Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Daniela Pinzón García · 12 de Agosto de 2020

1098

0

Desde hace días está circulando en Facebook una publicación que incluye un video en el que muestran como miembros del ejército engañan a unos jóvenes con una propuesta de trabajo, los llevan al campo, los disfrazan de guerrilleros y los matan.

Como la publicación tiene más de 9 mil reacciones y ha sido compartida casi 3 mil veces en Facebook, decidimos pasarle el Detector de Mentiras y encontramos que es cierta, pero con una salvedad importante: la cifra de asesinados es debatida.

Esto es lo que dice la publicación



El video es el final del “Silencio en el paraíso”, una película colombiana que cuenta la historia de amor de Ronald y Lady, dos jóvenes que viven en un barrio humilde de Bogotá llamado El Paraíso.

Al final un sargento engaña a Ronald, lo hace pasar por guerrillero y lo mata para obtener un ascenso, que es exactamente el tipo de homicidios cometidos por militares que se suelen llamar "falsos positivos", y que ocurrieron en su mayoría durante la presidencia de Álvaro Uribe.

La publicación también hace referencia a esos delitos. 

¿Cuantos son?

La publicación da a entender que durante el Gobierno Uribe “asesinaron más de 10 mil jóvenes”. 

Esa cifra se volvió famosa luego de la publicación del libro del coronel retirado Omar Rojas y el historiador Fabián Benavides, titulado “Ejecuciones Extrajudiciales en Colombia, 2002-2010”.

En él, los autores sostienen que entre 2002 y 2010, cuando Uribe era presidente, las Fuerzas Militares asesinaron a 10.000 jóvenes. 

Sin embargo, no hay una cifra unánime de falsos positivos. El número depende de la fuente que se consulte.

Por ejemplo, en 2018 la Fiscalía le entregó a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el documento “informe de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”, en el que identificaron a 2.248 víctimas de falsos positivos entre 1988 y 2014.

Según ese informe, los casos aumentaron sustancialmente a partir de 2002, y de 2006 a 2008 fue cuando más casos hubo. 
 

Con base en ese informe la JEP abrió el caso 003 sobre ese fenómeno, y en el auto 005 de 2018, que es el que lo inicia, mencionan otras cifras. 
 

Entre estas están: la del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) que registró 1.741 víctimas entre 1984 y 2011, siendo 2007 el año con más casos (388); y la de la Coordinación Colombia Europa- Estados Unidos (CCEEU) identificó alrededor de 1.257 víctimas entre 2002 y 2014, especialmente entre 2006 y 2008. 

En 2011 el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derecho Humanos (Acnudh) estimó que eran más de 3.000 víctimas y que la gran mayoría de casos habían sido entre 2004 y 2008.

En 2015, cambió la cifra a “potencialmente 5.000 víctimas”. 

Además de estas, hay muchas más cifras oficiales y no oficiales. 

La cifra que muestra la publicación (10 mil asesinatos) es la más alta, y considerablemente superior a la mayoría. 

Por otro lado, aunque no hay un consenso sobre el número de víctimas, los informes coinciden en que los años en los que más casos hubo fue durante la presidencia de Uribe, cuando se incentivó la estrategia de ganar la guerra a las guerrilas a punta de dar de baja a sus miembros, el llamado (e ineficaz) body count del ejército norteamericano en Vietnam.

Sin embargo, cabe aclarar que hay el fenómeno viene desde antes de Uribe. Hay casos registrados desde 1988.

Calificamos la publicación como cierta (porque el fenómeno de los falsos positivos es cierto) con la salvedad de que no hay certeza sobre el número de víctimas y la mayoría de fuentes dan una más baja. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia