Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Luis Guillermo Vélez Cabrera · 01 de Junio de 2015

2953

11

Es mejor echar paja que echar bala, dijo en alguna oportunidad Winston Churchill. Bueno, no lo dijo exactamente así. Dijo “it’s better to jaw-jaw than to war-war”, pero ya me entienden.

Muchos colombianos dicen estar cansados con las conversaciones de La Habana. Según ellos, llevan mil días echando paja sin que se haya dejado de echar bala. Esta percepción, azuzada políticamente por El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, ha calado profundamente en la opinión pública.

Sin embargo,  los logros de este proceso son tangibles. No solamente hay una disminución de la violencia, evidente durante el cese unilateral del fuego por parte de las FARC, sino también durante toda la negociación. El secuestro, las masacres, las tomas de poblaciones y los muertos en combate de todos los bandos se han reducido significativamente. Claramente este proceso no ha sido un Caguán II.

A los críticos de La Habana hay que recordarles que la victoria principal de esta negociación, y la razón por la cual es necesario llevarla a feliz término, se dio en la etapa previa a los diálogos públicos cuando se determinó limitar el acuerdo general a seis puntos, cuatro de ellos relacionados directamente con la terminación de las hostilidades y solo dos de ellos, drogas y desarrollo agrícola, con las causas directas del conflicto.

Este es un avance exponencial sobre el Caguán donde el máximo logro fue un intercambio de relojes entre Pastrana y Tirofijo, un gesto que dice todo sobre el enfoque light del gobierno del momento y el talante manipulador de la guerrilla.

Recordemos que casi seis meses después de entregarle a las FARC un territorio del tamaño de Suiza se llegó a una agenda llamada pretenciosamente “Plataforma de un gobierno de reconstrucción y reconciliación nacional” que tenía doce ítems que incluían temas tan abstractos como la estructura económica y social del país, las relaciones internacionales, la reforma del Estado y de las Fuerzas Militares. Solo faltó incluir la política aeroespacial y el color de los tapetes de la Casa de Nariño.

Cuando se acabó el Caguán el difunto Raúl Reyes afirmó que la próxima cita sería en la zona despejada de los departamentos del Putumayo y Caquetá. No fue así. Una bomba de 500 kilos de pentolita abruptamente le interrumpió el sueño terrenal al comandante y marcó la hoja de ruta para llegar a La Habana.

Se cumplió así la profecía del Mono Jojoy quien alguna vez dijo que la guerra la perdían cuando acabaran negociando la paz en una iglesia en Alemania (o su equivalente laico: una casa en el Vedado).

Puede que las FARC no están derrotadas militarmente del todo, ni mucho menos económicamente, pero están derrotadas políticamente. No solamente por el rechazo visceral que les tiene el pueblo colombiano, sino porque el tren de la historia las dejó atrás.

Mientras se dedicaban a diseñar nuevas formas de mutilar policías con minas quiebrapatas los movimientos de izquierda del continente llegaron al poder por la vía pacífica en Brasil, Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, Honduras, Paraguay, Uruguay, El Salvador y Venezuela. Y tres de ellos han tenido presidentes ex guerrilleros: Dilma, Mujica y Salvador Sánchez Cerén.

En las actuales circunstancias latinoamericanas persistir en la vía armada, como se los repiten constantemente Maduro y Castro, no solamente es un crimen sino una estupidez.

De ahí que la agenda en La Habana se haya reducido a seis puntos y que realmente solo quede por definir uno, que no por casualidad es el último y el más difícil: el fin del conflicto. Interesantemente, parece que los detalles sobre el cese al fuego, que eventualmente será bilateral y tendrá dejación de armas como lo dice el mismo acuerdo general, no son los más complicados. Lo más difícil ha sido el tema de la verdad y del castigo.

De avanzar la paz en La Habana nunca veremos a los comandantes de las FARC purgando décadas de prisión en Cómbita, como se lo merecen, pero inclusive parece difícil que pasen siquiera un par de años en una colonia penal agrícola hecha a su medida.

Independientemente de las facultades de la Corte Penal Internacional, que en el fondo es un tigre mueco (ya lo probó Uhuru Kenyatta, que es presidente, y Luis Moreno Ocampo, que está desempleado), lo cierto es que nadie firma un acuerdo de paz para irse preso.

Diferente es el tema de la verdad. En Sudáfrica decidieron que la paz se hacía no metiendo a la cárcel a los que la firmaban sino soltándolos. Solo tocaba contar que habían hecho los muchachos el verano pasado. Fue así como Mandela salió de Robben Island a la presidencia de su país habiendo confesado 156 actos de violencia, incluyendo atentados terroristas contra centros comerciales e iglesias.

El castigo más duro para las FARC tiene que ver con la destrucción de la narrativa heroica  que han edificado durante 50 años, donde justifican su barbarie como un valiente acto de resistencia en contra de la oligarquía, del imperialismo, del bipartidismo, del paramilitarismo o del ismo que más les convenga en el momento.

Ya verán los colombianos si aceptan esta fantasía o no. En mi opinión en vez de tener a Timochenko destetando terneros en el Vichada o a Iván Márquez barriendo las estaciones de Transmilenio la sanción que merecen es confesarle al mundo que todo fue un gran error y que, como decía Joaquín Villalobos, en la guerrilla se empieza como Robin Hood y se acaba como Pol Pot. 

Comentarios (11)

Andrés García

04 de Junio

0 Seguidores

Hay un par de salvedades con Sudáfrica en este caso. Allá el ANC pretendía ...+ ver más

Hay un par de salvedades con Sudáfrica en este caso. Allá el ANC pretendía instaurar también el comunismo, y el gobierno Apartheid estaba involucrado de lleno en una guerra en Angola contra Cuba y los guerrilleros angolanos (la Guerra Fría hizo que más de un republicano estadounidense apoyara semejante desgobierno). Como acá, las partes cometieron sus atrocidades (crímenes de Estado y asesinatos por parte de los Nats, actos de terrorismo y luchas internas con muchos muertos por la contraparte) y ocultaron sus cosas (bombas nucleares de los Nats). Allá las negociaciones llegaron por contrapartes persistentes y el momento (el fin de la Guerra Fría), y llevaron a una democracia de verdad (con sociedad civil fuerte, acá no hay tal). La lección es la importancia de decir lo que pasó, es vital que todas las partes cuenten lo que hicieron. Es necesario que el país sepa la participación de políticos, empresarios, y los grupos armados en este conflicto, a ver si algo se aprende.

GMolano

01 de Junio

0 Seguidores

La primera vez que Churchill dijo eso fue en Washington en una cena de estado ...+ ver más

La primera vez que Churchill dijo eso fue en Washington en una cena de estado a puerta cerrada y el contexto era el arranque de la Guerra Fria en serio. Sabia de sobra que el próximo conflicto mundial seria una gran estupidez.
Acá llevamos décadas acostumbrados a la teoría del mal "vivible". La era Uribe, en lo único que se diferencia de las anteriores es que se trato de reducir el mal "vivible" a su mínima expresión por todos los medios conocidos, por encima y por debajo de la mesa. Si hay que darle a alguien gracias por este proceso de paz es al Sr. Uribe y sus halcones. Ellos le probaron hasta la saciedad, a los que patrocinan la fiesta, que la guerrilla no la iban a poder acabar a bala, así se emplearan hasta las ultimas tretas sucias conocidas.
Uribe agoto el war-war ... no es raro que el tiempo del jaw-jaw de frutos.

DIDUNDI

02 de Junio

3 Seguidores

La sección d los bloguers quedó dispareja
Dooss........ cientos contra u...+ ver más

La sección d los bloguers quedó dispareja
Dooss........ cientos contra uno. Así:
Blogeconomos q siendo 1 terminan siendo un montón + Igvelez = Dooos... cientos Vs 1(Lucas)
Falta equilibrio. Falta Cortés o Parra o Albarracin, "furibito".
Pd: no creen q pedir rapidez en la Habana puede llegar a caer en horrores x el Afán d resultados ?. Por lo visto el proceso se reducía al punto d terminación dl conflicto, justicia y participación política. Porqué no empeZaron x esos puntos?.
Tanto santos como la oposición RECALCITRANTE deben entender, asentir y explicar al país, siendo claros y un poco honestos. La posición d la guerrilla ha sido muy clara: "no estuvimos 50 años en el monte para salir a unos barrotes d hierro, eso jamás".
Si ya nos hemos tragado sapos como el intercambio d impunidades, q + da un renacuajo ?.
--para q' sirvió el superministro q no fuera para algo diferente d dar la mano a su jefe?.... Y No es santos 2 ..... es Vargas 1.

Craso

03 de Junio

0 Seguidores

No hay un solo argumento en esta entrada que no haya escuchado o leído ya. No...+ ver más

No hay un solo argumento en esta entrada que no haya escuchado o leído ya. No aporta nada nuevo al debate sobre el proceso de paz. Vélez está más preocupado por citar referencias históricas para descrestar incautos y hacer chistecitos. Es entendible. Tras esa maraña pretenciosa oculta la INCOMPETENCIA INTELECTUAL que lo caracteriza.
Creo que le va mejor haciendo columnas ligeras como éstas, insulsas, llenas de bobadas, que por momentos parecen una mala imitación las de Danielito Samper Ospina. Léanlas:
http://lasillavacia.com/elblogueo/lgvelez/es-usted-facho
http://lasillavacia.com/elblogueo/lgvelez/3661/es-usted-un-mamerto
¿Qué tal? ¿No los aterra tanta mediocridad?
Urge una renovación en el equipo de blogueros de LSV. Hace falta gente como Pablo Medina, Cortés... gente que respete al lector y que, por lo menos, sepa dónde poner una coma.

chjarami

04 de Junio

1 Seguidores

La justicia para que sea un estabilizador social debe buscar 1. Que el crimina...+ ver más

La justicia para que sea un estabilizador social debe buscar 1. Que el criminal no siga haciendo daño 2. Reparación al perjudicado, 3. Disuasión a otros criminales y 4. Retribución. El último, que es muy subjetivo y emocional, es algo así como equilibrar el balance moral del universo. Según el caso uno de estos predomina. Por ejemplo, en un accidente por negligencia prima (2). Con un sicópata asesino prima (1). En las sanciones antimonopolio, (1) y (3).
(2) y (4) se refieren a las víctimas que ya hay, (1) y (3) a las que habrá en el futuro.
(1), (2) y (3) se pueden analizar racionalmente, a la manera de LGV. (4) no tanto. Pero no por ello importa menos: la sociedad no tiene por qué ser racional.
Cuál va a primar en este proceso de paz?
Chjh

DIDUNDI

04 de Junio

3 Seguidores

Con lo q se ve día a día, me pongo muy pesimista: la fiscalía cada vez q qu...+ ver más

Con lo q se ve día a día, me pongo muy pesimista: la fiscalía cada vez q quiere hace fiesta con las decisiones. Y las altas cortes dan grima, ni q decir d la oposición RECALCITRANTE.
Depende d todo un compromiso dl estado pplamente, en colaboración con la sociedad y los gremios económicos políticos, no es exclusividad de la guerrilla. La paz empieza cuando el posconflicto d visos de realidad.
x allá lo dije, santos q aliste la tula, con mucho dolor y todo, pero el dinero calmará mucho los ánimos. Cuando hablas d ‘’otros criminales’’ son los Paras?, xq no veo quienes + puedan ser. Las guerrillas se montaran todas en este bus.
Aquí habrá d todo un poco como en botica y al mismo tiempo nada para salir dl paso: Hay una nueva comisión d la verdad con un PLAN q parece + bien una oda al niño dios y santa Claus juntos y aun asi no creo alcance. NO veo humildad en ninguna d las partes para q esa utopía se cumpla al 100%, q se vayan conformando con la reparación, si acaso.

Prada

05 de Junio

1 Seguidores

a. (1)
b. Ninguno.
La disuasión, en este caso, está garantizada; no ...+ ver más

a. (1)
b. Ninguno.
La disuasión, en este caso, está garantizada; no por la ausencia de impunidad, sino por el fracaso estruendoso de la iniciativa guerrillera y porque mantener una guerrilla 50 años antes de salir impune no es precisamente un estimulante para que se repita el fenómeno.
(2) y (4) tendrían que reducirse a algo simbólico porque los daños materiales y morales son tan escandalosamente enormes que son irredimibles; ni siquiera fusilando a todos los guerrilleros.
Si bien las guerrillas se niegan a rendirse y entregarse, porque no han sido derrotadas, aceptar su desaparición sería el reconocimiento contundente de su fracaso, lo cual contribuiría a (4).

alejandro alegre

12 de Junio

0 Seguidores

Los haws colombianos ya enviaron sus descendientes a la guerra??? o seguiran h...+ ver más

Los haws colombianos ya enviaron sus descendientes a la guerra??? o seguiran haciendo "grandes negocios" porque como son empresarios ejemplares, lo triste es como le tienen lavado el cerebro a los pobres más pobres y que seguiran paupérrimos por seguior ciegamente a un maniaco incendiario del orden social en Colombia

king

13 de Diciembre

0 Seguidores

http://www.oakleysunglasses.ar.com/http://www.oakley--sunglasses.com.co/http:/...+ ver más

http://www.oakleysunglasses.ar.com/http://www.oakley--sunglasses.com.co/http://www.oakleysunglassesoutlet.us.org/http://www.oakleysunglasses.us.com/http://www.oakleysunglasses.com.co/http://www.raybansunglasses.us.com/http://www.raybansunglasses.ar.com/http://www.rayban--sunglasses.org/http://www.polo-ralph-lauren.us.com/http://www.poloralph-lauren-outlet.us.com/http://www.burberryoutlet.qc.com/http://www.burberryoutlet-store.us.com/http://www.michaelkors-outlet-online.us.org/http://www.outletonline-michaelkors.com/http://www.michaelkorsoutlets-online.us.com/http://www.michael-korsoutlet.in.net/http://www.michaelkors-outlet-store.us.com/http://www.michaelkors-handbags.in.net/http://www.uggs-outletboots.in.net/http://www.ugg--boots.us.com/http://www.uggs-outlet.in.net/http://www.cheapuggboots.in.net/http://www.cheap-uggs.in.net/http://www.louisvuitton-outlet-online.org/http://www.louisvuitton-outlets.org/http://www.louisvuitton.ar.com/

Las historias más vistas en La Silla Vacia