Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 07 de Diciembre de 2020

1266

0

Desde hace unos días está circulando en Facebook una nota del portal Panamapost titulada: “China se apodera del ADN mundial con intenciones siniestras”. 

El primer párrafo del artículo dice: “El régimen de Xi Jinping estaría comprando empresas, subsidiando análisis de ADN y participando en la creación de vacunas, como la del COVID-19, para recolectar el ADN de 80 millones de perfiles hasta la fecha”. 

La nota ha tenido 2.213 interacciones en redes según Crowdtangle, que mide la viralidad de los contenidos que circulan en redes sociales. 

Como usuarios de Facebook calificaron la nota como falsa, le aplicamos el Detector de Mentiras y encontramos que tiene un titular falso porque presenta un hecho como una realidad pero en su contenido habla de una posibilidad. 

La nota de Panamapost replica las respuestas que le dio el escritor Gordon Chang a Fox News en una entrevista

Según Chang, China ha estado recolectando el ADN de sus ciudadanos durante años con “siniestras motivaciones”.

El escritor del libro “The Coming Collapse of China”, dice que China planea usar esta información para crear armas biológicas diseñadas para apuntar a grupos étnicos específicos.

Investigaciones como ésta del New York Times muestran que China sí está recogiendo el ADN de sus ciudadanos y eso se puede convertir en una herramienta para controlar a su población.

De hecho, el seguimiento se había centrado en las minorías étnicas y otros grupos más específicos.

Recolectar material genético es parte fundamental de la campaña de China contra activistas uigures, según ellos y grupos de derechos humanos y activistas uigures. Dicen que una base de datos exhaustiva de ADN podría usarse para ir tras cualquier uigur que se resista.

De acuerdo al New York Times, China hace el seguimiento genético de minorías para hacerlos “más sumisos al Partido Comunista”, como se evidencia en los campamentos de “reeducación”

Sin embargo, el diario no habla de armas biológicas. 

Chang tampoco presenta ninguna evidencia de los supuestos planes chinos de crear armas biológicas contra grupos étnicos. 

El escritor también indicó que "China probablemente esté tratando de desarrollar enfermedades que no solo afecten a todos, sino solo a ciertos grupos étnicos o raciales".

Pero otra vez, habla de una posibilidad y no presenta ninguna prueba de eso. 

Otro punto que es importante aclarar es que la nota de Panamapost dice que China está recolectando el ADN mundial pero tampoco hay evidencia de ello.  

Calificamos el titular de Panamapost como falso porque presenta un hecho como una realidad, cuando su contenido habla de una posibilidad y de la opinión de un entrevistado. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia