada del cine y el arte contemporáneo de exportación colombianos." Difiero en lo de "arte", pero sí me gusta eso del "pálido ángel de la muerte" que dicen se aparece en este ritual.
La verdad, con cada intento de prohibición la fiesta brava me interesa más… tal vez todo esto no sea más que una invitación a Carlos para que me acompañe a la próxima temporada taurina bogotana y yo pueda conocer lo que desconozco.

Carlos Cortés

14 de Marzo

36 Seguidores

Maravillosa esa metáfora del poder. Yo agregaría a los anti-taurinos de la c...+ ver más

Maravillosa esa metáfora del poder. Yo agregaría a los anti-taurinos de la calle, que reparten volantes y arengas. Están afuera de la plaza, lejos de los tendidos y lejísimos del palco. Ven la plaza desde abajo y con la cuesta en subida. Resultan molestos para algunos espectadores y para otros son impercetibles. Es que no entienden -dicen desde el palco- los toros, la lidia, el espectáculo. Son idealistas. Si estuvieran adentro y si entendieran -concluyen-, no estarían en contra. "Entender" es el verbo del poder.

Lucas Ospina

14 de Marzo

28 Seguidores

Clarividente eso de "entender". No lo había "entendido" así, pero al leer la...+ ver más

Clarividente eso de "entender". No lo había "entendido" así, pero al leer la palabrita "entiendo", "entiendo" que solo quiero "entender".

Karmavega

14 de Marzo

0 Seguidores

El "entendido" es un especimen originado en los tendidos taurinos. Es un tipo ...+ ver más

El "entendido" es un especimen originado en los tendidos taurinos. Es un tipo que da explicaciones siempre no a lugar y luego se queda como de piedra, con cara de sabio, mientras los demás aplauden. Es entendido en toros, en política,en arte, hasta en mecánica. Está muy bien descrito por Antonio Caballero en la escena de la tienta de su novela "Sin remedio". Los entendidos nunca entienden, dice Caballero. Lo curioso es que él es uno de esos entendidos.

Daniel Alfonso Rey M.

15 de Marzo

0 Seguidores

Puede que eso digan desde el palco pero lo que dicen a los manifestantes que l...+ ver más

Puede que eso digan desde el palco pero lo que dicen a los manifestantes que les gritan mientras hacen fila a la entrada de la Santamaría es esto (un caso de la vida real): "Lo que a ustedes les duele es que no puedan comprar una boleta." Es el alegato de siempre de que el que protesta en las calles es un "desadaptado social", un "resentido social", un perdedor, pero los que dicen esas cosas son los que están acostumbrados a ganar haciendo siempre trampa, como los que cuando ven que van a perder se enfurecen y tumban el tablero con todo y fichas. En Colombia hacer trampa es matar al rival, y eso lo hacen ellos todos los días, rutinariamente, y lo de los toros delata su alma embrutecida. La Corte Penal Int'l. no tiene por que preocuparlos porque se dedica a acosar a africanos y no hace más.

Las historias más vistas en La Silla Vacia