Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 22 de Noviembre de 2011

5443

8

El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio un hace mes y medio, en la capital del país, en la Universidad de los Andes. El supradirigente nacional repasó dos temas de forma : la reforma a la ley de educación superior que tramitaba su gobierno y la educación superior que él recibió.

Sobre el proyecto de reforma Santos fue enfático al decir que la iniciativa de su gobierno “concibe la educación como un derecho y no como una mercancía”. Santos afirmó que para entender el punto de vista de “quienes podrían estar en contra del proyecto” se había puesto “en los zapatos de los rectores de las universidades públicas”, “en los zapatos de los estudiantes” y “en los zapatos de aquellas madres cabeza de familia que, con mucho esfuerzo, logran que sus hijos se gradúen de bachilleres y que lo único que añoran en poder tener la oportunidad de que sigan estudiando, bien sea en una universidad o en un instituto de educación técnica o tecnológica.”. Tras calzarse en tan gastadas suelas y metáforas Santos retornó de nuevo a su calzado presidencial y afirmó que esta reforma, “a la cual le ha puesto tanto corazón nuestra Ministra y tanto tiempo y tanto trabajo”, era la horma que el país necesitaba e incitando a la Ministra de Educación, presente en el auditorio, le dijo: “adelante, así haya protestas, así puedan levantarse algunos a criticarla. Esa íntima convicción que usted tiene y que yo también tengo, vamos a sacarla adelante, y esa reforma se va a volver Ley de la República.”

Santos también habló de su educación superior y señaló una “feliz coincidencia”: a su paso por el y por el había hecho amistad con “el Presidente del Consejo Superior y con el nuevo Rector” de la Universidad de los Andes (presentes en el auditorio). A esto añadió: “aunque no me gradué aquí de la universidad: estuve un semestre, pero fue suficiente para haber dejado una impronta en mi alma y mi corazón”; y le sumó a ese único semestre los 17 años en que formó parte del Consejo Directivo de la institución educativa. Más adelante, recalcó con otra “feliz coincidencia”: “mi Gobierno parece un salón de clases de esta Universidad”, “El año pasado teníamos seis ministros Uniandinos… ¡Ahora tenemos siete!”, “No se podrán quejar; 7 de 15 ministros no está nada mal.”, ¡Eso es casi la mitad del gabinete!”, “En el caso de las altas consejerías presidenciales pasa algo similar: de los 12 consejeros que tengo, 4 son Uniandinos —la tercera parte—.”, “Y, como si fuera poco, mi hijo Martín acaba de terminar materias en la Facultad de Derecho.”, “Mejor dicho: estoy rodeado por la Universidad de los Andes.”.

Pero, entre chiste y chanza, y sintiéndose en familia, Santos, al referirse a su gabinete “uniandino”, dijo: “En todo caso, les advierto que yo gano con cara y ustedes pierden con sello, porque si a cualquiera de ellos les va bien, sacaré pecho y diré: aquí hay algo que yo aporté; y si les va mal, le echo la culpa a la Universidad.

A la luz de los hechos recientes, se puede decir en serio que a la Ministra de Educación de Santos le fue : por acción supo “desconvocar” y “desaglutinar” en torno al proyecto de reforma de educación superior y por omisión supo convocar y aglutinar en contra de la misma iniciativa. Además, la Ministra de Educación no pudo comunicarse con los rectores, los estudiantes ni con las "madres cabeza de familia", mostró una gran para contar el cuento de la reforma y con ello tanqueó “full” el vehículo de la indignación sobre el que van montados los estudiantes que marchan en Colombia. María Fernanda Campo es egresada de ingeniería de la Universidad de los Andes, ¿cumplirá Santos con la advertencia de su discurso?, ¿culpará a la universidad del fracaso de su ministra?

 

Comentarios (8)

Julián Darío Bonilla Montenegro

23 de Noviembre

0 Seguidores

Es curioso que los Andes hayan cooptado el poder político del país. El comentario dado por Kalmanovitz en su columna del lunes es interesante: http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-312302-desigualdad-e...
"Está bien que los egresados de una institución de alta calidad encuentren buenas posiciones, pero que el presidente se enorgullezca de mantener los privilegios de sus egresados informa que no le preocupa la falta de movilidad social en la sociedad colombiana. Esa despreocupación se expresó también en la reforma a la Ley 30, que abortó gracias a la movilización estudiantil y la crítica tanto de los rectores de la universidad pública como de la privada (incluyendo a Angulo)."

Es curioso que los Andes hayan cooptado el poder político del país. El comentario dado por Kalmanovitz en su columna del lunes es interesante: http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-312302-desigualdad-e...
"Está bien que los egresados de una institución de alta calidad encuentren buenas posiciones, pero que el presidente se enorgullezca de mantener los privilegios de sus egresados informa que no le preocupa la falta de movilidad social en la sociedad colombiana. Esa despreocupación se expresó también en la reforma a la Ley 30, que abortó gracias a la movilización estudiantil y la crítica tanto de los rectores de la universidad pública como de la privada (incluyendo a Angulo)."

Sanim

23 de Noviembre

0 Seguidores

Estas prácticas de privilegiar circulos y enquistarlos en el poder político ...+ ver más

Estas prácticas de privilegiar circulos y enquistarlos en el poder político se presentan como antidemocráticos y marginales, no solo aislan a otros ciudadanos competentes de la labor pública sino que modelan un Estado orientado a la satisfanción del interes pívado o de pequeñas colectividades, consecuentemente afecta negativamente la eficiencia de la administración pública y la persención ciudadana sobre la misma. Cómo no pensar que Uniandes es culpable de este fracaso gubernamental sino de fracasos históricos en políticas públicas?

adolfo roldán

24 de Noviembre

0 Seguidores

El caso no es que sean Uniandinos; el problema es que la mayoría son neoliber...+ ver más

El caso no es que sean Uniandinos; el problema es que la mayoría son neoliberales.

adolfo roldán

24 de Noviembre

0 Seguidores

El caso no es que sean Uniandinos; el problema es que la mayoría son neoliber...+ ver más

El caso no es que sean Uniandinos; el problema es que la mayoría son neoliberales.

Nsoren

26 de Noviembre

0 Seguidores

De frente a los Cerros, de espaldas a la realidad del país.

De frente a los Cerros, de espaldas a la realidad del país.

J. Felipe Parra

01 de Diciembre

0 Seguidores

ESTO es lo que pienso de su movilidad social, señor Santos:
http://querid...+ ver más

ESTO es lo que pienso de su movilidad social, señor Santos:
http://queridodiario.lasillavacia.com/2011/12/sin-violencia.html
http://elespectador.com/impreso/bogota/articulo-314097-si-hubo-abuso-de-...
Me parece patético que siquiera se cuestione, en este momento, los esfuerzos de construcción cultural que está haciendo la MANE, así como se quiera negar la avanzada *FRONTAL* de parte del Gobierno y los grandes cuerpos mediáticos contra este proceso. ¿Qué pasaría si lo mismo ocurriera con el salario mínimo? Es más, ¿qué harán los colombianos en su construcción social cuando el año que entre se den cuenta que independiente del estrato, hay crisis alimentaria?.
¿Qué dirán? ¿Dirán que es por no hacerle caso a los Tecnócratas Sagrados Uniandinos? Lo más patético es que no maduran, pero ponen la mano en el fuego por una visión de país que intentan superponer a lo real pero lo real, tozudo, les indica que no tienen como hacerlo.
*Son estériles*.
SantosInc = Don Voltio.

Las historias más vistas en La Silla Vacia