Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Luis Guillermo Vélez Cabrera · 26 de Enero de 2015

1359

7

El gobierno Santos ha sido prudente. Afortunadamente, el colapso de la revolución bolivariana se dio cuando el proceso de paz con las FARC ya estaba en un punto de no retorno. De hecho, muchos analistas consideran que la caída del chavismo fue determinante para lograr la paz colombiana ya que las guerrillas se quedaron sin norte ideológico y sin retaguardia estratégica. Algo parecido a lo que ocurrió en Centroamérica y en África con la caída del muro de Berlín.

Cuando los Sukhoi de Chávez bombardearon un hospital en San Cristóbal donde supuestamente se encontraba el comando rebelde, Estados Unidos decidió declarar como aguas internacionales el golfo de Venezuela. Ahora la Cuarta Flota patrulla el lago de Maracaibo acompañada de la ARC Caldas para proteger la seguridad de las rutas marítimas. Por otra parte la crisis de desplazamiento forzado ha sido mitigada por el establecimiento de una “zona de amortiguación” de treinta kilómetros de ancho sobre territorio venezolano que patrullan tropas colombianas.

En unas semanas se ha programado una conferencia de paz en Brasilia organizada por “países amigos”. En verdad, no hay mucho optimismo sobre su resultado. Para empezar el gobierno de Dilma sigue atribulado por el creciente escándalo de los sobornos en Petrobras y las dificultades económicas de Ecuador han puesto a Correa contra las cuerdas. El presidente Macri está demasiado ocupado con la fuga de Cristina tras la confesión de Lázaro Báez y la Bachelet tiene la popularidad por el piso.

Además hay un problema de legitimidad. Estados Unidos reconoce al gobierno de San Cristóbal y los rusos y los chinos a Diosdado. Los europeos no se han pronunciado esperando que algún bando tome ventaja, mientras que los países latinoamericanos invocan la “Carta Democrática”, lo cual es un mal chiste: no hay democracia en Venezuela desde 1998.

La salida negociada no parece nada fácil porque las posiciones de las partes son extremas. Los rebeldes exigen la salida de Diosdado, el rompimiento de relaciones con Cuba, la desmovilización de la FANB y la derogatoria de la Constitución del 99. Los chavistas exigen el sometimiento de los rebeldes, el fin de la propiedad privada y la dejación de armas a cambio de una amnistía. Existe, sin embargo, la posibilidad de un cese al fuego que genere una partición de facto del territorio. Ya hay quienes hablan de la República Bolivariana Oriental de Venezuela y la República Democrática Venezolana de los Andes, aunque nada garantiza el fin del conflicto.

En materia económica las cosas son dramáticas. El socialismo del siglo XXI había avanzado determinadamente en la destrucción del aparato productivo venezolano, pero ahora ya no queda nada de nada. De la “soberanía alimentaria” que proclamaba Chávez acabamos en una hambruna etíope. Hasta incidentes de canibalismo se han reportado en los barrios populares de Caracas. Es verdad, el nuevo hombre socialista ya no participa en la explotación del hombre por el hombre, solamente se lo come a pedazos.

Por ahora la guerra continúa financiada por los puchos de petróleo que cada bando logra contrabandear. Se espera que antes de la conferencia se inicie una ofensiva rebelde para aliviar el cerco a Valencia. De lograrse los rebeldes tendrán despejado el camino a Caracas y quizás se rompa el estancamiento estratégico de los últimos meses.

Teodoro Petkoff dijo hace algunos años que “la sociedad, o una parte de ella, creó un monstruo, que, como al Dr. Frankenstein, después se le fue de las manos”. Como suele suceder, las promesas de redención humana del socialismo acabaron en los gulags de la Guyana. Pasarán décadas antes de que Venezuela se recupere de la hecatombe gestada por el arañero de Sabaneta. Quien sabe cuando se acabe esta matanza inútil. Lo único seguro es que a Chávez y a sus cómplices la historia no los absolverá. 

Comentarios (7)

DIDUNDI

26 de Enero

3 Seguidores

En la segunda parte d su erotico sueño bañado en sangre, creí q siendo un p...+ ver más

En la segunda parte d su erotico sueño bañado en sangre, creí q siendo un poco objetivo abordaría la injerencia y contribución a la "paz" d cierto grupo d extrema derecha-vecina- q redondeó su participación con el rídiculo extremo de cierto expresidente, acompañado d otros sin oficio regionales q pasaron d agache x sus periodos presidenciales y ante el afán d figurar se atrevieron a visitar un país disque para apoyar la democracia cuando en ese momento en sus propios países No escanpaba.
Afortunadamente el muy sesudo representante colombiano en semejante ridículo internacional no se le ocurrió llevar a Nora y los niños, para q el cuadro paternalista con los vecinos hubiese quedado Perfecto.
Se Igvelez, x la-su-despedida de esta segunda salida en falso d un representante d la falsa democracia colombiana, asumo q termina su "provocador" sangriento deseo, "logrando" en ultimas camuflar lo q realmente ES.
Podrá decir un nieto suyo q ud. aportó al país algo diferente a burocracia?

Biogotá

26 de Enero

0 Seguidores

Qué vergüenza el intento por remedar la escritura de Daniel Samper Ospina co...+ ver más

Qué vergüenza el intento por remedar la escritura de Daniel Samper Ospina con un burdo y sanguinolento conjunto amorfo de párrafos sin humor; un amasijo de letras plagado de deseos macabros y delirios de derechista vergonzante. Por más que invoque la guerra en Venezuela, por más muertes y crisis que desee por Ecuador, Brasil y Bolivia, no les será tan fácil promover la violencia, la gente ya está cansada de h los instigadores, "del animémonos y vayan" que promueven algunos valientes de escritorio para defender sus intereses a costa de vidas humanas (cucarachas o leprosos, que llama el señor). Sólo esperamos y queremos que ese escenario no se dé, en ningún país, en ningún lugar, para ninguna persona. Ojalá este tipo de derechistas pudieran desear algo menos terrible que la muerte y la desazón total a quienes no piensan como ellos; ojalá fueran capaces de reconocer democracia cuando ellos no gobiernan, o cuando gobiernan de manera diferente a como ellos quieren. Ojalá...

Rafael Felipe Bernal

26 de Enero

0 Seguidores

No entiendo los que critican lo que esta condenado a pasar, quizás en lo úni...+ ver más

No entiendo los que critican lo que esta condenado a pasar, quizás en lo único en que falla este delicioso texto que sirve de oráculo es pensar que el gobierno colombiano actuara a tiempo como para armar una franja de amortiguación en la frontera con Venezuela. Mis felicitaciones y seria ahora sensato escribir que pasaría de este lado de la frontera cuando caiga el socialismo del siglo XXI.

Gustavo Adolfo

26 de Enero

0 Seguidores

La primera vez que leí esto me dio risa, luego me acorde que en Colombia llev...+ ver más

La primera vez que leí esto me dio risa, luego me acorde que en Colombia llevamos 50 años de guerra civil y me puse a llorar.

DIDUNDI

27 de Enero

3 Seguidores

En un pais como este donde nos acostumbramos al concepto d falsa democracia ex...+ ver más

En un pais como este donde nos acostumbramos al concepto d falsa democracia existente, oponerse a este tipo d opiniones tan particulares es supuestamente violar la libertad d expresión como justificación a tan errado actuar q en últimas no es + q el libertinaje d autoadjudicarse el poder d violentar lo q a bien vengan. Acaban de decir #jesuischarlie como consecuencia precisamente d esos abusos y al parecer no se aprende nada.
Cesar Caballero el BLOGUER aborda el Mismo tema desde una óptica responsable y sobre todo constructiva, algo q le falta a Igvelez, obviamente su pitoniso atrevimiento donde las cucarachas las buscó incluso + allá de Venezuela, podrían ser objeto de censura en eso países y hasta de reclamo formal. Si a eso le apunta el BLOGUER Igvelez, habría logrado ser "famoso" y continuar auto-proclamándose "provocador" cuando no es + q un irresponsable y presumido.
Les recuerdo, la diferencia entre Colombia y Venezuela radica q en Colombia AUN hay papel Higiénico.

GMolano

27 de Enero

0 Seguidores

Los juegos del hambre capitulo II versión chibcha paranoica.
Entre lineas...+ ver más

Los juegos del hambre capitulo II versión chibcha paranoica.
Entre lineas veo que Velez se ha dado cuenta que lo mejor que nos puede pasar es que si hay un desplome de Venezuela, lo mejor es que el proceso de paz haya finalizado exitosamente. No por el fin de las "retaguardias históricas" como lo describe, sino porque en la practica se va a dar una realidad política distinta.
De resto es un relato paranoico. Claro que va a haber una corrección económica y política de las duras. Ya debe haber luchas interinas en el chavismo sin guerra civil ni aspavientos, no como nos las pinta este aficionado. Por mas nuevos ingredientes (el escolta fugado) Diosdado y su combo son mas pragmáticos, el es el llamado a correrle la butaca. La cuestión como siempre, es el como y el cuando.
Y entre tanto la oposición lloriqueando con Pastrana y Piñera, cuando deberían estar cosechando a los que votan.
Caballero sugiere una situación mas real y el país tiene que estar preparado para asumirla.

Las historias más vistas en La Silla Vacia