Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 25 de Enero de 2019

398

0

Dos días después de la rueda de prensa que dio el ministro de Defensa, Guillermo Botero, acerca de cómo había sido el ataque con un carrobomba contra la Escuela General Santander, varios medios dieron a conocer nuevos hallazgos de los hechos que contradicen lo que informó el Ministro.

Acá le mostramos tres puntos que no concuerdan con la versión oficial que Botero dio a la opinión pública.

 

1

La entrada a la Escuela

Se sabe que la camioneta que manejaba José Aldemar Rojas entró por la entrada sur de la Escuela de la Policía. Eso es un hecho. Sin embargo, hay dudas de la forma cómo la camioneta ingresó al sitio.

Botero dijo: “(...) Y aprovecha la sacada de unas motos y a toda velocidad ingresa a la Escuela de Cadetes sin respetar a los guardias de seguridad, quienes inmediatamente, frente al hecho, comienzan a avisar a los demás guardias que hay dentro de toda la institución.”

De acuerdo con Noticias Uno y Noticias Caracol, la entrada sur de la Escuela no tenía buena seguridad. De hecho, la reja eléctrica no funcionaba desde hace tres meses y los únicos objetos de seguridad que había eran dos conos.

También revelaron que solo un policía interceptó a José Aldemar y se desconoce cómo pasó el filtro de entrada inicial.

La camioneta no ingresó a toda velocidad, pues como los vídeos mostraban hizo un paso lento mientras estuvo en la Escuela.

 

2

El recorrido que hizo en la Escuela

Botero dijo: “El vehículo continúa su curso. Aquí el vehículo va ingresando. Aquí ingresa, ingresa bruscamente, es detectado por estas personas. Esta es la persona que ingresa. Estas son las personas que reportan en el momento en el que vehículo está ingresando, ahí lo están viendo ustedes.”

“Después de que pasó por el filtro de la entrada, la camioneta hizo un recorrido a velocidad media por la llamada Vía del Trabajo. En un video se ven dos grupos de cadetes en formación que no se percatan del vehículo que pasa entre ellos.

José Aldemar Rojas recorrió por casi un minuto las calles internas de la Escuela sin ser detenido.

 
 
3

Segundos antes de la explosión

Botero dijo: “Llega aquí, baja por este lado, llega hasta aquí. Aquí es abordado por un oficial de seguridad que ya estaba notificado por radio y le pregunta, aquí está el oficial (…) y en ese momento él echa reversa, se devuelve y aquí es donde el vehículo explota frente a un dormitorio primordialmente de mujeres que tiene la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander, con las consecuencias que ya todos conocemos.”

Cuando llegó al casino de oficiales, lo detuvo un uniformado. Después de conversar con él, se devolvió la llamada Vía de Chile. Desde ahí siguió su el recorrido por esa vía sin que ningún policía trate de pararlo, pocos segundos después pasó frente a los dormitorios femeninos, cruzó hacia la izquierda y explotó.

 
 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia