Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Cortés · 19 de Noviembre de 2014

5111

9

La mala noticia para el proceso de paz no es el secuestro de un general de la República ni la suspensión de las conversaciones. La mala noticia para el proceso de paz es esta foto:

 

 

Como todas las puestas en escena del gobierno, la decisión de rodear a Mr. Santos con la cúpula militar no se tomó a la ligera. Santos quería hacerle un guiño a la derecha sin darle más munición a la galería uribista; Santos tenía que aparecer como el comandante en jefe. Trajes de fatiga y miradas adustas. Nada de palomas en la solapa. 

No servirá de mucho. Al menos no para lo que quiere Santos que sirva. Más allá del desenlace del secuestro del general Alzate, los uribistas considerarán insuficiente la respuesta de Santos. Para ellos, cualquier despliegue de fuerza de él es en realidad otra muestra de debilidad. Es el vaso medio vacío como forma de oposición política. Seguirán corriendo el listón hasta que lo vean derrotado. Los militares, por su parte, usarán este hecho para fortalecer su teoría sobre la moral de la tropa (¿cómo vamos a combatir a nuestro enemigo si en La Habana el gobierno se sienta con él a manteles?). El chantaje emocional como forma de hacer política. 

Para lo que sí sirvió este episodio es para demostrar que a esta negociación le faltan dolientes. Tanto en el Estado como en la sociedad civil. Como si tuviera una enfermedad contagiosa (o como si temieran que se enfermaran los votos de la próxima contienda), los funcionarios se escondieron y los políticos se deshicieron en frases tibias a favor del proceso. Mientras tanto, Humberto de la Calle y su combo pasaron a la banca. 

No está mal que el gobierno haga un alto en el camino para revisar el impacto práctico de la teoría de negociar en medio de la guerra. No está mal detenerse a mirar si realmente podemos tragarnos el sapo de los ataques y secuestros de las Farc en tiempos de La Habana. Pero la manera cómo se hizo demuestra que, del Presidente para abajo, todos los que apoyan este proceso estamos de alguna forma inmersos en la lógica uribista. 

En el caso de Santos, porque está llegando al límite de su malabarismo y liderazgo para sacar esto adelante. Como se dijo decenas de veces en la campaña, vendió un paz aséptica e indolora; una negociación de donde solo sacaríamos ganancias. Hoy intenta congraciarse con la derecha tomando prestado el libreto de Uribe.

En el caso de la gente de a pie que apoya el proceso, voy a intentar hacer una generalización. O, más bien, voy a hacer un test. Si usted apoya el proceso de paz, tómelo; si se le rebota la bilis cuando se lo mencionan, pase al siguiente párrafo. Comencemos: ¿Le indignó la noticia del secuestro del general Alzate? ¿Sintió que el cinismo de las Farc había llegado al límite? ¿Se sintió identificado, aunque sea por un momento, con la máxima uribista de que las Farc se están burlando del gobierno?

Si respondió afirmativamente a alguna de estas preguntas, usted, como yo y tantos otros, estamos, repito, inmersos en esa lógica uribista (alimentada, claro, por un largo cansancio con las Farc). Tal vez sin darnos cuenta, estamos armando un expediente contra esa guerrilla para el día en que se acabe de una vez por todas con el diálogo en La Habana. Tenemos un anhelo inconfesable de crisis. Apoyamos la negociación, sí, pero no nos permitimos entender la posición de la guerrilla. 

Si revisan con calma la reacción de los negociadores de las Farc frente a este episodio –este episodio, repito–, encontrarán que ellos, al igual que el gobierno, están dando su pelea. En medio de la crisis y de la enorme presión política y mediática, intentaron defender el proceso sin que fueran escuchados. En resumen: un general de la República cae en manos de las Farc por estar en zona roja y no como consecuencia de un acción planeada; los negociadores dicen inicialmente que no saben si su grupo lo tiene, pero tratarán de determinarlo; dos horas después, aceptan que lo tienen y se comprometen a buscar una pronta solución al problema. 

Los distintos comunicados de las Farc evidencian la diferencia entre el lenguaje conciliador de los negociadores y el tono guerrerista del Bloque ‘Iván Ríos’. Y, por supuesto, aflora de nuevo la tensión de negociar en medio del conflicto. Pero la alusión de las Farc al cese al fuego no puede leerse ahí como una dosis de cinismo, sino como un intento de poner el problema en contexto. Más allá de eso, ¿qué más podía decir la delegación guerrillera de La Habana? ¿Por qué este hecho tiene que desencadenar un frenesí colectivo?

Decía que no nos permitimos entender la posición de las Farc, pero en realidad se trata de algo más que una reflexión individual. Lo cierto es que las condiciones del debate no permiten asumir una postura distinta. Con el primer escollo grande, los medios de comunicación transmiten ondas de indignación, los extremos políticos se radicalizan y Mr. Santos se mete en las enaguas de los militares. Y vuelvo a la mala noticia de la foto: la suerte de un proceso de paz, definiéndose en un Ministerio de Defensa; el presidente elegido para la paz, anunciando la suspensión de los diálogos acompañado de sus alfiles para hacer la guerra.

Comentarios (9)

DIDUNDI

19 de Noviembre

3 Seguidores

La foto si s una total farsa, màxime cuando s Furibe el mejor dateado y con u...+ ver más

La foto si s una total farsa, màxime cuando s Furibe el mejor dateado y con un Ministro q Siempre ha Hablado + como enemigo q amigo d Santos; asi hasta ridiculo se ve el presidente, ni el Mismo se convence.
Algo q si veo positivo n este IMPASE, s q las Farc lograron poner N el contexto International la urgencia dl cese bilateral al fuego. Habiendo lo + dificil, el CONSENSO d no terminar Los dialogos, queda la pelota n manos d Santos?, del ministerio? o + specificamente de Los MILITARES?. Igual le temo al acelere del ejercito con la intencion d rescate y Esto se salga de las manos muy x encima d "lo planeado". Q' explication tendrà el Gral?.
N cuanto al cuestionario mi respuesta es No. Nada me pareció raro Ni me inmutó.
Pero le puedo anticipar la respuesta del Gato y su version femenina- lease Libelula-Si. Ellos si deben Rasgarse las vestiduras. Mas q el Mismo Furibe q no quiso aprovechar el papayaso para pedir TERMINACION dll proceso. Verdadero animal politico, ASTUTISIMO.

Álvaro Jiménez

19 de Noviembre

652 Seguidores

Carlos comparto el análisis. Salvo que, creo que la mayoría de los lectores ...+ ver más

Carlos comparto el análisis. Salvo que, creo que la mayoría de los lectores de la Silla decimos no a las preguntas formuladas pues se supone que hay mucha información accesible a los seguidores de este portal.
La pregunta que ahora me hago y noto el silencio de muchos medios y líderes de opinión es ¿Porque se lanza una operación militar tan grande como la que se esta adelantando hoy en el Chocó si las FARC han manifestado en Habana disposición a encontrar salida al tema? Cual es la intención si hay mecanismos de conversación disponibles? La prudencia hace verdaderos sabios se dirá en próximos días. Hay que recordar episodios tristes y dolorosos aún presentes como el del asesinato de Gilberto Echevérry General de la Paz y de Guillermo Gaviria su acompañante en la construcción de una cultura de Noviolencia frustrada en sus primeros desarrollos

Carlos Cortés

19 de Noviembre

0 Seguidores

No sé, Álvaro, yo tuve la sensación de que la gente se subió fácilmente e...+ ver más

No sé, Álvaro, yo tuve la sensación de que la gente se subió fácilmente en la ola de indignación y que, en general, aplaudió la decisión de Santos. Pero tal vez estoy juzgando por lo que me pasó a mí. Yo, de hecho, pensaba escribir una entrada sobre el proceso de inmolación de las Farc. Solo cuando me senté a leer directamente lo que ellos decían, cambié de opinión. Y, bueno, muy grave lo que señalas de los operativos. Realmente el proceso de paz está supeditado a la bota militar.

Carlos Lozano

20 de Noviembre

0 Seguidores

Aunque estoy totalmente convencido de la inutilidad intelectual de responder a...+ ver más

Aunque estoy totalmente convencido de la inutilidad intelectual de responder a sus comentarios, juzgando por otros muchos foros, no resistí la tentación de mostrarle (si es que eso es posible) que en su comentario justamente hace lo que critica al autor y a LSV. Al mejor estilo uribista, asume que la mayoría del país piensa como usted, y que los que no, somos una minoría de "pseudointelecutales". Es difícil saber cuáles son mayoría. Pero lo que no es muy complicado de averiguar, es quiénes son los que han gobernado el país durante todo este tiempo, y a dónde nos han llevado.

Carlos Cortés

20 de Noviembre

0 Seguidores

Cuénteme qué cosas sí ve usted que yo no veo. Dígame cuál es esa realidad...+ ver más

Cuénteme qué cosas sí ve usted que yo no veo. Dígame cuál es esa realidad reveladora que usted tiene a la mano.

DIDUNDI

20 de Noviembre

3 Seguidores

El gato se parece a un señor q habla en la W al q llaman Alberto, q x su acen...+ ver más

El gato se parece a un señor q habla en la W al q llaman Alberto, q x su acento debe ser rolo y por su forma de hablar debe ser ya entrado en años. Además de este parecido físico tienen algo en común, y es q siendo ambos Tan instruidos y leídos, terminen desconociendo q la distancia más cercana entre dos puntos es una simple linea rectA. Pero no, deciden tomar la vía más larga y aburrida, el escalar más incómodo e innecesario para dar relevancia a lo q dicen y para llegar d un color a otro deciden pasar primero x todos los matices.
Afortunadamente el país tiene la opción d los onegeros, seudo intelectuales, profesores y estudiantes a los q tan despectivamente se refiere. Resistirse a hacer uso del buen retiro es d lo peor q le ocurre al país; vivir d las consultas y experiencias de aquellos q se han cagado en el país es el gran error colombiano.
Por eso seguimos como seguimos. Los Gaviria, los Pastranas, Los Samper, Los Furi etc etc, siguen manejando el pais a su antojo.

Fernan Garcia de la Torre

20 de Noviembre

0 Seguidores

del análisis me parece que quedan dos puntos por fuera que deben ser evaluado...+ ver más

del análisis me parece que quedan dos puntos por fuera que deben ser evaluados:a) que quería anunciar Santos esta semana que por cuenta del secuestro para no llamarlo entrega, terminó por cambiar su agenda de anuncios??? el Presidente en una entrevista de la semana pasada, dijo que tenia un anuncio muy positivo, el cual nunca se produjo! será que ese anuncio era un acuerdo sobre cese bilateral del fuego que se truncó con este sainete de un general, comandante y responsable de un teatro de operaciones, en bermudas caminando por territorio enemigo??? y b) esto del territorio enemigo de las FARC: no será que parte de los resultados de esta vergonzosa entrega del brillante general, no toca con el gran beneficio de discusión para la guerrilla de que se comprueba que hay territorios controlados por ellos??? el otro aspecto a evaluar del caso que le quedó por fuera es pensar que haría usted si fuera Santos y recupera su General??? lo felicita o lo destituye? con estos Generales, que pena!!

Las historias más vistas en La Silla Vacia