Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 14 de Enero de 2021

1057

0

Desde hace tres días está circulando en Facebook una publicación de instagram del portal Pulzo titulada: “Médica sufre inflamación en el cerebro luego de recibir vacuna contra COVID-19”. 

La publicación tiene 4 millones de vistas. 

Como tres usuarios de Facebook la calificaron como falsa, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que es cierta porque la información que replica es verdadera. 

Así se ve la publicación de Pulzo:

Eso cierto 

Como reportó la Secretaría de Salud de México, Karla Cecilia Pérez, una médica de 32 años, recibió la vacuna de Pfizer-BioNTech y luego fue hospitalizada tras presentar una reacción alérgica, a la media hora de su aplicación. 

Pérez tenía antecedentes alérgicos y presentó una encefalomielitis (inflamación del cerebro) horas después de recibir la vacuna. La doctora presentó erupción cutánea, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular y dificultad respiratoria.

"La reacción se detectó dentro del área de observación específica de la célula de vacunación en la que la doctora recibió su vacuna. El diagnóstico inicial es encefalomielitis en estudio, se reporta estable, sin presencia de crisis convulsivas en las últimas horas”, dice el comunicado. 

Respecto a la vacuna de Pfizer, la Secretaría de Salud mexicana indicó: “Con la evidencia científica disponible de los ensayos clínicos de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 contra el virus SARS-CoV-2, ninguna persona había presentado antes encefalitis luego de la aplicación de la vacuna". 

Como reportó El País, Pérez recibió la dosis de la vacuna de Pfizer y 20 minutos después presentó hinchazón de lengua y labios, así como erupciones en la piel en el cuello y el pecho, lo que fue identificado como una reacción alérgica.

Le aplicaron medicamentos para controlar la reacción y Pérez se reincorporó al trabajo unos minutos después.

Pero a las dos horas presentó el primero de varios episodios de convulsiones y una disminución de fuerza muscular en piernas y brazos, que llevaron a su ingreso al hospital.

Un día más tarde, la doctora fue trasladada a una UCI en Monterrey (Nuevo León). Allí fue diagnosticada con encefalomielitis.

Según la Secretaría de Salud de México, la doctora doctora tiene antecedente de alergia al Trimetroprim con sulfametoxazol, “que puede ocasionar cuadros graves e inclusive la muerte y se caracteriza, entre otras cosas, por erupciones cutáneas, angioedema y reacción anafiláctica”, dice el comunicado. 

La Dirección General de Epidemiología, el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia y con el Instituto Mexicano del Seguro Social, estudian el caso bajo el protocolo de eventos supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización. 

Aún no se sabe si la vacuna generó esa reacción. 

Por lo anterior, calificamos la publicación de Pulzo como cierta.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia