Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Blogoeconomia · 07 de Abril de 2015

5849

19

Por Jorge Tovar. 

Al escribir la entrada sobre la necesidad de Bogotá de tener autopistas era consciente, no soy tan inocente, que Bogotá no tendrá nunca las tales autopistas. Es más un deseo de que tal necesidad entre al debate, pero el sesgo ideológico entre los interesados en el tema es tal que no hay opciones para la ciudad. En aras de la "sostenibilidad" estamos condenados a ahogarnos en nuestro propio trancón.

Como preámbulo valga anotar que no hablo de priorizar la construcción de vías a costa de la tan necesaria infraestructura de transporte público. Considero, sí, que hay que hacer vías expresas y que ello debería entrar al debate público y por tanto a la búsqueda de recursos (públicos, públicos-privados, o privados). 

Miedo dice mi colega Juan Bocarejo, le da si un alcalde o candidato a alcalde quisiera hacer vías en la ciudad de Bogotá. Lo que yo creía un comentario jocoso, rayando en lo bufonesco de un funcionario de la Alcaldía de Bogotá, resulta que es la tendencia. Bogotá no debe hacer vías. Miedo da, porque utilizando un argumento que se remonta mínimo al año de 1982, con esa plata haríamos mejores cosas. Es el mismo argumento de aquel que no quiso hacer un Mundial de Fútbol porque Colombia haría con esos recursos "escuelitas y hospitales". Pasaron los años, no se hizo Mundial, y tampoco se hicieron hospitales ni escuelitas. 

Bogotá, no ha hecho vías en 30+ años. Con esa platica que no se gastó en vías deberíamos tener algo para mostrar más allá de los insufribles trancones diarios. No. Como en tantas otras cosas en Colombia, no se hizo nada, y no queda ni plata, ni infraestructura (lo de Transmilenio es otra discusión. Paralela, pero aparte). No hagan vías, dicen. Más vías generan más carros. La evidencia local, la que los bogotanos viven a diario, es para ellos, irrelevante. Es que Bogotá es el contraejemplo por excelencia. No se han hecho vías y cada vez hay más carros. La culpa hace 20 años era de esa clase media – alta que veía el carro como una ‘aspiración’. La culpa hace 10 años era de esa clase media pujante que compraba carros de segunda e, incluso alguno nuevo. La culpa hoy es de esos incautos habitantes de clase media y baja que se atreven a comprar un carrito para llevar a la familia. La culpa –nos pretenden ilustrar– es de ellos, no de nuestros dirigentes.

Y comienzan los ejemplos. Y la foto de la autopista que tumbaron en Seúl, San Francisco o hasta Boston. Pero no nos dicen que Seúl y San Francisco buscaban al tumbar la fracción de autopista elevada revitalizar el acceso al agua que estas ciudades tienen la suerte de tener. En San Francisco ni siquiera la tumbaron los ciudadanos. Lo hizo el terremoto de 1989. Y son casos de éxito. No vería yo con malos ojos, en Bogotá, tumbar la autopista para revitalizar ....... No. Aquí hay mucho para revitalizar, hay agua, pero nada que tumbar. No hay vías. 

La historia siempre nos la dejan a medias. No profundizan. No dicen que cuando aterrizamos en Seúl o en San Francisco, del aeropuerto a la ciudad se toman autopistas, que en tramos se elevan, y nos llevan a la ciudad en un tráfico que de ninguna manera se parece al de Bogotá. Se refieren al segundo piso de México con sorprendente desprecio. Es una vía de circunvalación que cumple su función y permite esas conexiones largas, incluso de salida de la ciudad a ver alguna espectacular reliquia maya. Hablan de Boston y la autopista que tumbaron en lo que se denominó el Big Dig. Pero no nos dicen que el motivo para tumbarlo era que la ciudad estaba frenada por el trancón. La solución nunca pasó por quitar la autopista. La solución fue enterrarla. Sí. Fue un desastre financiero, pero fue un reto de ingenieria por la forma como se hizo y, sobretodo, la motivación era clara. Hoy, en Boston, se viaja por la ciudad y se puede conectar por autopista, (elevadas en tramos), metro, bus o ferry. Nos hablan de Ámsterdam y sus bicicletas, fenómeno innegable. Intentaba exponer en mi entrada anterior que allá la bicicleta es un complemento ideal en partes de la ciudad. Muchos otros holandeses utilizan las autopistas (en tramos elevada). Hablan con desprecio de las autopistas de Los Ángeles. Pero en plena hora pico podemos cruzar esa ciudad de norte a sur en una hora y media. Dos veces más puede tomar en salir de la idílica Bogotá. Nos mencionan Hamburgo y su plan para convertir un tramo de autopista en un bello paraje de parques. Sí. Pero no nos cuenta la segunda parte del proyecto. Aquella en la cual se plantea enterrar la autopista para permitir esos bellos parques. Nos cuentan la historia de Singapur y su restricción a la venta del carro o los cobros por congestión. Pero no nos cuentan sobre la red de 10+ autopistas (hasta de cuatro carriles) que conectan la ciudad-estado.  

Y así en el resto del mundo. Madrid, Roma, Taipéi,  ... nombre una ciudad. Todas tienen trancón. Todas con metro, buses y autovías expresas. Ninguna tiene un trancón como el de Bogotá. Allí van nuestros expertos a dar conferencias y aprovechan para descansar del trancón bogotano. Llegaron a un aeropuerto, tomaron la autopista, luego otra para salir al sitio turístico relevante del lugar (¡no hay conferencia sin paseo!) y vuelven a Bogotá a convencer a las masas que no hay que hacer autopistas. Aquí, bogotanos, de eso no necesitan ustedes. Los recursos los usaremos más eficientemente. 'Asusta' que un candidato a Alcalde quiera hacer una vía en la ciudad.

Contaminación, dicen. Claro. Es hoy día una realidad que a todos nos debe preocupar. ¿Dónde, pregunto, están los incentivos para que Bogotá sea la capital latinoamericana del carro eléctrico? ¿Por qué, en estas cosas no seguimos los ejemplos de California, o mejor aún, de Noruega o Suecia? 

La realidad de Bogotá está lejos de cualquier cosa que yo me pueda imaginar. No habrá metro, ni vías, ni orden. Llevan 25 años "sincronizando" los semáforos y algo más prohibiendo el giro a la izquierda en 2 o 3 filas. Quizás ese sea el uso eficiente de los recursos, aunque yo no lo entienda. El orden es fundamental. Lo necesitamos. Con orden Bogotá estaría algo mejor. Pero las vías se colapsaron y nos siguen vendiendo lo mismo de hace 25 años. El resultado lo vivimos. Vías no se harán. Así que aquellos que no están de acuerdo con mis apreciaciones, no se estresen demasiado. Bogotá utilizará esos recursos en hacer una "ciudad amable y sostenible". En 5 años nos tomamos un café mientras charlamos sobre el tiempo que nos tardamos en llegar al lugar del tinto.

 

 

     

Comentarios (19)

GMolano

08 de Abril

0 Seguidores

Después de leer esta entrada me quedo la sensación de que todos tenemos que ...+ ver más

Después de leer esta entrada me quedo la sensación de que todos tenemos que compartir esa sensación de frustración auto-infligida. Yo no creo que deba ser así.
El asunto tiene que ir mas allá de referenciar obras faraonicas de otras latitudes sin contexto alguno que atienden otras realidades económicas y técnicas.
Bogota si debería encarar la construcción de nuevas vías y llegado el caso emprender obras de infraestructura de gran calado, pero se debe hacer con mucho cariño, porque acá no hay mucha plata ni margen de maniobra para embarrarla.
Un ejemplo puntual es la pospuesta construcción de la ALO. Para el próximo alcalde es factible que se le presente como alternativa para agilizar la operación de carga en la ciudad, beneficiando varios sectores económicos y desconcentrando la presión por los corredores viales del occidente. Pero hay que poner todo en una balanza, NO para no hacerla sino para saber en que se mete la ciudad. Que gana y que pierde.

Craso

08 de Abril

0 Seguidores

El Sr. Tovar comete un grave error: confunde las ideas con la mala aplicación...+ ver más

El Sr. Tovar comete un grave error: confunde las ideas con la mala aplicación de las mismas. Me explico: mezcla los argumentos en contra del uso del carro particular, con las estrategias equivocadas y/o implementadas erróneamente por la administración distrital y cuya intención era desestimular su uso. Ejemplo: cuando busca responder al argumento de la contaminación, no presenta pruebas para rebatirlo, sino que se desvía para acusar la escasa implementación de la movilidad eléctrica por parte de la admon. Justifica entonces la perpetuación de un modelo obsoleto en la mala aplicación de las estrategias que buscarían cambiarlo. ¿Es esa la lógica que les enseña a sus estudiantes para analizar políticas públicas? Deja mucho que desear.
Ñapa 1: ¿No ha pasado de moda la costumbre de deslegitimar al contradictor tachando sus argumentos de ideológicos? ¡Dios! Son ustedes un derroche de diáfana ciencia ...
Ñapa 2: ¿Bogotá no ha hecho vías hace +30? ¿Y la Av. Ciudad de Cali qué es?

Daniel Botello

09 de Abril

0 Seguidores

Según esto, lo que necesitamos son autopistas para salir y entrar de la ciuda...+ ver más

Según esto, lo que necesitamos son autopistas para salir y entrar de la ciudad y autopistas que circunvalen, y de paso limiten el área de expansión urbana Eso esta bueno y es necesario. Autopistas que prioricen el tráfico logístico.
Si lo que se buscan son autopistas al interior de la ciudad, esperaría que, en el marco de la escasez de terrenos disponibles, mencionara por lo menos dónde se podrían construir. Solucionar a medias el trancón, porque con o sin autopistas siempre existirá y empeorará, a costa de la sostenibilidad ambiental y paisajística de la ciudad que implicarían autopistas de segundo nivel, es una idea de 1950.
Quizás algo como el proyecto de Parques del Rio deba ser explorado. Una obra que agregue valor a la ciudad, que este pensada para ser disfrutada por todos y que de paso le da gusto a los amantes enfermizos del carro, que ahora, con argumentos melosos, pretenden desmentir que el mayor % de viajes en carro particular solo llevan 1 pasajero.

German Prieto

11 de Abril

0 Seguidores

En serio qué montón de barbaridades. Una gran explicación de cómo usar arg...+ ver más

En serio qué montón de barbaridades. Una gran explicación de cómo usar argumentos para no rebatirlos y muy por el contrario auo-contradecirse. Por ejemplo, "Big Dig. Pero no nos dicen que el motivo para tumbarlo era que la ciudad estaba frenada por el trancón. La solución nunca pasó por quitar la autopista. La solución fue enterrarla. Sí. Fue un desastre financiero, pero fue un reto de ingenieria". O sea que no importó que se perdieran 14.500 millones de dólares (!) en una obra dizque para quitar el trancón. Pero tampoco nos cuenta que ese trancón simplemente volvió a su estado natural, solo que los carros ahora están encerrados en una caja metálica de 4 a 6 carriles por sentido, ANDANDO A VELOCIDADES DE 5 KM/H!

Carolina

13 de Abril

0 Seguidores

Que bueno que esta vez reconozca que habla desde sus frustraciones personales ...+ ver más

Que bueno que esta vez reconozca que habla desde sus frustraciones personales y no desde la aplicación del conocimiento técnico, como lo pretendió en la entrada pasada. Su sinceridad se aprecia. Dedíquese a otros temas y múdese cerca al trabajo.

fabian andres cufiño novoa

13 de Abril

0 Seguidores

1) Es necesario tener en cuenta el tamaño de la ciudad, ya que en las ciudade...+ ver más

1) Es necesario tener en cuenta el tamaño de la ciudad, ya que en las ciudades mas grandes los trayectos son mas largos y por ende tardan mas tiempo en realizarse, por lo tanto es imperante un proceso de densificacion urbana.
2) las políticas serán infructuosas si no se tiene en cuenta la dinámica de la ciudad sin los municipios adyacentes. e podido observar como la población de ingresos altos han desplazado sus domicilio a municipios como chia, cajica o cota. lo que ocasiona que deban incurrir en un mayor recorrido que si residieran dentro de bogota a pocos minutos de sus lugares de trabajo o estudio.
3) Para el autor el objetivo es simplemente disminuir el tiempo del recorrido. viendo los problemas de contaminación en las ciudades chinas, es claro que ademas del tiempo, se debe tener en cuenta otras variables como la calidad, la sostenibilidad del medio en que nos movemos y claro, el costo.

pfrj

13 de Abril

0 Seguidores

Al igual que lo que critica el autor, el artículo también está cojo. No est...+ ver más

Al igual que lo que critica el autor, el artículo también está cojo. No está contextualizado a nuestra realidad. Otros compararon a Bogotá con Curitiba para justificar el transmilenio, aquí comparan a Bogotá con México para justificar la construcción de autopistas. Cada ciudad es un caso diferente. En Madrid se va del aeropuerto (que está lejísimos) al centro en metro. Aquí el aeropuerto está muy cerca, no hay necesidad de hacer un metro hasta allá, luego... para qué tanta comparación?
Opciones hay muchas y en el caso Bogotá se ve que el que mucho escoge con lo peor se queda. Llevamos décadas buscando el modelo ideal de transporte que no tenga desventajas, sea barato, le sirva a todos, no contamine, sea rápido, llegue a todos lados... Pues no existe. Algo hay que hacer pero la única opción no es metro y menos autopistas. Mientras no haya de otra la gente seguirá comprando carro. Y mientras no haya educación ni seguridad porque en Bogotá a unos les da miedo y a otros pereza caminar.

harriarq

13 de Abril

0 Seguidores

Hace falta el contexto de lo construido, para resolver el entuerto y solo es p...+ ver más

Hace falta el contexto de lo construido, para resolver el entuerto y solo es posible desde el POT, HPetro nos dejo en un limbo administrativo y operativo al gestionarlo indebidamente, cuando ignoró el trabajo de planificación de los últimos 20 años y quiso inventar el agua tibia, recordemos que la idea de densificar el centro la propuso Le Corbusier en los 50's como medio para liberar espacio al nivel del piso, el "grand immeuble" y para "organizar" ese centro histórico debía demoler una gran parte del mismo, esto trae como consecuencia una densificación o concentración de personas que deben movilizarse dentro del centro y hacia la ciudad, el cambio es que se suman residentes a la enorme población flotante que utiliza el centro y para los que no será suficiente el transporte actual, esa parte funcional no se ha resuelto nunca, como no se resuelven nunca las mezclas de usos y modos, menos los resultados funestos de la economía informal que nos ahoga, falta mucho análisis multicriterio.

Henry Castro Gerardino

13 de Abril

140 Seguidores

No es un artículo serio, es más una confesión entre triste y quejosa de una...+ ver más

No es un artículo serio, es más una confesión entre triste y quejosa de una situación que ha hecho metástasis en Bogotá. Los ejemplos son traidos de los cabellos pues todos sabemos que cada país tiene una particularidad y la nuestra es algo enrevesada, para no decir que poco clara. Conocemos el problema, nos dolemos de ello todos los días, amenazamos no volver a votar y todo se evapora cuando llegan las elecciones. Vivo lejos, pero cada vez que regreso y recuerdo que tengo que tomar el Trasmilenio, la alegría de volver a mi ciudad se transforma en angustia. Pero era fácil predecir que colapsaría, como ya lo había hecho el proyecto de buses en la Caracas, con letras del abecedario y paraderos que nunca fueron respetados. Los estudios fallaron en sus proyecciones y, ahora, no parece haber soluciones, pero eso no es así.

Juliana Gomez

14 de Abril

0 Seguidores

Me parece que este artículo requiere una experticia en ingeniería y urbanism...+ ver más

Me parece que este artículo requiere una experticia en ingeniería y urbanismo que el autor no tiene. La calidad es muy deficiente. Típica arrogancia disciplinar de los economistas, que creen que su carrera les da para hablar de todo.

Nizhelski

14 de Abril

0 Seguidores

Caramba, parece que no era suficiente meter las patas con un artículo. ¡Eran...+ ver más

Caramba, parece que no era suficiente meter las patas con un artículo. ¡Eran necesarios dos!. Cuánta arrogancia en un solo texto.

chjarami

16 de Abril

1 Seguidores

Hola Jorge,
Tal vez es más constructivo decir que Bogotá necesita movili...+ ver más

Hola Jorge,
Tal vez es más constructivo decir que Bogotá necesita movilidad, cualquiera que sea el camino. Comparto con usted que el camino no puede ser hacer la guerra contra una alternativa, ni catalogar a los que insisten en el carro como retrógrados cuya extinción debe promoverse. Es más, seguro que un análisis completo diría "más de todo": autopistas, transporte masivo, bici, moto, caminar (mudarse), etc. La pregunta pasaría a ser qué hacer primero.
Mi granito: primero, mejor administración: resulta que hay recursos y no estamos haciendo nada. Segundo, garantizar los recursos para las obras futuras. En eso, es importante que los contribuyentes que se mudan a ciudades periféricas sigan aportando, o que se queden aquí. A mí personalmente me irrita que las políticas actuales (moto, bici, viva cerca) desplazan la responsabilidad a los ciudadanos sin concretar lo que hace el distrito (infraestructura y planeación). Y que criminalizan el carro.
Chjh

Blogoeconomia

17 de Abril

70 Seguidores

Completamente de acuerdo. Como usted bien afirma, hay una políticas actuales ...+ ver más

Completamente de acuerdo. Como usted bien afirma, hay una políticas actuales que niegan la necesidad de una serie de alternativas. Pero, afirmar eso produce alteraciones en el status quo. Seguiremos igual por ahora.

Dleco

21 de Abril

0 Seguidores

Muy de acuerdo con el artículo, que no pretende mucho mas que hablar acerca d...+ ver más

Muy de acuerdo con el artículo, que no pretende mucho mas que hablar acerca de la necesidad de que la ciudad se proyecte al futuro como algo integro e inclusivo sin creer que por que una ciudad tiene metro no tiene trancones. Es peor quedarse quieto mirando como la gente compra carros (porque no fuimos capaces de organizar un transporte publico eficiente y decente), y no soñar con que algún día se mire la ciudad como algo mucho mas complejo (vias, buses, bici, metro, transmilenio). Creen que la solución es encerrar al ciudadano dentro del vehículo convencidos que quien va en bus lo hace por gusto propio como si fuera algo comodo, cuando a la primera oportunidad se suben a un carro.

Manuel Cepeda

22 de Abril

0 Seguidores

Totalmente de acuerdo con su articulo.Para aquellos que preguntan porque Bogot...+ ver más

Totalmente de acuerdo con su articulo.Para aquellos que preguntan porque Bogota tiene pocos carros basta conocer las estadisticas de motorizacion de esta ciudad que es uno de las mas bajos de las capitales de América Latina. Es por esta misma razon y que en el futuro cercano nos espera un crecimiento bastante grande en el numero de vehículos. Desafortunadamente a la dirigencia y a los criticos y "expertos" los ha abandonado completamente su contacto con la realidad de la ciudad y son solo expresion de los lugarse comunes y frases repetitivas de las cuales hacen gala de los que están de moda: fanáticos,fundamentalistas eco-autosotenibles disfrazados de falsa erudición que no permiten ni permitirán a esta Calcuta de los Andes ponerse al día en la infraestructura mínima requerida.En 20 años estaremos mucho peor que ahora,para los que aun queden,no se habra hecho nada sustancial ni para el transporte colectivo ni el privado y el discurso de los utópicos seguirá siendo el mismo.

Las historias más vistas en La Silla Vacia