Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 28 de Septiembre de 2018

290

0

Le portal Lechuguinos publicó el miércoles una nota titulada "¡AGRESIÓN INMINENTE! Colombia planea comprar sistema de misiles para atacar a Venezuela". Ese titular es falso y hace a la nota, en su conjunto, engañosa.

Lo es porque si bien parte de una relaidad (Colombia sí planea comprar un sistema de milsiles), se trata de un arma defensiva, no una que sirva para "atacar a Venezuela", por lo que está lejos de ser una "agresión inminente". Además, las citas que presenta para sustentar su tilular muestran que lo que busca Colombia es defenderse.

La preocupación por comrpar el sistema viene de tiempo atrás, pues desde 2015 la Armada está buscando uno. Ya en 2017 la empresa estatal IAI, de Israel, le había ofrecido el sistema Barak 8 para ese fin. Ese sistema no puede ser usado para el ataque pues lo componen misiles tierra-aire, que buscan derribar aviones, helicópteros o misiles que ataquen.

Por eso, es falso que la compra sea para atacar a Venezuela - es más bien para tener una protección frente a la superioridad aérea de Venezuela con sus jets F-16.

Las citas que hace Lechuguinos muestranm eso mismo: “No nos podemos dejar provocar, porque ese tipo de provocaciones nos puede conducir a hechos fatales y nos toca tener siempre contundencia, pero al mismo tiempo mucha prudencia” es la prinicpal cita, del presidente Iván Duque.

También es falso que su compra sea inminente.

La nota de Lechuguinos refleja la dfiscusión que estalló esta semana por cuenta del debate del presupuesto nacional para 2019, pues el Gobierno ha dicho que hay un hueco de por lo menos 14 billones de pesos, pero quiere destinar 1,1 billones a esos misiles, lo que ha provocado una discusión sobre su pertinencia.

Por eso, no es seguro que haya compra, y si finalmente la hay, falta tiempo para hacerla y para que el sistema llegue.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia