Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Felipe Posso · 30 de Enero de 2019

106

0

La nota “Gobierno de Iván Duque permitirá de nuevo, comerciar, con pieles de caimán” del portal Publimetro es cierta en cuanto a que fue la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, la entidad que levantó parcialmente la veda para el comercio del caimán aguja dentro de la Bahía de Cispatá, en el departamento de Córdoba.

Lo que no es cierto es que el levantamiento de esta norma será exclusivo y restringido a sus huevos, ya que la resolución 2298 de Diciembre de 2018 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible también menciona que un porcentaje de estas crías serán destinadas para un posterior aprovechamiento comercial de las pieles por parte de las comunidades.

El portal afirma que en un comunicado el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt informó sobre el levantamiento parcial de la comercialización del caimán aguja.

Efectivamente, el miércoles señaló que estudios realizados entre 1998 y 2017 a esta especie en la bahía de Cispatá demostraron que sus poblaciones habían recuperado el equilibrio y se podía aplicar un manejo sostenible que garantiza su permanencia a largo plazo.  

En este informe, el Instituto Humboldt también aclaraba que la decisión fue tomada según lo indica la resolución de la Dirección de Bosques.

En la resolución de diciembre, el Ministerio señala que el levantamiento a la veda sólo se aplicará en el Distrito de Manejo Integrado de la Bahía de Cispatá, Tinajoes, La Balsa y sectores aledaños, en el departamento de Córdoba.

La prohibición de capturar caimanes y recolectar sus huevos la tomó el Ministerio de Agricultura en julio de 1968 y en 1969 el extinto Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables (Inderena) estableció una veda indefinida de la caza del caimán aguja. Lo que hace la resolución 2208 es levantarla parcialmente con algunas precisiones.  

El portal Publimetro afirma que esta nueva medida permitirá la recolección de huevos, entre enero y abril, en zonas autorizadas para su incubación. Esta práctica, también llamada “rancheo”, será controlada en la Corporación Autónoma Regional de Valle del Sinú.

Efectivamente, la resolución 2208 señala que el levantamiento parcial de la veda de esta especie será de uso exclusivo y restringido para huevos de la región de la Bahía de Cispatá en los meses de enero y abril.

Aunque el documento oficial no especifica el porcentaje de especies que serán aprovechadas para su comercialización, si señala que será la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) la institución encargada de realizar el seguimiento y monitoreo de las poblaciones naturales.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia