Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Felipe Posso · 12 de Febrero de 2019

1844

0

La semana pasada Gustavo Petro debía rendir versión libre en la Corte Suprema de Justicia por una demanda que instauró, por injuria y calumnia, en contra del ex representante a la Cámara, Samuel Hoyos.

Sin embargo, el senador de Colombia Humana no asistió.

Gabriel Parra, abogado de Petro, se presentó en su lugar y aseguró que Petro estaba fuera de la ciudad, como lo reportaron medios como El Tiempo, Kien y Ke y Caracol Radio.

Como explicaron, la pelea entre Hoyos y Petro comenzó hace tres años, por este trino del actual pre candidato uribista a la Alcaldía de Bogotá

Ante eso, Petro lo denunció penalmente.

A pesar de que el jefe de Colombia Humana no se presentó a la audiencia, Hoyos si compareció ante el Alto Tribunal y aseguró que todas sus afirmaciones tienen un sustento en decisiones judiciales o en decisiones de la Contraloría y la Fiscalía

“Yo hablo de corrupción en la administración de Gustavo Petro y por corrupción está preso el gerente de Metro Vivienda de Gustavo Petro, por corrupción está el de Fondo de Vigilancia y Seguridad por las motos eléctricas de la Policía, por corrupción está presa la directora de la Unidad de Mantenimiento Vial por la máquina tapahuecos. Corrupción hubo”, aseguró Hoyos a El Tiempo.

En su momento, La Silla revisó ocho contratos cuestionados en la administración de Petro, entre los cuales están los contratos de motos eléctricas de la Policía y la máquina tapahuecos, mencionados por Hoyos.

Del primer contrato, César Augusto Manrique, ex gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) fue destituido por la Personería de Bogotá por el contrato de las motos e inhabilitado por 12 años para ejercer cargos públicos.

Mientras que del segundo contrato, María Gilma Gómez, exdirectora de la Unidad Administrativa Especial de Mantenimiento Vial, fue condenada a pagar 6 años y 8 meses de prisión, una multa de 90 salarios mínimos legales mensuales vigentes y la inhabilidad de ejercer funciones públicas durante 100 meses por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

Acá puede consultar la evaluación de los otros seis contratos de la administración de Petro.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia