Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nohora Celedón · 09 de Noviembre de 2018

Al final de la reunión con los gremios el presidente de Fasecolda, Luis Humberto Botero (izquierda) y el de la Andi, Bruce Mac Master, (derecha) dieron voces de apoyo a la ley. Foto: Efraín Herrera, Presidencia

2027

2

Tras una reunión con el Consejo Gremial y la promesa de unas mesas técnicas de trabajo para estudiar ajustes puntuales a la reforma tributaria, Iván Duque empieza a montar a los gremios al bus de su propuesta, algo que sería fundamental para sumar voces de apoyo a un proyecto que arrancó con críticas de todos los sectores políticos, empezando por su propio partido.

Como contó La Silla Vacía, la semana pasada algunos gremios reaccionaron también criticando el proyecto, a pesar de los beneficios que da a las empresas en general, lo que marcó un inicio poco alentador para la reforma.

Sin embargo, tras una reunión esta semana con el Consejoo Gremial Nacional, tres cabezas de gremios anunciaron públicamente su respaldo: Jorge Humberto Botero de los aseguradores (Fasecolda); Santiago Castro de los banqueros (Asobancaria) y Juan Carlos Rodríguez de los grandes transportadores de carga (Colfecar).

Lo hicieron en videos grabados por el Ministerio de Hacienda que ésta entidad compartió en su grupo de Whatsapp de periodistas que lo cubren y en redes sociales, una manera de darle más eco a esos respaldos.

Además el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, salió con Botero en un vídeo elogiando la reforma.

Esto fue lo que pasó.

El encuentro con los gremios

La reunión con el Consejo Gremial fue el miércoles al mediodía. Asistieron 22 gremios y el Presidente, los ministros de Hacienda, Vivienda, Comercio y Agricultura y el Secretario General de Presidencia, Jorge Mario Eastman.

Aunque inicialmente la idea era que el Consejo Gremial se reuniera con el ministro Alberto Carrasquilla, de Presidencia propusieron que la reunión fuera con Duque.

El encuentro empezó con una introducción de Duque.

El Presidente argumentó que la ley se necesita por la falta de plata para pagar el gasto social y por la necesidad de mantener la regla fiscal (es decir, ir reduciendo el déficit). También argumentó que ayuda a la formalización empresarial y al crecimiento económico, pues el Gobierno estima que la economía crecerá 4 por ciento el próximo año gracias a la reforma.

Luego Carrasquilla la expuso, de forma muy parecida a esta presentación que hizo ante los directores de medios la semana pasada.

 

Después tomaron la palabra los directores de gremios, que se dividieron entre voces de apoyo y otras críticas, particularmente por la eliminación de las exenciones de IVA y el aumento de este impuesto a la canasta familiar. Y es que, como es común, los gremios llegaron con posiciones distintas.

De hecho, dos fuentes del Consejo Gremial nos confirmaron por aparte que en la reunión interna que tuvieron el martes para preparar el encuentro con el Presidente, hubo una propuesta para que el Consejo respaldara en bloque la tributaria, así como apoyó en bloque la elección de Duque antes de la segunda vuelta. Pero fue rechazada porque no había consenso.

Frente al Presidente, según nos contó una fuente que estuvo presente, los directivos que apoyaron la reforma fueron Daniel Mitchel de Acoplásticos, Julián Domínguez de Confecámaras, Castro (que es un político conservador) de Asobancaria, Botero (ex ministro de Comercio de Uribe, presidente del Consejo Gremial y quien ya la había apoyado públicamente en CM&) de Fasecolda y MacMaster (ex director del DPS de Santos) de la Andi. .

Otros gremios, sin embargo se mostraron preocupados por puntos que los golpean directamente.

Por ejemplo, Sandra Forero de los constructores de Camacol se quejó por el IVA a la vivienda usada y la eliminación de estímulos para construcción y venta de vivienda de interés social.

Por su lado, Pedro Marún de los comerciantes de Fenalco criticó el efecto del IVA en el consumo y el golpe que podría significar a las ventas. Luego de la reunión Fenalco sacó un comunicado en el que reiteró este punto, aunque también habló de algunos beneficios de la ley como la simplificación del sistema tributario y la reducción del impuesto de renta.

Así mismo, Javier Díaz de los exportadores de Analdex cuestionó el IVA a los productos exportables y lo que implicaría para la caja de las empresas tener que esperar a que la Dian les devuelva el IVA.

Y Jorge Bedoya, ex viceministro de Defensa de Santos y cabeza de los gremios agrarios agrupados en la SAC, atacó el aumento del IVA a los alimentos y la eliminación de las exclusiones a materia prima y servicios de asistencia técnica para el campo.

Incluso Juan Carlos Rodríguez de Colfecar criticó el IVA al transporte de carga, pero como el Gobierno aclaró que era un error de redacción -según nos dijo una fuente que estuvo presente en la reunión-, luego la apoyó.

Al final Duque les propuso armar unas mesas técnicas de trabajo con Hacienda para “construir consensos” en esas preocupaciones puntuales. Eso cayó bien porque abre un espacio para convencer al Ministerio de Hacienda de hacer ajustes en la ponencia, y por eso bajó el tono de las críticas.

Según tres fuentes gremiales y dos del Gobierno, al final en la reunión quedó en evidencia que en términos generales la reforma sí tiene la aprobación de la mayoría de los gremios, pero sus preocupaciones concretas son grandes.

Por eso es temprano para decir que se montaron todos al bus. De hecho, las críticas de muchos pueden arreciar.

Lo que falta

La estrategia del Gobierno para acercar a los gremios no pinta sencilla por varias razones.

Una es que los tiempos serán difíciles de manejar porque están muy apretados, la ponencia debe estar lista la próxima semana y no la define el Gobierno sino los congresistas ponentes en coordinación con él, y la reunión del Consejo Gremial Nacional para definir cómo trabajarán en las mesas técnicas apenas será el próximo martes.

Otra es que las mayores preocupaciones de los gremios están en el IVA, que es el punto central para que la reforma tributaria logre sus metas de recaudo y por eso no es fácil que Carrasquilla y Duque cedan mucho.

“Sabemos que hay voluntad de diálogo del Gobierno, pero no sabemos qué tanto estén dispuestos a ceder”, nos dijo uno de los dirigentes gremiales que estuvo en la reunión.

Al final de lo que pase en estas mesas se definirá qué gremios terminan jugándosela por la ponencia de la tributaria y qué gremios terminan buscando apoyos en el Congreso para hacer ajustes.

La tercera es que es difícil darle a todos los gremios lo que piden, incluso si el Gobierno intenta hacerlo, pues darle un beneficio a alguno suele despertar el deseo en otro de lograrlo también. Al Gobierno le queda difícil ceder a todas las pretensiones porque se le pueden terminar descuadrando las cuentas de la ley.

Por eso las mesas pueden terminar con algunos gremios descontentos.

Eso no es menor porque, para Duque, conseguir ese apoyo es fundamental porque compensa la mala recepción de una reforma que, sin haberse empezado a debatir en el Congreso, ha sido criticada por todos los partidos políticos.

Incluso el Centro Democrático ha dicho que no les gusta la idea de aumentar el IVA a los productos de la canasta familiar, algo en lo que coinciden liberales, conservadores, la oposición y en general todas las bancadas.

Además, con voces técnicas como la de Fedesarrollo en cabeza de Luis Fernando Mejía (quien hasta la semana pasada fue director de Fogafín, nombrado por Duque) criticando por lo menos partes de la reforma, la necesidad políticas de voces de apoyo es mayor.

Al Gobierno tampoco le favorecen que la apoyen públicamente los cacaos, con quienes Duque tuvo una reunión más favorable, pues podría reforzar la imagen de ser una reforma que favorece a los ricos y ‘clava’ a la clase media, lo que la debilitaría políticamente todavía más.

Por eso también está buscando apoyo en economistas destacados (varios también estuvieron en la reunión con los cacaos) para defender la tributaria y dar un debate técnico.

Un ambiente más positivo se encontró el Presidente esa la noche, cuando se reunió con cacaos empresariales. Entre otros, estaban Luis Carlos Sarmiento Junior, presidente del Grupo Aval e hijo del hombre más rico del país; David Bojanini, presidente del Grupo Sura y una de las caras visibles del Grupo Empresarial Antioqueño; Carlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa; Ernesto Fajardo, presidente de Alpina; y Miguel Fernando Escobar, presidente de Postobón.

También estaban allí los presidentes de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco Lloreda, y de Minería, Santiago Ángel; los representantes en Colombia de la Cepal y del BID; y economistas como Hernando Zuleta, director del CEDE de la Universidad de Los Andes; Luis Fernando Mejía, nuevo director de Fedesarrollo; el tributarista Juan Pablo Godoy; y los ex ministros Hernando José Gómez y Mauricio Santamaría, entre otros.

Cinco personas que estuvieron en esa reunión y nos contaron que salvo algunos comentarios por la preocupación de gravar los aportes voluntarios a pensión, que están exentos de renta, y por los efectos del IVA en el consumo, las voces fueron de apoyo.

“La reforma tributaria cumple con el propósito de una disminución a los impuestos empresariales como se prometió en campaña”, nos dijo el presidente del gremio minero, Santiago Ángel.

El Presidente le pidió a los economistas presentes en la reunión que salieran a defender la reforma y que la criticaran también con argumentos, para que el debate en torno al tema se hiciera con más altura. De hecho Mejía ha hecho críticas a algunos puntos pero ha resaltado otros.

 

Pero si los principales beneficiados de la reforma, que son los empresarios representados por los gremios no la apoyan, le darían un golpe al corazón de la reforma tributaria.

 

 

Comentarios (2)

Boris Ackerman

11 de Noviembre

0 Seguidores

Blog pactoporcolombia boris Si Ivan Duque quiere realmente impactar positivame...+ ver más

Blog pactoporcolombia boris Si Ivan Duque quiere realmente impactar positivamente este pais, debe dirigir sus esfuerzos hacia el 80% del empleo: micros y pymes. Generando acceso al crédito y reduciendo los impuestos Fiscales y Parafiscales que llegan al 80% de Tasa Efectiva de Tributación, eliminando trámites e impuestos en los primeros 5 años de una empresa Micro o pyme o hacerlos progresivos.

Boris Ackerman

11 de Noviembre

0 Seguidores

Blog pactoporcolombia boris. Presidente. Elimine tantos impuestos fiscales y p...+ ver más

Blog pactoporcolombia boris. Presidente. Elimine tantos impuestos fiscales y parafiscales disfrazados que actuan como un costo finalmente. Y haga un PACTO: vuelvo hacer empresa menos costoso y más fácil, pero, LA EVASION es en delito que se paga con CARCEL. Hágalo y verá como aparecrá el dinero. Es tiempo de ir poniendo en CINTURA al pais. Inicie seguro. Garantice el crecimiento y el empleo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia