Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Dejusticia · 26 de Junio de 2014

4845

28

Por: Sebastián Lalinde

Dado que Colombia ha sido un país históricamente golpeado por el abstencionismo electoral, cada vez que hay elecciones surgen voces a favor y en contra del voto obligatorio.

Quienes defienden el voto obligatorio indican que las democracias se han convertido en plutocracias. Por lo general, las clases sociales más altas son las que votan y, por lo tanto, sus intereses están sobre-representados, en  tanto que las clases más bajas no votan y sus intereses están sub-representados.

Pues bien, según algunos, la manera de hacer más vigorosa una democracia y de lograr una mayor representación de todos los intereses que hay en la sociedad es haciendo obligatorio el voto. Así como todos debemos pagar impuestos para contribuir a un bien social (que se construyan calles, colegios, etc.), todos deberíamos votar para contribuir al bien social de tener una democracia más plural y representativa.

Pero resulta que la democracia es una forma de gobierno que, a diferencia del totalitarismo, admite cualquier visión del mundo, incluso una que no crea en la democracia, como el anarquismo o el marxismo. De suerte que obligar a los ciudadanos a votar parece algo más propio de un sistema totalitario que de uno democrático.

La respuesta de los defensores del voto obligatorio sería que los anarquistas podrían seguir expresando su descontento con el sistema a través del voto en blanco, no marcando la tarjeta o haciendo que su voto sea nulo.

Añadirían los opositores que el voto obligatorio es un intento desesperado por legitimar un sistema que no goza de legitimidad popular. Algo parecido pudo haber ocurrido con el plebiscito de 1957 que dio lugar al Frente Nacional y que fue la primera vez que las mujeres votaron en Colombia. En estas votaciones se presentó una de las mayores tasas de participación electoral en el país (72,31%), por lo que es posible pensar que el establecimiento del voto femenino fue una herramienta para que gran cantidad de mujeres acudieran a las urnas a estrenar su derecho y, quizás sin proponérselo, legitimaran con su alta participación un sistema que excluía visiones del mundo que no fuesen las del partido liberal o conservador. Obviamente entiendo que esto puede no ser concluyente por tratarse de un caso excepcional, pero al menos es útil para ilustrar el punto.

Está bien que una democracia pretenda legitimarse. Pero si en una democracia primero son las razones (educación, incentivos positivos, etc.) y después, como último recurso, la fuerza (sanciones), lo más natural es perseguir la legitimidad con incentivos y no con multas.

Además, en este caso las sanciones no serían necesarias cuando existen mecanismos menos lesivos del derecho a la libertad de expresión y de opinión, como los estímulos.

Los defensores del voto obligatorio dirán que ya hay estímulos para votar en la Ley 403 de 1997. Sin embargo, si es cierto que los sectores pobres son los que más se abstienen de votar, resulta contradictorio que los incentivos más conocidos estén dirigidos a una población que probablemente no es el grueso de los abstencionistas: los estudiantes, los trabajadores formales, quienes aspiran a un cargo de carrera y quienes quieren sacar el pasaporte. Probablemente el incentivo que mejor está focalizado es el de la preferencia en la adjudicación de becas, de predios rurales y de subsidios de vivienda para quienes votaron. Aunque no tengo evidencia, mi percepción es que este incentivo no ha tenido la publicidad que merece.

Admito que hay poderosos argumentos de lado y lado. Como estoy convencido de que el Estado no puede ser neutral frente a la participación y que aumentarla es deseable, por lo pronto estoy más lejos del voto obligatorio y más cerca de la profundización de los incentivos.

El voto obligatorio me suena a aquella tesis totalitaria de Fukuyama de que con la democracia ha llegado el fin de la historia. También me suena a querer imponer por la fuerza el modelo del buen ciudadano que participa en las elecciones (perfeccionismo moral), así después de los comicios no haga control ciudadano o veeduría. Prefiero, como diría Mockus, más zanahoria y menos martillo, no solo para incentivar el voto sino también el control ciudadano post elecciones.

En fin, toda esta discusión me trae a la memoria a los psicoanalistas, para quienes el derecho es el cambio de los deseos, los instintos y las pasiones por el amor a la ley, por el amor a palabras tranquilizadoras. Y el voto obligatorio podría ser una palabra tranquilizadora: “A quien eligieron resultó un dictador, pero no se preocupen, no se angustien, quédense tranquilos porque ese dictador fue elegido en unas elecciones con cero abstención”.  

¿Usted qué piensa?

Comentarios (28)

DIDUNDI

27 de Junio

3 Seguidores

La solución en un país llamado democrático está en la Educación, esa q lo...+ ver más

La solución en un país llamado democrático está en la Educación, esa q los mezquinos congresistas se pasan por la faja en aprobar reformas, esa q de paso nos serviría para celebrar mejor una victoria y no terminar llorando MAS muertos.
Pero como eso es un proceso relento, a cuenta gotas como todo en este país, x el momento toca incentivar, y aquí viene otro estilo de exclusión:
--En estratos q viven del rebusque diario, d q’ diablos sirve rebajas en las universidades, subsidios de vivienda o pasaportes, o lo q es peor, un día de descanso x votar cuando el grueso d esa población ni siquiera un trabajo formal tiene para subsidiar x lo menos uno de esos tantos LUJOS inalcanzables ?. Y como a todo postre le corresponde su fresa, q tal rebajar 1 mes del servicio militar-q cinismo irrespeto-, en otras palabras 1 mes ´de vida?, o de menor posibilidad de morir en el monte protegiendo un sistema económico nada democrático. Lo único real y tangible a lo q pueden aspirar.

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

DIDUNDI, gracias por el comentario. Estoy de acuerdo en que los incentivos que...+ ver más

DIDUNDI, gracias por el comentario. Estoy de acuerdo en que los incentivos que existen no son los mejores porque no están dirigidos a la población más abstencionista que suele ser la más pobre, salvo quizás el que menciono sobre subsidios de vivienda. Por eso yo creo que hay que insistir en los estímulos pero habría que crear unos mejor focalizados. Además, habría que darlos a conocer masivamente. 

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias elgatodeschrodinger por el comentario. Estoy de acuerdo con su impresi...+ ver más

Gracias elgatodeschrodinger por el comentario. Estoy de acuerdo con su impresión de que la política y la justicia en Colombia no están del todo bien. Por eso me parece deseable aumentar la participación en las votaciones para que haya más intereses representados y, de ese modo, el congreso, las cortes, las alcaldías, etc., estén mejor integradas y sean más plurales. Posiblemente eso ayude a superar la crisis de la que usted habla. Pero creo que es mejor aumentar la participación a través de incentivos que a través del voto obligatorio.

Sebastián Lalinde 

DIDUNDI

27 de Junio

3 Seguidores

Argumentos valederos de lado y lado ?, indiscutiblemente.
Es innegable q e...+ ver más

Argumentos valederos de lado y lado ?, indiscutiblemente.
Es innegable q el abstencionismo está muy acentuado en ciertos estratos socioeconómicos, generalmente los más bajos; el xq’?, los estudios deben saberlo y no debe ser difícil llegar a la conclusión. Voto obligatorio en un país con altísimos grados de pésima educación, veo 2 lecturas:
--fomentar la corrupción x la compraventa de votos seria mucho mas fácil y la clientela abundaría
--temor del estamento. Obligar una población abstencionista q normalmente hacen parte d los segregados-excluidos, es un temor q tampoco están dispuestos a correr, q x venganza esa mayoría abstencionista termine apoyando la verdadera oposición de este país?.
En la oligarquía mejor montada de toda LA hay temor a la pérdida del control del sistema, de ahí la lentitud en la EDUCACIÓN colombiana.

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias DIDUNDI por el comentario. Yo creo que la educación podría contribui...+ ver más

Gracias DIDUNDI por el comentario. Yo creo que la educación podría contribuir a mejorar la participación, pero como ese es un proceso lento y a largo plazo, creo que lo más efectivo para aumentar la participación en el corto plazo son los incentivos. 

Sebastián Lalinde 

GMolano

27 de Junio

0 Seguidores

Para empezar, el debate planteado por los nuevos insospechados defensores de l...+ ver más

Para empezar, el debate planteado por los nuevos insospechados defensores de la democracia participativa, los promotores del voto obligatorio, es un acto envenenado y fariseo.
Envenenado porque se piensa forzar la legitimidad sin mejorar la calidad de la política planteada. La gente no ha ido a votar últimamente porque le toca escoger entre males. Las ultimas elecciones plantearon escoger entre un farsante redomado y un títere con titiritero autoritario, al final gano el que se percibió es el menos malo. Lo que ahí incentivar es el voto informado veraz, no los "Estados de Opinión".
Fariseo, porque el debate plantea que los malos son los electores, al no querer ir a las urnas y convalidar la vagabunderia cuando la experiencia histórica demuestra que los malos son otros.
Hay que incentivar la calidad. Como?
Primer paso: Justicia independiente imparcial efectiva
Segundo Paso: Establecer criterios mínimos creíbles de legitimidad pre-debate y pos-debate electoral.
Listo.

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias GMolano. Yo también creo que la legitimidad no se puede forzar en una...+ ver más

Gracias GMolano. Yo también creo que la legitimidad no se puede forzar en una democracia en la primero son las razones y después la fuerza. Justamente por eso prefiero los incentivos más que las sanciones. Ahora, ¿cómo mejorar la calidad de la política de la que usted habla? Haciendo que la democracia tenga en cuenta más intereses y para eso habría que aumentar la participación. ¿Cómo? Con garrote (sanciones) o con zanahoria (incentivos). Yo me inclino más por la zanahoria.

Sebastián Lalinde 

GMolano

27 de Junio

0 Seguidores

El esfuerzo de legitimidad lo tienen que hacer los políticos (de eso viven y ...+ ver más

El esfuerzo de legitimidad lo tienen que hacer los políticos (de eso viven y comen, es lo mínimo deseable), no el elector. De hay se desprende cualquier razonamiento.
Cualquiera sean las maneras deben ser graduales, dado el actual masacote politiquero.
Lo primero, la responsabilidad política no debe ser mas un saludo a la bandera. Se debería generar una contabilidad efectiva a los partidos a la hora de las elecciones. Esto pasa por contabilizar las sanciones disciplinarias o penales a miembros adscritos a un mismo partido participantes de cargos de elección popular y debe tener consecuencias legales para el partido afectado a la hora de participar en debates electorales de cualquier tipo.
Para que lo anterior no quede cojo, los liderazgos de las "ias" deben ser mixtos, mitad político mitad técnico de carrera, por estatuto en cada entidad debe primar la continuidad del criterio técnico y no el capricho político injustificado. En teoría algunas entidades ...
Continua

cosmo

27 de Junio

0 Seguidores

Yo no creo que el voto obligatorio sea el remedio para todos los males de la d...+ ver más

Yo no creo que el voto obligatorio sea el remedio para todos los males de la democracia colombiana. No obstante, sí creo que debería ser incluido como un componente esencial de una gran reforma política. Los incentivos positivos contribuyen, en realidad, a pervertir la cultura cívica. Además, son ineficientes. El concepto de desplazamiento motivacional (crowding out - distinto del efecto del mismo nombre al que se refieren los estudiosos de la macroeconomía y la hacienda pública), elaborado por el economista Bruno Frey, es muy pertinente en este contexto. Las recompensas no hacen que la gente se vuelva mejor ciudadana.
Los argumentos en favor del abstencionismo ignoran que los derechos implican deberes o, dicho de otro modo, que la libertad cuesta. ¿En qué sentido cuesta? Cuesta porque implica realizar el esfuerzo de informarse acerca de la decisión que le compete tomar como ciudadano el día de las elecciones, así como el esfuerzo mismo de realizar esa decisión, esto es, votar.

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias cosmo por la referencia al concepto de desplazamiento motivacional que...+ ver más

Gracias cosmo por la referencia al concepto de desplazamiento motivacional que no lo conocía. Pero tengo una duda: si las recompensas no hacen que la gente se vuelva mejor ciudadana, como usted dice, ¿las sanciones (voto obligatorio) sí pueden hacer que la gente se vuelva mejor ciudadana? Con la misma lógica uno tendría que responder que no, luego ese argumento no serviría para atacar los incentivos al voto, ¿no cree?

Sebastián Lalinde

jatolo

27 de Junio

0 Seguidores

En vez de hablar de voto obligatorio no sería más conveniente, tanto para la...+ ver más

En vez de hablar de voto obligatorio no sería más conveniente, tanto para la democracia como para el país, una especie de voto inducido y auto persuadido. Explicación: los incentivos no han producido los resultados esperados y los niveles de abstención son cada vez más abrumadores, entonces en su lugar se deben reemplazar por requisitos, por ejemplo para las personas naturales obligar a “presentar” el certificado de votación: a) para hacer traspaso de bienes raíces, b) enajenación de vehículos c) solicitar pasaporte d) ingresar a la universidad e) abrir una cuenta bancaria f) posesionarse en un empleo (público o privado) g) constituir una sociedad o inscribirse como comerciante h) obtener el RUT i)graduarse en cualquier nivel universitario j) recibir herencias, donaciones o legados k) obtener licencia de conducción l) inscripción en EPS etc. y algunos otros trámites. Para soslayar la “presentación del certificado” este se debe poder verificar mediante la consulta electrónica a la Re

DIDUNDI

27 de Junio

3 Seguidores

Los incentivos señores DeJusticia van más allá de simples paliativos, y par...+ ver más

Los incentivos señores DeJusticia van más allá de simples paliativos, y parten del mismo congreso y en general de la disposición política en compañía de los verdaderos dueños de este país, de hacer un revolcón social en salud educación y empleo básicamente en este país, xq a aquí seguimos viendo morir gente en la puerta de los hospitales x legitima hambre; eso sí sería motivante.
Comerse el cuento de los Blogeconomistas q todo lo justifican y aquí no pasa mucho x no decir nada, comparándonos unas veces con países del área q dan grima, o lo q es peor en la última entrada, con los Chinos, es lastimero y desesperanzador para el nombre de su blog.
Paños de agua tibia para heridas tan profundas de la pobreza absoluta no sirven de nada. Es cierto q falta promocionar los incentivos q ya existen, pero esos son solo para cierto grupo poblacional.
Algo + tangible x el momento podría ser un alivio en los servicios públicos

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias DIDUNDI por el comentario. Es cierto que no todos los incentivos que e...+ ver más

Gracias DIDUNDI por el comentario. Es cierto que no todos los incentivos que existen están dirigidos a la población que normalmente se abstiene y, justamente por eso, sus intereses están sub-representados en los espacios políticos. En verdad no soy un experto en incentivos porque para ello es improtante saber bastante de teoría de juegos, de modo que el incentivo no devenga en perverso o contrario. Pero, desde mi ignorancia en el tema, un alivio en los servicios públicos para quien vote no me suena mal. Mi única objeción sería que en Colombia mucha gente no cuenta con servicios públicos, luego es posible que la población a la que le apuntaría ese incentivo no sea la más pobre, la que más se abstiene y la que está sub-representada.

Sebastián Lalinde   

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

jatolo, gracias por el comentario. En mi opinión, los requisitos que usted me...+ ver más

jatolo, gracias por el comentario. En mi opinión, los requisitos que usted menciona harían que el voto se convierta en obligatorio porque son una sanción por no votar: si no voté, no puedo vender mi vehículo; si no voté, no puedo sacar el pasaporte; si no voté, no puedo obtener la licencia de conducción, etc. Obviamente esas serían alternativas a las multas para quien no vote. Es decir, uno puede hacer obligatorio el voto imponiendo multas o impidiendo vender el carrro, sacar la licencia de conducción, sacar el pasaporte, etc. Por eso creo que su propuesta en últimas está reivindicando el voto obligatorio, que a mí no me gusta mucho porque prefiero, en principio, los incentivos.

Sebastián Lalinde 

jgm

27 de Junio

1 Seguidores

Admito que el voto obligatorio me genera dudas, pero creo que el análisis de ...+ ver más

Admito que el voto obligatorio me genera dudas, pero creo que el análisis de este blog está mal enfocado. No entiendo muy bien la relación entre voto obligatorio y "fin de la historia". No creo que quienes defienden esta medida piensen que ya no existe ningún tipo de contraposición o dialéctica y que por eso debamos obligar a los ciudadanos a votar. Tampoco creo que haya necesariamente un deseo de obligar a los ciudadanos a ser virtuosos, ni el ánimo de legitimar a la fuerza (de sanciones) un régimen profundamente defectuoso.
En efecto, el Estado no puede ser neutral frente a la participación. Y no digo "no puede" como si dijera "no debe". En verdad no puede. Si no hace nada, estaría tomando una posición: mantener el statu quo no es una posición neutral. La neutralidad aquí no es posible...

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias jgm por el comentario. Mi referencia al fin de la historia responde a ...+ ver más

Gracias jgm por el comentario. Mi referencia al fin de la historia responde a que yo siento que detrás del voto obligatorio está la idea de que la democracia es la mejor y la última constucción humana, como lo plantea Francis Fukuyama. Si la democracia es lo mejor, todos debemos creer en ella obligatoriamente, entonces debemos votar, so pena de ser sancionados. Para un anarquista que no cree en la democracia, ella no representa el fin de la historia. Si al anarquista lo obligan a votar contra su voluntad, en el fondo le están diciendo que la democracia constituye el fin de la historia. No sé si me hice entender mejor.

De otro lado, yo creo que con el voto obligatorio hay el ánimo de legitimar el régimen, pero eso no es malo. Lo que no me gusta es que se haga con sanciones y no con incentivos.

Sebastián Lalinde      

jgm

27 de Junio

1 Seguidores

Uno de los efectos que tiene la abstención (además de los mencionados en el ...+ ver más

Uno de los efectos que tiene la abstención (además de los mencionados en el blog como la subrepresentación) es la de facilitar la corrupción del sistema político. La baja participación abarata los costes en que deben incurrir los empresarios del voto para hacerse elegir. A menor participación, mayor impacto tienen los votos comprados. Suponiendo que los recursos para la compra de votos es constante, una mayor participación llevaría a una menor participación en el sistema colombiano del voto comprado. La pregunta que me surge es esta: ¿no tenemos algún tipo de obligación de tomar medidas colectivas (el voto obligatorio es sólo una opción) para evitar que el comportamiento de algunos ciudadanos (en este caso la mitad de los ciudadanos) nos afecte de tal manera que ponga en riesgo la vida en común, que es la garantía misma de nuestras libertades? No se si el voto obligatorio (que debe entenderse como una medida temporal) sea necesariamente la solución, pero creo que debe discutirse y es b

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias jgm. Comparto su tesis de que el voto obligatorio hace más costoso co...+ ver más

Gracias jgm. Comparto su tesis de que el voto obligatorio hace más costoso comprar votos porque ya serán muchas más personas a las que tendrán que ofrecerles dádivas. Pero, ¿será que se justifica combatir la compra de votos con una restricción tan fuerte a la libertad de expresión, a la libertad de opinión y al pluralismo ideológico? ¿No será que para perseguir ese fin se pueden adoptar otras medidas menos lesivas de los derechos y que no constituyan una negación del concepto mismo de democracia, el cual tolera cualquier visión del mundo, incluso las visiones antidemocráticas? El problema es que en la práctica va a seguir habiendo plata para comprar votos, así sea más caro, y entonces quien pone esa plata le va a cobrar a los políticos con favores más grandes. Entonces la corrupción aumentaría. Otra razón que no había pensado para oponerse al voto obligatorio.

Sebastián Lalinde    

jgm

28 de Junio

1 Seguidores

1. Estoy de acuerdo con tomar medidas menos lesivas (es decir, que mejor respe...+ ver más

1. Estoy de acuerdo con tomar medidas menos lesivas (es decir, que mejor respeten el principio de autonomía personal) es siempre mejor que tomar medias más invasivas. 2. Lo más probable es que el dinero para la compra de votos siga constante. Si fuera posible multiplicar los recursos para ese fin, seguramente hubiéramos visto más compra de votos en estas elecciones pues siempre es mejor tener 30 senadores que 15 (suponiendo que ese es el # de senadores que llegaron por este medio). Si hubieran tenido más recursos, no hubieran dudado en usarlos. 3. Debe tenerse en cuenta que el sistema, tal como funciona hoy, significa una fuerte restricción a la autonomía personal (y colectiva) al hacer casi nulo el peso de juicio que logra formarse cada ciudadano al acudir a las urnas, pues el peso de su voto se ve drásticamente reducido gracias al voto comprado. 4. Una medida menos lesiva (y que se aplica hoy en Medellín) es la de ofrecer transporte público gratuito el día de las elecciones...

Juan Fernando Salazar Lopera

27 de Junio

0 Seguidores

En este tema la palabra "estímulos" es eufemismo para ocultar lo que realment...+ ver más

En este tema la palabra "estímulos" es eufemismo para ocultar lo que realmente es una barrera como sanción. Una democracia no puede "incentivar" el voto imponiendo barreras a los derechos económicos. Son ellos los que permiten avanzar en la obtención de una democracia más elevada. Sólo con ciudadanos que tienen satisfechos un nivel básico de derechos económicos una democracia puede prosperar y considerarse legítima. La clase necesitada de esos derechos para construir democracia es la que se ve afectada por los “incentivos”. Para que sea posible moralmente exigirles una obligación de participación se debe aumentar la oferta de derechos económicos. Con los "incentivos" lo único que se crea es un obstáculo que mantiene la diferencia abismal entre clases. No me parece adecuado utilizar el voto como un criterio de acceso a esos derechos. Esto produce factores que se autoaceleran: no voto por la insatisfacción de derechos económicos y no tengo acceso a los derechos económicos por no votar

Dejusticia

27 de Junio

391 Seguidores

Gracias jsalaz. Si se aumenta la participación, la desigualdad podría dismi...+ ver más

Gracias jsalaz. Si se aumenta la participación, la desigualdad podría disminuir porque todos los intereses de la sociedad van a estar representados, luego es posible que los derechos económicos a favor de las clases más pobres, que normalmente son las que menos votan, aumenten gracias a que va a haber alguien velando por sus intereses y legislando o administrando para que se reconozcan más derechos a su favor. Dos, yo entiendo que el acceso a los derechos no puede estar subordinada al hecho de haber votado. Pero en un contexto de recursos escasos, uno sí podría fijar criterios de desempate. Por ejemplo, si el Estado no puede darle educación superior a todos los habitantes, sí puede hacer un examen para que ingresen a la universidad los mejores. Pero si dos personas sacan el mismo puntaje en ese examen, no es desproporcionado que ese empate se dirima a favor de quien votó.

Santiago Garcés

29 de Junio

0 Seguidores

Bien decía el profesor Antonio García Nossa que la democracia debía tener, ...+ ver más

Bien decía el profesor Antonio García Nossa que la democracia debía tener, para ser llamada tal, factores cuantitativos, cualitativos y orgánicos. Aqui en Colombia se rajan los tres. Ni siquiera los meramente cuantitativos pasan la prueba, pues el fraude electoral constante impide que el ejercicio del sufragio universal - aunque puramente formal- tenga mayor legitimidad. El voto obligatorio es demagogia, y la universalidad del sufragio solo se la han tomado en serio cuando ha beneficiado a la oligarquía, como menciona ejemplarmente el columnista con el caso del 57. Esta república señorial históricamente redujo o amplió el sufragio de acuerdo al riesgo marginal que representara uno u otro camino para su dominación, el pacto oligárquico más fuerte de América Latina. El voto obligatorio es demagogia, preocupémonos más bien por garantizar las condiciones de posibilidad de un voto consciente, que exprese los intereses de los electores, y no la dominación ideológica de una élite oligárquica.

elcomentaristah...

30 de Junio

0 Seguidores

Buena discusi[on.
Algo previo deber[ia ser cambiar el sistema de inscripci...+ ver más

Buena discusi[on.
Algo previo deber[ia ser cambiar el sistema de inscripcion previa. Es dificil, engorroso y con visos il[ogicos en un mundo que se mueve cada vez m[as rapido.
Y ya la registraduria ha probado que cuenta con soportes tecnologicos como para dar un salto en este sentido.
Inscribir la cedula de manera mas flexible resolveria una gran parte de la abstencion, incluso sin hablar aun de sanciones o incentivos

nickuervo

02 de Julio

0 Seguidores

Yo estoy de acuerdo con los incentivos y creo que hace falta publicidad. Pero ...+ ver más

Yo estoy de acuerdo con los incentivos y creo que hace falta publicidad. Pero creo también que muchos incentivos nuevos podrían crearse y que por aplicarse en el día a día, no tendrían necesidad de publicidad para darse a conocer. Por ejemplo si el pago de una multa, de impuestos o de servicios públicos (por qué no privados) se puede realizar con tarifa reducida antes de una fecha determinada (como sucede hoy) previa presentación del cerificado electoral, o dando un plazo mayor bajo el mismo criterio.

Uvo

04 de Julio

0 Seguidores

Eso del abstencionismo como indicador de legitmidad de una democracia es una c...+ ver más

Eso del abstencionismo como indicador de legitmidad de una democracia es una conceptualización inutil porque el sistema continúa al margen del porcentaje de participación. La ironía del abstencionsita o del anarquista condenado a pagar los impuestos para soportar las reglas de juego del sistema del cual intencionadamente no participa. Si uno se inclina por los incentivos es porque indudablemente cree en los argumentos sobre los beneficios de aumentar la participación, luego me pregunto si se está convencido de ello cual es el problema con el voto obligatorio que es efectiva y menos onerosa para lograrlo?.No hay nada mas legitimador del regimen que pagar los impuestos que lo sustenta y ningún anarquista se libra de pagarlos ni se han muerto por ello. Le sirve a los aspirantes de opinión que no tienen dinero ni burocracia para sacar a votar e increiblemente son el patron de opinión en contra del voto obligatorio simplemente porque Uribe lo propuso, miopes y quedados.

Las historias más vistas en La Silla Vacia