Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 13 de Mayo de 2020

10258

0

Desde hace unos días está circulando una nota del diario económico La República titulada: “Científicos creen que el aislamiento ya no es la medicina correcta contra el Covid-19”.

Como 93 usuarios de Facebook calificaron la publicación como falsa y como ha sido compartida más de 3.000 veces, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que la nota es cierta pero tiene un titular impreciso. 

El artículo de La República replica apartes de una columna de opinión publicada en The Sunday Times por John Ioannidis, epidemiólogo y matemático de la Universidad de Stanford, junto con Rohan Silva, empresario y ex asesor del Gobierno inglés. 

Es decir, su fuente es un científico y un empresario, no varios científicos como dice el título.

Ioannidis y Silva explican tres enseñanzas que la pandemia del nuevo coronavirus ha dejado. Acá un resumen de cada punto. 

  1. “El virus es más común de lo que se asumió al principio”

Según Ioannidis, un referente en la ciencia y en el big data que ha tenido posturas iconoclastas y pero criticadas en la pandemia, el Covid-19 es más común de lo que se pensó en un inicio y la gran mayoría de los contagiados tienen síntomas leves o son asintomáticos. 

“Está claro que COVID-19 es mucho más común de lo que se suponía. La gran mayoría de las personas infectadas tiene síntomas leves o no tienen síntomas. Los investigadores han realizado pruebas para detectar anticuerpos en poblaciones generales y llegaron a la misma conclusión: la cantidad de personas infectadas con COVID-19 es muchas veces mayor que la contada por las estadísticas oficiales”, escribieron.

  1. “El virus es menos letal de lo que se creía”

“La evidencia muestra claramente que COVID-19 es mucho menos letal de lo que se temía. Una vez que corrige la gran cantidad de casos no detectados, tiene una tasa de mortalidad comparable a la de una temporada de gripe severa, al menos en áreas donde los hospitales y hogares de ancianos no se han visto abrumados. También vemos que la letalidad de COVID-19 tiene una relación con la edad pronunciada, con alrededor del 90% -95% de las muertes en Europa entre los mayores de 65 años. Para los niños y jóvenes sabemos que COVID-19 es menos letal que la gripe”.

De acuerdo a la forma como se ha desarrollado la pandemia, los autores de la columna indican que el virus es letal cuando termina en una infección hospitalaria y que es devastador en los ancianatos. “Esto ayuda a explicar por qué ciertas áreas (Bérgamo en Italia, Queens en Nueva York) tienen muertes desproporcionadas. Estos son lugares con altas tasas de personal médico infectado, que transmiten el virus a pacientes que ya están enfermos.”

  1. “El conocimiento que se ha adquirido cambiaría las políticas públicas que se han venido adelantando.”

Según Ioannidis y Silva como el riesgo por Covid-19 es bajo, las decisiones de confinamiento deben ser replanteadas porque ya no es una respuesta proporcionada para combatir el virus. 

“Dado que el riesgo de morir por COVID-19 es bajo, los políticos pueden asegurar al público que nuestros peores temores han terminado. Otra consecuencia es que un bloqueo o cuarentena ya no es una respuesta proporcionada, particularmente dado su profundo impacto negativo: desempleo masivo y aumentos en la violencia doméstica, problemas de salud mental y abuso infantil, así como muertes causadas por el tratamiento médico retrasado o cancelado.”

Los autores también advierten que el levantamiento de cuarentenas no va a significar el inicio de una era de vigilancia, como otros han dicho. 

“Si los responsables de la formulación de políticas basan las decisiones en la evidencia más reciente, poner fin al bloqueo tampoco debe significar iniciar una era de vigilancia masiva, ya sea a través de pruebas, rastreo de contactos o pruebas de anticuerpos poco confiables para ‘certificados de inmunidad’”. 

Eso porque el rastreo de contagios tiene sentido cuando hay un pequeño número de casos. También recomendaron que el levantamiento de confinamientos sea gradual y que las pruebas estén focalizadas. 

“Tampoco se debe considerar la eliminación cuidadosa de las medidas de cierre como un intento de alcanzar la inmunidad del rebaño, una estrategia desaconsejable para una infección que infesta tan fácilmente a los hospitales y hogares de ancianos. Un mejor enfoque es utilizar las pruebas de manera precisa para guiar la reapertura.”

Calificamos la nota de La República como cierta porque la información que replica es verdadera. Sin embargo, indicamos que su titular es impreciso porque dice “Científicos creen que el aislamiento ya no es la medicina correcta contra el Covid-19”, cuando hace referencia solo a la opinión de un epidemiólogo y de un exasesor del gobierno inglés. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia