Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 28 de Noviembre de 2011

4491

8

 

Listos para el TLC

Por: Jorge Tovar

Se firmó el TLC, por fin. Unos celebraron, otros se quejaron. Pero hay un cierto consenso entre críticos e incluso algunos que no lo son: Colombia no está preparada para el TLC. El argumento es tan simple y repetido que no voy a extenderme en recordarlo. Y no vale la pena recordarlo porque, de hecho, tienen razón, Colombia no está preparada para un TLC.

Es paradójico esto cuando Colombia se ha estado preparando para enfrentarse a los mercados mundiales desde hace 60 años. Aun así seguimos sin estar preparados. Parecen olvidar que la sustitución de importaciones, aquella que se implantó en Colombia y buena parte del mundo en desarrollo (en aquellos tiempos éramos simplemente subdesarrollados) a mediados del siglo pasado tenía como objetivo proteger la industria doméstica para que esta lograra desarrollarse.

La protección artificial, vía aranceles y otros instrumentos de protección, lograría impulsar nuestra economía como pasó muchos años antes en países como Alemania o Japón. Pero no pasó, no salimos del subdesarrollo o, en términos modernos quizás sí, ahora somos un país “emergente”. Es cierto, crecimos. Sin embargo, países que por esos mismos años implementaron políticas similares, pasaron de largo. Taiwán por ejemplo.

La apertura comercial de principios de los noventa tuvo consecuencias diferentes en el sector manufacturero y en el sector agropecuario. La economía política del sector rural, mucho más compleja, obligó a los sucesivos gobiernos a implementar diferentes programas de apoyo que compensasen la competencia externa. El sector manufacturero, en cambio, no disfrutó de tantos beneficios y, encima, terminó rematado con las crisis de finales del siglo XX.

Por eso, hoy, 20 años después, al sector manufacturero se le ve sonriente cuando le hablan del TLC. Los que sobrevivieron, y los que llegaron después están acostumbrados a la competencia. No son el empresario de principios de los noventa que se contentaba con exportar desde su planta en Bucaramanga a San Cristóbal. Son empresarios que buscan consolidar sus productos en el mercado doméstico y en mercados internacionales. El cambio de actitud explica que el cierre del mercado venezolano de hace un par de años no haya resultado en una gran recesión. El TLC no asusta, emociona.

Pero si el sector empresarial ha progresado en 20 años, el Estado no ha correspondido. Eso tiene, y va a tener un costo alto para el país. Adicional a tantos años de proteccionismo y preparación, tuvimos cinco años de gracia para acondicionar este país para la competencia de la, todavía, primera economía del mundo. Hoy me pregunto, por ejemplo, que dirán aquellas empresas de call centers que invirtieron en Manizales, cuando 8 mil empleos y, en días pasados se vieron sorprendidos por dos semanas sin agua. ¿Considerarán a Colombia como destino futuro?

La “Autopista” Bogotá – Girardot es otro ejemplo. La vía, de 121 km, se adjudicó en 2004 y se proyectó terminar en 5 años. Ignoren, por favor, las irregularidades que han venido después. Se planeó construir una de las vías de mayor flujo vehicular en Colombia a una ritmo de 2 km. por mes. Una vía, que bajo los estándares internacionales no es autopista. Es una vía ancha de dos carriles, con retornos en “U”. Una vía, como ya han reconocido las autoridades, condenada a colapsar antes de estrenarse. ¡Ahora, dicen, se necesitaría un tercer carril! Los ejemplos sobran en carreteras, puertos, aeropuertos y las mismas ciudades donde en Bogotá, por ejemplo, las autoridades se del trancón cuando no se han construido apenas vías nuevas en los últimos treinta años.

El sector público es el que parece querer frenar ese ímpetu de empresarios y trabajadores. Caracol acaba de hacer un muy interesante. Acompañó a un camionero en la ruta Bogotá – Buenaventura. Tardó 49 horas en recorrer 709 km. ¡14 km por hora! Eso es, dicen, 3 veces más de lo normal. ¿Un país puede competir moviéndose a 49 km por hora?

Si retrasáramos el TLC 100 años, en las mismas seguiríamos. La primera vez que yo escuché (con gráfico incluido) del Tunel de La Línea fue en 1983 en el Noticiero 24 horas. Ahí seguimos, hablando de soluciones estructurales.

Quizás, el verdadero beneficio del TLC sea que por fin se pueda desarrollar la infraestructura que necesita el país desde hace 40 años. Mientras siga siendo cierto aquello de que es más costoso el transporte de Bogotá a Buenaventura que de Buenaventura a Japón, el país siempre estará en desventaja.

Comentarios (8)

koven

29 de Noviembre

0 Seguidores

Soñar no cuesta nada acerca de lo que necesita Colombia para enfrentar el TLC...+ ver más

Soñar no cuesta nada acerca de lo que necesita Colombia para enfrentar el TLC. Está bueno el aporte pero este tratado como se ha repetido en infinidad de oportunidades es una pelea de tigre con burro amarrado y nada más que hacer, esperar que nos inunden de basura y sacaremos algunos pocos productos y muy pocos, los de siempre, serán los beneficiados con estos maravillosos acuerdos que firman por allá arriba sin que nos consulten a los colombianos si nos parece bien o mal que hundan en la miseria a nuestros compatriotas que viven de la agricultura, más de lo que están.

dagobertoparamo

30 de Noviembre

0 Seguidores

Para complementar este análisis ir a: http://www.elheraldo.co/econom-a/infrae...+ ver más

Para complementar este análisis ir a: http://www.elheraldo.co/econom-a/infraestructura-y-tlc-47789

JesusSeattle

01 de Diciembre

0 Seguidores

Don Jorge Tovar, "Por eso, hoy, 20 años después, al sector manufacturero se ...+ ver más

Don Jorge Tovar, "Por eso, hoy, 20 años después, al sector manufacturero se le ve sonriente cuando le hablan del TLC. Los que sobrevivieron, y los que llegaron después están acostumbrados a la competencia", ah con razón aquí en los EE.UU. el mercado está inundado de productos colombianos que han desplazado completamente los productos de China, México, Alemania, Japón, etc. en el súper competitivo mercado interno. Tiene usted razón han sido veinte años del ATPA/ATPDEA muy bien aprovechados por los industriosos magnates de la industria colombiana.

Blogoeconomia

01 de Diciembre

74 Seguidores

Jesus. Su comentario compara peras con manzanas. Una cosa son preferencias, ot...+ ver más

Jesus. Su comentario compara peras con manzanas. Una cosa son preferencias, otra cosa un tratado de libre comercio. En todo caso mi punto va a como son ellos capaces de enfrentar la competencia global. Por otro lado, EE.UU. es un mercado de regiones para Colombia. Si como su nick sugiere, usted es de Seattle, sólo en sitios muy particulares de la costa oeste consigue arepita colombiana, pero en la otra costa eso es relativamente fácil.

CARLOSC

02 de Diciembre

0 Seguidores

Don Jorge, su artículo además de superfluo es inconcluso e impropio de un "e...+ ver más

Don Jorge, su artículo además de superfluo es inconcluso e impropio de un "economista de Uniandes". Son análisis de lo que menos interesa a Colombia en este momento, porque las exportaciones de Colombia no van a crecer, por lo tanto, no serán necesarias nuevas carreteras. Talvez sirvan para hacerle más fácil el ingreso a las toneladas de productos que nos invadirán. Yo lo invito a que profundice más sobre las más de 3.000 páginas que contiene este nefasto TLC y nos escriba algo más de fondo. Por ejemplo, la incidencia en el agro colombiano, en los medicamentos que nos veremos obligados a comprar a los laboratorios gringos, en la salud o la educación. Estoy seguro que así serán bienvenidos sus artículos.

JesusSeattle

02 de Diciembre

0 Seguidores

Colin Powell, secretario de estado, "nuestro objetivo es garantizar a las empr...+ ver más

Colin Powell, secretario de estado, "nuestro objetivo es garantizar a las empresas estadounidenses el control de un territorio que se extiende desde el Ártico hasta la Antártica y el libre acceso sin ninguna clase de obstáculo de nuestros productos, servicios, tecnologías y capitales por todo el hemisferio" Foreing Affairs en español enero-marzo 2006. Sobre las arepitas; le informo que todas esas golosinas colombianas como arepitas, chocolate, jugos tropicales, jalea de guayaba etc. se consiguen aquí fácilmente, lo interesante es que son productos colombianos pero los distribuidores son empresas mexicanas que me imagino, como con la coca, se quedan con la mayoría de las utilidades. Otra cosita ¿insinúa usted que Colombia conquistará el mercado estadounidense y el mundo vendiendo arepitas? Gracias

JesusSeattle

02 de Diciembre

0 Seguidores

Don Jorge Tovar por supuesto que estoy comparando peras con manzanas y en este...+ ver más

Don Jorge Tovar por supuesto que estoy comparando peras con manzanas y en este caso en mi parecer las peras son mejor que las manzanas; con el ATPA/ATPDEA Colombia recibía el 90-95% de lo que va a recibir con el TLC sin tener que retribuir en nada -excepto combatir el narcotráfico-, ahora con el TLC los sonrientes magnates colombianos tendrán que competir directamente en el mercado interno colombiano con los poco sonrientes empresarios estadounidenses. Esto decian altos funcionarios estadounidense en el 2006 refiriendose al TLC. Robert Portman, U.S. Trade Representative en su informe al congreso estadounidense "since many products from Colombia already enter the U.S. market duty-free under the Andean Trade Preference Act (ATPA), the agreement will level the playing field and make duty-free treatment a two-way street,"; (sigue)

marpos

09 de Diciembre

0 Seguidores

Nos falta mucho para ser competitivos con los TLCs;además de la poca y mala i...+ ver más

Nos falta mucho para ser competitivos con los TLCs;además de la poca y mala infraestructura que tenemos,muy contadas son las empresas sobre todo las PYMES que están preparadas para defenderse de la oferta de productos extranjeros;y si le agragamos la actitud de la mayoria de los trabajadores colombianos,que van a las empresas por que les toca,pero no trabajan con profesionalismo,ni con sentido de pertenencia,es muy difícil que podamos competir.En este momento los ambientes de trabajo en la mayoria de las empresas colombianos es de envidia,intriga,chismes etc;cómo pueden ser competitivas estas empresas?

Las historias más vistas en La Silla Vacia