Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Luis Guillermo Vélez Cabrera · 12 de Septiembre de 2009

8283

15

Digo que votaría hipotéticamente por que los lectores habituales de este blog ya a estas alturas sabrán que su servidor no tiene esas inclinaciones. Sin embargo, si fuera de izquierda y fuera simpatizante del Polo y tuviera la mañana del domingo 27 de septiembre libre no dudaría en votar por Gustavo Petro como candidato del partido para la presidencia.

 

Petro no va a ganar o sea que mi hipotético voto no va a servir de mucho. Pero debería. Conocí a Petro cuando estaba en la guerrilla del M-19, en medio de los diálogos de paz que llevaron a la desmovilización de esa guerrilla. Debo decir que mi primera impresión no fue particularmente buena. Fue fatal, tal vez el resultado de la pinta que lucia. Mientras los demás comandantes del movimiento hacían esfuerzos por parecer los intelectuales de clase media que en efecto eran, Petro en cambio lucía un sombrero aguadeño que le caía sobre la cara y le tapaba los ojos. Además cargaba un revolver 38 recortado en el cinto que daba miedo mirar, no porque resultara particularmente intimidatorio sino porque parecía que en cualquier momento se iba a volar las pelotas.

 

No había en ese entonces ninguna indicación que Petro se convertiría en la estrella ascendente del movimiento. Si mal no recuerdo ni siquiera fue constituyente y se hundió aparatosamente en su primera aspiración al Senado. Cesar Gaviria en un muy frentenacionalista gesto lo nombró en algún cargo diplomático en Europa de donde regreso para lanzarse a la Cámara en llave con su antiguo comandante y cercano confidente Antonio Navarro.

 

Conozco de cerca la gestión de Petro como parlamentario y puedo decir que es sobresaliente. A diferencia de la imagen de radicalismo que proyecta, Petro en realidad es un hombre pragmático y conciliador. En sus debates, sin embargo, suele dejarse llevar por el titular, lo que en algunos casos lo lleva a equivocaciones y a polarizaciones innecesarias. No obstante a nadie se le puede olvidar que fue Petro quien destapó por primera vez lo que se conocería como el escándalo de la parapolítica.

 

La gran paradoja de la elección interna del Polo es que la imagen pública de ambos candidatos es inversamente proporcional a la realidad. Mientras que la imagen negativa de Petro según la última encuesta de Gallup, es de las más altas de cualquier político colombiano la imagen de su contradictor, Carlos Gaviria sigue siendo aceptable.

 

Como ya dije, Petro en un hombre pragmático y conciliador por lo cual, creo, acepta las imperfecciones de la democracia liberal. Así como es rápido para destapar a los parapolíticos ha sido de los pocos personajes de la izquierda que han sido intransigentes frente a las FARC. En cuanto al chavismo, a pesar de haber sido un muy temprano mecenas del Teniente Coronel no le tembló la mano para romper con él cuando se evidencio su talante dictatorial.

 

Gaviria es cambio es un lobo con piel de oveja. El “maestro” como lo describen en la página del Polo esconde detrás de la cara de abuelo bonachón el espíritu de un comisario estalinista. A Gaviria la democracia liberal le repugna, la propiedad privada le estorba, la globalización le aterra y los derechos individuales no los entiende como inalienables del ser sino como un privilegio del Estado. Por eso le rinde pleitesía a Chávez, con quien se identifica plenamente, y le ofrece a las FARC una cuasi criminal condescendencia. Ha sido además instrumental en la captura del Polo por parte del Partido Comunista, de quien fue Senador, y en buen estilo bolchevique logró expulsar a Lucho al partido Opción Verde, el Gulag de la política colombiana.

 

Oigo con frecuencia decir a la gente que “nunca votarían por alguien que fue guerrillero”. Yo en cambio prefiero votar por un guerrillero arrepentido que por un arrepentido que quisiera ser guerrillero.

Comentarios (15)

Godel

13 de Septiembre

0 Seguidores

Aunque mi voto sera para Fajardo,Garzon, Peñalosa o Mockus me considero de iz...+ ver más

Aunque mi voto sera para Fajardo,Garzon, Peñalosa o Mockus me considero de izquierda pero no la izquierda trasnochada que veo que el señor Gaviria representa, en un momento crei mucho en este señor pero ha permitido el suicidio del Polo democratico por medio de sus silencios irresponsables (al mejor estilo de Uribe), ojala la consulta la gane Petro y se pueda asi dedicarse a crear una izquierda de verdad no aquella que tenemos ahora que se parece mas a la derecha clientelista sin intereses generales y con muchas vanidades individuales. Cuando hago el ejercicio en el otro sentido y pienso en alguien medianamente decente que represente la derecha en este pais el ejercicio es verdaderamente complicado desde que no esta Alvaro Gomez, talvez votaría por Noemi claro en este caso sin entender mucho por quien estaría votando.

Y0nyO

13 de Septiembre

0 Seguidores

petro representa la verdadera forma de sanar a colombia, un voto sano y justo!...+ ver más

petro representa la verdadera forma de sanar a colombia, un voto sano y justo!

Adriana528

13 de Septiembre

0 Seguidores

Gustavo Petro parecía un político fuera de serie, sin ésos intereses mezqui...+ ver más

Gustavo Petro parecía un político fuera de serie, sin ésos intereses mezquinos que reconocemos en los "servidores públicos", pero defraudó cuando dió su voto de confianza al actual procurador Ordoñez. Su cuota de fe no ha sido bien vista por muchos admiradores suyos. De hecho decepcionó y creo se verá reflejado en las urnas.

Camilo Vargas

13 de Septiembre

0 Seguidores

Por fin un artículo donde estoy casi completamente de acuerdo con este Foxcol...+ ver más

Por fin un artículo donde estoy casi completamente de acuerdo con este Foxcolumnista (que debo confesar, disfruto mucho leer). A mí como credenciales para Petro me faltarían experiencia gerencial y una explicación satisfactoria por haber votado por el nuevo Procurador, uno de los pocos momentos en los que habría reclamado la virulenta oposición propia del Polo. En vez de renovarse, tecnificarse, el Polo insiste en funcionar con una cúpula radical donde nadie tiene menos de 60 años... eso no el partido Conservador... optaron por ser el partido del extremamertismo.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

El error ortográfico del titular, repetido en el texto, no es lo único equiv...+ ver más

El error ortográfico del titular, repetido en el texto, no es lo único equivocado del comentario.Plantear análñisis de personas de otro partido, a partir de hipótesis que de entrada se consideran imposibles, es decir que no son tales, resulta inane y despistador. Pero tiene razón Vélez en que cualquiera sabe de sus inclinaciones con solo leer breves frases de sus ligeras notas. Recuerda uno el extinguido cjascarrillo de "que si ´su tía hubiera tenido testículos no habría sido su tía sino su tío". ¿Para qué entonces pierde tiempo y tinta en la tonta pretensión de diabolizar a carlos Gaviria y angelizar, en parte a Gustavo Petro? No califica bien a este cuando lo señala como mecenas del repitente mandatario bolivariano; pues que alguien sepa Chávez no brilla propiamente por sus dotes artísticas. Y se distanció de este con oportunidad y por serias razones conceptuales que colocan en buen punto su vocación democrática y visión de futuro.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

Corrección : en el tercer renglón léase; "... el extinguido chascarrillo......+ ver más

Corrección : en el tercer renglón léase; "... el extinguido chascarrillo..."; también en el mismo renglón: "... a Carlos..."

Luis Guillermo Vélez Cabrera

14 de Septiembre

0 Seguidores

Creo que toqué una fibra con este blog. Entiendo su comentario y me imagino d...+ ver más

Creo que toqué una fibra con este blog. Entiendo su comentario y me imagino donde reposa su simpatía, pero mantengo mi opinión. Muchas gracias por señalar el error, me imagino que será el acento el por qué y le agradecería que me lo confirmara para proceder a corregirlo.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

Lo de menos es un error de ortografía, que suele ser más bien un error de di...+ ver más

Lo de menos es un error de ortografía, que suele ser más bien un error de digitación. Lo importante es que se conserve la fibra del comentario, es decir, la objetividad del análisis que permite solventar la opinión que se escribe. Y ese es el error que atribuyo a su escrito. No está mal que el articulista desborde su imaginación, pero tal vez comparta que el soporte de tal opinión debe ser el acopio de datos y circunstancias ciertas. Para ayudarle a determinar mi 'simpatía', le diría que este eslogan resume bien mi posición: "Acordemos el futuro, por un país decente". De paso, no le quedará muy arduo imaginar mis antipatías.- Cordial saludo.

sinnombre

15 de Septiembre

0 Seguidores

¿Una? Por lo menos tres: La fibra semántica, la fibra sintáctica y la fibra...+ ver más

¿Una? Por lo menos tres: La fibra semántica, la fibra sintáctica y la fibra estilística.
El por qué del título está correctamente utilizado. Creo que el error es en la pimera frase en donde (creo) debería decir "porque".

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

Y la primera impresión que se hizo Vélez, también es superficial. No fue c...+ ver más

Y la primera impresión que se hizo Vélez, también es superficial. No fue constituyente Petro, pero quienes seguimos con alguna atención el desarrollo de las deliberaciones, pudimos apreciar que su papel no era el de simple acólito de los delegados. Por eso no nos extrañó su ascendente carrera congresional, catalogada por sus propios contradictores y serios observadores, como la más notable de los últimos años; aunque su valiente tarea de denuncia le haya robado tiempo valioso para brillar más en el campo del análisis social y los prospectos económicos. Es así que Petro reivindica con justo título el valor normativo de una Constitución que hoy luce emasculada, y la esgrime como soporte de su acción política. Que su imagen no sea la más positiva se debe a una terca labor de desprestigio labrada por quienes temen su influencia en el futuro del país, y han exacerbado su condición de ex guerrillero sin aportar el contexto de su juvenil decisión de rebelarse contra un orden injusto.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

El enfrentamiento argumental contra un régimen poderoso le ha costado el anat...+ ver más

El enfrentamiento argumental contra un régimen poderoso le ha costado el anatema de su mentor, el bimandatario AUV y sus validos. Sin embargo, está en la liza con propuestas sólidas sobre la dramática realidad del país que aquí no cabe analizar. El brillante estudiante del Liceo de Zipaquirá y economista notable forjado en el Externado de Colombia y depurado en el exterior tiene, en cambio, otras falencias. Si se entienden por tales su no propensión a la componenda y los negocios; su incapacidad de hacer concesiones al populismo y al truco manzanillo tan propios del acontecer polìtico. Esa proclividad a las soluciones ideales no descarta, como lo anota Vélez, su talante conciliatorio que propicia acuerdos sobre principios en variados campos de la vida nacional. Pero le restan capacidad de penetración en ciertos sectores que lo ven como un peligro para sus intereses. Así lo hemos manifestado en su página Colombia sin guerra, en la cual escribimos sin restricción alguna. Y ahora,Gaviria.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

De esconder "el espíritu de un Comisario estalinista", y repugnarle "la democ...+ ver más

De esconder "el espíritu de un Comisario estalinista", y repugnarle "la democracia liberal" , le acusa con desfachatez el abogado ex consultor de la oficina del prócer civil Fernando Londoño Hoyos. Entre otras lindezas que repugnan a la verdad y develan un torpe criterio de gratuita mezquindad . Si algo le es reconocido a Carlos Gaviria es su acendrado sentido de juridicidad, la elegancia intelectual de su conducta, su fuerza argumental y, como en el caso de Petro, su recursividad verbal que sostiene con base en profundos estudios y años de enseñanza. No dice verdad Vélez cuando afirma sin reato que Carlos Gaviria rinde pleitesía a Chávez, ni que tiene plena identidad con él. Concurra el inquisidor comentarista a los textos y mensajes de Gaviria y encontrará con facilidad su repudio a las prácticas inconciliables con el estado de derecho. Y si quiere ahondar para enriquecer su información, consulte los estatutos del Polo Democrático, los discurso de campaña y los fallos que redactó.

RICARDO RODRÍGUEZ ASENSIO

14 de Septiembre

0 Seguidores

No tiene este profano decidido por cuál de los dos prestantes candidatos del ...+ ver más

No tiene este profano decidido por cuál de los dos prestantes candidatos del PDA votará en la consulta ciudadana del 27 de septiembre. Abrigo algunas dudas sobre la estrategia de Gustavo Petro y tengo reservas sobre ciertos acompañantes de Carlos Gaviria. Pero no por ser intranscendentes, dada la casi ninguna figuración pública de quien las sostiene, dejaré de hacerlo en la oportunidad y forma debidas. Seguro estoy, eso sí, de que Colombia atraviesa crucial coyuntura que definirá su suerte por largos años. Los precarios índices de desarrollo humano, es decir, las múltiples carencias de millones de compatriotas, nos imponen insoslayable obligación de participar en esta etapa histórica. La corrupción y la politiquería, enseñas que fueron esencia de la propuesta de AUV en su campaña presidencial, se enseñorean hoy en toda nuestra geografía. El fracaso es rotundo y se me antoja que ello obliga a un saludable relevo en la conducción del estado. Así no le parezca conveniente al inquisidor.

Las historias más vistas en La Silla Vacia