Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tío Conejo · 04 de Abril de 2014

6472

7

Por: Carlos Lozano Acosta, invitado especial de Tío Conejo

El lunes 31 de marzo, la Ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, anunció en Bucaramanga haber decidido ya la delimitación del páramo de Santurbán. Sarmiento no explicó con exactitud qué determinación tomó. Y hay que decir que la delimitación no ha sido adoptada por acto administrativo y, por lo tanto, jurídicamente no existe.

En torno a Santurbán se ha producido uno de los conflictos ambientales más visibles en los medios de comunicación colombianos, incluyendo a La Silla Vacía. La importancia de este ecosistema, ubicado entre los departamentos de Santander y Norte de Santander,  radica en que, además de albergar biodiversidad estratégica y de contribuir a la mitigación del cambio climático, es fundamental para la provisión de agua en el área metropolitana de Bucaramanga.

De los proyectos mineros propuestos en el páramo, Angostura, de la empresa Eco Oro (antes Greystar), ha sido el más polémico. Inicialmente, la firma canadiense quería  hacer una mina de oro a cielo abierto, pero no obtuvo la licencia ambiental requerida. Sin embargo, Eco Oro busca desarrollar una nueva propuesta minera, esta vez subterránea. Esa operación se encuentra principalmente en el área de  un título minero  específico: el número 3452, según la Agencia Nacional de Minería. Buena parte de ese título se superpone al páramo de Santurbán, como se ve en el siguiente mapa. El área en rojo corresponde al título, mientras las áreas en verde y azul son páramos:


 

 

La decisión sobre la delimitación no ha sido comunicada de la mejor manera. La nota de prensa emitida por el Ministerio no dice mucho y tampoco lo hacen las notas publicadas por diferentes medios tras el anuncio. El Ministerio no entregó registro escrito de la determinación, la cual tampoco estaba disponible en el sitio web de la entidad al momento de redactar este texto. Otros aspectos todavía desconocidos son los estudios técnicos que sustentan la delimitación, las conclusiones de las mesas de trabajo que se realizaron previamente a la misma y el borrador del acto administrativo mediante el cual será adoptada la medida. El Gobierno publicó un mapa que no dice mucho, entre otras cosas porque sólo da cuenta del área delimitada en  Santander.

Todo lo anterior implica que la sociedad colombiana no tiene certeza sobre el alcance de lo decidido. Sin embargo, de los registros de prensa se puede entender que:

1.     La delimitación “está lista”, pero no será adoptada jurídicamente hasta dentro de tres meses.

2.     El área delimitada es de (¿al menos? ¿máximo?) 44 mil hectáreas.

3.     Las empresas mineras con título minero y licencia ambiental podrán quedarse en el páramo hasta que terminen la operación permitida en la licencia.

4.     Las empresas cuyos títulos quedan dentro del páramo, pero que no tienen licencia ambiental, tendrán que irse.  

Esos datos no son suficientes para hacer un balance completo de la delimitación. Por eso, Tío Conejo tiene ciertas preguntas que por razones de interés público el Ministerio de Ambiente debería responder:

1.     ¿Cuál es el área total de la delimitación de Santurbán en los dos departamentos? El gobierno dice que cuadruplicó el área protegida, es decir, que pasó de las 11 mil hectáreas del Parque Natural Regional a 44 mil luego de la delimitación. Técnicamente, eso es cierto. Pero también se puede ver de otra manera: de ser esa la extensión máxima, la delimitación habría dejado por fuera 38 mil de las 82 mil hectáreas que Santurbán abarca según el Atlas de Páramos (2007) elaborado por el Instituto Humboldt. Es crucial tener un pronunciamiento oficial sobre la extensión total del área delimitada tanto en Santander como en Norte de Santander.

2.     ¿El proyecto Angostura va o no va? La empresa le ha dicho a sus accionistas y a los mercados que, hasta que la decisión no se adopte oficialmente y mientras no les entreguen las coordenadas de la delimitación, “aquí no ha pasado nada”.  La ministra sostuvo que depende de la empresa decidir si le sirve quedarse bajo las nuevas condiciones que, de nuevo, no se conocen del todo. A pesar de lo anterior, es al Estado a quien le corresponde en última instancia resolver la legalidad de un título minero que atraviesa el páramo de Santurbán.

3.     ¿Qué uso le dio el Ministerio de Ambiente a los estudios técnicos sobre la delimitación suministrados por el Instituto Humboldt? ¿Los tuvo en cuenta en su totalidad? ¿los “engavetó”? ¿Por qué no los ha querido entregar a las organizaciones de la sociedad civil que los han solicitado? Si se apartó total o parcialmente de lo que ellos dicen ¿cuáles fueron los criterios para hacerlo así?

Sin las respuestas a dichas interrogantes, no es posible decir que el Ministerio de Ambiente está delimitando Santurbán de cara al país. Las comunidades, las empresas, las autoridades locales y la ciudadanía en general tienen derecho a saber con precisión qué fue lo que se decidió y cómo se hizo. En cuestiones de participación ambiental, el proceso es tan importante como el resultado. El debate no puede ser zanjado a puerta cerrada en un hotel de Bucaramanga.

Es posible que la decisión es (o será)  tan buena como para recibir el apoyo del movimiento ambiental. No se sabe. Sin el cuadro completo, el Ministerio podría estar perdiendo la oportunidad de sumar respaldos a una decisión potencialmente positiva.

Según le contaron a Tío Conejo,  no es cierto que los ambientalistas, en general, no quisieron asistir a las mesas de socialización de la delimitación de Santurbán. Algunas organizaciones intentaron infructuosamente ser invitadas. La convocatoria no fue suficientemente amplia y las conclusiones de las mesas no han sido comunicadas adecuadamente.

@Tio_conejo

@CLozanoAcosta

@lorenzomorales

@carogarcia1606

@swillsp 

Comentarios (7)

milbarras

07 de Abril

0 Seguidores

De como dañar una hermosa metáfora con comentarios de mal gusto. Gato TM...+ ver más

De como dañar una hermosa metáfora con comentarios de mal gusto. Gato TM

Pedro Páramo

04 de Abril

0 Seguidores

Por fin empezamos a aterrizar…
No se trata solo del área total sino tam...+ ver más

Por fin empezamos a aterrizar…
No se trata solo del área total sino también de la forma ¿Cuáles sitios específicos salen? ¿por qué esos?
El MADS también se tiene que basar en estudios sociales y económicos para la delimitación: ¿Cómo los tuvo en cuenta? ¿Las modificaciones / los procesos participativos respondieron a estos estudios?
Es muy hábil de parte del Ministerio anunciar "ampliación del área protegida". Y muy ingenuo de parte de los medios repetirlo sin cuestionamientos. Eso no es técnicamente cierto: área protegida (en este caso Parque Regional) y páramo son cosas diferentes, y el segundo abarca evidentemente más área que el primero en Santurbán. ¿Será que cada vez que se delimite un páramo donde ya haya un parque (gran parte de los páramos del país) se celebrará "ampliación"? ¿De eso se trata la delimitación, de ampliar áreas protegidas?
Y salirse de Angostura, caballito de batalla del MADS ¿Y otros títulos de grandes mineras en el entorno inmediato de Vetas cómo quedan?…

psophia

05 de Abril

1 Seguidores

Esta entrada habla de "biodiversidad estratégica". ¿Qué será eso? ¿Hay bi...+ ver más

Esta entrada habla de "biodiversidad estratégica". ¿Qué será eso? ¿Hay biodiversidad no estratégica?

Las historias más vistas en La Silla Vacia