TIEMPO DEL
CASO

Cristian Camilo Rivas Rubio

2016
03                
11

Aundiencia de Incidente de reparación - programada

Una vez condenado, se fija esta audiencia para que las partes acuerden la reparación a las víctimas.

02                  
01                  
2015
12                  
11            
3

Audiencia de verificación de preacuerdo

Se anuncia el sentido del fallo condenatorio en contra de Rivas Rubio.

27

Ejecución de Penas

 
10                  
09                  
08          
31

Audiencia preparatoria (programada)

     
07        
2

Audiencia de formulación de acusación (programada)

       
06                  
05                  
04      
27

Escrito de acusación

La Fiscalía presentó un documento al juez donde oficialmente se acusa a Cristian Camilo Rivas de asesinar a José Rafael Contreras. Es un documento técnico donde se individualiza al presunto responsable y se presentan las pruebas que la Fiscalía tiene en su contra.

         
03                  
02
26

Legalización de captura

Ante un juez de una Uri en Kennedy, Cristian Camilo Rivas fue presentado como el presunto asesino de José Rafael Contreras. Había sido recapturado ese mismo día. La captura, que tenía orden de un juez, fue declarada legal.

26

Imputación de cargos

La fiscalía le imputó a Cristian Camilo Rivas el delito de homicidio agravado por el asesinato de José Rafael Contreras. Rivas no aceptó los cargos pero el juez admitió la imputación.

26

Medida de aseguramiento

La Fiscalía pidió medida de aseguramiento contra Rivas. El juez emitió boleta de detención en su contra. Hoy está preso.

           
01                  

Cristian Camilo Rivas Rubio

Cristian Camilo Rivas fue capturado en flagrancia la noche en que apuñaló y mató a José Rafael Contreras de 66 años en la whiskería Alquimia del sector de El Rincón de Suba.

Rivas era un cliente frecuente de la whiskería. Sin embargo, el primero de febrero del 2015 quiso hacer más que tomarse unos tragos. Casi a la hora de cierre, persiguió a Contreras, un mecero del bar, hasta el baño para robarle el producido de la noche. Además, le dio nueve puñaladas. Los compañeros de Contreras lo cogieron a golpes y lo dominaron hasta que llegó la Policía. Se lo llevaron a la clínica Proinfo en Kennedy porque estaba herido: tenía una que otra sutura y un brazo magullado. La mañana del dos de febrero, este costeño de Valledupar que trabajaba como obrero de construcción, alto, delgado, de piel negra y con manos grandes salió -como si nada- de la clínica. Nadie lo estaba custodiando. 

La familia de Contreras recopiló toda la información del caso que pudo y se la entregó a la Fiscalía. Allí había fotos de la cédula de Rivas, su billetera y los videos de las cámaras de seguridad del bar donde se veía a este hombre tratando de escapar y después mientras los guardias de seguridad de Alquimia lo golpeaban y lo ponían en el suelo. También el video en el que se ve a los policías llevarse a Rivas. 

Casi un mes después del ataque, el 26 de febrero, el CTI capturó a Rivas y le imputó los delitos de homicidio y hurto agravado. A pesar de que en principio, Rivas Rubio negó los cargos, terminó haciendo un preacuerdo con la Fiscalía con el que logró que su proceso no solo se moviera, sino que le dieran una rebaja de pena por confesar. Le dieron 20 años de cárcel.

Rivas ya tenía antecedentes penales. En junio del 2011 un juez de Bogotá lo mandó a pagar cuatro años y dos meses en prisión por el delito de hurto agravado.

Aunque la familia de Contreras no quiere ninguna indemnización económica, la audiencia para fijarla es el próximo 11 de marzo.