Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 17 de Octubre de 2010

6178

29

El pasado martes en la entrega en Bogotá del Premio Nacional de Periodismo hubo dos categorías que se obviaron: “Mejor Editor” y “Mejor entrevista de radio cultural”.

En la primera categoría el ganador indiscutible sería Roberto Pombo, editor del periódico El Tiempo. En la segunda el premio se lo llevarían, de lejos, Mario Alcalá y Rafaél Rojas de Cinema W, de W Radio, por su entrevista a Rubén Mendoza, director de la película La sociedad del semáforo; y recibiría una mención de honor el equipo de apoyo de Caracol Radio, liderado por Gustavo Gómez y Cesar Augusto Londoño.


1. Mejor Editor

El trabajo de Pombo, posiblemente titulado Batalla de tigre y burro amarrado, se destacó por el increíble desdén del editor ante las cuatro cartas que le cursó el arquitecto Willy Drews donde reclamaba por “la incompetencia y la mediocridad” mostrada una y otra vez en la columna semanal de Grandes Pensadores de la Ciudad. Drews, en una de las misivas, le decía a Pombo que “si revisas la columna en mención, compartirás conmigo un sentimiento de vergüenza. En mi caso, ajena”. En otra carta mostraba cómo, a partir de los continuos errores y omisiones, el periódico “genera desinformación y va produciendo una falsa historia de nuestra arquitectura”.

A este clamor del veterano arquitecto se sumaron otros arquitectos entre ellos Felipe González-Pacheco, Eduardo Angulo con advertencias y correcciones similares y Carlos Morales con un agudo símil donde mostraba que si esos “errores notables” e “inexactitudes” se presentaran en un artículo sobre el periodismo, el gremio de los comunicadores protestaría en legión: “haría manifiesta su molestia y su sorpresa ante la ignorancia y falta de rigor profesional de quien la escribe”.

Drews, luego de su cuarta y última misiva, resignado e impotente ante la displicencia del periódico y algo molesto por la descortesía que mostró Pombo al no darle trámite a ninguna de sus cartas, describió su pelea contra ese coloso, ese “fantasma de la desinformación”, diciendo que se trataba de una “batalla de tigre y burro amarrado” y terminaba su lacónica comunicación con un “Cordial saludo”, firmado “El Burro Amarrado”.

Gracias al lobby de la Sociedad Colombiana de Arquitectos se logró una reunión con Pombo que dio muestras de una magnanimidad  ampulosa para recibir las críticas y una disposición algo aletargada para enmendar los errores cometidos; además se establecieron unas pautas de supervisión para que, dada “la incompetencia y la mediocridad” mostrada por el periódico, no sea El Tiempo mismo quien se tome el tiempo para escribir lo que “debes saber” sobre la “historia de nuestra arquitectura”.

Después de la reunión la presidenta de la sociedad colombiana de arquitectos, sección Bogotá y Cundinamarca, Ximena Samper, comunicó —además de comunicar que tiene una redacción muy pobre— que: “Agradecemos a el periódico su apertura y deberemos buscar esta y otras maneras donde desde la arquitectura podamos ser parte de la noticia cotidiana y positiva, con la exactitud y rigurosidad que lógicamente debe ser, ellos están totalmente abiertos a ello.” Willy Drews, por su parte, prefirió en aras de una connivencia muy rola, dejar al tigre como tigre y al burro como burro y terminó su quinta y última carta pública sobre este episodio con una empastelada moraleja: “Como en las fábulas de Esopo y en las películas de Disney, al final el tigre y el burro amarrado se dieron la mano. Y colorín colorado.”

¿A quién le cabe duda de que estamos ante un editor de categoría, digno del premio a mejor editor: Roberto Pombo, editor periódico El Tiempo?  Que la calidad de los lectores esté tan por encima de la del editor de un periódico sólo tiene una explicación: al editor, y a sus editores delegados, El Tiempo no les da tiempo ni para leer; quizá el nuevo diseño del periódico, tipo blog, los tiene un poco atolondrados. O tal vez El Tiempo no sea ya un periódico para leer sino para hojear: poco importa la horizontalidad de la lectura, mucho importa la transversalidad de la mirada, esto es garantía para los anunciantes de que su publicidad será vista; el resto, el contenido, por ejemplo, la columna Grandes Pensadores de la Ciudad, es sólo una sección de texto que evita que los anuncios queden todos pegados y apelmazados sin respiro. En otras palabras, se crea una sección de arquitectura para poner anuncios de los edificios y urbanizaciones propios de la “arquitortura” colombiana, y para darle glamour a la publicidad que por proximidad queda emparentada con una supuesta “experticia” editorial. El periódico construye sus contenidos se manera tan precaria que basta una mirada atenta para verlos como lo que son: material de relleno sobre el que se construye no una casa sino un palacete editorial que se lucra a costa del maltrato a un bien público: la información.



2. Mejor entrevista de radio cultural

El trabajo de los periodistas Alcalá, Rojas et al se tituló La sociedad del micrófono. La entrevista de los dos periodistas se caracterizó por no dejar hablar al entrevistado y por arropar el mediocre desempeño de su labor bajo la solemne banalidad de creerse unos profesionales del entretenimiento.

Alcalá asumió que por pagar los “$11.000 que me costó la boleta” se podía atribuir el rol de cliente insatisfecho que representa a un conjunto informe de espectadores perplejos ante este “cine de autor”  que también “pagaron por ver esa película”. Rojas le pedía al director que le explicara porqué la película carecía de “introducción, nudo y desenlace”, además de exigir un final perfecto donde todo, como en ciertas películas, cuadra (o se descuadra siendo el caso del semáforo y al final todos quedarían contentos con el "happy ending").

A lo largo del programa se vio como ninguno de los dos periodistas investigó o tuvo interés por cómo había sido hecha la película, su peculiar casting, o sobre las vicisitudes del rodaje, por ejemplo el video hecho para obtener fondos en el exterior: “A quarter gringo!, Fuking' frienchies we need money”. En cuanto a la película los dos integrantes de La sociedad del micrófono fueron insensibles ante algunos de los aciertos de La sociedad del semáforo; por ejemplo, fueron incapaces de valorar la caracterización del personaje principal, un marginal que oscila entre la nobleza y la malparidez, entre la sapiencia y la viveza, entre el vicio y la lucidez, entre el retraimiento y la acción, un retrato amoral de un desplazado que cumple con lo que promete la sinopsis de la película: “Raúl Tréllez, dios del mugre, el único, el irreparable, un reciclador enajenado por la terquedad, la libertad absoluta y los caramelos, está empeñado en lograr con sus pocos conocimientos e improvisados dispositivos, que la duración de la luz roja del semáforo pueda ser controlada por él, el tiempo que quiera, para poder montar actos más largos entre malabaristas, lisiados y vendedores ambulantes y otros habitantes de un cruce de calles. En medio del delirio y la fantasía, el halo circense que recubre sus vidas se va convirtiendo en una sinfonía al desespero, a la desesperanza y a la anarquía.”

Al final de la emisión de Cinema W los dos opinadores le deseaban a Mendoza “éxito con su película” y “buena suerte”, un gag que dada la torpeza de la entrevista, o de la autoentrevista, era más un amaneramiento que fluctuaba entre lo cínico y lo culposo. “Hipocresía rola jarta” la llamó Mendoza en uno de esos minúsculos instantes en los que se le pudo oír tras la “tiranía del micrófono” de los dos entrevistadores que nunca le permitieron a su entrevistado hablar sin interrupción sin callarlo intempestivamente una y otra vez. Por increíble que parezca, al final de su letanía amonestadora estos dos “chupas” culturales, llegaron a decir en coro y a los alaridos a su invitado: “mejor dedíquese a otra cosa”.

Días después el equipo de apoyo de Caracol Radio, liderado por Gustavo Gómez y Cesar Augusto Londoño, hizo mofa del rifirafe entre los supuestos entrevistadores y su entrevistado en un segmento que titularon Boxeo Cultural Fílmico: Polémica radial alrededor de la película "La sociedad del semáforo", protagonizan los expertos Mario Alcalá y Rafael Rojas con el realizador Rubén Mendoza . Se lo tomaron de forma tan deportiva que Gómez eufórico, cual recreacionista, dijo que este tipo de encuentro podía ser incluido como modalidad dentro de los “juegos panamericanos”, Londoño ripostó que daba para ser “juegos especiales", Gómez asimiló el chiste flojo con un silencio cómplice (ambos comentaristas al parecer asocian arte y cultura con retraso mental, ¿sufrirán de retraso intelectual?).

El chispazo de la puesta en escena sonora de los opinadores de Caracol pasó muy pronto de lo risible a lo patético cuando los periodistas acojonados e incapaces de juzgar la torpeza de sus colegas periodistas, o de hacer periodismo sobre el periodismo, inclinaron tanto la balanza de su mofa que revelaron su objetivo: proteger al “experto” “Marito” Alcalá. Al final Londoño cantó un empate de los jueces pero le dio la victoria a Alcalá, se congració con él porque también había pagado la boleta y como no colmó sus expectativas, con toda la “objetividad” de que fue capaz dijo que se perdió una “gran oportunidad de hacer una muy buena película”, y concluyó con insufrible elocuencia: “Mendoza quedó noqueado”.

Es claro que entre periodistas no se pisan los micrófonos y resulta diciente que en la jerga usada por la manguala de la sociedad del micrófono alias “Marito” corresponda a Mario Alcalá. “Marito” trabajó por un tiempo como cargamicrófonos de ese otro pequeño gigante llamado “Julito”, a quien parece querer emular a toda costa, poco importa si se lleva al periodismo (y a la cultura) por delante. Es tanto el arribismo mimético de Alcalá, su afán por ser el avatar de Julio Sánchez Cristo —o al menos de Gómez—, su necesidad desaforada de camuflar con una voz culta la medianía y ramplonería de su sapiencia, que su foto de perfil en Facebook es una autoironía involuntaria: en ella posa delante del cliché más grande del cine: el Premio Oscar. Cómo le serviría un Premio Nacional de Periodismo a este supuesto crítico arrastrado hasta el fondo de la cloaca de la cultura radial.

En la emisión de Boxeo Cultural Fílmico los opinadores de Caracol hacían mención al grupo de Facebook Pedimos que Mario Alcalá se disculpe con la Sociedad del Semáforo pero no daban muchos detalles, omitían decir que esta iniciativa contó con más de doscientos integrantes, muchos comentarios y un moderador atento que borraba los apuntes desmedidos… Aun así la cuenta fue cerrada. Al respecto Alcalá, en su página, decía a los cuatro vientos y en mayúscula que “en ese mismo grupo se me AMENAZA DE MUERTE”; una generalización falaz, un comentario cobarde, tal vez fue él quien denunció al grupo o el que se autoamenazó para pasar de victimario a víctima y así camuflar la estrellada que se pegó en su gula de estrellato; una astucia nada extraña en Alcalá que sí se disculpó en su siguiente programa de Cinema W, pero con los oyentes y los directivos de la emisora —al menos de forma tácita— y de nuevo ignoró olímpicamente al entrevistado, otro abuso más.

En todo caso la Mención de Honor al equipo de apoyo de Caracol Radio no borra de la memoria esa ocasión de epifanía —rara en periodismo— cuando hace unos años Cesar Augusto Londoño tuvo un ataque de sinceridad y arrojo con el asesinato de Jaime Garzón y despidió la emisión así: “Y hasta aquí los deportes… país de mierda”. Pero esa es la misma sinceridad que ahora, tarado por la endogamia periodística, él y sus colegas no le reconocen a La sociedad del semáforo y a sus personajes (tan similares al Heriberto de la Calle de Garzón).

Cabría decir “felicitaciones a los ganadores y resignación al grupo de perdedores (cada uno de los lectores y oyentes de estos campeones de la prensa)”, y sin embargo en el fondo no queda más que estar agradecidos: con estos episodios el público fue espectador en primera fila de la soterrada lucha de egos y poderes en la que se pierde la generosidad y el altruismo imparcial que debería caracterizar a todos aquellos que se dedican a la "más bella profesión del mundo".

Comentarios (29)

d_assaf118

17 de Octubre

0 Seguidores

ushhhh una entrada visceral y sin tapujos. Igual, estoy de acuerdo, a mi tambi...+ ver más

ushhhh una entrada visceral y sin tapujos. Igual, estoy de acuerdo, a mi también me fastidian los snobs culturales que se hacen pasar por la última palabra sobre un tema cultural. Lástima por el director de la película, no se debió desgastar con severos pelmazos, le ha debido colgar y ya.

Javier Díaz

18 de Octubre

0 Seguidores

Alcala se tomo muy enserio su derecho a opinar y lo convirtió en derecho a in...+ ver más

Alcala se tomo muy enserio su derecho a opinar y lo convirtió en derecho a insultar.

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

No hay sino que mirar la escuela de la que viene. Julio Sánchez Cristo es la ...+ ver más

No hay sino que mirar la escuela de la que viene. Julio Sánchez Cristo es la persona más subjetiva a la hora de entrevistar a sus víctimas. Su alto "rating" se debe solamente a su voz y al morbo de los oyentes.

Javier Díaz

18 de Octubre

0 Seguidores

Donde dejo a Pachito Santos?, por lo menos que el nombre del premio sea: Premi...+ ver más

Donde dejo a Pachito Santos?, por lo menos que el nombre del premio sea: Premio Nacional de Anti-Periodismo Pachito Chiquito en memoria de alguien que nunca llenara el puesto de periodista.

Bat

18 de Octubre

0 Seguidores

Sí es la más bella profesión del mundo. Qué lástima: de tantos excelentes...+ ver más

Sí es la más bella profesión del mundo. Qué lástima: de tantos excelentes profesionales del periodismo que hay en nuestro país, ganan comentario los que menos lo merecen.

Kathy Porto

18 de Octubre

154 Seguidores

ADEMÁS MALTRATAN el idioma.Desde Mockus hacia todos los lados,columnistas Bog...+ ver más

ADEMÁS MALTRATAN el idioma.Desde Mockus hacia todos los lados,columnistas Bogotanos y periodistas periodistas como dice la inefable Vicky,se ha puestos de moda el adverbio claramente. Claramente tal cosa y claramente la otra.Bellamente etc..Son horribles muletillas que utilizan para empezar a dar sus sentencias -analisis-,sobre lo divino y humano.Señores: Aprendan primero a hablar y luego opinen.A la Silla con todo su esfuerzo no le diern ninguna menc`´on,cyando todos sabemos que los periodistas periodistas primero leen la Silla antes de salir al Aire.Muy merecido lo de María Elvira Samper.Y lo del Espectador.Pero el periodismo Colombiano está en crisis.

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

Acabas de tocar un buen punto. LaSillavacia es una fuente de primerísima mano...+ ver más

Acabas de tocar un buen punto. LaSillavacia es una fuente de primerísima mano para muchos "ilustres" comunicadores radiales.
En cuanto a lo del mal uso del idioma, a diario se ve en Caracol y RCN radio y televisión, pero principalmente en City TV. ¡Tiempos aquellos!

Kathy Porto

18 de Octubre

154 Seguidores

Mao: Sería: A la Silla con todo su esfuerzo no le dieron ningún premio cuand...+ ver más

Mao: Sería: A la Silla con todo su esfuerzo no le dieron ningún premio cuando todos sabe,os que todos antes de escribir sus columnas o emitir sus maravillosos "analisis",se nutren de la Silla como fuente primerisima de credibilidad y decoro.Pero: " Claramente" no les interesa reconocerlo.Se dieron cuenta de lo feo de esta expresión? "Claramente ",la moda linguística en la Vanguardista Bogotá.

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

Reconocer los méritos de Lasillavacía significaría aceptar que la manera tr...+ ver más

Reconocer los méritos de Lasillavacía significaría aceptar que la manera tradicional de hacer periodismo no es precisamentre la más objetiva.
"Claramente" es una sentencia peligrosa.

apelaez

18 de Octubre

0 Seguidores

A mi mas bien me parece que darle bombo y premios a un medio gratuito es -para...+ ver más

A mi mas bien me parece que darle bombo y premios a un medio gratuito es -para el gremio del negocio del periodismo- el equivalente a pegarse un tiro en el pie

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

Mmmh.
Creo que esa podría ser la razón de más peso. Excelente punto....+ ver más

Mmmh.
Creo que esa podría ser la razón de más peso. Excelente punto.

Kathy Porto

21 de Octubre

154 Seguidores

21 octubre - 8:18 am
El hecho de que los premios como todo "Premio" tenga ...+ ver más

21 octubre - 8:18 am
El hecho de que los premios como todo "Premio" tenga sus bemoles,no demerita lo que ha logrado el Espectador despues de tantas afrentas recibidas.Si la Linea del Espectador apoya y estimula a sus columnistas,investigadores,caricaturistas,etc y los contrata,el "premio" en plural lo Ganó el Espectador y esto como afirma Juanita les preocupó a los del Tiempo.Lo que no comprendo es porqué Apelaez en la nota de Lospina afirma que los periodistas no pueden premiar un medio "Gratuito",como La Silla.La Silla per se no es gratuita.Quienes ocasionalmente pautan deben pagar.Es la Generosidad de la Silla brindar información sin sesgos,aún a costa de la no Pauta.Pero Gratuita no es.Está tratando de captar pauta.Si creo que independiente de eso,no se premio el esfuerzo de la Silla:Merecía el premio a un medio independiente,coherente,ético,y a sus integrantes que actualizan en medio de toda clase de desafíos una página ágil,novedosa y contundente en la investigación y el Analisi

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

No veo porqué la crítica, si en nuestro país contamos con excelentes period...+ ver más

No veo porqué la crítica, si en nuestro país contamos con excelentes periodistas que ayudan a reinventar nuestro idioma con términos nuevos, como "amaravillado", o dando muestras de su incontrovertible objetividad, al revelar que Colombia es un "país de mierda".
Pero lo mejor es que ya no necesitamos "trailers" de las películas colombianas, porque no faltan los profesionales que generosamente utilizan los micrófonos para contarnos el final.

andante15

18 de Octubre

0 Seguidores

Bueno, no podría añadir mucho sobre lo indignante de estos incidentes de "ej...+ ver más

Bueno, no podría añadir mucho sobre lo indignante de estos incidentes de "ejercicio del periodismo". Lo de Pombo, Julito y sus émulos tiene poco que ver con el periodismo y mucho con el atropello en aras de la sintonía. Estos personajes creen que el abuso equivale a la autoridad profesional y ni les mosquea la ineptitud porque sus afanes son mercantiles y políticos.
Cada medio tiene uno o varios colaboradores ineptos, que paradójicamente son también prolíficos, permanentes y tienen su propio comité de aplausos, algunos, como Pombo llegan a la cima montados en parentescos e influencias. Julito si tiene algo de audacia y talento, pero sus aportes de hacer noticieros en FM y de entrevistar a personajes casi inaccesibles terminaron opacados por sus tribunales de inquisición al aire (o juicios populares revolucionarios?), su dogmatismo y sesgos políticos. Se nota que Alcalá creció a la sombra de Julito, pero del lado sombrío.

Felipe-AE

18 de Octubre

0 Seguidores

En estos premios, el siguiente episodio protagonizado por (no podía ser otro)...+ ver más

En estos premios, el siguiente episodio protagonizado por (no podía ser otro) el equipo de Noticias RCN merece una mención de honor: http://www.youtube.com/watch?v=-Lh0_JDdz0Y&feature=fvw
A semejante mérito periodístico hay que agregarle este impecable, ingenioso, dramático y especialmente solidario trabajo de posproducción: http://www.youtube.com/watch?v=pS7GmkHjzAA (creo que se inspiraron en la repetición de los goles del domingo)

sancarrizazo

18 de Octubre

0 Seguidores

Respecto a la entrevista al director de "La Sociedad del Semáforo", hace poco...+ ver más

Respecto a la entrevista al director de "La Sociedad del Semáforo", hace poco unos amigos y yo tuvimos la oportunidad de entrevistar a Rubén Mendoza pues queríamos darle una verdadera chance de explicar la visión que tenía de su película, entre otras cosas. El audio tiene algunos problemas en algunas partes, pero si alguien está interesado en escucharlo, aquí está el enlace: http://www.livestream.com/radiopachone/video?clipId=pla_37d081ac-44b5-45...

