Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tío Conejo · 30 de Enero de 2015

2538

10

Por: Andrés Ruiz, amigo de Tío Conejo
Fotos: Juan Carlos Isaza

Los primates no saltan a la vista en las travesía por los ríos o los caminos de la selva. Son difíciles de ver. Los turistas expedimos olores que ellos detectan a metros de distancia y para hacer el avistamiento más difícil nos embadurnamos con menjurje antimosquitos en nuestro viaje al Amazonas, el principal destino ecoturístico de Colombia.

Entre Leticia y Puerto Nariño hay un puñado de comunidades indígenas y la puerta sur al Parque Nacional Amacayacu. Luego del cierre del parque por la inundación de 2012 las comunidades ribereñas han buscado la forma de impulsar sus propios proyectos ecoturísticos. Una de ellas es la comunidad ticuna que vive en Mocagua; son trescientos habitantes que comparten sus cuatro mil hectáreas con docenas de micos que se mueven por el territorio en manadas.

Mocagua fue bautizada por los invasores peruanos en los años treinta, quienes le dieron el nombre compuesto que aún conserva en el papel pero no en el habla: Loreto-Mocagua. Anastasio hace parte de los viejos de este pueblo. Fue él quien me señaló el punto en la orilla donde recordaba una cañada que estaba cercada. Allí criaban tortugas y se encontraban revólveres, pedazos de escopeta, hachas y municiones; restos y ruinas de la guerra. Los más viejos, los fundadores de esta patria indígena semi-desarraigada, ya murieron.

La laguna de Mocagua, ahora restaurada, es hábitat de varias aves y Victorias Regias.

Un tercio de la población de Mocagua hoy hace parte de la asociación de turismo, que deja las ganancias en un fondo comunitario para las necesidades de la colectividad. Ver bajar el río implacable es el principal atractivo turístico de Mocagua. Todas las casas están hechas en madera y fueron decoradas con dibujos de animales y paisajes por dos hermanos que son los dos pintores del poblado.

Un sendero hacia el interior de la selva lleva a la casa de la Fundación Maikuchiga, que en lengua ticuna quiere decir 'sendero del mico'. Sara Bennett regenta este centro de rescate especializado en churucos (primates), que en el equivalente humano sería como un centro de atención para refugiados o soldados heridos en guerra. Sara es una norteamericana audaz, flaquita, con pelo blanco que no pasa del cuello y una sonrisa intrigante, como la de quien ha encontrado la mejor expresión de su ser en el entorno que lo rodea. "Nunca hubiéramos hecho un centro de rescate si no fuera por la comunidad, en un proyecto como este hay que empezar por aquí", me dijo Sara en su biblioteca que mira a la selva.

Sara Bennett lleva dos años en Mocagua. Su objetivo es unir el Plan de Vida de la comunidad, que equivale a nuestro plan de desarrollo, con la restauración ecológica del Parque Amacayacu para impulsar el ecoturismo. Los primates son los cultivadores del bosque, dispersan las semillas abonadas de la variedad de frutas que comen y nuevos árboles nacen. Las bonanzas comerciales de distintos productos como la quina, el caucho, las pieles, el petróleo y más recientemente el oro y la madera han propiciado la devastación ecológica de la selva. Los primates ayudan a reforestarla.

Sara Bennett en su centro de rescate

A pesar de las adversidades, desde que está en Mocagua, Sara trabaja para lograr un trabajo conjunto con la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía (Corpoamazonia), que es la entidad encargada de decidir la suerte de la fauna que decomisa o que cae en sus manos. Corpoamazonia, según la especie y el estado de salud del animal, los entrega temporalmente a un hogar de paso, a un centro de la Red Amigos de la Fauna (RAF) o a un Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación (CAVR). 

La diferencia entre administrar un centro RAF y un CAVR está en que las normas le permiten al segundo la liberación de animales. Sara está frustrada porque Corpoamazonia no ha incluido su centro en la segunda clase y piensa que es por imprecisiones en la política y las normas del país sobre la liberación de fauna. Aunque de la Resolución 2064 de 2010 (Artículo 14)  se desprende que la Fundación Maikuchiga cumple con los requisitos para ser un CAVR, la autoridad ambiental es la única que puede decidir sobre la liberación de animales. Corpoamazonia, al no saber de dónde provienen algunos de los micos que han caído en sus manos, prefiere evitar el riesgo de contaminación genética.

Una docena de hombres recorren trochas por la selva para monitorear el número y las actividades de los micos. Los habitantes de Mocagua llevan diez años comprometidos con la veda de cacería de estos animales y quieren abrir un grupo de monitoreo para visitantes que quieran vivir la experiencia y que estén dispuestos a un poco de inconformidad y desafío físico, pero necesitan más micos, pues la especie corre peligro de extinción en el Amazonas.

Es triste saber que los micos sí están llegando a las jaulas de On Vacation, un complejo hotelero en la Isla de Ronda, a media hora de Leticia, que es capaz de albergar más de 500 huéspedes, poniendo en ridículo el concepto de ecoturismo. La bióloga encargada de los permisos de fauna en la sede de Corpoamazonia, en Leticia, dice que ella quisiera ver los animales liberados, pero el problema del contagio genético es muy grande y la norma permite disponer de los ejemplares – “que no son más de cinco”– en zoológicos. Es sobre todo triste para Sara, que piensa que el problema del "contagio genético" es manejable. Alguna vez ella recibió un mico de una subespecie de los llanos y en lugar de enjaularlo le hizo una vasectomía "y se acabó el problema; el Llanero probablemente está aún dispersando semillas en el bosque."

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mico Bebeleche, Saginus fuscus, reposa en un tronco 

La Resolución 2064 quiso materializar las preocupaciones de los científicos sobre la reinserción de especies pero no tuvo en cuenta los contextos en los que esta puede suceder. En un artículo sobre reintroducción de churucos en la selva amazónica, Sara explica que en la región "no hay evidencia de 'contaminación genética' en los mamíferos, sino de 'depresión endogámica' que es todo lo contrario porque significa que la restauración ecológica de la selva necesita más grupos de micos para que intercambien hembras. "Entonces –aclara Sara viendo caer el chaparrón afuera– la interpretación que se da a la norma en Colombia está sesgada de tal manera que los posibles beneficios de una reintroducción ni siquiera están considerados."

Para Sara, el problema está en que el programa de fauna de Corpoamazonia no es preventivo. Están pensando en términos de bodegaje, de zoológicos, en lugar de fortalecer programas de prevención de cacería y protección de hábitats. Lo que ella espera ver es "una conversación técnica más sofisticada y dirigida a cada especie de interés". Los micos no deben ser vistos como ejemplares aislados, su posibilidad de supervivencia no está determinada por su origen, sino por su relación con las poblaciones existentes en su destino.

Eso le contaron, desde Mocagua, a Tío Conejo

Nota de los editores: Esta nota fue corregida por el autor el día 2 de febrero para dejar claro que Corpoamazonia es la autoridad ambiental encargada de decidir sobre la disposición de especímenes silvestres de fauna y flora terrestres y acuáticas en el departamento del Amazonas. Se eliminó la oración "no ha recibido ni un solo churuco de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía (Corpoamazonia)", ya que el autor no pudo comprobar esta información. Adicionalmente, ahora  se afirma que existe voluntad para el trabajo conjunto de la entidad con los los centros de la Red Amigos de la Fauna y los Centros de Atención, Valoración y Rehabilitación, para asegurar la protección de las especies de fauna y flora silvestre. También se cambió la expresión "error garrafal" por "imprecisiones". El autor ofrece sus disculpas.

 

@Tio_conejo

@carogarcia1606
@lorenzomorales
@swillsp

Comentarios (10)

Miller Lesmes Rodas

31 de Enero

0 Seguidores

Quiero expresar mi inconformismo por la falta de desinformación por parte del...+ ver más

Quiero expresar mi inconformismo por la falta de desinformación por parte del autor de este artículo pues es evidente que basa su publicación en supuestos más no en argumentos solidos. El centro de conservación al que cita en el artículo como supuesta propiedad de on vacation no tiene NINGÚN mico enjaulado, estos gozan de plena libertad y tienen el privilegio de estar ahí por su propia voluntad, además este centro de conservación tiene un centro médico veterinario con personal altamente calificado para velar por la salud de cada uno de los micos y demad animales que ahí habitan; una cordial invitación al autor del artículo a que visite el centro de conservación y verifique la veracidad de mis palabras.

Carlos Alberto arango

01 de Febrero

0 Seguidores

Veo muy imparcial e irresponsable este artículo, esta escrito con base en alg...+ ver más

Veo muy imparcial e irresponsable este artículo, esta escrito con base en algo que le dijeron, seria bueno que visitará el sitio y viera la diferencia de lo que acá dice de lo que es en realidad, cuento lo que yo vi unos pocos mIquitos no en jaula andaban libres caminando por el sitio, vi unas instalaciones muy bien hechas con una buena zona veterinaria dotada de muy buenos elementos mas personas profesionales que están tratando de empezar un proyecto muy bueno y basado en el bienestar animal... Deberías visitar el sitio así dar de verdad una información verdadera ...

Jairo Maldonado

01 de Febrero

0 Seguidores

Yo visite el parque On Vacation, en la isla ronda y no vi ningún primate en j...+ ver más

Yo visite el parque On Vacation, en la isla ronda y no vi ningún primate en jaula, los que si pude observar estaban libres dentro del parque. Yo estoy de acuerdo con muchas de las criticas de las Corporaciones Autonomas CAR, sobre todo la falta de gente o falta a consulta de gente que conozca los temas, muchas decisiones se toman en la parte jurídica, done no saben un carajo sobre fauna. Por mi observación personal de los parques y zoológicos de Colombia, puedo decir que el bio parque de On Vacation es el mejor que yo e visto en Colombia.

Nicolas Buenaventura

01 de Febrero

0 Seguidores

Para la investigacion de mi tesis de maestria de la Bauhaus-Universität Weima...+ ver más

Para la investigacion de mi tesis de maestria de la Bauhaus-Universität Weimar, Alemania estuve un mes (Agosto 2014) en las instalaciones de I.K.O.Z.O.A isla de ronda- amazonas, capturando video y fotografia como soporte de mi proyecto de tesis que sera presentado en julio 2015 en Berlin, Alemania.
Dentro de el material caputrado en I.K.O.Z.O.A se puede corroborar como lo que se argumenta aqui genera una falsa perspectiva de lo que es el bioparque, lo cual deja claro la gran falta de investigacion del autor sobre el tema
De ser necesario podria enviarles parte del material capturado durante mi visita al bioparque (el cual no tiene nada que ver con el centro turistico On Vacation) como prueba de el error cometido en el articulo web.

psophia

02 de Febrero

1 Seguidores

Sorprende que esta entrada se centra en los riesgos genéticos de la liberaci...+ ver más

Sorprende que esta entrada se centra en los riesgos genéticos de la liberación de animales. No hay mención de los riesgos epidemiológicos, que pueden ser mucho más serios. Hay buenas razones para ejercer extrema cautela con la liberación de animales, y para restringir tal práctica a casos muy especiales, como explica este artículo sobre “por qué no liberar animales silvestres decomisados”: http://asociacioncolombianadeornitologia.org/wp-content/uploads/2013/12/...

Andrés Ruiz

02 de Febrero

0 Seguidores

El propósito del artículo es mostrar que las normas para la liberación de f...+ ver más

El propósito del artículo es mostrar que las normas para la liberación de fauna silvestre necesitan más insumos técnicos y científicos para que sean exitosas, y promover una discusión sobre esto. No se trata de si los primates en On Vacation o Fundación IKOZOA, que opera el Bioparque, están enjaulados o no. Durante mi visita a Leticia y Mocagua, en noviembre del año pasado, me informaron en Corpoamazonia que lKOZOA estaba surtiendo un proceso normal para obtener su permiso de zoológico, mientras tanto, no les era permido exhibirlos. No visité el Bioparque. No hago comentarios sobre su proyecto de conservación, ni conozco si tienen uno o no. Nuevamente, la intención del artículo, y la referencia al Bioparque, es poner a consideración el impacto que esos cinco primates (y otros que vengan) podrían tener en la restauración ecológica de la selva si se les pone en libertad, bajo el concepto científico y el acompañamiento de la autoridad ambiental.

agrosostenible

02 de Febrero

0 Seguidores

Para aquellos interesados en promover o conocer estas valiosas experiencias, e...+ ver más

Para aquellos interesados en promover o conocer estas valiosas experiencias, es importante que incluyen al menos una página o vínculo de contacto. Independientemente de las objeciones legales o técnicas que impongan las CDS, CAR y demás, no se afanen, que son otros especialistas en entorpecer el desarrollo sostenible, la conservación y en general los negocios verdes. Con la industria extractiva no son tan apegados a la ley.

RocaMetamorfica

03 de Febrero

0 Seguidores

On Vacation si tiene animales silvestres en cautiverio (que no estén en jaula...+ ver más

On Vacation si tiene animales silvestres en cautiverio (que no estén en jaulas no significa que estén libres) lo cual pueden corroborar no solo visitando sus instalaciones sino viendo el material de promoción en el que los muestran como atractivos y jugando con los turistas.
Pero On Vacation no solo afecta la fauna, tampoco respetó las normas de uso del suelo, las condiciones laborales para los guías y demás trabajadores son pésimas, además prefieren contratar extranjeros a nativos de la región, todo lo anterior para mostrar que On Vacation no es turismo sostenible, es depredador.
Por otro lado mal haría Corpoamazonía en permitir la creación de un nuevo zoológico, siendo que tienen un parque llamado Suruma en Mocoa, Putumayo

Cyclocosmia

10 de Febrero

0 Seguidores

Es sorprendente el daño que puede lograr un elocuente desinformado. Este biop...+ ver más

Es sorprendente el daño que puede lograr un elocuente desinformado. Este bioparque NO tiene nada que ver con On Vacation. Además, sus los objetivos y métodos distan mucho de lo que se ilustra aquí. Por ejemplo, los micos NO son mantenidos en jaulas... éstos son completamente libres de disfrutar del area circundante (tal como ocurre con los monos bajo el mantenimiento de Sara Bennet).
Por favor... Difamar y aprovecharse de las pasiones para coseguir miradas; es por eso —entre otras cosas— que el periodismo en Colombia es una burla.

Las historias más vistas en La Silla Vacia