Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Andrés Felipe Posso · 18 de Febrero de 2019

58

0

La nota “Macabro, venezolanos masacran a una familia que les dio trabajo” publicada por el portal La Lengua Caribe es apresurada.

El portal afirma que en una finca ubicada en el barrio Las Terrazas de Barranquilla cuatro miembros de una familia fueron asesinados a cuchilladas por dos venezolanos a los que les habrían dado trabajo y vivienda.

Según declaró el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Mariano Botero Coy, los cadáveres de las cuatro personas aparecieron amarrados, amordazados y con heridas con arma blanca en la finca El Gran Chaparral, ubicado en ese barrio.

La Lengua Caribe asegura que, de acuerdo a los habitantes del sector, los asesinos serían al menos dos venezolanos a quienes las víctimas dieron albergue y alimentación a cambio de dinero y trabajo en los cultivos del dueño.

Efectivamente, según el general Botero la matanza en esta finca correspondería a un altercado entre el propietario y un inquilino por el valor del arriendo de una parcela.

“La información que nos brinda la ciudadanía es que por más de cinco meses el señor asesinado dio posada a una pareja de ciudadanos extranjeros”, explicó el comandante de la Policía.

El pasado viernes, la Policía con apoyo de la Armada y tras labores de seguimiento e inteligencia, capturó en el municipio de Calamar, Bolívar, a los dos inquilinos sospechosos de asesinar a sus arrendatarios, Luis Alberto Castillo y Bileides Yoselin Meza Salas, venezolanos.

Sin embargo, según la declaración de Castillo a la Fiscalía, él y su esposa sólo amarraron a las víctimas, por lo que más personas estarían involucradas en el asesinato.

Los dos capturados también confesaron que se llevaron una alta suma de dinero en efectivo y un arma de fuego.

Por eso, si bien hay indicios contra los dos venezolanos, no se conocen pruebas contundentes, no confesaron, ni hay una sentencia contra ellos que permita sostener el titular de La Lengua Caribe.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia