Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 16 de Septiembre de 2018

111

0

El portal Lechuguinos publicó una nota que dice que la Fiscalía cerró dos emisoras por órdenes del presidente Iván Duque, pues supuestamente venían denunciando actos de corrupción del Gobierno. Más allá del cierre, lo demás es falso.

La misma nota explica que el cierre es temporal, se debe a que supuestamente no tenían licencia y a que tras la muerte del empresario de medios Roberto Esper Rebaje "se ha mantenido una puja entre los herederos por el control de los medios creados por el empresario".

En realidad, lo que ocurrió es que la Fiscalía allanó la sede de las emisoras y del diario La Libertad por una aparente falta de licencia, como contó el medio barranquillero Primero Noticias en una nota breve de cuatro párrafos que Lechuguinos retomó en su integridad sin citarla.

Costa Noticias, citando una fuente off the record, contó que posiblemente sí faltó renovar las licencias y que la pelea familiar de los Esper ha llegado a instancias judiciales y administrativas, incluyendo el Ministerio de las TIC, el que otorga las licencias.

Lechuguinos no muestra ninguna prueba de que Duque haya tenido que ver con esa actuación y sencillamente dice que "Mediante estas emisoras, se destapó la corruptela con el servicio de aguas del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla", en aparente referencia al debate por los llamados "bonos Carrasquilla", que tiene que ver con el pasado del hoy ministro y no con el gobierno actual.

Ese debate, que efectivamente existe, no lo destaparon las dos emisoras, sino el columnista de Semana, Daniel Coronell, y el senador del Polo Jorge Robledo, y cerrarlas no habría tenido ningún efecto sobre una polémica que cubrieron todos los grandes medios del país.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia