Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blog de Notas · 13 de Marzo de 2014

10654

17

 
La descripción de este blog reza “la educación: el más impopular y menos vendedor de los temas políticos”. A juzgar por los resultados de las elecciones del domingo habría que agregar “y por el que nadie vota”. Los estudiantes, capaces de movilizar treinta o cuarenta mil marchantes durante las protestas contra la reforma a la ley de educación superior, fueron incapaces de ponerle diez mil voticos a Sergio Fernández, ex-representante de la MANE y candidato a la cámara por Bogotá. Por esto, el movimiento estudiantil se  quedó sin ningún doliente con mandato alrededor del tema. Incluso el liberal partido del tomate, cuyo lema era “la educación es el camino”, terminó también quemado. La cosa es que, como planteé en otro post, sin representación efectiva es muy difícil que los estudiantes tengan algún poder de negociación para mover sus iniciativas. Los estudiantes se quejan porque no los toman en serio, porque no se les incluye en la toma de decisiones de alto nivel, pero si se juzga por sus votos efectivos, la pregunta es: ¿Merecerían ser consultados?
 
Aún si uno cuenta a Ángela María Robledo, como para no sentirse tan deprimido, o los votos de Camilo Romero en la consulta verde, un airado opositor a la reforma a la educación superior en el senado, el panorama es desalentador. Mientras la educación como tema se ha puesto en la agenda pública, su poder para mover votos en Colombia es muy bajo. Mientras en Chile, los lideres estudiantiles lograron una sorprendente representación en el congreso, en Colombia, por fuera de las universidades, el movimiento estudiantil no existe. Uno podría empezar con la clásica crítica conspiratoria que señala como culpables a los medios dominados por el gran capital, el imperialismo y la maquinaria, pero lo cierto es que estas explicaciones son insuficientes en un contexto donde hay que poner quince mil votos, no dos millones. 
 
Creo que gran parte del problema es, a nivel cognitivo, el desconocimiento del funcionamiento del estado, evidente no sólo en los estudiantes, sino en general en el colombiano promedio. Para muchos, por ejemplo, la exigencia básica al congreso es que haga más, que haga algo, como si su función fuera ejecutiva y no legislativa. En este contexto, la labor del congreso es evaluada alrededor de problemas más asociados a la gestión local (e.g., inseguridad, vías), que al diseño de mecanismos institucionales. Obviamente, de ahí se deriva que la consecución de auxilios, o cualquiera sea el eufemismo con el que se les llama ahora (e.g., cupos indicativos, fondos de cofinanciación, etc), se convierta para el votante en la principal función de los parlamentarios. En muchos casos, el sentido del control de poderes es ignorado, y la distinción entre cámara y senado vista como trivial. Sin un marco cognitivo claro en relación con los elementos del estado y sus funciones es muy difícil comprender la importancia de tener representación legislativa, “aunque sea para que hagan control político”, como podría decir uno desilusionado con los resultados del domingo. En ese sentido, la baja participación estudiantil es, de nuevo, el resultado del fracaso de la educación en ciencias sociales. 
 
Otra causa en un nivel un poco más psicológico es la que uno podría denominar la personalización de la política. Esto es, la evaluación de los candidatos se hace en función exclusiva de sus características personales, supuestas o evidentes, y no de las agendas políticas que ellos representan. Anticipando los resultados de las elecciones, le pregunté a varios estudiantes por quién y por qué iban a votar. En muchos casos, la respuesta era que no lo harían y las razones tenían que ver con las características personales de los candidatos. Refiriéndose a candidatos de diversas orientaciones políticas indicaban razones personales: “es que le interesa figurar, ser el centro de atención”; “es que es ególatra, competitivo”. Sorprendido pensaba yo: es un candidato, no una pareja para toda la vida. Y es un político, si no le gustara el escenario público, estaría haciendo otra cosa, escribiendo blogs como uno, por ejemplo. Existe también un tipo de indignado apolítico, fuertemente adolescencial, que se construye psicológicamente como una élite: para él el problema no es ganar las elecciones, es ser diferente. En ese contexto, el triunfo político es una derrota, es darse cuenta de que no se es único sino parte de una mayoría. El hecho es que para muchos estudiantes el sentido de la representación, la lógica política, se convierte en un problema de rasgos de personalidad, no de agendas, modelos institucionales o ideologías. En ese contexto, la conclusión siempre será la misma: no votar o votar en blanco. Una eterna desilusión con la política que para estas elecciones le representó a los estudiantes defensores de la educación superior quedarse con muy pocos representantes, incluso si uno considera, más allá de los candidatos estudiantiles, una minoría de congresistas electos, cercanos a las propuestas del movimiento estudiantil.
 
Por supuesto, hay iniciativas importantes alrededor de la educación que están siendo empujadas por grupos de opinión que pueden tener impacto en los próximos años, pero, en lo que respecta a la educación superior, los estudiantes quedaron en las manos de Santos. Así que la próxima vez que entren en paro y vayan a bloquear los salones porque nadie los representa, por favor pregúntense antes de poner la columna de pupitres frente a la puerta, por quien votaron, ¿votaron?, porque el domingo se vio poco movimiento estudiantil, y muchos buses y aguardiente. 
 
 
Ps: Tema aparte: los resultados del domingo, a excepción de unos pocos congresistas, son un indicador del fracaso de las iniciativas de memoria en su capacidad de afectar el gran público, de producir efectos educativos, y de generar opinión ¿Qué hacer?

Comentarios (17)

Javier Corredor

14 de Marzo

1 Seguidores

No son vacaciones es que tengo mucho trabajo, poco tiempo para bloggear y casi...+ ver más

No son vacaciones es que tengo mucho trabajo, poco tiempo para bloggear y casi nada para debatir con los comentaristas... igual apreció la lectura, y me han parecido interesantes los comentarios a este post, incluido el suyo, y los debates que de ahí se derivan...

Jorge Mauricio Espinosa Amaya

15 de Marzo

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con que uno de los grandes problemas en los estudiantes de ed...+ ver más

Estoy de acuerdo con que uno de los grandes problemas en los estudiantes de educación superior es que desconocen totalmente el funcionamiento de Estado, esto produce una apatía y apoliticidad peligrosa para los intereses de los mismos. También, con que los criterios que acompañan la elección de un representante suelen ser tan ridículos como lo han sido siempre en la historia de la democracia.(si no, pregúntele a Arítides)Sin embargo, apuntar que el gran fracaso de los estudiantes se debe a que no pusieron un monigote de la MANE en la cámara, es desconocer totalmente que la MANE no representa el conjunto del estudiantado, también que no existe una tal unidad del estudiantado. Desafortunadamente es este momento no existe un organismo estudiantil que consolide un movimiento, prueba de ello es la opinión que tienen los estudiantes de la Distrital y Pedagógica sobre la MANE. De modo que el desconocimiento en este artículo del supuesto "movimiento estudiantil" es tan pobre,

Ciro Alberto

20 de Marzo

0 Seguidores

El problema no lo veo en la educación: lo veo en la propiedad de los medios. ...+ ver más

El problema no lo veo en la educación: lo veo en la propiedad de los medios. Si queremos tener votantes de izquierda, hace falta periodismo de izquierda (o al menos de centro). No importa cuantas clases de derecho penal tome un estudiante si luego es aficionado al "Patrón del Mal".
En resumen, el presunto demócrata que no vota porque no sabe que se puede votar por sus propios intereses (ese tipo existe?) está corrompido por las telenovelas y los programas de opinión de radio, dirigidos de manera consciente por los que los pagan.
Finalmente, el periodismo colombiano es unipolar. Rara, rarísima es la ocasión en la que un periodista toma un tema y entrevista a los dos actores principales, estilo gringo.
Todo periodista colombiano parece haciendo publirreportajes todo el tiempo: toma partido antes de tomar la pluma.

Gustavo Adolfo

13 de Marzo

0 Seguidores

Yo estudie en la Nacional y aprendí a odiar la democracia, no puedo explicarlo pero en un lugar donde todos parecen brillantes a la hora de votar solo cometen absurdos, uno ve cosas como una asamblea donde todos estan de acuerdo en que el paro no sirve de nada y sas! a la hora de votar todos quieren paro, ví compañeros votar por Corso (el mismo que pidio que le pagaran la gasolina) por un puesto que nunca les dio y luego los vi quejarse del resultado de las elecciones, es como si la inteligencia no fuera acompañada del sentido comun electoral, los vi diciendo que en el país no hay garantias para la opocisión pero callando al sr. rayon. es como si la inteligencia fuera incompatible con la coherencia o el sentido comun politico.

Yo estudie en la Nacional y aprendí a odiar la democracia, no puedo explicarlo pero en un lugar donde todos parecen brillantes a la hora de votar solo cometen absurdos, uno ve cosas como una asamblea donde todos estan de acuerdo en que el paro no sirve de nada y sas! a la hora de votar todos quieren paro, ví compañeros votar por Corso (el mismo que pidio que le pagaran la gasolina) por un puesto que nunca les dio y luego los vi quejarse del resultado de las elecciones, es como si la inteligencia no fuera acompañada del sentido comun electoral, los vi diciendo que en el país no hay garantias para la opocisión pero callando al sr. rayon. es como si la inteligencia fuera incompatible con la coherencia o el sentido comun politico.

El Sardinel

14 de Marzo

0 Seguidores

Con el debido respeto, pero es la primera vez que escucho el nombre de este qu...+ ver más

Con el debido respeto, pero es la primera vez que escucho el nombre de este quemado, espero que no sea el mismo caso de la comunidad estudiantil, que es el target natural del candidato. Eso me lleva a pensar que como la mayor parte de la izquierda, sub valora el marketing político. Estoy seguro que si Claudia López hubiera esperado que sus votos llegaran de su popularidad como analista política y de sus confrontaciones como opositora al gobierno Uribe, sus resultados no hubieran sido diferentes a los de ex dirigente estudiantil. Cualquiera que se quiera dedicar a la política, tiene que crear una campaña de comunicación con su electorado, para que su mensaje sea captado por ese público objetivo al que le interesa su candidatura, varios de los argumentos están escritos en esta columna. Hoy por hoy, los dirigentes sociales saben que para enfrentarse al monstruo mediático tiene que jugarle con las mismas armas. Ej: Chile http://www.youtube.com/watch?v=dXbZ86OZr0A

Fabio Zapata

14 de Marzo

0 Seguidores

Este "análisis", puede calificarse de unilateral y sesgado. Imposible comprar...+ ver más

Este "análisis", puede calificarse de unilateral y sesgado. Imposible comprar el movimiento estudiantil chileno con el colombiano. Por ejemplo la Federación de estudiantes de la Universidad de Chile, de la cual hice parte, tiene 50 años de fundada y ni la dictadura la pudo destruir. Chile es un país altamente politizado, con partidos históricos como el Socialista, Comunista y la Democracia Cristiana. La juventud chilena derroto una reforma educativa parecida a la de Santos, la misma que derroto la colombiana. Los chilenos sacaron a la cámara baja 4 diputados que se posesionaron la semana pasada. La juventud colombiana es una esperanza para renovar la izquierda. Excepto el Partido Comunista que es ya un dinosaurio, con Jaime Caicedo a la cabeza y siempre factor de división en los proyectos políticos y sociales por su degenerado hegemonismo. Como va a votar además un joven por Navarro, otro dinosaurio de la política como lo demostró su raquítica votación.

Julián Parada

14 de Marzo

0 Seguidores

¿Qué hacer? Propuesta: La proporción de personas que los lee a ustedes es m...+ ver más

¿Qué hacer? Propuesta: La proporción de personas que los lee a ustedes es muy baja, por tanto su impacto es mínimo. Justamente porque en Colombia la gente no lee. No solo no los leen a ustedes, sino que no leen en general (hablo del colombiano promedio, no de ustedes que leen esto). Yo mismo me encuentro frustrado porque he intentado difundir una buena parte de la información que ustedes producen... es triste ver que solo hay cerca de 6200 votos que apoyan el "Pacto por la educación". Ustedes, los que están dando la pelea, deben INNOVAR para difundir el mensaje. Por ejemplo, en la página del pacto (http://bit.ly/Oq3KsI), sale un video aburridísimo. Ustedes tienen que volverse virales! Contraten expertos si es necesario, una agencia de publicidad creativa, chistosa. Hagan algo diferente y moderno, algo que la gente quiera compartir no solo por el mensaje sino porque le parece cool. Las cosas funcionan así hoy en día. Si no hacen algo innovador la discusión se quedará entre los mismos.

Sebastián Ricardo Mateus Guarín

14 de Marzo

0 Seguidores

Tiene algo de Razón. Aunque el movimiento estudiantil chileno tiene mucha mas...+ ver más

Tiene algo de Razón. Aunque el movimiento estudiantil chileno tiene mucha mas antiguedad que el colombiano. ¿Que ha hecho el colombiano? ¿Donde están? Peor aún, ¿Tienen el apoyo del estudiantado nacional?

Jorge Mauricio Espinosa Amaya

15 de Marzo

0 Seguidores

Estoy de acuerdo con que uno de los grandes problemas en los estudiantes de ed...+ ver más

Estoy de acuerdo con que uno de los grandes problemas en los estudiantes de educación superior es que desconocen totalmente el funcionamiento de Estado, esto produce una apatía y apoliticidad peligrosa para los intereses de los mismos. También, con que los criterios que acompañan la elección de un representante suelen ser tan ridículos como lo han sido siempre en la historia de la democracia.(si no, pregúntele a Arítides)Sin embargo, apuntar que el gran fracaso de los estudiantes se debe a que no pusieron un monigote de la MANE en la cámara, es desconocer totalmente que la MANE no representa el conjunto del estudiantado, también que no existe una tal unidad del estudiantado. Desafortunadamente es este momento no existe un organismo estudiantil que consolide un movimiento, prueba de ello es la opinión que tienen los estudiantes de la Distrital y Pedagógica sobre la MANE. De modo que el desconocimiento en este artículo del supuesto "movimiento estudiantil" es tan pobre,

