Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 01 de Febrero de 2019

850

0

La nota de Caracol Radio sobre la posición de Colombia en el ranking de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional, es verdadera. Según la organización, Colombia pasó del puesto 96 al 99, entre 180 países.

El 29 de enero se conoció el ranking del Índice de Percepción de Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional, que clasifica la percepción del sector público en todo el mundo, para el 2018.

En el IPC, la calificación que recibe cada país se basa en la percepción de corrupción en aspectos como la gestión de recursos públicos, la contratación estatal y la sanción judicial efectiva en casos de corrupción. La escala va de 0 a 100, donde 0 es muy corrupto y 100 muy transparente.

Durante cuatro años seguidos, Colombia mantuvo la calificación de 37 puntos pero ahora bajó a 36. Es el mismo puntaje de 2012, cuando se destaparon varios escándalos de corrupción, entre ellos el polémico carrusel de contratación en Bogotá.

Para Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia, ese cambio significa que la corrupción es un tema más preocupante para los colombianos, “(...) la caída en esta calificación podría significar el inicio de un descenso peligroso si el país no logra resultados realmente efectivos en la lucha contra la corrupción”.

En América Latina, Colombia tiene el mismo puntaje de Panamá y está por debajo de Uruguay (70), Chile (67) y Argentina (40). Entre los 36 países de la Ocde, tiene la penúltima posición, arriba de México (28).

Dentro de los retos que la ONG plantea para mejorar la percepción, está en que el gobierno de Duque refleje su compromiso en la lucha anticorrupción con acciones consecuentes como cambios estructurales en contratación pública en sistemas de salud, educación e infraestructura.

La organización enfatiza en que es necesario que el gobierno recupere la legitimidad en el sistema judicial. Menciona que escándalos de corrupción como el del ‘cartel de la toga’ y el del posible conflicto de intereses del Fiscal en el caso Odebrecht, han afectado la credibilidad el sistema judicial. También plantea que el gobierno de Duque debe cumplir los compromisos que adquirió tras los resultados de la Consulta Anticorrupción.

Finalmente, el director de Transparencia Internacional Colombia indicó que  “(..) genera esperanza el amplio rechazo que cada vez más expresa la ciudadanía contra la corrupción. Esto se evidenció en la alta votación de la Consulta Anticorrupción de agosto de 2018, en un sinnúmero de expresiones y movilizaciones ciudadanas reclamando acciones efectivas contra la corrupción, y en el incansable trabajo de medios de comunicación y periodistas independientes que contribuyen a ejercer contrapeso al abuso del poder”.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia