Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 04 de Agosto de 2009

2566

8

Por: Juan Camilo Cardenas

La pregunta a los vecinos de Blogoeconomía es muy sencilla: ¿Debería la sociedad pagar dinero u otros beneficios materiales individuales para incentivar acciones individuales que contribuyen al bien común?

Recientemente la Policía Nacional abrió el Buzón Virtual El Vigía en el que ciudadanos pueden enviar “videos, fotografías y audios que contribuyan al mejoramiento de la seguridad ciudadana  y permitan la resolución  de hechos que perturban la paz y tranquilidad pública”.  Después de una evaluación el material, la Policía Nacional podrá recompensar el material con pagos entre $100,000 y $5’000,000.

Esta idea tiene antecedentes a nivel internacional, incluido la iniciativa de “Crime Stoppers USA” y la agremiación internacional con el mismo propósito. En el caso de “Crime Stoppers” la financiación y ejecución viene en estos casos de organizaciones civiles y privadas que trabajan con las autoridades y los medios de comunicación para el pago de recompensas por material que permita aclarar crímenes.

El debate reciente sobre el papel que puede haber jugado en los “falsos positivos” la creación de incentivos materiales personales para los miembros de las fuerzas militares que mostraran resultados asociados al cumplimiento de su deber, hace parte de la misma pregunta mas general sobre la efectividad de estos incentivos económicos para promover resultados de interés común.

Roland Fryer (Harvard) viene creando una interesante controversia por sus programas en EEUU en que pagan dinero a estudiantes de grupos marginados por cada alta calificación (A+) que obtengan en su escuela, y en algunos casos pagos en dinero basados en comportamiento, calificaciones y asistencia. En otros casos están probando donar celulares a los estudiantes que funcionan en “horario académico” un tiempo del día y en “horario fuera del colegio” en el resto bajo el esquema de que buenas notas generan minutos y otros beneficios para disfrutar el celular.

En ocasiones anteriores se ha mencionado el ya muy citado experimento de cobrar una multa a los padres que llegaran tarde a recoger a sus hijos en una muestra de guarderías de Haifa, Israel, y sus efectos nefastos al convertir un deber en un precio que otorgó el derecho a llegar tarde. Aquí en Colombia se realizaron hace mas de una década una serie de experimentos para explorar el efecto de sanciones monetarias en la conservación de un bosque, con similares resultados en que los incentivos tuvieron un efecto negativo sobre las motivaciones intrínsecas a contribuir al bien común.

Volvamos entonces a la pregunta: ¿Debería la sociedad pagar dinero u otros beneficios materiales individuales para incentivar acciones individuales que contribuyen al bien común?

Aquellos a favor pueden argumentar que con la propuesta de la policía para pagar recompensas a ciudadanos que aporten pruebas audiovisuales se expande la capacidad operativa de monitoreo y control –millones de celulares atentos a prender su cámara, y que se puede expandir el sentimiento de participación cívica de quienes contribuyan a las autoridades a reducir el crimen.

Aquellos en contra podrán argumentar que al igual que en los experimentos mencionados se pueden erosionar las motivaciones intrínsecas de los ciudadanos a contribuir al bien común. Incluso generará preocupación el que los listados de los “contribuyentes” de videos caigan en las manos equivocadas.

En todos estos casos hay diferencias sutiles y otras sustanciales como para juzgar todos bajo el mismo criterio. Las buenas y malas notas de los estudiantes afectan principalmente su futuro y el de sus familiares, aunque es posible que existan beneficios comunes para el vecindario cuando se generalizan malas o buenas notas entre los estudiantes del grupo. Los buenos o malos oficios de las autoridades benefician ante todo bienestar colectivo (paz, seguridad), y ellos reciben un sueldo básico por hacer bien su oficio y en medio de un código de ética y de motivaciones civiles.

Hay muchos argumentos mas por discutir aquí para defender o controvertir estas propuestas. Queda abierta la discusión.
 

Comentarios (8)

Francisco Pérez

04 de Agosto

0 Seguidores

La motivación generada por los intereses es importante pero precaria. El comp...+ ver más

La motivación generada por los intereses es importante pero precaria. El comportamiento es multi-motivado. Privilegiar los incentivos como el único centro de todos los comportamientos tendrá costos en valores, en cooperación, desde un punto de vista dinámico. Fryer pasará a la historia como flor de un dia.

Marcela Meléndez

05 de Agosto

305 Seguidores

No creo que pueda ni deba suplantarse el rol de un gobierno en la provisión de un bien público, como es la seguridad ciudadana, por incentivos materiales a particulares. En el caso de los incentivos a estudiantes, me parece que la figura es parecida al de las transferencias condicionadas, que ha resultado en principio bien evaluada pero que puede fácilmente desajustarse en la práctica, como es el caso de Familias en Acción que hoy por hoy es más un mecanismo populista para recolección de votos. En el caso de las multas a padres de familia, en efecto se pone un precio al derecho a llegar mas tarde.. no me parece una mala figura - talves algunos padres necesitan llegar más tarde. Me parece que la respuesta a la pregunta no es necesariamente la misma para todos los ejemplos que pones. En algunos casos talves en efecto sea posible ponerle precio a algunas externalidades o generar un mercado que les ponga precio y las internalice y en otros no.

No creo que pueda ni deba suplantarse el rol de un gobierno en la provisión de un bien público, como es la seguridad ciudadana, por incentivos materiales a particulares. En el caso de los incentivos a estudiantes, me parece que la figura es parecida al de las transferencias condicionadas, que ha resultado en principio bien evaluada pero que puede fácilmente desajustarse en la práctica, como es el caso de Familias en Acción que hoy por hoy es más un mecanismo populista para recolección de votos. En el caso de las multas a padres de familia, en efecto se pone un precio al derecho a llegar mas tarde.. no me parece una mala figura - talves algunos padres necesitan llegar más tarde. Me parece que la respuesta a la pregunta no es necesariamente la misma para todos los ejemplos que pones. En algunos casos talves en efecto sea posible ponerle precio a algunas externalidades o generar un mercado que les ponga precio y las internalice y en otros no.

Francisco Pérez

05 de Agosto

0 Seguidores

The Economist contaba alguna vez que en Costa de Marfil le cobraban a los padr...+ ver más

The Economist contaba alguna vez que en Costa de Marfil le cobraban a los padres por no enviar a sus hijos al colegio, esto es, una transferencia negativa condicionada. Me es difícil entenderla puesto que la racionalidad de las transferencias condicionadas ha sido financiar el costo de oportunidad de asistir a la escuela frente a los ingresos laborales.

Blogoeconomia

05 de Agosto

68 Seguidores

Francisco, el caso de Costa de Marfil me parece fascinante. Hice una busqueda ...+ ver más

Francisco, el caso de Costa de Marfil me parece fascinante. Hice una busqueda rapida pero no encontre el dato, si tiene detalles podrian ser muy interesantes para este foro.
Se podria argumentar que puede haber miopia en la valoracion inter-temporal de los padres y por ello no valoran suficientemente ese costo de oportunidad frente al valor presente neto de los ingresos (tan) futuros de la escolaridad. Seria un caso de descuento hiperbolico. En otras palabras, se sobre valora el corto plazo y se sub valora el beneficio futuro (e incierto) asi digan los estudios que los retornos de la educacion son positivos.
Se me ocurre tambien que alguien deberia estudiar el caso de asociaciones de conjuntos habitacionales que cobran multas a quienes no asisten a la asamblea y su efecto sobre asistencia, participacion y auto seleccion de quienes terminan conformando la junta directiva de vecinos. Alguien anda buscando tema de tesis?
jc

Blogoeconomia

05 de Agosto

68 Seguidores

Marcela concuerda con mi apreciacion final, hay diferencias sutiles y otras de...+ ver más

Marcela concuerda con mi apreciacion final, hay diferencias sutiles y otras de fondo juzgar de igual forma una y otra figura.
Ahora, hay bienes publicos que si pueden ser proveidos por particulares y en ocasiones incluso de maneras mas eficientes y/o igualitarias. La pregunta sin embargo es, cuando el gobierno o algun otro agente ofrece dinero para que los particulares aumenten esa provision voluntaria de bienes publicos, puede ese incentivo erosionar las motivaciones intrinsecas, o puede aumentarlas?
Voy a dar el contraejemplo: Irlanda impuso un impuesto (PlasTax) relativamente pequeño a las bolsas de plastico en supermercados, y en muy poco tiempo practicamente erradico su uso. Muy probablemente el tiempo y molestia del ciudadano comun para cargar con bolsas de tela al mercado vale mucho mas que el impuesto pagado, pero el incentivo en aquel caso parece que disparon otras preferencias de los individuos por contribuir al bien comun.
De nuevo, cada caso merece un analisis cuidadoso.
jc

Humberto Martínez B

06 de Agosto

0 Seguidores

Hace unos años, por ahí en el 2003, cuando Antanas Mockus era alcalde de Bog...+ ver más

Hace unos años, por ahí en el 2003, cuando Antanas Mockus era alcalde de Bogotá se opuso a una política del gobierno, la cual le daba dinero a las personas a cambio de información (Política similar a ésta). Antanas se opuso con el argumento que las personas debían darle la información a las autoridades sin necesidad del pago porque era lo correcto para hacer como ciudadano. Si bien concuerdo con Antanas en que la gente debería denunciar a todo delincuente y toda situación ilegal, sería interesante saber con datos si el dinero incentiva de una manera correcta. Varios noticieros tienen secciones donde los ciudadanos denuncian irregularidades, casos de violencia, y demás, sería chévere comparar cuántas denuncias reciben los noticieros con el número de denuncias del Buzón de la Policía, tal vez existe también un fenómeno de confianza donde la gente confía que los noticieros harán más por ellos que la misma fuerza pública.

Blogoeconomia

06 de Agosto

68 Seguidores

Para seguir la línea de pensamiento de Totuma, se podría hacer un trabajo de...+ ver más

Para seguir la línea de pensamiento de Totuma, se podría hacer un trabajo de reconstrucción histórica de esos momentos en que Antanas Mockus generó ese debate, y construir los datos de denuncias del antes/después.
De la misma manera, la idea de comparar las denuncias a los medios de comunicación es excelente. El caso mencionado de "Crime Stoppers" de EEUU funciona precisamente a partir de la alianza entre los programas de TV estilo "reality" sobre el crimen (e.g. America´s Most Wanted http://www.amw.com/), las autoridades y lo que los ciudadanos denuncian.
Al recordar el llamado que en su momento hizo Mockus en contra de las recompensas monetarias, se me ocurre una variación para el Buzon Virtual de la Policia: Crear tres opciones de entrada a la página de web para quien quiera ofrecer información valiosa:
a) (situación actual) puede recibir dinero por su video
b) envie su video renunciando a recompensa
c) renuncia a la recompensa que sera transferida a su programa social favorito

Las historias más vistas en La Silla Vacia