Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 04 de Octubre de 2010

4070

18


En Internet hay un sitio llamado donde se puede ver en directo, sin necesidad de hacer descargas, una gran cantidad de series de televisión y una selección cambiante de películas, en este portal es posible encontrar los capítulos completos de Cosmos de Carl Sagan hasta la temporada actual de Mad Men, desde una película de Monty Python hasta La Sirenita. Cuevana parece ser una iniciativa de empresarios de Argentina, algunas series y películas son de ese país y todo está subtitulado al español.

Lo más extraño de este sitio es que todo es gratis, libre, basta instalar una adición al navegador y luego, antes de comenzar a ver lo que se seleccionó, ingresar un código; no sé para qué sea eso, si se trate sólo de un protocolo para la transmisión o si en algún momento me va a llegar una cuenta por todo lo visto; incluso he pensado que tal vez la estrategia de ventas sea igual a la de los vendedores de heróina que ofrecen las primeras muestras gratis y después, con el consumidor enganchado, comienzan a cobrar. La verdad es que hasta el día de hoy este sitio me sorprende, tanto que he hecho, de la manera más ingenua, algo que no hago cuando estoy en Internet: hago clic en la publicidad porque se me ocurre que esta es mi manera de ayudar a que las cosas sigan así, y el sitio pueda seguir como es, sea negocio, piratería o filantropía.

Esta introducción es para hablar de otro portal que también ofrece sus contenidos gratis y por darme más de lo que he pedido sin pedir nada en compensación me ha llevado a lo mismo: hago clic en su publicidad. Sí, se trata del sitio que aloja este texto que usted está leyendo: La Silla Vacía.

La financiación fue uno de los temas tratados en el Primer Encuentro Internacional de Periodismo titulado La Vigilancia del poder que organizó la Universidad Externado de Colombia en agosto de 2009, y ahí, Juanita León, directora de La Silla Vacía, luego de contar cómo su portal se financiaba en su mayor parte con recursos de becas de George Soros y de Open Society Institute, dijo: “En La Silla Vacía estamos comenzando a buscar pauta, ya hay alguien dedicado sólo a eso, pero soy consciente de que el modelo de financiación por publicidad es un modelo que va en contra del periodismo investigativo, porque las empresas —al menos en Colombia donde la economía es tan pequeña— de un modo u otro dependen del Estado. Entonces las empresas nos dicen: “No. Este periodismo es muy polémico… no será que ofrecen algo menos polémico”. Y allí me enfrento a un dilema: en la revista Semana yo tenía el puesto ideal, hacía exactamente lo que quería y si ahora, en La Silla Vacía no voy a poder hacer mejor periodismo del que hacía en Semana sólo para que los anunciantes no les parezca polémico, prefiero volver a Semana y dejar de preocuparme por el enchufe, por la nómina. Tener eso claro ha sido importante y sabemos que la publicidad puede llegar a ser un colchón, no la principal fuente de financiación.”

Y la verdad es que el “colchón” de la publicidad en La Silla Vacía ha sido bastante modesto; como lo es todo este asunto de la publicidad en Internet donde no hay suficientes estudios o certezas sobre su impacto en el consumidor, donde al momento de pautar se prefiere el malo conocido del impreso que el bueno por conocer de lo virtual, donde tal vez no sólo sea la “polémica” lo que espanta al gremio de cacaos e industriales sino que también influye el apego atávico que ellos tienen por el papel y, como muchos seres antediluvianos al diluvio digital, su recelo está en la “novedad” de “la Internet”.

Es diciente el contraste entre la pauta de la versión impresa y la que circula en la red de una publicación como la revista Semana. El periodismo a veces “polémico” que hace esta publicación no parece tener efecto en la pauta de su versión impresa: 50 anuncios mal contados, 35 de ellos de página entera (¿cuánto costará cada uno?) para una edición que promedia la 122 páginas. Por momentos se acumula tanto la pauta que da la impresión de que el contenido cumple con la misma función de los contenidos en televisión: hacer espacio para que no se peguen las tandas de comerciales. Todo un constraste con el portal de Internet de esta publicación donde apenas hay cuatro discretos anuncios. En este, como en otros .com, a veces recurren a cortinas publicitarias que se despliegan cada vez que se abre o refresca una página y que son difíciles de dar de baja: obligan a buscar con afán la cruz de cierre y al menor descache termina uno en un portal de carros, turismo o computadores; una maña molesta para el que lee pero útil para el anunciante que sabe que el consumidor hizo clic sobre su publicidad: “impactó”. Sin embargo, lejos del filisteísmo de acusar a Semana de ser una empresa meramente comercial, basta ver un portal como el de , una iniciativa conjunta de esta casa editorial con la Fundación Ideas para la Paz, para ver que lo que ingresa por un lado tiene una salida digna por el otro (por ejemplo, ¿cuánto de lo que le ingresa al grupo Semana por la revista  financia el periodismo de investigación?). Es tan loable lo que hace Verdad Abierta que este proyecto editorial deja a muchos de los compromisos de otra casas editoriales como lo que son: un remedo de “responsabilidad social”, un infomercial, un ejercicio más de “goodwill” para lavar con el detergente de la filantropía las salpicaduras que deja una desaforada gula comercial.

Si se trata de ver la relaciones entre periodismo de investigación y financiación hay un caso para recordar: el affaire entre el periódico El Espectador y el Grupo Grancolombiano. Entre 1981 y 1982, a raíz de una larga serie de artículos, noticias, informes especiales, editoriales, columnas de opinión y caricaturas publicadas en el periódico, que analizaban y denunciaban el manejo delictivo mezcla de maniobras bursátiles y autopréstamos que estaba haciendo el Grupo Grancolombiano, el pulpo económico decidió cortarle toda la pauta publicitaria al medio. El gesto fue imitado por otros empresarios como una muestra tácita de solidaridad gremial. Al final, los informes del periódico, que apenas eran observados por otros medios, sumados a la crisis financiera de 1983, llevaron al gobierno y a la justicia a tomar cartas en el asunto: el banquero Jaime Michelsen Uribe fue destituido de la dirección del Banco de Colombia, la justicia le dictó orden de captura y el ladrón de cuello blanco huyó del país. Sin embargo, este caso dejó una clara que perdura entre los periodistas y, más importante aún, entre los bien asalariados editores de medios: no hay que meterse con los banqueros. Este episodio también marcó un declive definitivo a los altibajos financieros de El Espectador que no pudo recuperar la igualdad de estatus en su competencia con El Tiempo, empresa que sumó más pauta a su dósis jugosa y diaria de publicidad privada y estatal, lo que desde entonces se refleja en su diseño y constante rediseño que privilegia la legibilidad de los anuncios a costa de la ilegibilidad de los contenidos.

Volviendo a La Silla Vacía aquí, en su portal, sólo hay cinco espacios para publicidad, cuatro de ellos casi siempre amueblados por La Silla Vacía. Sirva esta entrada para reconocerle a los anunciantes su apoyo y su arrojo al pautar en este portal —así muchos de ellos sólo sean “anunciantes golodrina” que una vez pasadas la elecciones no volvimos a ver—. De todas maneras hay que agradecerles por no salir con la vaciada de “no será que ofrecen algo menos polémico…”.

Copio la lista de los 27 anunciantes suministrados por La Silla Vacía:

Colpatria, Registraduría Nacional, Universidad de los Andes, Partido de la U, Simón Gaviria, Santiago Morales, Universidad Jorge Tadeo Lozano, Partido Verde, Juan Mario Laserna, Alfonso Valdivieso, Gilma Jiménez, Rafael Pardo, Rodrigo Rivera: Decidamos por Colombia, Alexandra Moreno Piraquive, Alianza Ciudadana, Germán Escobar, Microsoft, Universidad Javeriana, Universidad Externado, Campaña Santos Presidente, Universidad Sergio Arboleda, Medios Milenium, Ángela María Robledo, Colfuturo, Partido Verde Campaña Presidencial, Quinto árbitro, Noemí Sanín.

(No veo ahí a un restaurante japones que queda en los extramuros de la ciudad pero tal vez esta pauta la cobija Medios Milenium)

Por último, en la página donde La Silla Vacía muestra el tarifario de su portal hay un lema que vale la pena citar: “Que paute en La Silla Vacía no ayuda a que hablemos bien de usted”. Tal vez La Silla Vacía es libre porque no hace dinero y no hace dinero para ser libre.

 

Comentarios (18)

Kathy Porto

04 de Octubre

165 Seguidores

Me encantó esto en especial el final:
“Que paute en La Silla Vacía no ...+ ver más

Me encantó esto en especial el final:
“Que paute en La Silla Vacía no ayuda a que hablemos bien de usted”. Tal vez La Silla Vacía es libre porque no hace dinero y no hace dinero para ser libre.
El problema es que en Colombia hay más "Insiders en la politica,la economía y el poder",que "Outsiders"..Y ser Outsider en este País es bien dificil y admirable.Se necesita mucha fuerza de caracter,fuerza moral,e independencia económica.En definitiva como dice Virginia Woolf ":Una habitación Propia.

Martha

04 de Octubre

0 Seguidores

Que lastima que los buenos columnistas de semana no escriban en la silla V.Sem...+ ver más

Que lastima que los buenos columnistas de semana no escriban en la silla V.Semana borra comentarios de los lectores,es la forma de censurar a quienes no están de acuerno con la fafiopolitica.

Leocrator

04 de Octubre

0 Seguidores

A veces, pagar p[a]uta es una forma de comprar cierto 'servicio': se paga un e...+ ver más

A veces, pagar p[a]uta es una forma de comprar cierto 'servicio': se paga un espacio, se 'prepaga' UNA manera de enfocar la verdad 'desnuda'. Pagar es cubrir las 'vergüenzas': tú pone$ (y los callos no te piso), yo pongo (mi actitud 'complaciente'); tú me da$, yo 'edito'.
Pero el asunto no es 'extático': la 'fetichización' de la mordaza es acorralamiento sobredorado -aunque ya bien aceptado-.
P.S. Mientras unos quieren PPV, otros, ansían PPNV (pagar por no ver).
«Pasa en la vida», no pasa en TV.

pattybg8

04 de Octubre

0 Seguidores

Lo que pasa es que la independencia tiene un valor, a veces más elevado de lo...+ ver más

Lo que pasa es que la independencia tiene un valor, a veces más elevado de lo que nos imaginamos.

lvqi

06 de Octubre

0 Seguidores

Cuanto pagarias al año en Colombia por tener acceso a un medio indepediente d...+ ver más

Cuanto pagarias al año en Colombia por tener acceso a un medio indepediente de comunicacion?

milbarras

05 de Octubre

0 Seguidores

Aguante Cuevana!
La última que encontré fue la miniserie Shogún de la N...+ ver más

Aguante Cuevana!
La última que encontré fue la miniserie Shogún de la NBC, con Richard Chamberlain. Unos pocos occidentales logran sobrevivir en un ambiente profundamente hostíl: el Japón del siglo XVII.
Tal cual ud lo dice, Cuevana es un ejemplo admirable, sin duda lo es aún más la Silla Vacía.
Sin embargo, la realidad tras lo que se dice es profundamente triste. Lo es desde que se pone en claro una vez más que el periodismo independiente es de lo más cercano a un imposible. Claro que siempre habrá alguien que lo haga, un grupo de privilegiados, buenos, pero privilegiados en fin de cuentas.
En lo que a mi respecta, la independencia hay que defenderla con más mística que de la de un samurai, aún si nos encontramos en el momento y el medio más adverso. Perderla es igual a hacerse el harakiri.

lvqi

06 de Octubre

0 Seguidores

Me parece que deberian explorar un tipo de financiancion adicional.
Yo cre...+ ver más

Me parece que deberian explorar un tipo de financiancion adicional.
Yo creo que lo mejor seria pensar en un sistema de donacion al tipo de NPR o PBS (www.npr.org, www.pbs.org). Yo estaria feliz de dar una modesta cantidad de dinero por año a un medio independiente que pueda hacer analisis en Colombia, no solo de politica y el "poder", sino tambien artes, ciencia y tecnologia.
No seria chevere tener una organizacion sin animo de lucro, que pueda proveer buena finaciacion e independencia a los periodistas?
Adicional a eso, se podria tener una red de negocios locales, restaurantes, espectaculos que se vinculen a programas de descuentos de los miembros de la fundacion que acoja a medios como la Silla Vacia.
Otra forma, podria ser convencer a alguna persona con un gran capital de donar un capital semilla que proteja a la eventual fundacion de agentes externos. Algo asi como el periodico The Guardian en el Reino Unido

Tatiana Luján Ruiz

06 de Octubre

0 Seguidores

Yo estoy de acuerdo, que abran la cuenta y la conciencia le diga a uno si sien...+ ver más

Yo estoy de acuerdo, que abran la cuenta y la conciencia le diga a uno si siente que debe retribuir lo que le estàn dando o no.

apelaez

06 de Octubre

0 Seguidores

No hay que olvidar darle las gracias al señor Soros. Gracias amigo.

No hay que olvidar darle las gracias al señor Soros. Gracias amigo.

lamecedora

06 de Octubre

0 Seguidores

Hoy me llamo un "vendedor" de la Unicef a ofrecerme que comprara unos pack de ...+ ver más

Hoy me llamo un "vendedor" de la Unicef a ofrecerme que comprara unos pack de ayuda, es obvio que uno quiere ayudar a Unicef a ofrecer cualquier tipo de solidaridad en cualquiera de sus multiples programas. Lo gracioso de la situación es que es imposible evitar sentir que cuando a uno le piden una cuota mensual, ya como que no alcanza para ayudar.
Luego en la noche por coincidencia leí este artículo y volví a tener esa misma sensación, si LSV pide plata para funcionar es obvio que uno quiere ayudar, pero imagine, no me alcanza ni pa' la Unicef.
Hacer clic en los banners de pauta no basta, de hecho no le sirve a LSV porque el portal es una cartelera en arriendo, quienes se llevan la utilidad son las agencias que en algunos casos nisiquiera saben hacer una pieza de Rich Media. Es mejor darle esa plata directamente al medio que uno quiere que siga en pie.
Si usted es de los que les alcanza la plata hasta para la Unicef, le sugiero que también le compre a LSV un pack de sostenibilidad.

lamecedora

07 de Octubre

0 Seguidores

Ver el proyecto #3 titulado "I just want to give you money" http://www.ivanarg...+ ver más

Ver el proyecto #3 titulado "I just want to give you money" http://www.ivanargote.com/

lvqi

06 de Octubre

0 Seguidores

De pronto no es solamente dinero. Una organizacion adecuada podria faciliar su...+ ver más

De pronto no es solamente dinero. Una organizacion adecuada podria faciliar su colaboracion, por ejemplo en participar en actividades para recolectar fondos (llamadas, escribir cartas, ayudar en logistica) o promover el uso de medios independientes.

lamecedora

07 de Octubre

0 Seguidores

Tienes toda la razón lvqi, puedo ayudar de muchas formas mientras me mezo en ...+ ver más

Tienes toda la razón lvqi, puedo ayudar de muchas formas mientras me mezo en la hamaca.

cainem

07 de Octubre

0 Seguidores

Debo confesar que a veces preocupa esa situación. Y de verdad, hay que dar gr...+ ver más

Debo confesar que a veces preocupa esa situación. Y de verdad, hay que dar gracias a Soros. Así en UK no lo quieran.

Las historias más vistas en La Silla Vacia