Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 14 de Febrero de 2011

2513

13


Sobre su última entrada , eso entendía yo: era un cerco. Trabajo en el Palacio de Justicia y soy profesor de cátedra en una universidad que queda en el centro.  A pesar que no vivo muy lejos (barrio Rafael Núñez), debo inventar cada día cómo entrar al centro (creo que conozco calles de Galerías y Teusaquillo que no aparecen ni en Google Earth).  Los viernes es el día pesadilla.  He demorado, gracias al cierre de la séptima por al fantástico Septimazo, 45 minutos en subir en carro entre la salida del palacio de justicia y la carrera cuarta.  Claro, bobo uno que trae carro, en vez de salir de noche con libros y portátil a la estación de San Victorino o caminar hasta la calle 26 (o más allá) rogando que un taxi lo lleve (¿un colectivo?, ¿un bus?, ¡ja!, me rinde más a pie). 

Súmele que el bloqueo es promovido por el gremio amarillo (no solo el Polo, sino los taxis).  Cuando salgo de la casa en la mañana y quiero tomar un taxi, debo convertirme en un vendedor más encantador que José Simón (y yes, y otra vez yes), para promocionar mi destino hacia el centro: “mire, que le tengo la ruta”, “que por la 19 subiendo es suave”, “que voy tarde y me van a echar”, etcétera, etcétera. Luego de mendigarle a no menos de cuatro taxis que cuando les digo "Palacio de Justicia" solo les falta coger el intercomunicador del radio para preparar una asonada de taxistas, logro subirme a uno, no sin antes armarme de paciencia, pues el taxista —con razón, por supuesto—, lanza su perorata sobre las dificultades de entrar al cerco y el problema de poder salir.  Cuando me bajo del carro, no sé si pagarle la carrera o indemnizarlo por los perjuicios causados.

Todo tiende a empeorar cuando antes se las cinco salgo volado a dar clase en la universidad y a pesar de que se trata solo de unas cuantas cuadras tengo el tiempo medido, entonces debo convertirme en predicador de testigos de Jehová para lograr que un taxista se le mida a hacerme una carrera mínima centro arriba. Claro, los fanáticos de la vida saludable me dirán que por qué no me subo a pie.  Primero, la clase es en la mitad del cerro y para esa trepada tendría que irme mínimo en sudadera. Segundo, no me quiero arriesgar a que me roben hasta las medias una vez pase la librería Lerner y entre al territorio hostil del Parque de los Periodistas.

Hace unos días, una amable mujer vestida por la Alcaldía de "naranja movilidad" me entregó un mapita en el cambio de semáforo de la séptima como 36, con los desvíos por el “cierre de la séptima por obras de” Transmilleno.  Bueno, pensé, ahora sí en el Palacio de Justicia entenderán por qué insisto en que de ahora en adelante deberé trabajar desde la casa, al menos podré acompañar a mi perro y tenerle comidita lista a mi esposa en la noche (quien, por supuesto, no trabaja en el centro). El día que hagan ese anunciado cierre, tendrá que escribirse la segunda parte de la Historia del Cerco de Lisboa.

Lo siento, usted no me conoce, necesitaba desahogarme con alguien, quién le manda a escribir textos que evocan la furia bogotana…

Comentarios (13)

LaParada

14 de Febrero

0 Seguidores

No puedo estar mas de acuerdo con lo que aquí se describe. De verdad mi más ...+ ver más

No puedo estar mas de acuerdo con lo que aquí se describe. De verdad mi más sentido pésame, debe llenarse de paciencia y de fortaleza para enfrentar su realidad día a día. Su cotidianidad se convierte en una odisea, llegar a su oficina, y regresar a su casa lo deben cansar más que su mismo trabajo.
Yo me pregunto: ¿ Cómo, bajo estas condiciones pretenden arrancar con las obras en la 7ma,,,,?

AnaAldana

15 de Febrero

323 Seguidores

Creo que esa es la historia de muchos.
Mi hija de 2 años va a uno de los Jardines Infantiles más cercanos a nuestra casa, solo para evitarle los trancones diarios, y aun así a veces demora más de 40 minutos (caminando son 20) en llegar a la casa. Y lo peor, los viernes la ruta sale más temprano de Jardín para poder traer a los niñoas a sus casas a tiempo.
La pregunta es: cómo nos vamos a organizar los residentes, comercios, oficinas y universidades del centro para evitar que continuen aislandonos y perjudicandonos?

Creo que esa es la historia de muchos.
Mi hija de 2 años va a uno de los Jardines Infantiles más cercanos a nuestra casa, solo para evitarle los trancones diarios, y aun así a veces demora más de 40 minutos (caminando son 20) en llegar a la casa. Y lo peor, los viernes la ruta sale más temprano de Jardín para poder traer a los niñoas a sus casas a tiempo.
La pregunta es: cómo nos vamos a organizar los residentes, comercios, oficinas y universidades del centro para evitar que continuen aislandonos y perjudicandonos?

Jeinzu

15 de Febrero

0 Seguidores

Buena pregunta. ¿Alguien sabe si ya existe alguna solicitud a la Alcaldía o ...+ ver más

Buena pregunta. ¿Alguien sabe si ya existe alguna solicitud a la Alcaldía o algún grupo que se esté organizando para presentar las quejas y presionar? Me pareció leerle a Kalmanovitz esta semana que él es parte de un grupo que está protestanto las próximas obras en la carrera séptima.
En definitiva, ¿qué hay que hacer? Yo me le apunto.
Por cierto, esta es la columna de Kalmanovitz: http://www.elespectador.com/impreso/columna-250706-no

Jorge Andrés Ortigoza Ulloa

15 de Febrero

0 Seguidores

La solución se llama transporte masivo. Algo se tiene que hacer en el centro....+ ver más

La solución se llama transporte masivo. Algo se tiene que hacer en el centro.
PD. Use bicicleta. De la 147 a la 72 me demoro 20 minutos. (Herencia de Peñalosa).

carsua

16 de Febrero

0 Seguidores

Vivo en los alrededores del parque de los periodistas y me conozco a todos eso...+ ver más

Vivo en los alrededores del parque de los periodistas y me conozco a todos esos pobres desgraciados que duermen en los andenes de la cuadra, debo decir que hasta a veces siento que me cuidan, un domingo uno de ellos me previno de uno de esos rateros que abundan en ese basurero que montan a modo de mercado los domingos en el parque de los periiodistas...Y sí, cómo se sufre tratando de convencer a un taxista para que vaya al centro. Una vez uno me hizo bajar cuando ya había guardado bolsas de mercado en el baúl del carro y me había acomodado en el asiento de atrás con otras tantas, una putería.

Johannes

17 de Febrero

0 Seguidores

Ese "mercado de las pulgas" es, como usted lo describe, un basurero donde toda...+ ver más

Ese "mercado de las pulgas" es, como usted lo describe, un basurero donde toda esa gente lo único que hace es reunirse a vender mugre y a volver m... el parque de los periodistas (que ya de por si, siempre es asi). Alguna vez alguien me dijo que el parque de los periodistas hace parte de la localidad Santa Fe, y que la autorizacion para ese esperpento la da la Alcaldia menor de Santa Fe, y por tanto los habitantes de La Candelaria, muchos de los cuales vivimos aqui por amor al barrio y no por necesidad, tenemos que aguantarnos. Ese mercado es un nido de hampones y una verguenza con los visitantes nacionales y extranjeros que deciden venir a La Candelaria en un dia tan importante como es el domingo. Sinceramente, yo esperaba que los encargados de la remodelacion del Hotel Continental y la construccion de la nueva torre de apartamentos movieran sus influencias para mejorar ese sector, pero por lo visto, las cosas no van a cambiar por mas vivienda de estrato medio-alto que construyan.

Colombiano lejo...

17 de Febrero

0 Seguidores

Estudie, viví y caminé por el centro de Bogotá gran parte de mi vida. Desde...+ ver más

Estudie, viví y caminé por el centro de Bogotá gran parte de mi vida. Desde el barrio Egipto, hasta los Martires, en algún momento pase por alguno de sus rincones. Sé lo dificil que es el transporte en el sector. Sin embargo creo que a estas alturas de la vida en Bogotá, y con los problemas que han habido SIEMPRE de movilidad y demás...no le doy espacio a la quejadera, y pienso que uno mismo -ya que el gobierno de turno falló- debe "rebuscarse" la manera de solucionar su problema. Al señor del artículo, le recomendaría que invierta ese dinero y energía que gasta en taxis, en un moto, o incluso una bicicleta. Es una solución muy sencilla, que puede aplicar para TODOS los comentarios que han habido sobre este artículo. El tiempo de quejarse y de esperar que sucios candidatos lleguen a poder para solucionarnos los problemas a los Colombianos...se ACABO!!Como buenos Colombianos, hay q rebuscarse la solución y dejarse de quejar y echarle la cupa al gobierno de nuestra suerte!

SGGOMEZH

17 de Febrero

0 Seguidores

Yo me pregunto, que diran las personas que tan mal hablan del alcalde cuando d...+ ver más

Yo me pregunto, que diran las personas que tan mal hablan del alcalde cuando dentro de unos meses se terminen las obras y se demoren la mitad del tiempo que tardaban en transportarse? es que acaso no ven que estas obras que transitiriamente nos afectan son realmente necesarias y que nos mejorarn la calidad de vida por mucho mas tiempo que lo que demoran las obras? lo que pasa es que como estamos en un año electoral tienen que buscar como acabar con el nombre de quien nos gobierna para montar a quien saba quien.

Jorge Andrés Ortigoza Ulloa

17 de Febrero

0 Seguidores

Le recomiendo a usted y al comentarista anterior escribir en minúsculas.
...+ ver más

Le recomiendo a usted y al comentarista anterior escribir en minúsculas.
Escribir en mayúsculas es igual al grito en una conversación "normal".
Ahora, unas obras con año y medio de retraso, con el doble del costo normal, y además, que no incluye todos los proyectos civiles y arquitectónicos contemplados son fácilmente reprochables.

Kether

17 de Febrero

0 Seguidores

Aunque fuera culpa de antiguas administraciones, que se supone fueron las que ...+ ver más

Aunque fuera culpa de antiguas administraciones, que se supone fueron las que firmaron contratos (por ejemplo, con el grupo Nule), este alcalde no ha tenido pantalones para nada. Acaso, ¿la inseguridad también la heredó de las anteriores administraciones?, ¿acaso Peñalosa llevó a cabo todas las obras al mismo tiempo? La inseguridad ha aumentado en cantidades alarmantes, y que las obras sean necesarias no se niega, pero ¿todas al tiempo? Por el afán de hacer y no quedar como el alcalde que no hizo nada, le salió todo al revés.
Algunos votaron por Samuel porque prometió metro, otros, por ser nieto de Rojas Pinilla, otros, porque era del Polo, y otros, porque Peñalosa no ganara (por ir contra Uribe, más que nada). Al fin y al cabo nada: El Metro no es viable hacerlo; irónicamente, vino a deshacer lo que el abuelo había hecho (como los puentes de la 26), que sea del Polo, ya sabemos lo caído que está el partido, y no se les haga raro si el próximo alcalde vuelve a ser Peñalosa.

mauricioleft

17 de Febrero

0 Seguidores

la gente del resto del pais, esta cansada de la quejadera y de los problemas d...+ ver más

la gente del resto del pais, esta cansada de la quejadera y de los problemas de Bogota, en este portal al igual que en los noticieros y periodicos solo se traumatizan con noticias de Bogota y con lo que le pasa de malo a la gente de Bogota....sera que el resto del pais y sus ciudadanos son INVISIBLES....

Marco Ramos

18 de Febrero

0 Seguidores

La vida es díficil sí, pero no para atribuirle al Gobierno todos los males, ...+ ver más

La vida es díficil sí, pero no para atribuirle al Gobierno todos los males, el profesor está haciendo una caricatura válida, pero no es tan complicado llegar al centro; además como lo anotan otras personas siempre hay alternativas.
Es como si atribuyéramos la lentitud en la justicia a que algunos funcionarios de esa rama tienen dificultades en la movilidad, pero siempre habrá excusas para no hacer lo que cada uno debe hacer.

El Comentador M...

18 de Febrero

0 Seguidores

A mi pasa exactamente lo mismo, pero jamás hubiera podido expresarlo con tant...+ ver más

A mi pasa exactamente lo mismo, pero jamás hubiera podido expresarlo con tanta claridad. Voy a imprimir esta entrada y la voy sacar todos los fines de semana para contarle a mis amigos lo que me toca vivir a diario. Eso sí, le metería un poco más de furia a los amarillos: que si tiene suelto, que la 19 no sé que, que la salida, que la entrada, que la loma de la sexta... Si no les gusta ese trabajo que se busquen otro.

Las historias más vistas en La Silla Vacia