Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlo Tognato · 29 de Febrero de 2016

3347

8

Cuanto más nos acercamos a la firma de los acuerdos de paz y al plebiscito, más resulta evidente que muchos colombianos están perplejos sobre el futuro del país. Lo que nos espera no será un paseo. Posiblemente, viviremos una transición caracterizada por una alta conflictividad social y fuertes antagonismos. Pero la paz es un poco como casarse, tener hijos o tener amigos. Nunca faltan los problemas. Sin embargo, el hecho de que los esposos traicionen, los hijos desilusionen y los amigos abandonen, no da para renunciar a casarse o a tener hijos o amigos, porque esas son tres dimensiones importantes en la vida de los seres humanos. Lo mismo ocurre con la paz.

Ahora bien, vale la pena preguntar si Colombia está alistando unas capacidades institucionales adecuadas para lidiar con la explosión de la conflictividad social y de un populismo rampante en un contexto que seguirá estando plagado por la polarización, los radicalismos, y por ideologías que legitiman el uso de la violencia para lograr fines políticos.

Para solucionar estos problemas, hay quienes insisten en la necesidad de atacar sus causas estructurales, como la pobreza, la desigualdad y la exclusión social. Así es, pero no es suficiente. Se necesita también intervenir sobre la cultura para atacar los elementos que desde ahí sostienen la polarización y los radicalismos armados. También se necesita desarrollar capacidades institucionales adecuadas para tal fin. Lograrlo, sin embargo, no es trivial.  

Primero, porque la polarización, los radicalismos y la legitimación de la violencia son fenómenos multi-escala. Es decir, se dan en Colombia, pero al mismo tiempo están inscritos en dinámicas regionales y globales. Desarrollar capacidades institucionales para atacarlos, en consecuencia, implica diseñar instituciones capaces de llevar creíblemente sus intervenciones en estos tres niveles.

Segundo, para lidiar con estos fenómenos, la sofisticación y el rigor analíticos no son suficientes. Hay que llevar los buenos análisis a la esfera pública, catalizando debates en la academia, la sociedad civil, el Estado y el mercado. Bajo los actuales incentivos en las universidades, sin embargo, encontrar ese tipo de académicos se ha vuelto más y más difícil.  

Tercero, para que una institución pueda atacar creíblemente fenómenos como la polarización y los radicalismos, es necesario que pueda mostrar desde su mismo diseño institucional que es capaz de integrar elementos que en esta Colombia, tan dividida y tan segregada, parecería casi imposible juntar.

La semana pasada ha nacido en Colombia una institución que promete superar estos escollos y en cuyo diseño he estado personalmente involucrado: el Centro Nicanor Restrepo Santa María para la Reconstrucción Civil. Establecido como centro de pensamiento por la Universidad Nacional de Colombia para atacar fenómenos como la polarización, la radicalización y la legitimación de la violencia armada, en las próximas semanas se transformará en una institución tripartita en la cual EAFIT y FLACSO-México, una de las instituciones icónicas en América Latina, ingresarán como socias. Inmediatamente después, se establecerá su asociación con el Centro de Sociología Cultural de la Universidad de Yale en los EEUU. Desde Yale Jeffrey Alexander, uno de los más distinguidos intelectuales de esa Universidad, presidirá el comité directivo. Tres codirectores ejecutivos desde las tres instituciones socias, cuyas agendas de trabajo se han ido entretejiendo en los meses pasados, liderarán el desarrollo institucional del Centro. El equipo académico reúne analistas que en su amplia mayoría participan regularmente en debates públicos desde La Silla Vacía, El Tiempo, El Espectador, y El Colombiano. Adicionalmente, el Centro ha empezado a convocar a altos funcionarios del Estado, de los medios de comunicación, del sector privado y líderes de la sociedad civil para conformar una red de profesionales asociados con el objetivo de dar mayor alcance a sus intervenciones.

Ojala esta institución pueda servir de piloto para la creación en Colombia de muchas más instituciones-cremallera capaces de integrar sectores diferentes de la sociedad colombiana en pro de la solución de problemas puntuales. Y ojala la sociedad civil, el sector privado, la comunidad internacional y el Estado no dejen pasar la oportunidad de respaldar, cultivar y defender este tipo de instituciones.

Comentarios (8)

Andrés Bermúdez Liévano

29 de Febrero

522 Seguidores

Excelente iniciativa Carlo pero deberías contar quiénes más lo integran ya que presentaste su filosofía. ¿Jorge Giraldo? ¿Pacho Gutiérrez Sanín?

Excelente iniciativa Carlo pero deberías contar quiénes más lo integran ya que presentaste su filosofía. ¿Jorge Giraldo? ¿Pacho Gutiérrez Sanín?

Carlo Tognato

29 de Febrero

45 Seguidores

En esta etapa el equipo académico está integrado por:


UNAL:...+ ver más

En esta etapa el equipo académico está integrado por:


UNAL: William Mauricio Beltrán, Yuri Jack Gómez, Fabio López de la Roche, Mauricio García Villegas, Carlo Tognato (director ejecutivo).
EAFIT: Gustavo Duncan y Jorge Giraldo (co-director ejecutivo).
FLACSO: Nelson Arteaga (co-director ejecutivo) y Liliana Martínez.


Faculty Fellows (externos):


Juan Camilo Cárdenas, Economia, Uniandes.
Omar Rincón, CEPER, Uniandes.
Jason Mast, Institute of Advanced Study, University of Warwick.
Javier Arzuaga, Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Autónoma del Estado de México.

Andrés Bermúdez Liévano

29 de Febrero

522 Seguidores

Qué buen equipo. Deberías ponerlo dentro de la columna. Es muy buena información.

Qué buen equipo. Deberías ponerlo dentro de la columna. Es muy buena información.

Juliana Gomez

01 de Marzo

0 Seguidores

Interesante. Bienvenido el debate. Algunos comentarios:
No creo que la pol...+ ver más

Interesante. Bienvenido el debate. Algunos comentarios:
No creo que la polarización sea mala per se, siempre que se tramite por medios democráticos.
Cuando hablas de populismo como problema, te refieres a la izquierda que surgirá de los acuerdos de paz? No tiene sentido exigirles que se moderen y se vuelvan liberales. Si es así entonces para qué darles participación política.
La aversión de Mauricio García a la izquierda en las U. públicas, como quedó demostrado en su última columna sobre Camilo Torres, es un reto para el centro, que debe demostrar que no será una trinchera ideológica contra ellos. Jugar a "yo soy académico y tu eres ideologizado" no es honesto intelectualmente.
Mucha suerte con la iniciativa.

DIDUNDI

01 de Marzo

3 Seguidores

Sigñore Tognato, totalmente d acuerdo con lo q se nos viene en el posconflict...+ ver más

Sigñore Tognato, totalmente d acuerdo con lo q se nos viene en el posconflicto incluso, con lo q ya vivimos.
No se quiénes sean las personas q conforman el equipo académico q x su loable intención, asumo es d lo mejor, respaldado ahora x ABL. Paralelo a las causas estructurales y la cultura hay un aspecto q tiene q ver con la voluntad POLITICA dl verdadero poder y la capacidad d hacer cumplir las recomendaciones d un NUEVO EQUIPO D ESPECIALISTAS.
Siempre me preguntó d q’ sirven tantos estudios, análisis, recomendaciones etc., d las múltiples asociaciones, o integración en profesionales d diferentes áreas q recomienden y recomiendan. D q' sirven si a los verdaderos dl poder esto no les importa, si acaso asienten en público y después se olvidan.
Toda estas recomendaciones las enmarco dentro d la cátedra d la paz a la q deberían asistir la dirigencia d este país; no hablo d los medios xq ellos actúan acorde a las indicaciones d sus jefes.
Hay disposicion dl estado.?

sinnombre

01 de Marzo

0 Seguidores

Es encantador ver a los doctores altruistas justificando su "trabajo". Doctore...+ ver más

Es encantador ver a los doctores altruistas justificando su "trabajo". Doctores que no conocen la diferencia entre escollo y escolio.
Esto me llamó la atención:
"Tercero, para que una institución pueda atacar creíblemente fenómenos como la polarización y los radicalismos, es necesario que pueda mostrar desde su mismo diseño institucional que es capaz de integrar elementos que en esta Colombia, tan dividida y tan segregada, parecería casi imposible juntar."
¿Se debe entender que quienes componen el CNRS son radicales y están polarizados (para no mencionar divididos y segregados), pero pueden integrase gracias al "diseño institucional"?

sinnombre

01 de Marzo

0 Seguidores

Es encantador ver a los doctores altruistas justificando su "trabajo". Doctore...+ ver más

Es encantador ver a los doctores altruistas justificando su "trabajo". Doctores que no conocen la diferencia entre escollo y escolio.
Esto me llamó la atención:
"Tercero, para que una institución pueda atacar creíblemente fenómenos como la polarización y los radicalismos, es necesario que pueda mostrar desde su mismo diseño institucional que es capaz de integrar elementos que en esta Colombia, tan dividida y tan segregada, parecería casi imposible juntar."
¿Se debe entender que quienes componen el CNRS son radicales y están polarizados (para no mencionar divididos y segregados), pero pueden integrase gracias al "diseño institucional"?

Rodrigo Velasco Ortiz

11 de Marzo

0 Seguidores

Claro. Los "doctores" no conocen "pueblo" para mezclarse. Sigue la burbuja aca...+ ver más

Claro. Los "doctores" no conocen "pueblo" para mezclarse. Sigue la burbuja académica soñando sueños pero manteniendo su aislamiento teórico y social. Ojalá en algún momento decidan ser consecuentes con uno de sus enunciados "...mostrar desde su mismo diseño institucional que es capaz de integrar elementos que en esta Colombia, tan dividida y tan segregada, parecería casi imposible juntar." Los académicos solemos ser un mundo aparte.

Las historias más vistas en La Silla Vacia