Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Lucas Ospina · 12 de Noviembre de 2013

2980

4

INFOMERCIAL — INFOMERCIAL — INFOMERCIAL — INFOMERCIAL — INFOMERCIAL

DSC00045

Malicia Indígena: recipientes cerámicos de los Alzate y de Pedro Manrique Figueroa

Inauguración: miércoles 13 de noviembre 7 p.m.

Universidad de los Andes
Sala de exposiciones
Edificio Julio Mario Santodomingo
Calle 21 # 1-20

Miércoles 13 al sábado 22 noviembre, 2013

Lunes a viernes: 9 a 6 p.m.

Sábados: 9 a.m. a 12 m.

Entrada libre

mussoalzate 2

“Formó, pues, Dios al hombre del barro de la tierra y sopló  en su nariz soplo de vida, y fue el hombre un ánima viviente.”
—Génesis 1: 26-27

“Si los muñecos hubieran sido de nosotros no habrían valido nada, pero siendo del indio, valían mucho.”
— Pascual Alzate

“Las ideas van en breves cápsulas, como las balas y los alcaloides.”
—Gilberto Alzate Avendaño

Las relaciones entre el arte y la ficción han sido constantes. Y una de sus modalidades más habituales es la que acerca ambas prácticas a los dominios de la falsificación. Desde el arte mimético que es capaz de hacernos creer que lo que vemos es la realidad misma, hasta los intentos más osados de los artistas contemporáneos, la táctica del engaño reaparece en el discurso de las artes.

Fiel a este talante, donde nada es lo que parece, Malicia indígena, recipientes cerámicos de los Alzate y de Pedro Manrique Figueroa, la exposición que se inaugura en el Edificio Santo Domingo de la Universidad de los Andes el próximo 13 de noviembre, vincula una serie de acontecimientos verídicos ocurridos en el siglo XX en Colombia.

La historia de Manrique Figueroa tiene varios movimientos: su viaje a Medellín a mediados de los años sesenta para entrevistarse con uno de los descendientes de la familia Alzate y aprender las técnicas de la falsificación en cerámica, la asistencia como músico aficionado al Festival de Ancón en el año 71, la participación fallida como artista no objetual en el Coloquio del año 81 y la caída a mediados de los ochenta de un cargamento de cabezas fascistas realizadas en cerámica y rellenas de estupefacientes en el aeropuerto Olaya Herrera. Un par de elementos, donde los límites entre realidad histórica y ficción se mezclan, vienen a completar el ya heterogéneo listado de elementos: la obsesión de Pedro Manrique Figueroa, el precursor del collage en Colombia, por el caudillo nacionalista Gilberto Alzate Avendaño (1910-1960) y el interés por las representaciones escultóricas de figuras políticas internacionales del totalitarismo, como Hitler, Stalin, Mussolini, Franco.

-Hitler-Hiding-In-Bogota-National-Police-Gazette-June-1968-1

Todos se mezclan en una narración a medio camino entre el relato histórico y la novela: Manrique, los Alzate, el experto Leocadio María Arango, el poeta Elkin Restrepo, Gonzalo Caro, Alzate Avendaño, historiadores del arte, críticos, editores, ensayistas, guaqueros y falsificadores pueblan esta fábula construida con piezas de barro, documentos y algo de esa malicia indígena, siempre visible en el montaje artístico local. La parodia arqueológica no sólo ironiza el acto patrimonial, sino que victimiza la teoría y la crítica contemporáneas con sus jergas inaudibles.

La vida de Pedro Manrique Figueroa ha sido larga y fecunda a pesar de su desaparición en época indeterminada, gracias a que un grupo de artistas e historiadores de la Universidad de los Andes recataran su legado en los años noventa. Su nombre hoy figura en ensayos, artículos científicos e historias del arte, sus exposiciones nacionales e internacionales se han visto multiplicadas de manera exponencial, documentales sobre su vida y obra y diversas obras literarias que se le han dedicado parecen desbordar la realidad de una figura que empezó siendo de papel y, pasó por el celuloide, y ahora se hace de barro.Malicia indígena, recipientes cerámicos de los Alzate y de Pedro Manrique Figueroa es un acto soberano de la imaginación donde se nos dice que el oficio artístico (y su vecino, el expositivo) pueden tener en la invención una de sus fuentes más perdurables. Una exposición para leer y observar, para mirar de cerca y después alejarse, para establecer relaciones cruzadas entre épocas históricas. Una exposición que sale y entra en la ficción alternativamente, que crea marcos y luego los destruye, que presenta documentos históricos incontestables, a la vez que utiliza las técnicas más alabadas del engaño, pero que más que nada utiliza la mentira para decir una par de verdades que nadie se atreve a señalar.

“La verdad, estoy diciendo mentiras”
—Pedro Manrique Figueroa

Los cuatro mamones chiq

Los cuatro mamones
Pedro Manrique Figueroa. Circa 1974, 15.1 x 10.4 c.m.
© Colección Fundación Daros. Todos los derechos reservados.
 

Cinéma vérité:

“Enviar a los Estados Unidos estas cabezas llenas de drogas tenía, para él, todo tipo de significaciones reivindicativas, revolucionarias y surrealistas. Pondría en jaque el orden establecido y se constituiría como la vanguardia de un proyecto nacional de tomarse el mundo a través del narcotráfico. Las drogas vendrían a alterar las cabezas de todos los ciudadanos mundiales, quebrando el sistema capitalista y sus necesidades de eficiencia y coherencia. Las drogas presentarían una ocasión única de ver la estructura de lo real, aquella en donde la conciencia y la materialidad se hacían una, allí donde no primarían las fuerzas del mercado sino las del sueño y el deseo.”

—Estanislao Zuleta, “Elogio del collage”, conferencia dictada en el Liceo Jonathan Swift, Armenia, 1978.

* * *

CURADURÍA

Grupo de altos estudios  para la desterritorialización de las disciplinas mediante el collage y su horizonte epistemológico (Alejandro Aguilar, Lucas Giraldo, Melissa Martín, Óscar Ospina, Efrén Roldán) GrupLac A1 Catalogación Colciencias. Exposición Indexada en el Registro Nacional de Curaduría, registrada en la Dirección Nacional de Derecho de Autor y autorizada por SAYCO ASIMPRO

ORGANIZAN

Departamento de Arte, Facultad de Artes y Humanidades, Universidad de los Andes / Museo de Arte Moderno de Medellín / Museo Universitario de la Universidad de Antioquia

cre?ditos

Agradecimientos:

cre?ditos 2

37c+

Comentarios (4)

DIDUNDI

12 de Noviembre

3 Seguidores

Que excelente presentación de este articulo.
Buenas noches con dios( y es...+ ver más

Que excelente presentación de este articulo.
Buenas noches con dios( y eso que soy agnóstico, pero siento un profundo respeto a lo ajeno).)

JorgeA

13 de Noviembre

0 Seguidores

Dos preguntas:
1. ¿El de los 4 mamones es Laureano o Álvaro?
2. ¿Es...+ ver más

Dos preguntas:
1. ¿El de los 4 mamones es Laureano o Álvaro?
2. ¿Es posible que encontrar condensado todo trabajo alrededor de Manrique Figueroa? tanto textos como audiovisuales.
Como diría mi papá, ¡mucho cabezazo!
20 años después, y siguen pateando la lonchera. Degenerados, como su arte.

Las historias más vistas en La Silla Vacia