Mao317

18 de Octubre

0 Seguidores

La verdad fue algo desgastante al principio, aunque aplaudo el esfuerzo.
T...+ ver más

La verdad fue algo desgastante al principio, aunque aplaudo el esfuerzo.
Tal vez sería excelente que hicieran algo con el sonido.

Gustavo Adolfo

18 de Octubre

0 Seguidores

Lucas como siempre escribe una excelente entrada, pero esta vez su escrito pal...+ ver más

Lucas como siempre escribe una excelente entrada, pero esta vez su escrito palideció ante la magnitud de la entrevista que tuvo el acierto de incluir como enlace, escuchar al autor de la obra y a los críticos peleándose es de las cosas mas cómicas que he oído, todo lo que se escribió aquí sobro, si solo hubiera puesto el enlace de la entrevista habría valido la pena, estos tipos de la W que casi piden que les devuelvan la plata y el autor puto porque le critican la obra, gracias Lucas muchas gracias!

Camo76

18 de Octubre

0 Seguidores

Excelente muestra (incluyendo los links de los comentarios) de los profesional...+ ver más

Excelente muestra (incluyendo los links de los comentarios) de los profesionales que nos mantienen "informados". Cual calidad? cual analisis? cual profundidad?
Lo peor es que no les importa. Han hecho eso por anios, siguen haciendolo y lo seguiran haciendo.
Sera que con un portal de internet que critique uno por uno todas las malas practicas a la que practicamente todos los medios nos tienen sometidos a diario, se podra cambiar algo?

David Hurtado

18 de Octubre

0 Seguidores

Independientemente de si se comparta la opinión del blogger, me parece adecua...+ ver más

Independientemente de si se comparta la opinión del blogger, me parece adecuada la forma como cita y referencial el material que critica. Buen periodismo de opinión.

albinoni6

18 de Octubre

0 Seguidores

Simplemente todo este grupúsculo de pseudo periodistas alimentan entre ellos...+ ver más

Simplemente todo este grupúsculo de pseudo periodistas alimentan entre ellos su vanidades y egos; el problema es que el amarillismo que es su mejor escuela VENDE DEMASIADO, y ellos son unos simples esclavos del raiting sin ninguna objetividad y escasa inteligencia. Y para observarlos en su pobre comportamiento solo es hacerles un poco de seguimiento a la sarta de imprecisiones que suelen decir y a su peligroso sesgo informatico.

Karmavega

19 de Octubre

0 Seguidores

Los blogs de Ospina son estimulantes, retadores y originales. Este en particul...+ ver más

Los blogs de Ospina son estimulantes, retadores y originales. Este en particular es además valiente. Y no es precisamente "aquello que los internautas quieren que internet les diga": se demuestra que no tiene uno que mamarse provocaciones como las del difunto blogger (cataléptico, por desgracia) LG Vélez, para estimularse las neuronas y darle corrección política a lasilla.
Me alegra mucho que el gremio de arquitectos se haya hecho escuchar del monstruo autista (como autista se volvió su director Pombo). Lo que me sorprende es que no se hayan dado cuenta de que esos espacios del periódico (las ediciones zonales, los artículos que acompañan a los limitados, los temas técnicos) son de la más absoluta mediocridad y facilismo,del peor nivel imaginable, desde hace muchos años. Y ese cáncer de mediocridad y de importaculismo frente al lector carcome a todo el periódico. ¿O cómo explicarse a un Poncho Rentería o a un Luis Noé Ochoa?

Carlos Gutiérre...

19 de Octubre

0 Seguidores

¿Cuál es el "odjetivo" al hacer su película? Esa primera pregunta merece el...+ ver más

¿Cuál es el "odjetivo" al hacer su película? Esa primera pregunta merece el Simón Bolívar, sin duda. No puede ser más ridícula. Y ¿qué se puede esperar de los "caracoleros", sobre todo el tal César Augusto a quien alguna vez le oí algo como que hablar "mal" de su Manizales lo ofendía tanto como si le hablaran "mal" de su mamá? Por ahí derecho se llega a la madre-empresa-que-me-da-todo- y la madre-universidad-a-la-que debo-lo-que-tengo...
Espíritu de cuerpo, llamaban los nazis a esos comportamientos

Libardo Castro Peña

19 de Octubre

0 Seguidores

Excelente artículo. Interesante esta apuesta de La Silla Vacia a través se s...+ ver más

Excelente artículo. Interesante esta apuesta de La Silla Vacia a través se sus blogeros de hacerle seguimiento al periodismo. Solamente me gustaria agregar que siento cierta complacencia tanto de colegas como de oyentes hacia el periodista Gustavo Gómez, pareciera como si a él no pudiera ser objeto de críticas. Un ejemplo es este artículo: Gómez promueve la "pelea" para salvar de las críticas a sus colegas de La W y dejar a Mendoza como el provocador, sin embargo Lucas Ospina solo cíta a Cesar Augusto Londoño sin hacer mención del verdadero azuzador.

Lucas Ospina

20 de Octubre

28 Seguidores

Libardo: tiene razón, Gustavo Gómez tiene que ver y mucho en ese refiráfe; ...+ ver más

Libardo: tiene razón, Gustavo Gómez tiene que ver y mucho en ese refiráfe; acabo de sumarle a Gómez al texto, algo tarde, lo sé, pero ahí queda el nombre del personaje acompañando a Cesitar. Por cierto, hace unos años también le hice una crítica a una entrevista radial patética liderada por Gómez donde el tipo le hizo el cruce a Carlos Medellín cuando este político —como embajador de Colombia en el Reino Unido— secuestró y censuró una obra de una exposición de arte (Gómez casi que le celebró el acto de censura). Mando el enlace pues estoy de acuerdo que la complacencia mostrada hacia este "comunicador" es nefasta, y la entrevista que sale ahí transcrita es casí tan perversa como la de Alcalá:
http://esferapublica.org/nfblog/?p=1092
Por críticas como la suya, tanto a Gómez como a lo aquí escrito, es que vale la pena leer los comentarios de los lectores de La Silla Vacía, que en muchos casos son anotaciones editoriales, y no solo mero comentarismo deportivo…

Karmavega

19 de Octubre

0 Seguidores

Qué horror. El analfabetismo periodístico, la irresponsabilidad y la falta d...+ ver más

Qué horror. El analfabetismo periodístico, la irresponsabilidad y la falta de respeto con los lectores y con la historia de los responsables de la sección de "pensadores de la ciudad" El Tiempo, sólo puede compararse en magnitud con la mala intención descarada, la deliberada mala leche, la tendenciosidad y la supina ignorancia del periodista de la W en los 20 minutos de manoseo a los que sometió a su víctima y a su cautiva audiencia. Gracias Lucas por dejarnos leer las cartas y oir la entrevista para formarnos nuestra propia opinión más allá de la tuya.

rosgori

19 de Octubre

0 Seguidores

Todos los links a Scrib son privados, ¿que había ahí?

Todos los links a Scrib son privados, ¿que había ahí?

Marleny Barrera López

20 de Octubre

5 Seguidores

Excelente arquitectura la de esta columna, creo que "el burro amarrado" se sintío liberado. Felicitaciones Luis Carlos.
Por esos descuidos imperdonables, no le hice llegar mi comentario por ese hermoso pasaje de una entrada anterior, acerca del encuentro de 3 mineros en Chile, magnífica, también.

Excelente arquitectura la de esta columna, creo que "el burro amarrado" se sintío liberado. Felicitaciones Luis Carlos.
Por esos descuidos imperdonables, no le hice llegar mi comentario por ese hermoso pasaje de una entrada anterior, acerca del encuentro de 3 mineros en Chile, magnífica, también.

Las historias más vistas en La Silla Vacia