Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Julián Huertas · 29 de Julio de 2019

Daniel Cabrales, junto al presidente Iván Duque y el expresidente Álvaro Uribe, en campaña al Senado en 2018.

5973

0

El viernes, Presidencia subió la hoja de vida del exsenador cordobés Daniel Cabrales como nuevo embajador en República Dominicana. 

Hace hace unos meses sonó para el mismo cargo en Panamá, pero nunca se concretó, aparentemente porque el año pasado la Corte Suprema le abrió una investigación en el escándalo del “cartel de la hemofilia.” 

A cambio, el Gobierno nombró a otro uribista cordobés: Eduardo Burgos, el esposo de María Teresa Haddad, directora del Centro Democrático en Córdoba y suegra de Cabrales. Como contó La Silla Caribe, eso dejó la embajada en manos de Haddad o alguien cercano a ella, que era la idea con Cabrales. 

Después de esos hechos, supimos de primera mano que el exsenador le reclamó al presidente Iván Duque por no haberlo nombrado a él, algo que parece haber tenido efecto porque con la hoja de vida publicada solo falta el decreto de nombramiento para que se vaya. 

El exsenador es un administrador de empresas y uribista purasangre con experiencia en diplomacia, pues fue cónsul de Colombia en Varsovia, Polonia, en el Gobierno de Álvaro Uribe. 

Fue candidato a la alcaldía de Montería en 2011 por la U, en fórmula con el confeso delincuente Alejandro Lyons y con el apoyo directo de Uribe, pero se quemó con 55 mil votos. Después de eso el expresidente lo metió en el renglón 11 de su lista cerrada al Senador de 2014, y con eso salió elegido. 

Aunque fue poco mediático en su paso por el Congreso, en 2017 dijo que la tragedia de Mocoa había sido provocada por una bomba de la extinta guerrilla de las Farc, un error que lo llevó tener que retractarse públicamente

El año pasado Cabrales buscó reelegirse, pero se quemó con 11 mil votos, y ahora es otra prueba de los salvavidas que Duque ha lanzado a varios uribistas quemados.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia