Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Daniela Pinzón García · 26 de Junio de 2020

511

0

Esta semana ABC Política publicó un artículo titulado “Iglesia Católica dice que va hacia un “quiebre total” en sus finanzas: “estamos raspando lo que hay””. 

Le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que la información es cierta. 

El siete de marzo, un día después de que el Ministerio de Salud confirmara el primer caso de Covid en el país, la Conferencia Episcopal de Colombia, la principal instancia de esa Iglesia en Colombia y en la que se sientan todos los obispos del país, emitió un comunicado con unos lineamientos generales para evitar la propagación del virus y dejó a discreción de cada obispo el cierre de las iglesias a su cargo. 

La mayoría siguieron funcionando pero días después algunas arquidiócesis, como las de Bogotá, Pereira, Popayán, Cali y Barranquilla, decidieron cerrar los templos. 

Desde entonces, las misas han sido virtuales y algunas iglesias han habilitado cuentas bancarias para que sus fieles los ayuden a cubrir los gastos.

La información que presenta ABC Política viene en su mayoría de una entrevista que le hizo el periódico La República a monseñor Luis José Rueda, arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, nombrado el 25 de abril por el Papa Francisco. 

Según Rueda, el 90 por ciento del ingreso de las iglesias proviene de “las colectas, ofrendas y diezmos que los feligreses aportan”. Por eso, por el cierre de las mismas, algunas están “a punto de reventar porque son tres meses de cero ingresos y 100 por ciento de gastos”.

Estos gastos incluyen los salarios de los trabajadores (sacerdote, campanero, colaborador, cantores, aseadores y seguridad), obras sociales a su cargo (comedores, escuelas y ancianatos), servicios públicos y seguros.

Dijo que si la situación no cambia, “el quiebre total” de la Iglesia Católica “sería en agosto”, como lo menciona ABC Política. 

Aunque técnicamente las iglesias aún no pueden abrir porque el Gobierno no ha expedido el protocolo para inciar programas piloto para ello, es cierto que algunas "han venido abriendo sus puertas paulatinamente”, como aseguran en la nota.

Este es el caso de la iglesia San Juan Bautista en Neira (Caldas), que celebró su primera eucaristía presencial el once de mayo, y de la iglesia Nuestra Señora del Rosario en Espinal (Tolima), que está abierta al público desde el primero de junio.

Los permisos de apertura los expidieron las alcaldías locales, no el Gobierno nacional. 

De hecho, el decreto que autorizó la apertura de los templos religiosos de los municipios no-covid, salió el catorce de junio, después de la apertura de estas iglesias. 

Ayer, durante el programa de televisión “contagiémonos de solidaridad”, el Presidente dijo que la medida -que aún no han regulado- también aplicaría a municipios donde hay pocos casos de contagio, no sólo a los municipios no covid, como asegura el decreto. 

Calificamos la noticia de Abc Política como verdadera, toda vez que la información que replica es del monseñor Rueda, que es el representante de la Iglesia Católica en el país, y por ende, está autorizado para hablar en nombre de la institución.

Aclaración: El chequeo es sobre la nota de Abc Política, no sobre la veracidad de lo que dijo monseñor Rueda.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia