Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Luis Fernando Parra · 20 de Mayo de 2014

2780

14

Pocos colombianos se atreverían a desconocer que la reciente historia política del país está impregnada, permeada como por una especie de sucesos del bajo mundo: narcotráfico financiando impunemente campañas presidenciales, paramilitarismo constriñendo electores, exterminio de partidos políticos, uso de recursos estatales para comprar conciencias, interceptación de comunicaciones, peligrosa y dramática invasión de la vida privada. Así que no extrañemos que la presente contienda electoral adolece de la misma enfermedad. Y de que los que ayer se abrogaban títulos de honorables e impolutos, los veamos hoy defendiendo causas de sus otrora contradictores. ¿Seguiremos votando por los mismos a sabiendas de lo que sabemos son capaces de hacer y sobre todo…de no hacer? ¿Por aquellos que aparecen  prometiendo bienvenidas a futuros, cerrando brechas, cambios con equidad, etc. etc.?

Pertenezco a ese pequeño segmento de la población que aún duda sobre la eficacia de su voto.

Sin embargo las próximas elecciones presidenciales tienen algo de atractivo y particular: la posibilidad de avanzar por primera vez y de manera significativa en equidad y justicia social. Ese, y no el de la escogencia entre la guerra y la paz, disyuntiva tendenciosa, es el camino que queda para salir de la encrucijada. Por eso la paz de Santos, aunque seductora, resulta insuficiente.

Así que teniendo como requisito sine qua non el absoluto respeto por el proceso de paz en marcha, me propuse la búsqueda del candidato o candidata que tuviera claro que si no se afectan las condiciones socioeconómicas de nuestra sociedad, la paz que promete  alcanzar no pasaría de ser una nueva quimera. 

Constaté, por ejemplo, que los candidatos de los partidos tradicionales insisten en la implantación perfeccionada de un modelo económico neo-liberal, cuyos resultados son por todos conocidos.[1] Y que el fin del conflicto significa para ellos eso y sólo eso. No en vano y ad portas de un tratado de paz, los agricultores tienen que presionar al gobierno nacional por auxilios económicos. O los maestros su dignificación -no un chantaje como lo afirma en su twiter la senadora peñalosista Claudia López-. 

Pero también descubrí que existe una opción diferente a la de los partidos tradicionales, que insiste como fundamental trabajar en la construcción colectiva de un modelo económico propio e independiente, que al intentar insertarse en la economía mundial, no debilite la industria nacional, fortalezca la producción agrícola propia y garantice la seguridad alimentaria. Garantice también la vigencia de un estado social de derecho, asociado al respeto y garantía del acceso y disfrute de los derechos establecidos en la Constitución para todos los colombianos. Y que los diálogos en La Habana  no son bandera política de nadie. Antes bien, los fortalece mediante la participación de otros actores en las discusiones.

 Y es una candidatura respaldada por un partido libre de las faltas que los partidos tradicionales esconden, enriquecida con ventajas adicionales, liderada por una persona estudiosa, valerosa, y capaz, que sin tener que abdicar demagógicamente de sus ancestros y clase social, ha demostrado a lo largo de su historia un compromiso consecuente con propuestas que significan la lucha frontal contra la desigualdad en nuestro país: Clara López 

Es esa mi opción para la primera vuelta.

Adenda 1. Me dirán, no sin razón, que el Polo también tiene sus lunares. Pero es un partido que ha buscado constantemente construir una identidad clara y ha dado cabida en su seno a personas íntegras. Pero falta camino, que con seguridad López y Avella construirán con acierto.  

Adenda 2. Aventurarse en el voto en blanco significa obligarse al ejercicio de examinar lo que los partidos tradicionales sacarían de la manga como su opción para la segunda vuelta. Esto es, encontrar un par de candidatos de amplia recordación nacional y sobretodo popular, que les garantice el triunfo. Los primeros llamados serían los expresidentes: César Gaviria, quien está calentando su voz, Andrés Pastrana y, porqué no, Ernesto Samper (Al fin de cuentas fue absuelto).

Nota:

 

[1] Es imprescindible referirse una vez más a los nefastos resultados de nuestros principales indicadores sociales: concentración de los ingresos (el 1% de la población con mayores ingresos detenta el 20% del total de los ingresos de los colombianos), la tierra en pocas manos, miseria de los minifundistas, pésima calidad educativa y el menosprecio por el trabajo de las maestras (son el 70% del equipo de formadores), la pésima calidad  de la salud, el quebrado sistema pensional, la inexistencia de justicia, el monopolio y  sometimiento de los medios de comunicación...

 

Comentarios (14)

Flavio Pinto Siabatto

21 de Mayo

0 Seguidores

Comparto el fastidio por el falso sindicalismo, pero no sabía que la ley 100 ...+ ver más

Comparto el fastidio por el falso sindicalismo, pero no sabía que la ley 100 era obra del sindicalismo, ni que la integración vertical en la salud también era obra de ellos, ni que el bajo presupuesto de la educación era un obra del sindicalismo o de la izquierda.
Es verdad que el sindicalismo en Colombia es tan altruista como cualquier banquero, pero no deja de sorprender la lista de omisiones, flagrantes... Seamos sinceros: el sindicalismo ha hecho danho, pero ha hecho aún más danho el modelo económico de privatización, el modelo del lucro sobre toda consideración. Por qué es tan oneroso reconocerlo? No cuesta más ignorarlo?

Flavio Pinto Siabatto

21 de Mayo

0 Seguidores

Podría anhadir muchas más historia sindicales del mismo corte. No creo que v...+ ver más

Podría anhadir muchas más historia sindicales del mismo corte. No creo que valga la pena ahondar, sólo produce desazón.
En cuanto a la salud, cuál es el indicador adecuado? Yo opino que indicador más elocuente de los efectos del sistema es el número de muertos, lisiados y afectados por faltas de la atención. En cuestión de logros, evaluaría el crecimiento de programas de nutrición, salud preventiva, reducción de incidencia de enfermedades. Y contrastaría esos números con las ganancias, el número de beneficiarios económicos del sistema. Si la plata no alcanza, no es un crimen malgastarla en campos de golf o inversiones en otros países?
Desde hace ya mucho tiempo se sabe que todas las implicaciones de cualquier sistema se originan en su disenho. Así que, por los resultados conocidos, hay que decir que el concepto no es bueno. Al contrario: es pésimo. Ni fomenta el servicio, ni premia a los médicos, ni mejora la salud del pueblo.
Pero el tema era otro...

Bat

20 de Mayo

0 Seguidores

¿Qué necesita el Uribismo para volver al poder?
1. Que haya un estado de...+ ver más

¿Qué necesita el Uribismo para volver al poder?
1. Que haya un estado de inestabilidad y conmoción política. Solo en esas condiciones fructifican las opciones autoritarias. Hecho.
2. Que el voto de opinión esté divido en pequeños segmentos, todos sin opción de ganar. Hecho.
3. Que el debate político comience nuevamente a enfocarse en el truco: amigos de "la far" contra "patriotas" enemigos de "la far". Casi hecho.
4. Que haya una alta abstención electoral (menos volumen de votos es más fácil de manejar). Por hacer.
5. Que Santos no gane en primera vuelta. Y es así de perverso: lo único que Santos tiene para negociar votos con el resto de la derecha es la mermelada. Si no gana en primera vuelta, su capacidad de negociación se debilita brutalmente. Los caciques van a entender que el uribismo es un fenómeno en ascenso y le van a quitar el apoyo a Santos para dárselo "al uno". Por hacer.

Óscar M

21 de Mayo

0 Seguidores

No se cuanto se gasta usted pensando en que escribir en sus columnas, pero la ...+ ver más

No se cuanto se gasta usted pensando en que escribir en sus columnas, pero la verdad habría ahorrado espacio si hubiera escrito " no me gusta el neoliberalismo, por eso voto por Clara López" y no nos habria quitado tiempo leyendo tantos lugares comunes y todo ese cuento trillado del modelo neo-liberal.

DIDUNDI

21 de Mayo

3 Seguidores

LuisFer lo acompaño en nuestra pena, 1ª vuelta x Clara, 2ª vuelta -xq tocó...+ ver más

LuisFer lo acompaño en nuestra pena, 1ª vuelta x Clara, 2ª vuelta -xq tocó- x Santos.
La guerra de los medios electrónicos y comerciales televisados está ardiendo, en esta coyuntura de seguro ya las campañas sobrepasaron los topes.
Q veremos en el famoso Debate que anuncian?, primero q todo buen rating.
Quien lo ganará?, el que se abstenga de personalizar la tertulia?, o el que precisamente termine cegándose en el plato que comen?. Como están las cosas, los asesores deben estar echando cabeza que posición asumir, pero será inevitable que el agua sucia sea vista a través de la TV para todo el mundo, o será que se comportan?.
Ya estamos jugados todos, en especial medios y periodistas haciendo + q análisis, campañas dirigidas exclusivamente a tratar de desnivelar la balanza en contra de unos y a favor de otros.
1ª Clara, 2ª TOCONFU

MAG

22 de Mayo

0 Seguidores

La tragedia es que las dos opciones con posibilidad real de ganar representan ...+ ver más

La tragedia es que las dos opciones con posibilidad real de ganar representan lo mismo.http://ingenuidaddemocratica.blogspot.com/2014/05/la-campana-reflejo-de-...

Santiago Garcés

22 de Mayo

0 Seguidores

En primera vuelta, mi voto será por Clara López y Aída Abella. No creo que ...+ ver más

En primera vuelta, mi voto será por Clara López y Aída Abella. No creo que el santismo necesite de los votos del movimiento social y popular y de la ciudadanía crítica para ganar en segunda vuelta, solo en un caso extremo consideraría amarrarme el hígado y votar por Santos en función de la continuidad del proceso de paz. Pero ojo ¡NO nos engañemos a nosotros mismos con la disyuntiva "guerra o paz"! El proceso de paz ha sido un logro y una conquista popular y solo la movilización y lucha cultural del pueblo colombiano mantendrá, ampliará y desbordará la mesa de diálogos en función de un fin del conflicto que también implique reformas democráticas en lo económico y lo político. Más allá de las elecciones, se viene la lucha por el presupuesto general de la nación del próximo año ¿Santos mantendrá su postura ortodoxamente neoliberal de la "restricción fiscal" teniendo en cuenta lo que los campesinos se ganaron justamente en la movilización y en los paros?

JOSE ANGEL PEREZ ARIZA

22 de Mayo

0 Seguidores

Buenas noches.
Estoy de acuerdo con su comentario. Tampoco me gusta la ree...+ ver más

Buenas noches.
Estoy de acuerdo con su comentario. Tampoco me gusta la reelección de Santos, menos ahora que lo hace rodeado de toda la clase política tradicional. Los mismos que por años han ocupado curules en el Congreso, Ministerios o la Presidencia de la Nación, cargos en los que han brillado por su gris desempeño.
No sé si reír o llorar cuando veo a Gaviria enarbolando la bandera de la reelección como jefe de campaña, pronunciando encendidas arengas en las plazas públicas, ofreciendo lo que ni él ni Santos le han cumplido a los colombianos.
Por eso tengo la corazonada de que esta vez tampoco van a cumplir. Las promesas se diluirán con el paso de los días. Pero la burocracia se nutrirá con los recomendados de quienes apoyan la reelección y los viejos políticos tendrán ministerios y otros cargos para medrar del presupuesto nacional, como lo han hecho toda su vida, mientras el pueblo seguirá pasando las duras y las maduras, como siempre.

DIDUNDI

23 de Mayo

3 Seguidores

UNA VEZ MAS PREGUNTO, DONDE ESTA ALBARRACIN Y ''FURIBITO'' ?

UNA VEZ MAS PREGUNTO, DONDE ESTA ALBARRACIN Y ''FURIBITO'' ?

nicolas mora

23 de Mayo

0 Seguidores

La Politica es el Cancer de las Sociedades , daña todo en lo que interviene...+ ver más

La Politica es el Cancer de las Sociedades , daña todo en lo que interviene…..
“Colombia es una sociedad enferma y de Mentalidad absurda, hasta no extirpar el tumor de la corrupción cualquier excusa de paz, es solo una ilusión”

Re-Indignado

23 de Mayo

0 Seguidores

De acuerdo Luis Fernando, Santos con sus saludcoops, musas y JJ-hackers, compa...+ ver más

De acuerdo Luis Fernando, Santos con sus saludcoops, musas y JJ-hackers, comparte corrupción y chusadas con Uribe, además de falsos positivos, promoción de TLCs, remate de bienes públicos, “venta” de baldíos a extranjeros, desarrollo al debe y con raponazo, desprecio por la suerte de nuestras industria, agricultura y riqueza natural, que yacen en cuidado intensivo. Viejos destructores de nuestra soberanía e impulsores del “mandato” del Consenso de Washington, que es además la privatización de la atención a “nuestros derechos” de salud, educación y justicia (ya vienen por el agua), suculento mercado que su excedente de capital quiere exfoliar, produciendo más inequidad, pobreza y desolación social. Y se nota que Peña-losa y Martha Lucía impulsan ese modelo económico impuesto aquí en los últimos 25 años, el neoliberal, con el que se desmontó el bienestar, y que está atrofiando al estado, al territorio y a la mayoría de los ciudadanos. Sólo Clara sustenta su desacuerdo con él.

Las historias más vistas en La Silla Vacia