Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 05 de Febrero de 2015

2476

5

Por Jorge Tovar. 

Si algo caracteriza a Colombia, es la excelente información estadística con la que cuenta. Comparado con países de la región, e incluso con algunas economías más avanzadas, no deja de sorprender la diversidad y profundidad de las diferentes fuentes de información, generalmente a cargo del DANE. En algunos aspectos, normalmente justificados en la falta de presupuesto, la recolección no se hace con la frecuencia requerida. Tal es el caso del Censo Nacional Agropecuario. El primero se realizó en 1960. El segundo diez años después. Un lapso aceptable dado el nivel de desarrollo del país. Para el tercero ya el intervalo se alargó excesivamente. No fue hasta finales de 2013 que por fin arrancó el 3er Censo Nacional Agropecuario.

Algo similar sucede con el Censo de Población. El último data de 2005. Idealmente debería hacerse cada 5 años. Pero los costos son tan altos que sólo países como Nueva Zelanda o Corea del Sur pueden permitirse ese lujo. En la práctica suele realizarse cada 10 años. Colombia no ha cumplido con esa regla en los últimos tiempos. Al censo de 1993, siguió el de 2005 y, si los cronogramas se cumplen, se hará nuevamente en el 2016.

Colombia, en censos, está quedada. Pero si el censo de población se mantiene permanentemente en el debate por razones obvias y el censo agropecuario era una necesidad dada la realidad colombiana, del censo económico nadie habla hace años. No debe extrañar, por tanto, que en el país no se realiza un censo económico desde 1990. Van 25 años que, dado que no está en los presupuestos, ni en los planes oficiales, va para al menos 28 o 30 años. Ésta es una visión optimista.

Un censo económico se define como aquel que recolecta información de todos los negocios activos en un momento dado del tiempo. El objetivo del censo económico, además de conocer el estado de la actividad económica, es desarrollar un directorio de firmas, el insumo básico de toda encuesta que realiza el DANE o potencialmente cualquier otra entidad del Estado. Tres o más décadas sin conocer a fondo la actividad productiva del país es inaceptable, más para un país que aspira a compararse con los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Cabe recordar, eso sí, que si bien el censo económico ha estado ausente del debate económico y político desde hace años, en el 2005 se buscó aprovechar el censo de población para actualizar los directorios. Aquel intento fracasó. Abiertamente se reconoció que no era un censo sino apenas un inventario de unidades económicas. Los resultados no fueron los deseados.

Además de facilitar la actualización periódica del directorio de establecimientos que operan en las diferentes actividades económicas del país; el censo es clave en proveer información que permita medir eficazmente algunos sectores que actualmente se miden con suma dificultad. Quizás el ejemplo más importante sea el del sector de microestablecimientos. Estos son aquellos establecimientos pequeños (generalmente de menos de 10 empleados) que no están cubiertos por las grandes encuestas anuales del DANE: Encuesta Anual Manufacturera, de Servicios o de Comercio. Desde hace unos 15 años el DANE ha venido realizando diferentes esfuerzos para medir con la mayor precisión posible un sector que según algunas estimaciones que realicé hace unos años, puede llegar a emplear más de 2.5 millones de personas y representar alrededor del 12% del PIB. El último intento es el denominado módulo de micronegocios de la Gran Encuesta Integrada de Hogares que apenas se presentó en diciembre de 2014 y cuya fiabilidad aún está por evaluar. Todos estos esfuerzos se verían simplificados con un directorio que sólo puede proveer un censo económico.

Un censo económico que, por cierto, no presenta el rezago que hay en Colombia en otros países de la región. Así, México realizó su último censo económico en 2014, Ecuador en 2010, Venezuela en 2007/08, Paraguay 2011, Perú 2013 …. Hay que impulsar un censo económico periódico en Colombia.

Comentarios (5)

chjarami

06 de Febrero

1 Seguidores

Hola Jorge,
El problema del censo económico es que se hace obsoleto muy r...+ ver más

Hola Jorge,
El problema del censo económico es que se hace obsoleto muy rápidamente. El 20% de las empresas que figuran en el RUT de la Dian desaparecen de un año al otro. Por lo tanto, es mejor insistir en la calidad de los registros. Los tributarios no son buenos porque las empresas nuevas le huyen. Pero los más "inofensivos" como el registro en cámaras de comercio podrían servir. Infortunadamente, las cámaras no depuran las empresas que ya no operan. Así las cosas, es cuestión de cruzar registros.

Blogoeconomia

06 de Febrero

68 Seguidores

Christian,

Completamente de acuerdo, pero usted está describiendo pe...+ ver más

Christian,

Completamente de acuerdo, pero usted está describiendo perfectamente el problema por el cual se necesita un Censo Económico. No es que lo que hay hoy, mañana va a estar exactamente igual. Es que se necesita una base sobre la que trabajar, hacer los ejercicios probabilisticos y luego (por ahí cada 10 años) actualizarlos. Un Censo Económico regular es una necesidad o seguiremos eternamente argumentando que quizás las cámaras, que a ver si la DIAN nos deja ver sus registros, que es que hay mucha informalidad.

 

Jorge T.

chjarami

07 de Febrero

1 Seguidores

Hola jorge,
El censo de población funciona porque los patrones de poblaci...+ ver más

Hola jorge,
El censo de población funciona porque los patrones de población cambian más lenta y predeciblemente. Con hacer uno cada 10 años y conteos intercensales cada 5 basta, y eso es para la distribución regional, no para los totales. El punto es precisamente que lo económico no es así. El agregado deja de ser útil en dos o tres años, y en algunas franjas (digamos microestablecimientos, o en ciertas zonas de ciudades medianas y grandes) la obsolescencia es más rápida aun.
No hay presupuesto ni organización estadística que pueda hace un censo económico global cada tres años. Por eso hay es que mejorar la calidad de los registros asministrativos y la gestión de cruces entre ellos. Y en ciertas áreas limitadas, ahí sí, censos. Como sanandresitos, si uno es tan teso. O los barrios de pequeños comercio en general.

Blogoeconomia

07 de Febrero

68 Seguidores

Ud. tiene razón en lo básico. Pero insisto, precisamente eso justifica el Ce...+ ver más

Ud. tiene razón en lo básico. Pero insisto, precisamente eso justifica el Censo Económico. El que el agregado no se mantenga invariable 10 años no es razón para rechazarlo de plano pues es evidente que se va desgastando (más rápido que un censo de población). 

Pero hoy no hay forma de confirmar los directorios que se manejan. Hata tal punto que para estudiar microestablecimientos se está acudiendo a la GEIH. El que el censo varíe rápido o no es irrelevante. Lo relevante es que cada 10 años se podría verificar los directorios. Hoy, es imposible. La validez de un Censo Económico es tal que USA lo hace cada 5 años como recomienda ONU http://unstats.un.org/unsd/economic_stat/Economic_Census/Economic%20Cens...

Cada 10 años para Colombia sería por ahora un éxito.

Las historias más vistas en La Silla Vacia