Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 27 de Octubre de 2011

6764

15

 

 
Este domingo votaré por Aurelio, pero no lo haré por sus ideas para gobernar a Bogotá, algunas por cierto muy meritorias; o por su espíritu de contradictor, que buena falta hace en medio de tanta "unidad nacional"; o porque "uniandino" vota "uniandino"; o por alguna pulsión autodestructiva, ahora que todo es profecía maya. No, lo que me conmina inevitablemente a sufragar por el candidato del Polo Democrático es el diseño gráfico de su campaña. Un ejercicio publicitario que ha superado mis expectativas del género "campaña política", y que ha logrado incluso incidir en la esfera del arte público. 
 
 
Hace unos meses una historiadora del arte estadounidense se entusiasmó por la calidad y profusión de arte callejero que veía en Bogotá y me preguntó por el artista que estaba detrás de una intrigante serie de afiches amarillos: ante la frente de varios incógnitos (Mockus, Parodi, Peñalosa) y de un burro, está la pregunta "¿Aurelio?"; donde aparecía un hombre con el puño en alto (Jorge Eliecer Gaitán) de nuevo la pregunta "¿Aurelio?", ante iconos de la ciudad como Monserrate o Trasmilenio, otra vez "¿Aurelio?". No tuve más remedio que decirle que se trataba de una campaña política. 
 
 
Pero también tuve que explicarle que la imagen respondía a la campaña del candidato del partido político que tanta cosa mediocre había dejado hacer en Bogotá; ya habíamos hablado de la pobreza urbanística bogotana cuando andábamos por la calle veintiséis, de la nueva "estética de la contratación" que parchó los andenes con un adoquinado chambón y sin el menor juego visual, de unas desapacibles bancas de cemento, de ciclorutas que aparecen y desaparecen sin ton si son, de cómo se tumban árboles y palmeras para plantar chamizos y césped que quedan enanos y secos de chupar tanto hollín, de las culatas de edificios y casas que se pañetan sin remedio de cemento gris, y de dos puentes peatonales que llevan al peatón de ninguna parte a ningún lado y de un robo seguro a una inminente violación. Toda una serie de chambonadas donde ingenieros mezquinos —¿y algún arquitecto pantallero?— parecen haberse lucrado de forma proporcional al tamaño de la desolación que producen con sus obras. Y sobre todo hablábamos que cómo en medio de tal podredumbre, solo algunos grafitis, solo algunos letreros pintados, solo algunos afiches, salvan el recorrido conciente o distraído que se hace al leer estéticamente la ciudad. Todo ante la majestuosidad de los cerros orientales, que hace más evidente la pequeñez de espíritu de los ciudadanos de esta urbe.
 
 
Hay algo en la campaña de Aurelio que va más allá de lo comunicativo, hay un sentido del absurdo tan inusitado que es importante valorar y que desborda el género "campaña política" y sobrepasa la moralina ambientalista de la "contaminación visual". Es claro que esto no lo entendió el mojigato candidato David Luna que vociferó meditativamente para señalar "una abierta violación al código de Policía" y arremangado de camisa se puso un día —y por supuesto, solo un día— a remover cuanto afiche de Aurelio vio pegado en la calle. Si Luna de verdad se preocupara por la estética lo que debería haber hecho es dinamitar, por ejemplo, los horripilantes peatonales mencionados de la veintiséis con quinta y con tercera, y no meterse con unos afiches que son un mal menor (tal vez Luna solo se mete con los problemas que son de su tamaño).
 
 
Algo de ese absurdo que me apela se puede encontrar en la campaña de otros candidatos, por ejemplo en la de Gina Parodi con ese morado que alguien dirá que es púrpura para gomelizar tan fúnebre elección cromática, y ese logo de las gafitas en forma de "gp". Más que ironía gráfica lo que hay es una miopía involuntaria, una lisura del pelo y de ideas que no logra ocultar por más photoshop que se le meta. Otra dosis de absurdo también hay en el logo del partido del candidato Petro, de los autollamados Progresistas, que parece una señal de tránsito de una oreja para subir a un puente rodeado de un prado multicolor, muy simbólica la cosa, puro arte programático, pero sosa y descuidada en factura, proporción y con un tipografía tan pobre que parece hecha por los mismos contratistas que Petro supuestamente denunció. Por su parte Peñalosa ni siquiera existe en términos gráficos y esto dice mucho de una campaña de bajo perfil en cuanto a imagen pero de altísimo impacto en lo que a maquinaria y clientelismo se refiere, una empresa donde el sigilo ha sido una estrategia primordial para lograr la victoria del Partido Uriberde este domingo.
 
 
Hubo un momento en que la campaña de "Aurelio" pasó de una fase potencial a una fase afirmativa, cambió el "¿Aurelio?" por el "¡Aurelio!", al aparecer el candidato la expectativa fue reemplazada por la descripción, como sucede en las películas de terror cuando muestran el monstruo y lo que era intriga se convierte en solución. Sin embargo, el diseño gráfico ha compensado la aparición del candidato con la forma como aparece: la imagen del Aurelio está trabajada en blanco y negro, a partir de trazos de dibujo, de fuertes gestos de lápiz que se cruzan y entrecruzan y enfatizan las posiciones marcadas del candidato, una forma elegante de integrar forma y contenido, que sumada a una acertada economía de recursos y a un calibrado orden tipográfico, destaca de lejos sobre las otras campañas. Estos aciertos se extienden a la página de internet y las vallas.
 
 
 
Votaré por Aurelio, por su diseño gráfico, no por el candidato, la dosis de autoengaño no me da para pensar que lo hago por el partido. Y sí, claro, perderé en términos políticos, pero en lo estético mi candidato ya ganó.
 
 
 
 
 
 

Comentarios (15)

Gustavo Adolfo

27 de Octubre

0 Seguidores

La página de Aurelio parece inspirada en las páginas amarillas de publicar, ...+ ver más

La página de Aurelio parece inspirada en las páginas amarillas de publicar, hasta sentí olor a directorio.

LARV

27 de Octubre

0 Seguidores

de quienes diseñaron:
http://www.elmonocromo.com/blog-cat/contaminacion-...+ ver más

de quienes diseñaron:
http://www.elmonocromo.com/blog-cat/contaminacion-visual/
Es importante recordar también que esa manía de Luna la heredó de Peñalosa, que como buen enemigo de la libertad se la pasa ofuscado porque la gente vive las cosas que hay en los afiches y volantes, pero no vive en sus andenes porque ahi ya no hay qué hacer sino caminar como condenados al patíbulo ...

milbarras

28 de Octubre

0 Seguidores

Sin duda la campaña de Aurelio tiene la mejor propuesta gráfica.
La sobr...+ ver más

Sin duda la campaña de Aurelio tiene la mejor propuesta gráfica.
La sobreactuada y arribista participación de David Luna en este asunto lo hizo perder muchos votos, al tornar su campaña en un tema personal, o por lo menos al no ser ecuánime, cuando no desmontó afiches de candidatos al Concejo o JAL de su propio partido.

Felipe-AE

28 de Octubre

0 Seguidores

1. No sabía lo del performance descontaminante de David Moon.
2. Con el b...+ ver más

1. No sabía lo del performance descontaminante de David Moon.
2. Con el billete que tenían ¿Qué ha hecho la campaña de Peñalosa con la publicidad? ¿Se la gastaron toda en el comercial de las bicicletas la bailada del aserejé?
3. ¿Un burro? Pensé que el de las orejitas era el otro Aurelio, Cheveroni.

Kether

28 de Octubre

0 Seguidores

Creo que Lucas se equivocó. No es un burro, efectivamente es Aurelio... Cheve...+ ver más

Creo que Lucas se equivocó. No es un burro, efectivamente es Aurelio... Cheveroni (excepto que exista dicho burro, pero he visto toda la publicidad del Polo, y no.)

Bat

28 de Octubre

0 Seguidores

Así es, el mismísimo Aurelio Cheveroni, pero la confusión es comprensible.....+ ver más

Así es, el mismísimo Aurelio Cheveroni, pero la confusión es comprensible...

Bat

28 de Octubre

0 Seguidores

Esto es lo que yo llamo un "voto responsable". Uniandes presente, presente, pr...+ ver más

Esto es lo que yo llamo un "voto responsable". Uniandes presente, presente, presente.

harriarq

28 de Octubre

0 Seguidores

Los pobres del Polo van a dejar perder esa platica votando por Petro, Aurelio ...+ ver más

Los pobres del Polo van a dejar perder esa platica votando por Petro, Aurelio quedará empeñado con el partido.

Kathy Porto

29 de Octubre

160 Seguidores

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos t...+ ver más

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos tenía abandonados- es creativo,brillante.Me encantó.

Kathy Porto

29 de Octubre

160 Seguidores

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos t...+ ver más

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos tenía abandonados- es creativo,brillante.Me encantó.

Kathy Porto

29 de Octubre

160 Seguidores

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos t...+ ver más

Todas carecen de una propuesta gráfica contemporánea.Pero su ejercicio-nos tenía abandonados- es creativo,brillante.Me encantó.

Camo76

30 de Octubre

0 Seguidores

No es tan original como parece:
http://www.idsnews.com/blogs/weekendwatche...+ ver más

No es tan original como parece:
http://www.idsnews.com/blogs/weekendwatchers/?attachment_id=7741

Jorge Andrés Ortigoza Ulloa

06 de Noviembre

0 Seguidores

Bueno sería que nos dijera que condiciones debe tener el espacio público par...+ ver más

Bueno sería que nos dijera que condiciones debe tener el espacio público para que atraiga a la gente, cosa que no se encuentra en la ciudad y sí en los afiches de Aurelio -además de graffitis y todo tipo de arte urbano-.
Me parece -si no mire el segundo comentario, el de LARV- que muchas veces su elección política supera la razón de sus comentarios.
El ornato que eligió Peñalosa sólo sirve para caminar. Muy discutible. Igual, yo sé que en esto pierdo, porque no se del tema de estética como usted, sólo soy un aficionado a la arquitectura y paisajismo y mis comentarios no superan el orden de opiniones.
Ahora, que la campaña política del polo sea arte urbano lo pongo en interrogante.
Para usted sí lo es, ya sea por la elección cromática -amarillo polo valga decirlo, no un purpura gomelizante como el de Gina-, o los excelente trazos en lápiz, o que decir de la ironía -más bien bajeza- de usar media cabeza de los otros candidatos, en clara burla. O un burro o Aurelio Cheveroni.

Las historias más vistas en La Silla Vacia