Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tío Conejo · 17 de Diciembre de 2013

3953

14

Por: Carolina García Arbeláez

 

El mundo se derrite mientras la ONU negocia en un estadio de fútbol. ¿Puede la humanidad seguir perdiendo el partido contra el Cambio Climático?  

Una mañana de otoño de 2013, el Estadio Nacional de Polonia, abrió sus puertas para recibir a 8375 personas de casi 200 países. Ese lunes once de noviembre, día nacional de Polonia, aniversario del fin de la segunda guerra mundial, se celebraba en Varsovia la mayor reunión de burócratas ambientales en el mundo.

La Conferencia Anual de Cambio Climático de la Naciones Unidas es una tradición que se repite anualmente desde 1993. Cada año miles de funcionarios, expertos y empresarios de casi doscientos países se encuentran una y otra vez con la esperanza de encontrar un acuerdo para frenar el cambio climático. Y cada año el planeta se calienta más, el nivel del mar sube, el océano se acidifica y los glaciares se derriten. La forma en la que más se siente es en el aumento en la frecuencia e intensidad de los fenómenos naturales.

En 2005 el huracán Katrina atacó el Golfo de México y dejó una cuenta de 80 billones de dólares y casi 2000 muertos. En 2008, el ciclón Nargis pasó por Myanmar y dejó a casi 85,000 muertos y más de 53,000 desaparecidos. En 2012, antes de la Conferencia de cambio Climático en Doha, el huracán Sandy devastó el estado de New Jersey y casi tumba la ciudad de Nueva York. Esta probado científicamente que la fuerza de los huracanes, ciclones y tifones está relacionada con el calor del agua donde se origina la tormenta. Ese lunes Varsovia amaneció recibiendo a los expertos en cambio climático mientras Manila empezaba a contar las víctimas del tifón Haiyan. Cuatro mil muertos. Doce mil heridos. Dos millones de desplazados ambientales.  

Para resolver la causa del desastre, una reunión de ocho mil personas que duró dos semanas. Y en la cual, como en años anteriores, no pasó gran cosa. Los países siguen culpándose los unos a otros sobre quiénes son los históricamente responsables por el calentamiento de la tierra. Los que están en desarrollo no se quieren comprometer a mitigar y los desarrollados, que tienen la obligación de hacerlo, tampoco están dispuestos a hacer reducciones ambiciosas. Y sobretodo, nadie se quiere comprometer a pagar. La falta de financiación es el corazón del problema. Este año, para terminar de desprestigiar las negociaciones ambientales, Japón y Australia declararon que en vez de reducir aumentarían sus emisiones en los próximos años.

El protocolo de Kioto que era el acuerdo que le imponía a los países desarrollados la obligación de reducir sus emisiones, casi muere en 2012 cuando se acabó el periodo de cumplimiento. Y para salvar de la muerte a un enfermo decadente, se negoció un segundo periodo de cumplimiento, una extensión de las obligaciones del Protocolo hasta 2020. Pero pocos países lo han ratificado así que aún no está funcionando. Es decir, actualmente no hay ningún acuerdo que obligue a los países a reducir sus emisiones de gases efecto invernadero. Los países se pusieron la meta de crear un nuevo acuerdo universal que regule el cambio climático para París 2015. Pero al paso que van las negociaciones es difícil que realmente se logre negociar un acuerdo ambicioso donde los países se comprometan a mitigar para evitar que sobrepasemos el límite de 2 grados, el límite que los expertos han fijado antes de entrar en un desajuste climático de consecuencias imprevisibles y sin opción de retorno.

El último informe del IPCC, el comité científico que asesora a la ONU, estableció que ya nos hemos gastado dos terceras partes de nuestro presupuesto de carbono antes de sobrepasar el límite de dos grados. Pero no parece que nos vayamos a limitar a una tercera parte de ese presupuesto. A pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional por mitigar, las emisiones siguen aumentando casi en un tres por ciento anual. Y países como Colombia, le apuesta a su desarrollo a la extracción de combustibles fósiles.

Los gases efecto invernadero se acumulan y se quedan atrapados en la atmósfera durante cientos de años. Pero las consecuencias de estas emisiones no se ven hoy ni mañana. Se verán en un par de décadas, tal vez, cuando sea demasiado tarde.

¿Y si no es la diplomacia ambiental quiénes pueden ganar el partido contra el calentamiento global?  ¿Un movimiento ciudadano?

Un día antes de finalizar la conferencia más de ochocientas personas de la sociedad civil y de las ONG ambientales abandonaron las negociaciones y dijeron No Más. Salieron del Estadio vestidos con camisas que decían “#volveremos” y cantaban “queremos justicia climática”, “mientras los contaminadores hablan, nosotros nos vamos”. Estaban frustrados, decepcionados del sistema internacional. Fue una manifestación sin precedentes, un pequeño gol de la sociedad civil. Pero para ganar el partido y frenar el calentamiento de la tierra ese movimiento tiene que volverse masivo, pasar de cientos a millones.

 

En Polonia delegados de casi doscientos países trabajaron sin cesar y casi con seguridad Tuvalu se hundirá junto con otras islas del pacífico en las próximas décadas. Filipinas no esta salvo de que al año siguiente un nuevo y más poderoso súper tifón arrase con el país. Irónicamente, somos la primera generación en tener un futuro peor que el de la anterior. En Varsovia nadie salvó al mundo. Se perdió el partido y se agendó la revancha en Lima.

Eso le contaron, desde Varsovia, a Tío Conejo

@Tio_conejo
@lorenzomorales
@carogarcia1606
@swillsp

Comentarios (14)

GMolano

17 de Diciembre

0 Seguidores

Gato acabas de omitir un detalle del tamaño de un iceberg. Dejame contextuali...+ ver más

Gato acabas de omitir un detalle del tamaño de un iceberg. Dejame contextualizarte porque Petro cazo unas cuantas peleas duras en su administracion: Basuras, Composicion accionaria de la EEB, Relacion fatidica con el Concejo y la no menos importante el POT. Si POT, es mas hasta estubo en Hardvard dando bombo diciendo que el POT se ponia a tono con el cambio climatico. Cierto o no. Es claro que esa es una de las peleas mas duras que ha tenido tan es asi que el POT lo expidio por decreto y actualmente se encuentra demandado. Si preguntas por la argumentacion de las demandas del POT, tratan de ponerle peros al control de legalidad de su expedicion y NI UNA DEMANDA NI UNA SOLITA habla del contenido. Una pildora para la memoria.
Lo de Cartagena, si que es un saludo a la bandera, porque ni el alcalde actual ni los anteriores han tenido los guevos para parar los intereses del gremio constructor. La planificación se hace de manera silvestre. Cual jungla capitalista.

GMolano

17 de Diciembre

0 Seguidores

Y que seria lo minimamente decente o medianamente racional. Que el POT tuviera...+ ver más

Y que seria lo minimamente decente o medianamente racional. Que el POT tuviera una discusión técnica de altura.
NO una discusión envenenada con intereses políticos mezquinos de coyuntura como los del concejo o intereses económicos bien amañados como los que planteaba el gremio constructor. Todo esto secundado por quienes deberían ser mediadores pero resultaron ser miembros honoris causa de CAMACOL, los ministros de vivienda (el anterior y su reemplazo). Eso no tiene presentación.
El escenario ideal de discusión no estuvo ni tan siquiera cerca de ocurrir, jamas se propicio.
Sabe porque se le bajo el tono a todo eso porque desafortunadamente se desplomo un edifico estrato 6 en Medellin. Y todo el gremio le bajo al volumen ... que vaina no.

GMolano

17 de Diciembre

0 Seguidores

Fijese que un debate técnico de altura no tiene que reñir con lo económico ...+ ver más

Fijese que un debate técnico de altura no tiene que reñir con lo económico y las realidades del negocio actual de la construccion.
Pero si un gremio económico se termina encrespando, estando acostumbrado a que le sirvan el ponque en bandeja y de un momento a otro le piden que racionalice el como y el porque de como se come el ponque y su respectivo impacto en la sociedad. En un país medianamente civilizado, el gremio trataría aunque fuera un poquito de racionalizar y dar explicaciones así sean hipócritas. Pero estamos en Colombia el país del porque no. La simple pregunta del porque a ciertos gremios los ofende. Solo si hay sangre en la arena y es azul, ahí talves hay un espacio a explicaciones. Trágico y estúpido eso.

DIDUNDI

18 de Diciembre

3 Seguidores

Yo si tengo claro GMolano q el concepto en el ámbito colombiano no se opone e...+ ver más

Yo si tengo claro GMolano q el concepto en el ámbito colombiano no se opone en práctica, y si acaso muy poco y los pocos son torpedeados por diferencias políticas.
Volviendo Petro, reducir la carga al relleno Juana- en procura de minimizar contaminación por lixiviados ahora es visto como delito que terminó en una destitución aberrante, y extremadamente loca por parte de un verdadero extremista como el Godofacho.

DIDUNDI

18 de Diciembre

3 Seguidores

No tengo mucho q decir de su informe, solo un parangón con la realidad polít...+ ver más

No tengo mucho q decir de su informe, solo un parangón con la realidad política q vivimos en Colombia.
Cada gobierno cada 4 años nos pone de manifiesto a los famosos zares anti esto, anti aquello,anti todo, y siempre es lo mismo, el desangre de las finanzas públicas y la privadas q son subsanadas con lo que queda de la publicas etc. etc., es de nunca acabar, nuestros problema son más que climáticos, o nuestro clima se reduce al medio ambiente de corrupción que rodea a nuestros muy ilustres dirigentes.
Y a estos quien los controla, cuando?, cómo?. Es igual o peor desgaste anual que Uds. relacionan.

JorgeA

18 de Diciembre

0 Seguidores

El detalle es China.
Lo que hagan países marginales como el nuestro es mi...+ ver más

El detalle es China.
Lo que hagan países marginales como el nuestro es minúsculo para el cambio.
Lo nuestro es la adaptación, el control de riesgos y el manejo territorial. Y, por los laditos, impedir y poner un alto a la minería a cielo abierto en lugares ambientalmente importantes.
De resto, del país para afuera, no es mucho lo que podemos hacer.
El detalle es China.
De pronto USA si no le impiden el fracking. Eso es muy importante, podría cambiar la geopolítica de manera considerable.

José Urrea

18 de Diciembre

176 Seguidores

Al margen de las responsabilidades de cada país, cada uno de nosotros debe ap...+ ver más

Al margen de las responsabilidades de cada país, cada uno de nosotros debe aportar su granito de arena para mitigar el cambio climático. Los invito a que lean que están haciendo programas como CCAFS en América Latina y en otras regiones para no solo mitigar el cambio climático, sino para adaptar la agricultura y buscar la seguridad alimentaria de las poblaciones más vulnerables

agrosostenible

20 de Diciembre

0 Seguidores

En el porcentaje de gases totales emitidos en el mundo, Colombia tiene un pape...+ ver más

En el porcentaje de gases totales emitidos en el mundo, Colombia tiene un papel muy marginal con cerca del 0,4 %; sin embargo, aquí el sector más comprometido es el agropecuario con un 39% y si le agregamos la deforestación y quemas, se llega a un 51%, por encima de la minería, la industria petroquímica y el transporte. Sería posible que ustedes preguntaran por el papel del delegado de cambio climático de nuestro Ministerio de Ambiente - MADS que asiste regularmente a estos encuentros, si presenta o no informes a la opinión pública y qué paso con el triunvirato formado por el MADS, Corpoica e IDEAM, que deberían construir un política de adaptación real para el país?

José Gabriel Duque

18 de Enero

0 Seguidores

Red de Amigos Defensores de la Vida. La red de amigos defensores de la vida, e...+ ver más

Red de Amigos Defensores de la Vida. La red de amigos defensores de la vida, es un tejido de personas solidarias y comprometidas con la defensa de la vida en medio de esta “masacre planetaria" y de este "suicidio colectivo". www.reddeamigosdefensoresdelavida.blogspot.com - [email protected]

Las historias más vistas en La Silla Vacia