Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 09 de Marzo de 2010

2596

6

Ana María Ibáñez

El paro de transporte público en Bogotá de la semana pasada puso en evidencia, una vez más, el abuso del gremio de los transportadores y la incapacidad de la Alcaldía para regular un grupo poderoso. También mostró los costos de tener un sistema ineficiente de transporte. Al no tener la proliferación usual de buses, la contaminación cayó considerablemente, el ruido disminuyó y los accidentes de tránsito presumo que fueron menores pues no estuvimos sometidos a las imprudencias de los conductores de buses. Pero no tuvimos alternativas eficientes de transporte y la ciudad colapsó.

El sistema de transporte público actual (sin incluir TransMilenio) está mal concebido pues deja en manos de las fuerzas del mercado su regulación y operación. Pretender que el mercado regule un sistema plagado de fallas es ilusorio y nos ha llevado al caos actual.

El mercado asigna eficientemente los recursos cuando los derechos de propiedad del bien a explotar están definidos de manera adecuada. En el caso del transporte público, esto no es así. Los derechos de propiedad sobre la vía son de todos y no son de nadie. Esto implica que cualquier vehículo de transporte público puede recoger a un usuario y, dado que el usuario valora su tiempo, prefiere usar el servicio que le ofrecen y no esperar por un mejor bus. Todo lo anterior, aunado a una alta demanda por transporte público, ha derivado en un exceso de oferta de buses y en una competencia encarnizada por recoger pasajeros. La competencia excesiva obliga a las empresas a reducir inversiones, lo cual deriva en un servicio de mala calidad y el uso de vehículos pequeños porque permiten una mayor maniobrabilidad. Todo redunda en el caos que los bogotanos nos hemos acostumbrado a sufrir día a día: exceso de buses, contaminación y alta accidentalidad.

La descripción anterior no es algo desconocido para las autoridades locales. De hecho, TransMilenio intenta resolver con éxito muchas de estas fallas de mercado y otras adicionales que no abordo para no aburrirlos con temas técnicos. Lo sorprendente es que una alcaldía tras otra haya ignorado el problema o haya cedido a las presiones de un grupo de poderosos y nos esté sometiendo al problema actual. Bienvenido entonces un sistema integrado de transporte público. Esperamos que esta vez no se quede en discursos y en unos cuantos meses volvamos a vivir un aire limpio y una ciudad más silenciosa, pero sin alternativas de transporte.

Comentarios (6)

danielwillsr

09 de Marzo

0 Seguidores

Ana María,
Me surge la siguiente duda. Ustedes han afirmado que por falla...+ ver más

Ana María,
Me surge la siguiente duda. Ustedes han afirmado que por fallas en los derechos de propiedad, los transportadores tienen poder de mercado y por lo tanto pueden cobrar un precio mayor al costo marginal (pido perdón por el tecnicismo). Este mercado se podría modelar como competencia monopolística, y mediante la regulación, se buscaría acercarse a uno de competencia perfecta. Si no me falla la memoria,en competencia monopolística, aunque el precio es menor en competencia perfecta, "las cantidades tranzadas", son mayores. Entonces yo deduciría de lo anterior que con la regulación podemos esperar un mayor numero de buses. Y yo iría más allá: de pronto el problema no es atacar los derechos de propiedad como busca el SITP, sino internalizar (tanto para carros particulares como para buses), las externalidades que causan por congestionar. Otra vez pido perdón por los tecnicismos a los lectores no familiarizados con el lenguaje anterior.

Blogoeconomia

10 de Marzo

67 Seguidores

Daniel,
Las fallas de mercado que describe en la columna son sólo una de...+ ver más

Daniel,
Las fallas de mercado que describe en la columna son sólo una de las muchas que tiene un sistema de transporte público. Internalizar las externalidades no es suficiente pues se requiere que el sistema de transporte cubra toda la ciudad, incluso rutas que no son rentables, pero se deben cubrir. Es más, la internalización no garantizaría que se tuviera un exceso de buses en ciertas rutas que son atractivas. Por esta razón, un sistema planificado de cantidades y precios es importante en un sistema de servicio público.

juank387

10 de Marzo

0 Seguidores

Tengo la sensacion de que el autor poco usa transmilenio, pues no de otra mane...+ ver más

Tengo la sensacion de que el autor poco usa transmilenio, pues no de otra manera entiendo que se pueda mencionar como ejemplo de un sistema "bien concebido", los vejamenes y las humillaciones a las que se ven sometidos miles de usuarios en las horas picos e incluso por fuera de estas son aberrantes, aunque claro desde una mirada economisista me imagino que diran que es mas "eficiente" menos buses para mas personas, en eso se basa la propuesta del SITP, que la gente use menos buses, que tenga que pelearse la entrada a las 5 de la mañana, una bonita forma de empezar el día, de crear cohesion...
Aunque llama la atención que se plantea el servicio de buses publicos como un caos y un monopolio (que lo es) sin mencionar que transmilenio no escapa a dichas condiciones. Transmilenio es una propuesta tercer mundista, nos hacen creer que es un sistema moderno, cuando lo unico que han hecho es privatizar vias publicas y ponerle estaciones a los buses, igualito a un metro, jeje...

Blogoeconomia

10 de Marzo

67 Seguidores

He usado TransMilenio, buses, busetas, colectivos, taxis...

He usado TransMilenio, buses, busetas, colectivos, taxis...

cesadbe

11 de Marzo

0 Seguidores

Pero que replica tan acertada y sensata. Ademas la forma de explicar lo que se...+ ver más

Pero que replica tan acertada y sensata. Ademas la forma de explicar lo que se quiere transmitir en el blog es digna de estar en television como en rcn, tal vez.

Títere Sin Cabeza

11 de Marzo

0 Seguidores

He aquí un artículo que busca respuesta a las inquietudes expresadas en esta...+ ver más

He aquí un artículo que busca respuesta a las inquietudes expresadas en esta opinión del colectivo Blogoeconomía, para quienes quieran "aburrirse" con más análisis que el que aquí se hace:http://equinoxio.org/homo/sin-busetas-no-hay-paraiso-8176/
Saludo,
TÍTERE SIN CABEZA

Las historias más vistas en La Silla Vacia