Juan Camilo Cardenas

15 de Marzo

452 Seguidores

Javier, muy valido el comentario. Dos cosas que me hizo notar, una, preguntarn...+ ver más

Javier, muy valido el comentario. Dos cosas que me hizo notar, una, preguntarnos si los jovenes saben para que es el congreso, y si saben, sera que como dijo alguien aqui arriba el descontento es con la democracia en general. Un problema permanente que usted menciona es equiparar instituciones a personas. La poca confianza en el congreso es por la poca confianza en los congresistas, y ahi hay un error fatal de nuestra construccion de democracia. las instituciones son mucho mas. La segunda, la participacion de los colombianos en "lo publico y lo colectivo" es una de las mas bajas. En la encuesta longitudinal ELCA lo estamos midiendo y hay algunas cosas que estan pasando, por ejemplo, los jovenes estan participando mas en organizaciones religiosas que hace unos años, pero en general la participacion de jovenes es muy baja. En una proxima entrada de blogoeconomia voy a escribir de esto. Pero con su entrada me esta motivando para mirar mas rapido este segmento de la poblacion.

Javier Corredor

20 de Marzo

1 Seguidores

Claro, eso además podría explicar el hecho paradójico de que los colombiano...+ ver más

Claro, eso además podría explicar el hecho paradójico de que los colombianos nominalmente apoyemos la democracia, pero estemos dispuestos a aceptar un dictador que arregle nuestros problemas, como se ha visto en algunas encuestas de opinión.

FRANCISCO ALBER...

16 de Marzo

0 Seguidores

Los jovenes, son muy atípicos para llevar una política en sus entrañas, no ...+ ver más

Los jovenes, son muy atípicos para llevar una política en sus entrañas, no como los viejos que muchos siguen siendo sectarios, lo único cierto que dice Julio Sanchez Cristo es la Política es dinamica...

Re-Indignado

17 de Marzo

0 Seguidores

El apoliticismo de los ciudadanos es un retroceso democrático, por desencanto...+ ver más

El apoliticismo de los ciudadanos es un retroceso democrático, por desencanto de una actividad degradada por unos pocos aunado a la alienación por un modelo consumista, inmediatista e individualista. Es preciso salir de ese marasmo para construir la transición de la corrompida “democracia representativa” a una verdadera democracia participativa, equitativa y respetuosa con el entorno. Porque así como el ser social le ha permitido al homo sapiens perpetuarse sobre la naturaleza, el ser asocial del sálvese quien pueda y del dogma “un dólar, un voto” lo está conduciendo a la destrucción de su entramado social (que necesitamos más cárceles ?) y de su entorno ambiental, a un camino suicida.

Ciro Alberto

20 de Marzo

0 Seguidores

Yo creo que lo que hay que hacer es lo que Juana León está haciendo. Porque ...+ ver más

Yo creo que lo que hay que hacer es lo que Juana León está haciendo. Porque es cierto que se lee poco (dígamelo a mí, que soy lector voraz, o en general, a los lectores de la Silla Vacía: como dicen los españoles, le está predicando al sacristán), pero se oye mucha radio y se ve mucha televisión.
Si se me permite ponerlo de esta manera, se leerá poco, pero se lee. Sin embargo, por cada lector de La Silla Vacía, hay 100 lectores del diario El Tiempo. Por cada escucha de (ni siquiera se me ocurre una radio de centro izquierda...) no sé cual radio, hay 100 personas escuchando Caracol.

chjarami

21 de Marzo

1 Seguidores

Al parecer el problema es de los políticos que le caen a uno mal, o faltos de...+ ver más

Al parecer el problema es de los políticos que le caen a uno mal, o faltos de propuestas, o la falta de campañas adecuadas, o la insignificancia del voto, o, o, o...
Votar requiere interés y disciplina sostenidos, para buscar las propuestas, enterarse, comparar, y el día de la votación ir a la urna. Es jarto, anticlimático. No es una actividad particularmente play, y puede ser frustrante. Yo voto porque mi abuelo me llevaba a meter el dedo en tinta roja, y me enseñaron eso era un deber, no una actividad sujeta a costo-beneficio.
No será que el problema no es uno de mercadeo a los jóvenes, sino de la idea misma de que esto hay que mercadearlo?

Las historias más vistas en La Silla Vacia