Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juanita Vélez · 29 de Noviembre de 2018

6125

7

Hoy arrancan los tres años que tiene la Comisión de la Verdad para hacer un informe que cuente qué pasó en 50 años de conflicto.

“No pretendemos llegar a un punto final ni tener una verdad institucional. Buscamos contribuir de una manera seria a que los colombianos alcancemos una mirada comprensiva de lo que nos pasó en el conflicto, siempre a partir del sufrimiento de las víctimas de todos los lados”, dijo a La Silla el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión.

Ese trabajo arranca con un esfuerzo del uribismo por controlar la verdad histórica, que aunque ya ha fracasado en dos de las tres movidas evidentes (e incluye promover el veto a documentales como 'La Negociación', que cuenta cómo fue la negociación por dentro entre el Gobierno Santos y las Farc), muestra que la memoria seguirá siendo un campo de batalla político.

Estas son las tres movidas.

 

1

Buscar un relato del conflicto más cercano a los militares

Esta es la única movida que depende directamente del presidente Iván Duque, pues él puede nombrar al director del Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH, que desde que nació en 2011 ha sacado más de 80 informes que recopilan memorias del conflicto.

A pesar de que el CNMH es una entidad pequeña, tiene un poder simbólico grande. Como es la encargada de construir un relato del conflicto, quién la maneja incide en cuál será esa narrativa.

Los dos nombres que han sonado tienen en común una visión del conflicto más cercana a la de los militares.

El primero que sonó a comienzos de octubre fue el periodista y especialista en comunicación digital Mario Javier Pacheco, a quien le cobraron en medios haber dicho en una columna en su página web que el CNMH es una “estructura infiltrada por la guerrilla” y que “el lenguaje de Santos en el CNMH, deberá redireccionarse, corrigiendo la tendencia de culpar al Estado y a las fuerzas militares”.

Después de que Presidencia dijera que nunca estuvo nominado (Pacheco le dijo a El Espectador que sí), la semana pasada publicaron la hoja de vida de Vicente Torrijos.

Como revelamos en La Silla Vacía, el profesor de El Rosario se ganó dos contratos con la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia de las Fuerzas Militares con un doctorado que no tiene. Más allá de eso, es un académico reconocido por sus posturas de derecha y favorables a los militares, con quienes ha trabajado por años.

Fue la cara más dura contra las Farc en la Comisión Histórica del Conflicto en La Habana, encargada de presentarle un informe a la mesa de negociaciones. Participó en ella a pesar de que fue un duro crítico del proceso de paz. Por ejemplo, en una columna en El Nuevo Siglo (que Uribe retomó en su página oficial) dijo que “en virtud de las negociaciones con el Gobierno, los insurgentes parecen autorizados a cogobernar legítimamente al país”.

Esos perfiles han prendido alarmas.

En el Centro, según confirmamos con dos fuentes por aparte, les preocupa qué relato del conflicto mostrará el Museo de la Memoria que debe construir el Centro en Bogotá.

Hace tres años el entonces presidente Santos presentó el predio para el museo, que quedará entre Las Américas y la 26, y ya está listo el diseño arquitectónico. Ahora se debe definir qué relato va a contar.

El ex director del centro, Gonzálo Sánchez, había dicho que quería que el museo mostrara los casos de las regiones más lejanas e invisibilizadas.

“Aquí hicimos primero la construcción social de la memoria del conflicto, antes que la construcción física”, le dijo a La Silla Sánchez. “Lo que habrá que ver es si hay un redireccionamiento de ese relato”, agregó.

En el Centro dan por hecho que Torrijos será el próximo director. Por eso, varias organizaciones sociales firmaron una carta y están recogiendo firmas para evitar que llegue.

“Es ampliamente conocido que a lo largo de su desempeño personal y profesional, el señor Torrijos ha mostrado una inclinación parcial por una versión de la historia de la guerra, lo cual denota un sesgo sumamente peligroso para la construcción de memoria de la sociedad colombiana”, dice la carta que firmaron las organizaciones

 
2

Desincentivar la verdad judicial

Otro frente sobre el cual el uribismo ha intentado controlar la verdad es con la Jurisdicción Especial de Paz, JEP.

Hace unas semanas todas las bancadas del Senado, menos el Polo y la Farc, sellaron un pacto que negó la propuesta del uribismo de una sala especial para los militares en la JEP.

En esa discusión, como lo contamos en La Silla, el ex presidente Álvaro Uribe propuso que los militares y exguerrilleros que sean condenados a pesar de que no reconozcan su responsabilidad -y por ende que no cuenten la verdad- pudieran salir de la cárcel en libertad condicional tras estar en ella 5 años, una sanción menor que la acordada con las Farc.

Hoy, si deciden no reconocer la responsabilidad y terminan condenados, solo pueden salir libres luego de pagar entre 15 y 20 años de cárcel, sin derecho a libertad condicional.

Es decir, el expresidente propuso darle más impunidad a la exguerrilla, siempre y cuando también hubiera más para los militares.

Lo hizo bajo el argumento de que ese beneficio evitaría falsos testigos y auto incriminaciones falsas. Su lógica es que una menor sanción reduce el incentivo de los ex guerrilleros y militares de reconocer su responsabilidad para ahorrarse años de cárcel.

Con eso, se reducirían los casos de personas que incriminan a otras falsamente y los de personas que admiten hechos que no ocurrieron sólo para que les rebajen las penas.

Incluso si eso fuera así, al buscar que menos gente reconozca su responsabilidad, la propuesta también reduciría la verdad que se va a conocer en la JEP.

 

 
3

Bloquear el acceso a los archivos de inteligencia del Ejército

Otra movida vino del representante uribista Óscar Darío Pérez.

El antioqueño presentó un proyecto de acto legislativo para que la Comisión de la Verdad, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la JEP no pudieran pedirle a las entidades públicas información sobre operaciones militares, estatales, de inteligencia y de contrainteligencia. Eso bajo el argumento de que hacerlo ponía en riesgo la seguridad nacional.

Impedirlo podría quitarle herramientas al sistema que creó el Acuerdo para conocer la verdad de lo que pasó en el conflicto, especialmente en lo que tiene que ver con la actuación de los militares.

El Gobierno dijo que no conocía el proyecto y a finales de octubre el representante Pérez lo retiró.

Explicó que lo hizo porque ya no daban los tiempos para que el Congreso aprobara esa reforma constitucional y dijo que su único deseo era “preservar la soberanía y seguridad nacional, más nunca entorpecer la misión que tanto la Constitución como la ley le han entregado a la Comisión de la Verdad”.

Sin embargo, en la Comisión de la Verdad leyeron esa iniciativa como una forma de reducir su capacidad de conocer la verdad.

“Afortunadamente murió", nos dijo el padre Pacho de Roux refiriéndose a ese proyecto. "Sin tener acceso a esos archivos no se puede entender por qué murieron más de 3 mil personas de la Unión Patriótica, no se puede entender qué pasó en el Club El Nogal, que pasó con los diputados del Valle, muchas masacres no se podrían entender”.

“También tengo que decir que el presidente Duque se reunió con nosotros en una actitud positiva, de reconocimiento de nuestro trabajo. Yo lo aprecié porque mi sentir es que eso para el Presidente tenía un costo político dentro de su partido y sin embargo vino a validar lo que hacemos”, agregó.

 
 

Comentarios (7)

DIDUNDI

29 de Noviembre

3 Seguidores

X notas como esta es q la gente los apoya, no propiamente x tomar partido, si ...+ ver más

X notas como esta es q la gente los apoya, no propiamente x tomar partido, si x hablar claro d frente y con nombre propio, incluso desde el mismo titular.
La verdad es q la Verdad buscada no es novedad,pero si valioso el refresh a la auliAudiencia; el hombre + poderoso políticamente hablando sabe a ciencia cierta q tener el poder militar y económico d Su lado es suficiente, preguntenle a Maduro.

Elizabeth Prado

29 de Noviembre

6 Seguidores

"más cercana a militares que a víctimas". No pienso que la dicotomía sobre ...+ ver más

"más cercana a militares que a víctimas". No pienso que la dicotomía sobre la verdad sea entre militares y víctimas como lo plantea LSV. No hay dos verdades enfrentadas, sino múltiples perspectivas. Pero si tocara escoger, en ese contexto, elegiría Estado vs guerrilla. Reitero que esa visión limitada no contribuye a una narrativa común, pero por lo menos, tiene un punto de partida menos cargado.

Elizabeth Prado

29 de Noviembre

6 Seguidores

Que se bloquee el acceso a documentos del inteligencia me parece apenas natura...+ ver más

Que se bloquee el acceso a documentos del inteligencia me parece apenas natural, entre otros, porque aún queda el ELN, hay disidencias y conexiones con el narcotráfico y la minería ilegal. Dicho esto, es evidente que no pueden elegir a una persona que solo reconozca una de las perspectivas, aún si es la del Estado. Pero da igual, la narrativa común, si es que emerge, no saldrá de una comisión.

Manuel Alejandro Mena Salazar

30 de Noviembre

0 Seguidores

¿Bloquear acceso a documentos de inteligencia?, a ver, aclaremos, los documen...+ ver más

¿Bloquear acceso a documentos de inteligencia?, a ver, aclaremos, los documentos de inteligencia de estados unidos hablaban constantemente de intervenciones militares el siglo pasado. La inteligencia bajo la direccion de Alvaro Uribe se uso para perseguir a la izquierda (vease la persecucion al polo) y a sus opositores. Los servicios de inteligencia ni siquiera deberian existir.

harriarq

30 de Noviembre

0 Seguidores

La verdad, cual verdad, cuando hay 48 millones de verdades, algunas con puntos...+ ver más

La verdad, cual verdad, cuando hay 48 millones de verdades, algunas con puntos comunes, otras que no se sabrán... la verdad de la historia la escribe quien es vencedor... Osea que la verdad será lo que se apruebe poner en los libros de historia, ojala sin doctrinas mentirosas como el Marxismo, que solo es el punto de vista de quien no tenia ganas de trabajar y solo era un mantenido... La verdad?

DIDUNDI

30 de Noviembre

3 Seguidores

EN SU ÉPOCA EL DISEÑO DE MENTIRAS TAMBIÉN ESTABA INCLUIDO EN EL PENSUM DE ...+ ver más

EN SU ÉPOCA EL DISEÑO DE MENTIRAS TAMBIÉN ESTABA INCLUIDO EN EL PENSUM DE ARQUITECTURA?.
NO ME DIGA QUE CIERTO PROFESOR UNIVERSITARIO QUE RONDA POR LSV TAMBIÉN FUE SU PROFESOR?.

Manuel Alejandro Mena Salazar

30 de Noviembre

0 Seguidores

Falso, en historia la verdad no la escribe el vencedor, la verdad la narran la...+ ver más

Falso, en historia la verdad no la escribe el vencedor, la verdad la narran las victimas, aquella que muere por culpa de la guerra. Lo que pasa, es que la derecha representada en Harriarq, le encanta resaltar a la guerrilla mientras ignora los crimenes de las fuerzas militares. Como si las violaciones a los derechos humanas se justificaran en base a si se actua en base dentro o fuera de la ley.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia