Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 15 de Febrero de 2019

115

0

El pasado 12 de febrero, el presidente Iván Duque se reunió con la bancada del Centro Democrático en el marco de la Cumbre de Partidos para sumar apoyos en los proyectos del gobierno en la nueva legislatura y entre ellos, el Plan de Desarrollo (PND) que se presentó la semana pasada ante el Congreso.

El tema que causó más polémica en la reunión fue el artículo 179 del proyecto de ley del PND, que plantea eliminar el subsidio de energía para el estrato 3 (que es del 15 por ciento) y reducir el de los estratos 1 y 2 (del 60 al 50 por ciento, y del 50 al 40 por ciento, respectivamente)

Para José Camilo Manzur, presidente de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica, la eliminación del subsidio llevaría a un incremento del 18 por ciento en las tarifas de luz. Por eso, alega que el desmonte debería ser gradual para no afectar el bolsillo de los 2.800.000 usuarios que se benefician con los subsidios.  

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez defendió la propuesta y señaló que era necesaria para cubrir los huecos fiscales que la reforma tributaria dejó.

Ramírez aseguró que lo que el Gobierno plantea “(...) es que se puedan reducir algunos (subsidios), pero sobre todo, que se puedan también generar mejores condiciones por ejemplo, para el cambio de electrodomésticos”.

Asimismo añadió que “(...) hay electrodomésticos que gastan mucho en electricidad, por ejemplo, neveras viejas. La idea es que se pueda hacer todo un proceso de recambio de electrodomésticos para que el gasto sea menor para las familias menos pudientes, pero también para el Estado”.

Las declaraciones que dio sobre el tema no fueron bien recibidas y causaron polémica en redes sociales.

Varios medios y personas compartieron publicaciones afirmando que Ramírez había recomendado a los usuarios de estratos bajos cambiar los electrodomésticos viejos para reducir su consumo de energía y así poder pagar la factura.

Sin embargo, Ramírez no hizo esa asociación directamente: aunque planteó que los electrodomésticos viejos consumenmás, no pidió que los usuarios compraran otros nuevos directamente, sino que habló de buscar ayudas estatales para que los usuarios más pobres puedan hacerlo.

A pesar de la polémica, es importante recordar que la eliminación y la reducción de los subsidios para consumo de energía aún no es una realidad. Primero, las comisiones económicas deben darle el visto bueno al PND y segundo, la eliminación de subsidios tendría que pasar como proyecto de ley y ser aprobada por el Congreso.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia