Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Dejusticia · 13 de Octubre de 2010

4875

24

Por Rodrigo Uprimny

Colombia es un país legalista en donde muchas discusiones sociales y políticas tienen un inevitable componente jurídico. Y a su vez, muchos debates jurídicos tienen un impacto político considerable.
¿Será que este legalismo colombiano es una consecuencia del peso que tuvo Santander en la formación de nuestra nacionalidad? ¿O dependerá de otros factores? No lo tengo claro. Ojalá ese punto lo diluciden alguna vez nuestros historiadores. Pero lo cierto es que se trata de un rasgo indudable de nuestro carácter nacional que, por paradójico que parezca, no es para nada incompatible con nuestra facilidad para el uso desmesurado de la violencia.
Lo que pasa es que, para bien o para mal, los colombianos  a veces encubrimos nuestras peores violencias con fórmulas jurídicas sofisticadas. Pocas sociedades como Colombia combinan en forma tan extrema el terror y el legalismo, “la palabra y la sangre”, por tomar prestado el título de un texto ya clásico de Alain Tourraine, referido a América Latina pero que se aplica como anillo al dedo a nuestro país.
Un ejemplo usual pero doloroso de esa extraña mezcla lo relata en alguno de sus textos Francisco Gutiérrez Sanín,  cuando transcribe la fórmula del boleteo empleada por algún actor armado: “Señor, si no quiere morir, usted tiene cuatro días hábiles para largarse de acá”.
Otro ejemplo aún más terrible de esa combinación de terror y legalismo fue la manera como el M-19 quiso justificar lo injustificable: la toma a sangre y fuego el Palacio de Justicia hace casi 25 años, pues según ellos, se trataba de presentar ante la Corte Suprema de Justicia una “demanda armada”.
Este rasgo de la política colombiana puede llevar a dos actitudes opuestas: algunos han concluido que nuestra adhesión al legalismo y al constitucionalismo debe ser combatida, pues se trata de un mero ritual para encubrir violencias, dominaciones y exclusiones; el constitucionalismo en Colombia habría tenido una eficacia puramente simbólica y represiva, pues habría funcionado como un sutil mecanismo de dominación y de contención del cambio social democrático, como lo ha sostenido Hernando Valencia Villa, en su texto “Cartas de Batalla”, recientemente reeditado.
Entiendo esa posición pero no la comparto. Puede ser por ingenuidad pero defiendo otra visión: nuestro legalismo, por hipócrita que  a veces sea, debe ser visto como un activo histórico de la nacionalidad colombiana, y por ello no debe ser desechado sino llenado de contenido: el reto es entonces tomar el derecho y los derechos en serio (por recordar la hiperconocida expresión de Ronald Dworkin), a fin de que nuestro legalismo no sea una fórmula vacía sino que se traduzca en la práctica en el respeto efectivo de los derechos de todos y todas. ¿Será demasiada ingenuidad?
Esa apuesta es lo que explica este blog “Con qué derecho” que comienza hoy, en donde diversos investigadores de DeJuSticia, con autorías individuales pero con compromisos éticos comunes, nos esforzaremos por comentar, desde el derecho y por los derechos, distintos aspectos de la realidad colombiana.

Comentarios (24)

Kathy Porto

13 de Octubre

187 Seguidores

Estoy feliz con la colaboración que hacen tan eminentes Juristas a quienes ad...+ ver más

Estoy feliz con la colaboración que hacen tan eminentes Juristas a quienes admiro desde que empecé a leer sus analisis e investigaciones, con el aporte conceptual que le hacen a la Silla y a nosotros sus lectores.
En efecto creo que la Violencia Colombiana encuentra algo de sustento en la escasa capacidad interpretativa de las Leyes o en la interpretación literal y sesgada de las mismas,que siempre amparan el interes de grupos de poder y no el derecho individual del ciudadano.
Como Ud afirma con acierto,el "Legalismo debe ser llenado de contenido".Por esto a raiz de la Ponencia de mi admirado Sierra Porto en lo del Referendo reeleccionista,la discusión se centró más en "La Forma" que en el contenido "como si lo uno no condujera a lo otro. ¡Bienvenido¡¡.

Kathy Porto

13 de Octubre

187 Seguidores

Agrego: Con Dejusticia ,la Silla le apuesta a Bloguers con Esencia,sustancia y...+ ver más

Agrego: Con Dejusticia ,la Silla le apuesta a Bloguers con Esencia,sustancia y contenido:Sintesis.

641

13 de Octubre

0 Seguidores

Muy buena esta nueva apuesta, espero lo mejor de esto

Muy buena esta nueva apuesta, espero lo mejor de esto

Diego Gómez Ruales

13 de Octubre

0 Seguidores

Estuvo chévere pero no estoy de acuerdo. No creo que en el hacer del violento...+ ver más

Estuvo chévere pero no estoy de acuerdo. No creo que en el hacer del violento colombiano exista una mezcla de terror y legalismo sólo porque existan expresiones en el diálogo como: Tener "cuatro días hábiles" o "demanda armanda". El hecho de expresarnos de esa manera no significa que el que procede crea que su acto de terror sea ¨legal¨. Y en caso de que lo crea el que lo justifique tampoco.
Es como aplicar la ley del talión. Terror y "legalismo" por fuera de la legalidad es solo terror el legalismo es solamente una justificación.
Una vez más chévere pero no estoy de acuerdo. En Colombia existe el Folclorismo si acaso. El no cumplir la ley se acepta porque " es que somos así"

Dejusticia

14 de Octubre

399 Seguidores

Hola Diego. Gracias por tu comentario. Me sirve para precisar un poco mejor la...+ ver más

Hola Diego. Gracias por tu comentario. Me sirve para precisar un poco mejor la tesis. La combinacion de terror y legalismo no significa que el terror se vuelva legal. El hecho de que el M-19 hubiese invocad una "demanda armada" como justificacion de la toma no le quita el caracter extremadamente violento de la toma, ni vuelve legal esa violencia. Lo que es particular y quise destacar en esta entrada es que en general en Colombia hay una combinacion particular entre legalismo y violencia, no solo en el sentido de que ha sido al mismo tiempo un pais muy legalista y muy violento sino ademas por cuanto incluso el legalismo intenta (en general infructuosamente) legitimar ejercicios desmesurados de violencia.
Saludos rodrigo uprimny

juan manuel rodríguez. c.

13 de Octubre

1 Seguidores

La dicotomía, la fragmentación o la no sintonía entre la norma y la realida...+ ver más

La dicotomía, la fragmentación o la no sintonía entre la norma y la realidad es posible que se deba a esa histórica ruptura que siempre ha existido en Colombia: el traslado inconsulto de los esquemas internacionales, brotados de otras experiencias a nuestra vida cotidiana, institucional, lo mismo que a la dinámica política, económica y cultural. Y todo, por ser un país fiel a su tradición colonial y dependiente.
De la defensa de la monarquía española: "¡ Viva el Rey, Abajo el mal gobierno", se pasó a una defensa apasionada de las ideas, de los principios y de las instituciones, características de la revolución francesa. De igual modo, imperó la acogida del librecambismo inglés, con Florentino Gonzalez, por ejemplo, en el Siglo XIX.
Desde la orilla opuesta ocurrió algo similar: la apropiada o mal autodenominada izquierda de Colombia, con ánimo ferviente y pasión religiosa pretendió trasladar el esquema de la revolución rusa y el de la China a nuestra criolla realidad.

Isabel

13 de Octubre

0 Seguidores

Creo que la muestra más diciente de la manera en que se puede llegar a mezcla...+ ver más

Creo que la muestra más diciente de la manera en que se puede llegar a mezclar la violencia con la obsesión por el leguaje legalista fue la Ley 002 que "expidió" las Farc en tiempos del Caguán. ¿la recuerdan?

Sebastian abad

13 de Octubre

0 Seguidores

Rodrigo, bienvenido, con todos los de DeJusticia, hacían falta en la Silla....+ ver más

Rodrigo, bienvenido, con todos los de DeJusticia, hacían falta en la Silla.

Don Nacho Turing

13 de Octubre

0 Seguidores

¿Qué tal las ejecuciones extrajudiciales de los militares? Y no hablo de los...+ ver más

¿Qué tal las ejecuciones extrajudiciales de los militares? Y no hablo de los falsos positivos, me refiero a los bombardeos y ataques a la guerrilla, estoy muy lejos de ser proguerrilla, hasta me fastidian eso izquierdosos, pero ahora resulta que un juez no tiene facultad para decretar pena de muerte, pero un militar o el señor presidente puede ordenar asesinar o bombardear cualquier lugar porque le parece conveniente. La pena de muerte se practica por autoridades colombianas a pesar de no ser legal. Lo peor, el país entero acepta y celebra estas acciones, celebran el asesinato de otra persona, cuando la vida ha sido protegida por la constitución sin hacer distinción de credo, raza, condición política, ni excluyendo a los terroristas o asesinos, todos somos personas y tenemos el mismo derecho fundamental a la vida.

Tatiana Luján Ruiz

14 de Octubre

0 Seguidores

Estoy completamente de acuerdo. Esos bombardeos no me parecen compatibles con ...+ ver más

Estoy completamente de acuerdo. Esos bombardeos no me parecen compatibles con un Estado social de Derecho.

Guillermo Rojas

13 de Octubre

0 Seguidores

El sistema legal necesita de gente honesta que lo haga cumplir honestamente. E...+ ver más

El sistema legal necesita de gente honesta que lo haga cumplir honestamente. En una cultura en que cada uno va por su lado buscando su beneficio, ¿creen realmente que se van a encontar con un hombre honesto?
Y, caramba, el "señor, si no quiere morir..." me parece bastante más terrible que la "demanda armada" que se da, solamente, en ciertas circunstancias y no cotidianamente.
Pero ahí valen solamente las tendencias de la persona que juzga dichas frases. Lo que equivale a decir que la Justicia no es tan ciega como ella misma se quiere representar.

UltraHumano

13 de Octubre

0 Seguidores

Feliz, muy feliz de que a la Silla se haya unido DeJusticia. Para los que no s...+ ver más

Feliz, muy feliz de que a la Silla se haya unido DeJusticia. Para los que no saben quienes son, en este selecto grupo encontramos, entre otros, a los señores Rodrigo Uprimmy, Rodolfo Arango, Mauricio García Villegas, Diego López y una multitud de talentosos investigadores, abanderados del "Nuevo Derecho". Una cálida bienvenida y agradecimiento pues desde ya, con este texto, nos muestran que este blog se consolidará como uno de los más interesantes de LaSilla.
P.d. Qué buen reemplazo para Luis Guillermo Vélez ;)

Pio

13 de Octubre

0 Seguidores

Combatir terrorismo con terrorismo es la ley que exalta y protege los “alto...+ ver más

Combatir terrorismo con terrorismo es la ley que exalta y protege los “altos intereses” de la “patria” ¡¡¡¡¡¡¡¡ sino que no lo cuenten los señores de la chuzadas y los sistematicos crimenes de estado….

Dejusticia

14 de Octubre

399 Seguidores

Agradezco a todos la acogida a los investigadores de Dejusticia en este nuevo ...+ ver más

Agradezco a todos la acogida a los investigadores de Dejusticia en este nuevo blog.
Un breve comentario a algunas de las entradas. Estoy de acuerdo con Juan Manuel Rodriguez de que esa mezcla de legalismo y violencia puede tener cierto origen colonial, por la herencia de la tradicion del "se acata pero no se cumple". Pero tiene que haber algo mas en nuestra historia repuplicana independiente pues en otros paises de America Latina no encuentra uno esa extraña combinacion colombiana. Hay algo particular nuestro en ese razo.
Rodrigo Uprimny

NeitTM

14 de Octubre

0 Seguidores

Casualmente estoy trabajando actualmente sobre una pregunta parecida. Creo que...+ ver más

Casualmente estoy trabajando actualmente sobre una pregunta parecida. Creo que más allá de los elementos coloniales que son el comienzo de esta historia, hay que examinar diversos cocteles de "solución" al asunto de tener un Estado en continuo proceso de consolidación sin que esta consolidación llegara a la manera del modelo europeo que siempre tenemos ante ojos y que es también una ilusión. Le "regla" y la excepción" en lo legal siempre van a estar jugando juntas (Agamben), la pregunta del millón es como se establecen las reglas de ese juego de reemplazos mutuos... finalmente el que ejerce como soberano es el que domina el balón en esta arena de juego. Y a los norteamericanos les encanta también venir de invitados a darle pataditas al balón en Colombia.

Dejusticia

15 de Octubre

399 Seguidores

Creo que Neitm tiene razon, en parte, de que un tema esencial para explicar la...+ ver más

Creo que Neitm tiene razon, en parte, de que un tema esencial para explicar la extraña combinacion entre legalismo y violencia en Colombia es el particular manejo de la excepcionalidad en la historia constitucional colombiana, que ha permitido que instituciones supuestamente excepcionales -como el estado de sitio en la anterior constitución- se tornaran elementos rutinarios de ejercicio del poder. Pero eso no es una fatalidad. Y a veces se puede usar el propio derecho para controlar esa distorsion del derecho, que es la excepcionalidad permannte. En un estudio que hicimos con Mauricio Garcia Villegas hace algunos años mostramos que gracias a un control material(y no puramente formal) de la declaratoria de estados de excepcion, se habia reducido el tiempo vivido en estados de excepcion de 80% en los años 80 a menos de 20% durante la vigencia de la constitución de 1991. Eso es lo que llamarìa un buen ejemplo de llenar de sustancia nuestro legalismo.
Rodrigo Uprimny

NeitTM

17 de Octubre

0 Seguidores

Muchas gracias, otra pieza del rompecabezas.

Muchas gracias, otra pieza del rompecabezas.

NeitTM

14 de Octubre

0 Seguidores

Olvidé que la violencia surge como elemento lógico de jugar en el terreno de...+ ver más

Olvidé que la violencia surge como elemento lógico de jugar en el terreno de la excepción legal, pues allí cualquier tipo de negocio jurídico está supeditado a un control social informal de muy alto costo.

judijasa

16 de Octubre

0 Seguidores

Recuerdo que el Padre Javier Giraldo y Mauricio García intercambiaron ideas s...+ ver más

Recuerdo que el Padre Javier Giraldo y Mauricio García intercambiaron ideas similares a las expuestas en este post. Lecturas recomendadas (1) http://goo.gl/rcoP (2) http://goo.gl/HKY8 (3) http://goo.gl/Ei9m

NeitTM

14 de Octubre

0 Seguidores

Me uno a las voces de felicitación! Con De Justicia en este espacio poco a po...+ ver más

Me uno a las voces de felicitación! Con De Justicia en este espacio poco a poco se va consolidando una alternativa real de información. Mucho más importante en momentos en que la versión electrónica de "El Tiempo" fue reformada con una estructura que culmina esta ofensa a la inteligencia que es ese periódico hoy en día. Seguiremos sus opiniones con atención.

d_assaf118

15 de Octubre

0 Seguidores

DeJusticia en la Silla, otro gol que se anota este portal. Así que bienvenido...+ ver más

DeJusticia en la Silla, otro gol que se anota este portal. Así que bienvenidos a los miembros de Dejusticia y agradecimiento a la dirección de LSV por traerlos.

Gastón Felipe

17 de Octubre

0 Seguidores

Magnífico que DeJuSticia esté ahora en La Silla Vacía. Me registré sólo p...+ ver más

Magnífico que DeJuSticia esté ahora en La Silla Vacía. Me registré sólo para poder seguir su blog bien de cerca.

Verständigungsp...

26 de Octubre

0 Seguidores

Uno podría hacer un estudio comparado con otros países en los que la violenc...+ ver más

Uno podría hacer un estudio comparado con otros países en los que la violencia y el derecho han desempeñado un papel protagónico a lo largo de sus historias. Francia y Alemania para no ir más lejos son los dos grandes baluartes de esa dicotomía: revolución iba aparejada a declaración y código y el derecho creo el "Lebensraum" desde el 39 hasta el 45 del siglo XX.
Lo que llama la atención en Colombia es que la cosa ya lleva tres siglos y bueno, pienso que la problemática en realidad tiene que ver con una disputa entre ricos y desposeidos. Uno puede identificar en cada país latinoamericano ciertos procesos que provocan un fin a la segregación social desde la revolución mexicana del 17 y hasta las dictaduras del cono sur. Independientemente de las causas, los métodos y los efectos de esos procesos, hay que admitir que algo similar no ocurrio el País.
Habra que ver si "Juan Camilo" nos saca del problemita, porque la Constitución del 91 y el derecho de los jueces, ya no fueron.

Las historias más vistas en La Silla Vacia