Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 18 de Enero de 2019

45261

4

En redes sociales y en una nota del portal Chistes Colombianos se ha puesto en duda la identidad del autor material del atentado de ayer contra la Escuela General Santander, dado que el Fiscal y el Gobierno han dicho que se trata de un guerrillero del ELN conocido como ‘el Mocho’ y en 2016 el Gobierno difundió que ‘El Mocho’, del mismo grupo guerrillero fue dado de baja.

La confusión se debe a que son dos personas con el mismo alias.

En mayo de 2016, el Ejército efectivamente dio de baja a alias ‘Franklin’, también conocido como alias ‘Mocho’, uno de los cabecillas del Frente de Resistencia Cimarrón en Chocó.

Así lo contaron medios como El Heraldo, El Tiempo y El Espectador, e incluso La Silla Vacía lo mencionó en una nota sobre el ELN. Su nombre no era nuevo pues años antes  aparecía como cabecilla de ese frente en información de prensa.

El guerrillero fue abatido en El Morro, municipio del Alto Baudó, Chocó. Era conocido por atentar contra líderes sociales y campesinos, e incluso se le acusó de ser el responsable del secuestro del gobernador del Chocó en 2013. Las autoridades lo consideraban como el ‘grande de la droga’ que monopolizó el narcotráfico esa región.

A pesar de tener el mismo alias, no es la misma persona que realizó el ataque de ayer.

El sindicado del atentado de ayer es José Aldemar Rojas, también conocido como ‘El Mocho’ o ‘Quico’. Según la Fiscalía está certificado que murió pues encontraron la única mano que tenía y cotejaron sus huellas.

La información oficial es que Rojas hizo parte del ELN por más de 20 años y fue cabecilla de una estructura conocida como ‘Adonay Ardila’ que dependía del Frente Domingo Laín, con presencia en el oriente, a cientos de kilómetros de la zona de operación de alias Franklin.

Los dos tenían el mismo alias porque les faltaba una extremidad, pero de forma diferente: ‘Franklin’ no tenía un brazo y ‘Quico’ había perdido su mano derecha.

De hecho, ese alias es bastante común por su referencia a una característica física.

Por ejemplo, así se llamaba a un capturado cabecilla de una disidencia de las Farc en Nariño, otro en Saravena (Arauca), un jefe también capturado de Los Urabeños en La Guajira , un integrante del Clan del golfo en Córdoba , entre muchos otros delincuentes o presuntos delincuentes. Incluso otro cabecilla del ELN del mismo frente de 'Quico', que caputró el ejército en abril de 2016 en Arauca y cuyo otro alias era Juvenal.

Comentarios (4)

Marleny Barrera López

18 de Enero

5 Seguidores

Cuando se tiene cero credibilidad, como Néstor Humberto Martínez, surgen estas dudas. Gracias por aclarar las coincidencias entre estas 2 personas, del ELN, con el mismo alias, similar edad y físico. Me incluyo entre las escépticas cuando retomaron la noticia de El Heraldo. Está clarísimo que NHM necesita un controller en todos sus hallazgos. Gravísimo el daño a la Fiscalía General de la Nación.

Cuando se tiene cero credibilidad, como Néstor Humberto Martínez, surgen estas dudas. Gracias por aclarar las coincidencias entre estas 2 personas, del ELN, con el mismo alias, similar edad y físico. Me incluyo entre las escépticas cuando retomaron la noticia de El Heraldo. Está clarísimo que NHM necesita un controller en todos sus hallazgos. Gravísimo el daño a la Fiscalía General de la Nación.

DIDUNDI

18 de Enero

3 Seguidores

Demasiado misterio para esta noche anunciar lo obvio, Obvio Si.

Demasiado misterio para esta noche anunciar lo obvio, Obvio Si.

wilson eljadue

18 de Enero

0 Seguidores

Si le faltaba una mano tengo unas inquietudes:
Le dieron licencia de cond...+ ver más

Si le faltaba una mano tengo unas inquietudes:
Le dieron licencia de conduccion con esa discapacidad?
Podemos ver la licencia de conducción?
El vehiculo fue adaptado para que pudiera conducir un trayecto tan largo con una mano o era automático?
No he escuchado nada sobre ese asunto
Gracias

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia