Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Nohora Celedón | Julián Huertas · 12 de Diciembre de 2019

4508

3

Con el anuncio del Partido Liberal de votar contra la reforma tributaria que hoy podría iniciar sus debates en las plenarias de Cámara y Senado porque fue anunciada anoche, pero la discusión dura arrancará la semana entrante en extras, se enreda el camino para la gran apuesta económica del Gobierno, y pone a Iván Duque en el dilema entre arriesgar la seriedad de esa apuesta o hacerlo con la de su visión política de no armar una coalición con representación política de otros partidos.

Eso es importante con La U, que tiene congresistas cercanos al Gobierno y otros lejanos, no ha tomado una decisión de bancada y probablemente deje en libertad, como ha pasado antes, aunque el lunes, antes del debate, tratarán de tomar una decisión de bancada. 

Pero sobre todo con Cambio Radical, que tendría los votos para salvarla. 

Sin conocer esas dos posiciones, la tributaria arranca en Senado con 39 votos a favor, 38 en contra y 30 en duda; y con 59 a favor, 56 en contra y 5 en duda en Cámara.

Incluso con los votos más gobiernistas de La U más todo Cambio, la mayoría en el Senado sería estrecha, de unos 62 contra 46 (en la Cámara sería amplia, con 112 contra 66); pero con Cambio en contra, en Senado perdería por 46 contra 62. 

Aunque en principio Duque y Cambio tienen un pacto que incluye aprobar la tributaria, esa bancada no ha tomado una decisión oficial y, según tres congresistas de ese partido, en la reunión de bancada del martes hablaron de que enfrentan la presión de los promotores del paro para tumbarla y el temor de que apoyarla los haga ver como vendidos a un Gobierno impopular. 

Por eso, no es imposible que la reforma se hunda, lo que significaría que a partir del primero de enero cambiaría otra vez el estatuto tributario al que dejó Santos, y quedarían en veremos cuatro grandes apuestas del Gobierno.

 
1

Bajar impuestos a las empresas para crecer más

Esta es la apuesta más ambiciosa del Gobierno con la tributaria, que baja el impuesto de renta de las empresas de 33 a 32 por ciento, reduce el IVA a la compra de bienes de capital (como maquinaria y equipos), y tiene incentivos a las inversiones de más de 1 billón de pesos, a la industria naranja, al sector hotelero y al agropecuario.

Todo eso como estrategia para que haya más inversión privada y crezca la economía.

De hecho, al presentar la nueva tributaria al Congreso, después de que la que salió hace un año se cayó en la Corte por problemas de trámite, el Ministerio de Hacienda argumentó que fue efectiva para dinamizar la economía. Incluso, cuando salió el dato de crecimiento del PIB de un 3,1 por ciento en el tercer trimestre del año, el director de Planeación, Luis Alberto Rodríguez, dijo que se logró gracias a la llamada ley de financiamiento.

Aunque algunos economistas han criticado ese argumento, hay acuerdo en que la reforma ayudó a que creciera la compra de maquinaria y equipos, que costaron menos a pesar de la subida del dólar. Como explicó en nuestro podcast el director de investigaciones económicas de Corficolombiana, Ignacio López, eso bajó en 7 por ciento los costos de las empresas, lo que ayudó al crecimiento.

A pesar de que hay consenso sobre ese efecto positivo concreto, no lo hay del balance general. De hecho un grupo de 70 profesores de economía de distintas universidades públicas y privadas del país le pidieron al Congreso de que no la aprobara porque consideran que “no hay justificación técnica robusta” para la entrega de gabelas tributarias a sectores específicos, y que no es clara su contribución al crecimiento económico.

En esa línea, Anif y Fedesarrollo han advertido que por las exenciones, que sumarían 9 billones de pesos, el Gobierno recaudaría menos impuestos en el corto plazo, y no es claro que el crecimiento económico que espera obtener sea suficiente para compensar este hueco.

A pesar del debate que existe frente a la viabilidad de esta apuesta, sin tributaria el Gobierno no podrá ni ponerla a prueba.

 
 
2

Simplificarle la vida a las empresas para crear empleo formal

Los mayores dolores de cabeza del país y del Gobierno en la economía son el aumento del desempleo y la alta informalidad laboral, que supera el 60 por ciento.

Para el Gobierno la forma de aumentar los puestos de trabajo formal es facilitando que a las empresas se formalicen en todo, y para esto se inventaron el régimen Simple de tributación que les permite a las compañías pequeñas pagar en un solo formulario y con un descuento los impuestos de renta, industria y comercio, timbres, IVA e impoconsumo.

A eso suma la expectativa de que las exenciones tributarias faciliten la apertura de nuevos negocios y la creación de nuevos empleos formales.

El año pasado, según  dijo el director de la Dian, José Andrés Romero, al Simple se matricularon 4.221 empresas, y aunque la informalidad laboral este año se ha mantenido estable a pesar de que el desempleo ha subido, no es claro que esto se deba al Simple y a la reforma.

Además, según nos dijo aquí el director del observatorio fiscal de la Universidad Javeriana, Luis Carlos Reyes, la reforma tiene muy pocas medidas para reducir los costos directos de contratación laboral ni descuentos tributarios por crear empleos, que sin el tipo de medidas que han demostrado ser más efectivas para estimular que se creen nuevos puestos de trabajo.

En esta línea se incluyó una sola medida que va en línea con otra apuesta del Gobierno que tiene que ver con el paro.

 
3

Hacer cambios en la tributaria en línea con las peticiones del paro para bajarle la caña

Para enviar una señal a uno de los grupos más visibles en el Paro Nacional, los jóvenes, el Gobierno incluyó en la última versión de la tributaria un incentivo directo a crear empleos formales.

Le permite restar de la renta a las empresas parte de su gasto por pagar empleados menores de 28 años, uno de los incentivos que según Reyes sí ayudan a reducir el desempleo, en este caso juvenil.

Como contamos en esta historia, fue uno de los cuatro puntos nuevos que se incluyeron los ponentes y el Gobierno, y que el presidente Iván Duque anunció con bombos y platillos, justamente para ponerse en sintonía con las demandas del paro.

Las otras medidas que anunció fueron la devolución del IVA al 20 por ciento de los hogares más pobres,  los tres días sin IVA y reducir el aporte a salud que pagan los pensionados que ganan un salario mínimo. Todos beneficiarían a personas de menores ingresos, y los dos últimos le permitirían al Gobierno cumplir dos promesas de campaña algo que su partido, el Centro Democrático, le ha reclamado.

Aunque los anuncios no fueron suficientes para aplacar a los convocantes del paro, que mantienen a la tributaria dentro del “paquetazo de Duque” que quieren que se caiga, le quitaría peso al Gobierno en la Conversación Nacional porque dejaría en evidencia que no tiene suficiente capacidad para cumplir con sus compromisos.

 
4

La estrategia de sacar leyes en el Congreso a punta de acuerdos 

Como hemos contado,ante  la falta de mayorías contundentes de sus aliados en el Congreso, el Gobierno ha intentado hacer pactos para temas puntuales con los partidos y sus líderes.

Así las cosas, para este proyecto Duque se reunió con Germán Vargas Lleras a principios de mes y su ministro de Hacienda aprobó incluir varias propuestas de Cambio Radical en la ponencia, como la reducción del impuesto a las viviendas de 900 millones de pesos como contamos.

Pese a esto, Cambio Radical no ha tomado una decisión de bancada para apoyar la tributaria.

Además las otras llamadas y reuniones que tuvo con los líderes de la U, Aurelio Iragorri, y del partido Liberal, César Gaviria, tampoco han surgido efecto porque La U tampoco ha tomado una decisión, y los Liberales, como ya dijimos, decidieron votar no.

Si se cae la tributaria quedaría en evidencia que Duque no ha encontrado aún la fórmula para pasar proyectos en el Congreso, sin acudir a la mermelada a los parlamentarios. 

Esto no solo es una preocupación política sino económica, porque la calificadora de riesgo Fitch Ratings (que calificó como positivo el triunfo de Iván Duque en las elecciones porque su triunfo significaba estabilidad en el manejo fiscal del país) mantiene la calificación de Colombia con perspectiva negativa y en su último comunicado dijo que le preocupaba el poco ambiente político que había para pasar una tributaria.

Esta calificadora va a publicar una nueva nota para la deuda soberana en mayo y si el Gobierno no logra pasar la tributaria esto podría pesar en una desmejora en la calificación de su deuda soberana, lo que le dificultará adquirir créditos tasas bajas y, al final del día, podría afectar al país entero.

Comentarios (3)

Elgatodeschrodinger

12 de Diciembre

0 Seguidores

La gente lee mal esta reforma tributaria y no entiende que a diferencia de la del año pasado esta no es de vida o muerte. Es mas es munición politica ya que todas las gabelas para la gente si se caen seran muestras del verdadero poder de los politicos,es mas Carrasquilla sabe que es posible que la imagen de colombia baje con la reforma porque disminuye recaudo por eso la han dejado parecer navidad

La gente lee mal esta reforma tributaria y no entiende que a diferencia de la del año pasado esta no es de vida o muerte. Es mas es munición politica ya que todas las gabelas para la gente si se caen seran muestras del verdadero poder de los politicos,es mas Carrasquilla sabe que es posible que la imagen de colombia baje con la reforma porque disminuye recaudo por eso la han dejado parecer navidad

Henry Castro Gerardino

12 de Diciembre

140 Seguidores

La gente no lee mal, ni bien, de hecho no lee economía. Hice un experimento c...+ ver más

La gente no lee mal, ni bien, de hecho no lee economía. Hice un experimento consistente en leer una columna de Argaez. Bien, la mayoría no se tomó la molestia de leer y uno que leyó, no la entendió, pues su miopía política no se lo permitió. La rebaja de impuestos a los empresarios suena bien, pero recordemos que a Uribe le hicieron trampa cuando lograron desmontar lo de las horas extras y otras

Henry Castro Gerardino

12 de Diciembre

140 Seguidores

Finalizado el gobierno de Uribe, ellos confesaron que los ahorros logrados fue...+ ver más

Finalizado el gobierno de Uribe, ellos confesaron que los ahorros logrados fueron altos pero no lo suficientes para generar nuevos empleos. Y ni qué decir de los floricultores. Amenazaron cerrar sus exportaciones pues dejaron de ser competitivos debido a la fortaleza del peso. Solución: créditos blandos. Cuando recibieron el dinero de inmediato vendieron sus negocios y se marcharon con mucha plata

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia