Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 11 de Marzo de 2013

8346

27

Por Leopoldo Fergusson

Seguir a @LeopoldoTweets

Por estos días, cuando se discuten apasionadamente los esfuerzos del gobierno por firmar un acuerdo de paz con las FARC, parece pertinente hablar sobre los costos del conflicto violento. Son tantos y tan variados, y muchos de ellos tan difíciles de medir, que en lugar de intentar hacer un listado exhaustivo me limitaré a mostrarles un resultado interesante pero preocupante que encontré en una investigación en curso con Ana María Ibáñez y Juan Felipe Riaño de la Universidad de los Andes, y financiada por el Centro de Estudios de Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes, CESED.

En el trabajo estudiamos los efectos de La Violencia, el período de recrudecimiento del conflicto violento entre los partidos Liberal y Conservador en las décadas de los 40 y 50. Aunque hay mucha incertidumbre, las aproximaciones disponibles (ver, por ejemplo, Bushnell, 1993, cap. 9, o Safford y Palacios, 2002, cap. 14) indican que murieron entre 100,000 y 200,000 personas (de una población aproximada de 11.5 millones).

Nuestro interés es entender cómo afectó este conflicto a las personas que lo padecieron más directamente. Para avanzar en esta dirección, utilizamos el censo de población de 1973. Aunque para entonces ya el conflicto bipartidista había terminado (se había transformado, dirían algunos) muchas de las personas vivas en 1973 habían crecido durante La Violencia. Para cada una de las cerca de 17 millones de personas censadas en Colombia en 1973, podemos conocer algunas características básicas. En particular, conocemos sus años de escolaridad, una variable clave ya que cuando el conflicto reduce la educación –fuente de productividad y crecimiento económico– hay  un impacto de largo plazo sobre el bienestar de la sociedad.

La esencia de nuestros hallazgos principales se puede mostrar en tres gráficas.

Niveles de escolaridad en 1973: el progreso del país

La Gráfica 1 nos muestra los años de escolaridad de todos los individuos mayores de 23 años en 1973 (es decir, individuos nacidos antes de 1950). En el eje horizontal de la gráfica agrupamos a todos los individuos según su edad en 1948 (año que, con el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán y El Bogotazo, marca para muchos el inicio de La Violencia). La altura de cada barra indica los años de escolaridad promedio de cada cohorte.

Es evidente el progreso del país: cohortes más jóvenes en 1948 alcanzaron, para 1973, más años de educación que cohortes mayores. La diferencia es sustancial.  Por ejemplo, mientras que los colombianos entre 60 y 64 años en 1948 (nacidos de 1888 a 1892) tenían para 1973 unos 2 años de educación en promedio, aquellos entre 0 y 4 años en el 48 (nacidos de 1944 a 1948) ya bordeaban los 5 años de educación en promedio.

 

Gráfica 1:

Años promedio de educación en 1973 en Colombia

(Según edad en 1948)

Los efectos de La Violencia: niveles de escolaridad según incidencia del conflicto

Pero este progreso no ayudó a todos por igual. En la Gráfica 2 nos preguntamos si los individuos que nacieron en un municipio afectado por La Violencia acumularon menos capital humano que los que nacieron en municipios menos afectados. La incidencia de La Violencia fue muy variada en el territorio nacional. Con información organizada por la Revista Criminalidad de la Policía Nacional de 1958 y con otros estudios previos que han intentado identificar esta variación regional, dividimos los municipios de Colombia entre aquellos donde la violencia partidista tuvo mayor incidencia (que en adelante llamaré ‘municipios violentos’) y los restantes donde el conflicto fue menor o inexistente (a los que me referiré como ‘municipios pacíficos’).

La Gráfica 2 muestra la diferencia en el logro educativo entre los individuos nacidos en cada tipo de municipio, para cada cohorte según su edad en 1948. Se desprenden dos mensajes. El primero es que la diferencia es consistentemente negativa: los colombianos nacidos en municipios violentos se educaron menos que los nacidos en municipios pacíficos (la línea negra sólida es nuestra estimación puntual de la diferencia en años de escolaridad entre los dos tipos de municipios, mientras que las líneas rojas punteadas son ‘intervalos de confianza’ que marcan la diferencia mínima y máxima que, con un grado de confianza estadística del 95%, estimamos pudo existir entre los dos tipos de individuos).

El segundo mensaje es que los individuos más jóvenes, es decir quienes eran niños en 1948 o nacieron en medio de La Violencia son quienes menos educación lograron obtener en comparación con sus compatriotas de municipios pacíficos. Por ejemplo, los nacidos en un municipio violento entre el 44 y el 48 –personas recién nacidas y hasta con 4 años de edad cuando inició La Violencia— alcanzaron un año menos de educación que los de municipios pacíficos. Para una población con algo menos que 5 años de educación promedio, esta es una diferencia enorme, de más del 20% de la media.

 

 

Gráfica 2:

Diferencia en años promedio de educación para individuos

de municipios violentos y pacíficos

(Según edad en 1948)

 

Los lectores más atentos habrán notado, sin embargo, que continuando con esa lógica resulta llamativo que en la Gráfica 2 también estén menos educadas las personas mayores nacidas en municipios violentos (individuos mayores a los 20 e incluso 30 años en 1948, que ya habían terminado su ciclo educativo). Esto sugiere que los municipios violentos tenían menores niveles de escolaridad incluso antes del conflicto. En este sentido, la comparación que presenta la Gráfica 2 puede exagerar los efectos del conflicto sobre el capital humano.

Por esta razón, en la Gráfica 3 hacemos un ejercicio un poco más sofisticado. En lugar de comparar a todos los municipios violentos con todos los municipios no violentos, comparamos a cada municipio violento únicamente con el conjunto de sus vecinos pacíficos. Esta comparación nos debe dar una cota inferior de los efectos del conflicto, ya que es posible que municipios vecinos a municipios violentos hayan sufrido también, en alguna medida, los estragos de La Violencia. (Es cierto que la comparación también podría exagerar el efecto si los más educados de los municipios violentos migraron como consecuencia de La Violencia hacia los vecinos pacíficos. Pero para evitar esta fuente de contaminación, en la comparación miramos la escolaridad únicamente de los individuos que no migraron.)

 

 

Gráfica 3:

Diferencia en años promedio de educación para individuos

de municipios violentos y sus vecinos pacíficos

(Según edad en 1948)

 

 

Con esta comparación más exigente, encontramos efectos de La Violencia para los niños. Aún con esta estimación muy conservadora observamos que las personas más jóvenes durante La Violencia –desde aquellos que nacieron un par de años después de 1948 hasta aquellos que tenían 9 años en El Bogotazo— tienen una desventaja de unos 0.3 a 0.4 años de educación si tuvieron la mala suerte de nacer en un municipio violento.

Estos números implican, al revisar la educación promedio para esas cohortes en la Gráfica 1, que nuestra estimación sobre el impacto de La Violencia en el capital humano es apenas algo inferior a una reducción en un 10% en los años de educación. Curiosamente, este estimador no está lejos del 9% que mis colegas  Catherine Rodríguez y Fabio Sánchez atribuyen al conflicto colombiano actual en este trabajo.

¿Qué está detrás del resultado?

Son varias las razones por las cuales el conflicto puede afectar la acumulación de capital humano. Una forma simple de dividir los efectos es entre los de oferta y demanda: además de los impactos directos sobre la provisión de bienes públicos por el desorden, el caos, y el desplazamiento de recursos públicos que causa la violencia (oferta), la incertidumbre y destrucción asociada a una situación de conflicto reduce la capacidad de pago y los incentivos de los hogares para hacer inversiones de largo plazo, entre ellas la inversión en capital humano (demanda). 

En el caso colombiano es posible, además, que el conflicto iniciado en 1948 haya persistido manifestado de formas distintas en los municipios que sufrieron La Violencia bipartidista.

De otro lado, si existieron estos efectos sobre la acumulación de capital humano, es de esperar que los municipios violentos se hayan rezagado en su desarrollo económico. Por ejemplo, una población menos educada no sólo es menos productiva sino que está mal capacitada para saltar hacia nuevos sectores de la economía que jalonan el crecimiento económico.

Entender los mecanismos que explican esta caída en la educación como consecuencia de la violencia, así como otras consecuencias sobre la sociedad que se desprenden del golpe a la acumulación de capital humano, hace parte de las preguntas que estamos intentando responder en este trabajo. Espero, más adelante, poder compartirles lo que encontramos y conocer su opinión.

Referencias

Bushnell, D. (1993). The making of modern Colombia: A nation in spite of itself. Berkeley: University of California Press.

Policía Nacional de Colombia  (1958), Revista Criminalidad, No .1. Colombia: Policía Nacional.

Rodríguez, C., y Sánchez, F. (2009). “Armed conflict exposure, human capital investments and child labor: Evidence from Colombia,” Documento Cede No 005400.

Safford, F. P., y Palacios, M. (2002). Colombia: Fragmented land, divided society. New York: Oxford University Press.

Comentarios (27)

sinnombre

13 de Marzo

0 Seguidores

Gran título: ¿Se necesitan más razones para "lograr la paz"? ¿Vivir decent...+ ver más

Gran título: ¿Se necesitan más razones para "lograr la paz"? ¿Vivir decentemente no es suficiente? ¿Es que hay alguien que pueda estar en contra de "lograr la paz"?
¿Qué sigue? ¿Una entrada titulada: "Más razones para penalizar la violación de infantes"?

Daniel

14 de Marzo

0 Seguidores

Bueno, hay sectores poderosos del país interesados en continuar la guerra par...+ ver más

Bueno, hay sectores poderosos del país interesados en continuar la guerra para los cuales eso no es tan obvio.

sinnombre

14 de Marzo

0 Seguidores

Y seguramente hay violadores de infantes que estarían encantados con la despe...+ ver más

Y seguramente hay violadores de infantes que estarían encantados con la despenalización de las violaciones. Eso no significa que uno necesite razones adicionales para penalizarlas, de la misma manera que uno no necesita más motivación para "lograr la paz" que el deseo de vivir decentemente.
Supongamos que algún otro economista encontrara un efecto positivo de la guerra en los años de escolaridad ¿eso sería un argumento en contra de "lograr la paz"?
Por eso el título de la entrada suena raro ¿a quién está tratando de convencer de que se necesitan razones adicionales para vivir en paz?

Daniel

14 de Marzo

0 Seguidores

Creo que en el caso hipotético de que los "violadores de infantes" tuvieran e...+ ver más

Creo que en el caso hipotético de que los "violadores de infantes" tuvieran el poder político que tienen los sectores que buscan continuar la guerra en Colombia, habría lugar a ese título sobre las violaciones. Pero no lo tienen. Mientras que nadie en Colombia habla de despenalizar las violaciones de niños, muchos sí hablan de continuar la guerra. Entonces, como el debate sobre seguir o parar la guerra sí existe, me parece que no está de más tratar de cuantificar los posibles impactos positivos en la economía de la terminación del conflicto. ¿No?
Tal vez un problema es que la palabra 'paz' es demasiado vaga y hace difícil entender. Yo la leo como 'terminación del conflicto' pero supongo que ahí puede haber lugar a malentendidos.

sinnombre

14 de Marzo

0 Seguidores

¿Quién habla de la conveniencia de continuar la guerra? No hay nadie que pro...+ ver más

¿Quién habla de la conveniencia de continuar la guerra? No hay nadie que promueva la guerra en Colombia. Bueno, nadie diferente a los voceros de las Farc. Otra cosa es que haya gente que crea que la única manera de conseguir la paz sea mediante la "negociación" en Cuba, cosa que es evidentemente falsa.
Y claro que está de más cuantificar los "impactos positivos en la economía de la terminación del conflicto". Eso sobra, igual que sobraría la cuantificación de los efectos positivos de la finalización de la esclavitud como argumento para abolirla.

Carlos A Bermúdez

14 de Marzo

0 Seguidores

Si acaso los hubiera, puede estar seguro que un artículo como este no los har...+ ver más

Si acaso los hubiera, puede estar seguro que un artículo como este no los hará cambiar de opinión. ¿O piensa que hay gente que quiere continuar la guerra porque ha hecho mal el cálculo costo-beneficio social?

Daniel

14 de Marzo

0 Seguidores

En principio rechazo la idea de que las personas no podamos cambiar de opinió...+ ver más

En principio rechazo la idea de que las personas no podamos cambiar de opinión cuando se hace un argumento claro basado en datos (exceptuando a los cínicos que siempre existirán). Aún cuando entiendo que el tono académico del artículo en algo dificultaría su consumo masivo, creo que el debate público colombiano se beneficiaría al incorporar más investigación (científica, social, periodística) pues el barullo diario de la prensa (que a duras penas malreproduce el barullo diario de los políticos y novelas) es trágico y embrutece --de la TV mejor ni hablar. Siento que ya no hablamos del artículo, sino de la posibilidad y relevancia de debatir con datos. Es interesante que sea eso (y no los datos) lo que está en discusión.

sinnombre

14 de Marzo

0 Seguidores

Es que es absurdo creer que se necesita más "investigación (científica, soc...+ ver más

Es que es absurdo creer que se necesita más "investigación (científica, social, periodística)" para hacer cambiar de opinión a la gente frente al tema de "lograr la paz". Nadie que no tenga daño cognitivo puede creer que es necesario o conveniente mantener la guerra.
Y claro que uno debe debatir con datos. Si usted está de acuerdo en que se debe proteger a los cafeteros, se necesitan datos para saber si el precio de sustentación es tal o cual. El problema es que hay asuntos en los que los datos son accesorios porque el principio es clarísimo. Si usted está discutiendo acerca de la esclavitud o de la paz o de la violación de niños, los datos son absolutamente irrelevantes.
De nuevo, si el autor hubiera encontrado un efecto positivo de la guerra en la escolaridad, ¿le parece que sería buen argumento para no "lograr la paz"?

Daniel

14 de Marzo

0 Seguidores

Ud. dice que "Nadie que no tenga daño cognitivo puede creer que es necesario ...+ ver más

Ud. dice que "Nadie que no tenga daño cognitivo puede creer que es necesario o conveniente mantener la guerra."
Bueno, lea o escuche a Londoño, a Uribe, a Vélez. Ellos (y sus millones de seguidores) sostienen que la forma de alcanzar la paz es continuar la guerra hasta que las Farc estén "completamente derrotadas." Es una posición muy respetable, pero daño cognitivo o no, implica la continuación de la guerra.
De modo que el debate sí existe, y por eso cuantificar los costos económicos y humanos a largo plazo de "continuar la guerra" (aún si fuera solo por 6 meses) tiene muchísimo sentido.

sinnombre

14 de Marzo

0 Seguidores

Ah bueno. Es que si uno razona así, todo es posible.
Yo no sé con precis...+ ver más

Ah bueno. Es que si uno razona así, todo es posible.
Yo no sé con precisión qué es lo que dicen esos señores, pero estoy seguro de que no se oponen a que las Farc se entreguen y se acojan a la ley. No soy uribista ni londoñista, pero eso no me parece nada descabellado ni me parece que implique querer continuar la guerra. Los que quieren continuar la guerra son los miembros de las Farc, los que asesinan para llegar al poder son las Farc. Oponerse al chantaje de las Farc no es querer continuar la guerra, es todo lo contrario. La gente que cree en que las instituciones deben respetarse y que no se debe ceder al chantaje de asesinos no son los que quieren perpetuar la guerra.
En ningún país medianamente decente se considera siquiera la posibilidad de negociar con asesinos que además son reclutadores/violadores de niños. Solo en Colombia se llama guerreristas a quienes se oponen a que las instituciones se negocien con asesinos.

Daniel

14 de Marzo

0 Seguidores

Por eso es que son buenos los datos en vez de la ideología. ¿No ve que las 3...+ ver más

Por eso es que son buenos los datos en vez de la ideología. ¿No ve que las 300,000+ personas que han muerto en los últimos 60 años (incluyendo falsos positivos, unión patriótica, líderes indígenas, sindicalistas, masacrados por los paras+ejército) no son solo víctimas de las Farc? Son cientos de miles de personas desde la generación de sus y mis abuelos. Millones desplazadas/desarraigadas (a menos que Ud. diga que los desplazados son turistas, como decía otro negacionista del conflicto). Otros millones exiliados. Eso tiene un costo alto (como intenta mostrar el post) en términos de educación, empleo, etc. Y ese conflicto, esa guerra, esa historia de violencia, no se deja reducir a la consigna policial facilista de que 'las instituciones deben respetarse, ar.' Nuestro desacuerdo es símplemente que para Ud. (como para Uribe) en Colombia no hay conflicto sino 'amenaza terrorista.' Por eso le incomoda que se hable con datos de los costos de una guerra que "no existe."

sinnombre

14 de Marzo

0 Seguidores

¿Pero es que alguien niega que hay una guerra? ¿Cuándo dije o sugerí algo ...+ ver más

¿Pero es que alguien niega que hay una guerra? ¿Cuándo dije o sugerí algo así? Claro que hay una guerra entre unos hampones que buscan el poder asesinando y secuestrando gente indefensa y el resto de la sociedad. En lo que estamos en desacuerdo (y aquí sí que nos desviamos del tema de la entrada), es en cómo terminarla: cediendo al chantaje de los asesinos o haciendo respetar las instituciones. Yo me inclino por lo segundo y eso no es ninguna consigna facilista. Eso es, entre otras cosas, lo que nos diferencia de los países civilizados, que allá no se negocia con asesinos.
El resultado que se detalla en la entrada, además de coincidir con cualquier noción básica de sentido común, es irrelevante (y no por la magnitud). Lo chocante es que alguien crea que un resultado empírico es una buena razón para "lograr la paz".
Por enésima vez, si el resultado de la entrada sugiriera otra cosa (más exposición a la guerra=más escolaridad), ¿usted abogaría por más guerra?

Daniel

17 de Marzo

0 Seguidores

Sí que nos desviamos. Como esbocé en mi comentario anterior, el binario 'ase...+ ver más

Sí que nos desviamos. Como esbocé en mi comentario anterior, el binario 'asesinos-gente de bien' al que ud. reduce la realidad del conflicto es una simplificación que niega lo que viene pasando en Colombia desde hace 60 años.
El resultado que se detalla en la entrada es valioso pues, al cuantificar el impacto de la guerra en la escolaridad, nos ayuda a entender la dimensión de un conflicto que ha marcado nuestra historia reciente. Me parece violento el que ud. reduzca este tipo de trabajo a la irrelevancia porque no se ajusta al marco ideológico que ud. considera correcto o "relevante." Independiente de nuestras visiones políticas, necesitamos más y no menos datos sobre el conflicto para entender nuestra historia.
Respecto a su pregunta, es contrafactual (he notado en nuestras conversaciones que a ud. le gusta razonar apelando a esos escenarios). Sería en efecto un resultado muy sorprendente que en mi opinión debería valorarse, debatirse, e investigarse.

sinnombre

18 de Marzo

0 Seguidores

Es que no hay otra manera de presentar el problema porque eso es lo que es: ha...+ ver más

Es que no hay otra manera de presentar el problema porque eso es lo que es: hay unos tipos que asesinan para conseguir un poder que, si se respetan las instituciones, solamente se podría obtener a través de votaciones.
El resultado que se detalla en la entrada puede ser interesante desde el punto de vista de un economista. Y por eso me referí al título de la entrada, no a los resultados que encontró el autor.
Si se presenta el trabajo como una "razón más para lograr la paz", el trabajo es irrelevante: supongamos que yo creo la leyenda según la cual EEUU ha iniciado guerras para impulsar su economía y hago un trabajo que "demuestra" el efecto positivo de la guerra. ¿Le parece que ese sería un buen argumento para promover las guerras?
Si alguien encontrara un efecto positivo sobre un sector de la industria colombiana como resultado del combate a la guerrilla (que se yo, en la industria metalmecánica), ¿esa sería "otra razón para no lograr la paz"?

Blogoeconomia

18 de Marzo

67 Seguidores

Caanalpe y Daniel,
Siento llegar tan tarde a tan interesante discusión qu...+ ver más

Caanalpe y Daniel,
Siento llegar tan tarde a tan interesante discusión que, aunque en principio cubrió el título de la entrada, en realidad tocó muchos más puntos. En general, como tal vez es de esperarse, coincido con los argumentos de Daniel. Sin embargo, le concedo un punto a Caanalpe (en este comentario) y añado unas consideraciones adicionales (en el siguiente):
-Tiene razón Caanalpe en que el título es (un poco) engañoso. Más que una entrada exponiendo un análisis de las razones por las que se debe buscar la paz, es sobre un costo importante de la guerra. El título buscaba llamar la atención aprovechando la coyuntura actual en la que se busca la paz mediante un proceso de negociación. Pero admito que pudo ser una estrategia equivocada dado el contenido de la entrada.
Dicho lo anterior, tengo varios "peros" que añadir a las reacciones de caanalpe...

Blogoeconomia

18 de Marzo

67 Seguidores

1. ¡Por supuesto que hay muchos sectores que no están interesados en lograr ...+ ver más

1. ¡Por supuesto que hay muchos sectores que no están interesados en lograr la paz! Hay réditos económicos obvios de la guerra, y puede haber réditos políticos, algo sobre lo que he investigado un poco en el caso colombiano: http://bit.ly/148slYU.
2. Aunque a usted así le parezca, no es tan obvio que el conflicto tenga efectos sobre la acumulación de capital humano. Aún si uno observa una relación negativa entre conflicto y educación, la causalidad puede ir en dirección opuesta: sitios con menos educación son más propensos al conflicto. Por eso es importante hacer una análisis más cuidadoso y confirmar, como lo hacemos al verificar que las personas mayores (que ya habían completado su educación), que el efecto que encontramos es de conflicto a educación y no al revés.

sinnombre

19 de Marzo

0 Seguidores

1. Conforme. Pero es que eso se puede decir de cualquier cosa. Siempre habrá ...+ ver más

1. Conforme. Pero es que eso se puede decir de cualquier cosa. Siempre habrá quien encuentre réditos económicos de la prostitución infantil. No se necesita que alguien escriba que hay "más razones para penalizar a los proxenetas" cuando es obvio que la cosa es asquerosa y penalizable sin argumentos adicionales. Sin duda, la HS Gilma Jiménez saca réditos de un tema en el que todo el mundo está de acuerdo. Sin embargo, de nuevo, eso no significa que uno necesite más razones para lo obvio.

sinnombre

19 de Marzo

0 Seguidores

2. De acuerdo. Si uno cree que puede diseñar la sociedad, es importante saber...+ ver más

2. De acuerdo. Si uno cree que puede diseñar la sociedad, es importante saberlo todo. Por eso no me referí a los resultados sino al título (en mí, el título tuvo el resultado que usted buscaba). Y estoy otra vez de acuerdo: siempre existe la posibilidad de que haya niños violados porque la gente no es educada o que la gente sea poco educada porque fueron abusados cuando eran niños. Aunque saber eso no es una razón más para penalizar a los violadores, sirve para diseñar la política pública correspondiente (por ejemplo, no tratar al proxeneta como un hampón sino como un enfermo mental).

Blogoeconomia

18 de Marzo

67 Seguidores

3. Establecido el efecto, viene la pregunta de porqué es importante encontrar...+ ver más

3. Establecido el efecto, viene la pregunta de porqué es importante encontrarlo, aún si uno podía intuirlo ex-ante. Esto tiene al menos dos aristas.
3.1. Desde el punto de vista de investigación social y definición de políticas públicas, es crucial impedir estos efectos, pues nada más dañino en el largo plazo para una sociedad que truncar su educación. Aún más, como los más vulnerables son los más pobres, esto exacerba las diferencias sociales, fuente a su vez de más problemas sociales. Para esto es importante no sólo lo presentado en la entrada, sino los pasos que anuncio estamos siguiendo para entender los mecanismos precisos.
3.2. Saliendo del contexto específico de la investigación, surgen a manera de opinión personal implicaciones adicionales. Una, que me parece importante, es que se hacen visibles costos gravísimos, sobre gente que tiene pocas maneras de evitarlos. En particular, están relativamente más indefensos que los sectores que se benefician de la guerra.

sinnombre

19 de Marzo

0 Seguidores

3.1 Claro que es dañino "truncar la educación". Igual que truncar la posibil...+ ver más

3.1 Claro que es dañino "truncar la educación". Igual que truncar la posibilidad de opinar o la posibilidad de crear empresa. El punto es que como usted lo presentó, la única recomendación de política pública consistente con la entrada es que no haya más guerra; es decir, que impere la ley (cosa que es obvia).
Y, de nuevo, volvemos a lo peligroso de razonar así: si usted hubiera encontrado que el efecto es nulo o positivo, ¿recomendaría más guerra?
3.2 Sí, pero es que, de nuevo, todo eso es obvio. De la misma manera que los niños violados son los más afectados con las violaciones y los que tienen menos medios para evitarlas.
Es como si yo escribiera lo siguiente: "No viole niños; después de un par de violaciones, es dificilísimo educarlos.": es una petición razonable acompañada de un argumento cierto. El problema es que, apesar de ser cierto, termina sonando absurdo.

Blogoeconomia

19 de Marzo

67 Seguidores

3.1. No, sin duda que si la violencia incrementara la educación no se recomen...+ ver más

3.1. No, sin duda que si la violencia incrementara la educación no se recomendaría la guerra, pues la violencia es costosa por un millón de razones más. Pero si existe un daño significativo a la educación, encontrarlo (como lo muestra la entrada) y tratar de entender cómo se da para procurar evitarlo o apaciguarlo (de lo que se ocupa la investigación en curso) es crucial.
3.2. No es tan obvio. Una hipótesis razonable es que una de las razones por las cuales el conflicto colombiano ha sido tan persistente tiene que ver con que sus costos, aunque enormes, han sido silenciosos. Sólo piense usted en la cantidad de personas a las que el conflicto sólo las ha golpeado a través de ciertas limitaciones en la vida diaria; el "no poder ir a la finca o viajar por carretera" es una caricatura de lo anterior. Por eso, no creo que cuantificar un costo de enormes consecuencias para el bienestar de largo plazo, sea cuantificar lo evidente para todos.

sinnombre

19 de Marzo

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con usted... en el margen. Es decir, después de aceptar que ...+ ver más

Estoy de acuerdo con usted... en el margen. Es decir, después de aceptar que la guerra es absurda y solo si uno acepta que esos problemas se pueden resolver con políticas públicas (cosa con la que estoy, en general, en desacuerdo).

Daniel

20 de Marzo

0 Seguidores

Hola Leopoldo, no me interesa defender el título sino cuestionar la sugerenci...+ ver más

Hola Leopoldo, no me interesa defender el título sino cuestionar la sugerencia de caanalpe (ingenua en mi opinión) de que hay consenso absoluto en la sociedad sobre la necesidad de parar la guerra. Hay sectores que la encuentran rentable (política o económicamente) que no se pueden ignorar. Como señalo abajo, me parece que el título puede dar lugar a malentendidos (sobre todo por la vaguedad del término 'paz' en nuestro contexto).

Blogoeconomia

20 de Marzo

67 Seguidores

Daniel, le entiendo perfectamente y simpatizo con sus argumentos y con la vagu...+ ver más

Daniel, le entiendo perfectamente y simpatizo con sus argumentos y con la vaguedad de `paz'; en esa línea simplemente estaba concediéndole a caanalpe que el título es más un gancho que una descripción del tópico de la entrada, lo cual no necesariamente es la mejor estrategia.

harriarq

19 de Marzo

0 Seguidores

Vuelve y juega el tema de la necesidad de la paz, pero a que costo, lo que se ...+ ver más

Vuelve y juega el tema de la necesidad de la paz, pero a que costo, lo que se analizó es el costo sufrido hasta ahora, pero el costo que tendrá una paz negociada sobre las falacias presentadas por las Farc es aún mas preocupante.
Santos abrio la puerta, pero a que?

Las historias más vistas en La Silla Vacia