Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin | Juanita Vélez · 09 de Julio de 2019

4307

5

Incluso si hoy o en los próximos días la Corte Suprema emite orden de captura contra alias Jesús Santrich por no acudir a la indagatoria, seguirá avanzando la novela judicial del jefe fariano y congresista posesionado porque siguen abiertos procesos en otros lados y su defensa tratará de enredar el de la Corte.

La Silla supo que el abogado de Santrich sí se va a presentar. Lo hará para alegar que hay un conflicto de competencias pendiente de resolver entre ese alto tribunal y la Jurisdicción Especial de Paz, JEP, y que la Suprema debería esperar que la Corte Constitucional decida quién lo debe procesar.

Además, la defensa de Santrich, que encabeza Eduardo Matyas, alegará que su cliente no tiene garantías jurídicas ni físicas para presentarse, una excusa que la Corte debe evaluar antes de decidir si emite orden de captura o no.

Encima, si decide hacerlo, esa decisión, aunque se debe empezar a ejecutar inmediatamente, puede ser apelada por la defensa. 

Esto es algo novedoso, pues en la Corte Suprema los congresistas no tenían ese derecho, pero como se creó para una primera instancia en lo penal la llamada Sala de Instrucción (en buena medida por exigencia del uribismo), ahora la defensa puede pedir que la Sala Penal decida.

Y no sería raro que lo hiciera la de Santrich, que además de lo que va a alegar hoy ya había pedido suspender términos (y por lo tanto aplazar la indagatoria) mientras la Constitucional decide.

Por eso la novela legal, que protagoniza un excomandante guerrillero acusado de narcotráfico y convertido en congresista desaparecido hoy apenas tendrá un capítulo más en la Corte. 

Los demás, pendientes

Otra parte de la novela avanza en paralelo, y también sigue pendiente.

Se trata de su caso en la JEP que, como mostramos en esta gráfica, avanza lento.

 

La solicitud de extradición de los gringos la está estudiando la Sección de Apelación, porque la Procuraduría apeló la polémica decisión de la Sección de Revisión.

La Sección de Apelación es la mayor instancia y tiene los magistrados más reconocidos y de más recorrido: la presidenta de la JEP y exviceprocuradora, Patricia Linares; Eduardo Cifuentes, exmagistrado de la Corte Constitucional y ex Defensor del Pueblo; el exmagistrado auxiliar de la Constitucional, Rodolfo Arango; el exconsejero de Estado, Danilo Rojas; y Sandra Gamboa, experta en derechos humanos.

Con el peso de esos magistrados y su papel en la cúpula de la JEP, su decisión será fundamental no solo para el caso Santrich en concreto sino posiblemente para la legitimidad de esa justicia transicional.

Si decide mantenerle la garantía de no extradición, ratificando lo que decidió la Sección de Revisión, el proceso moriría en la JEP y seguramente reviviría críticas desde la derecha.

Si se la quita, la papa caliente la caería a la misma Corte Suprema que, como en cualquier extradición, debe revisar formalmente la solicitud y decidir si permite extraditarlo o si prioriza su investigación por concierto para delinquir y narcotráfico. 

En todo caso, esa decisión está demorada: La Silla supo que la Sección de Apelación se pronunciará más o menos en dos meses y medio.

A esa otra parte paralela se suma la tercera, la del macrocaso de secuestro que también avanza lentamente y en la que la Sala de Reconocimiento podría (o no) encontrar a Santrich como uno de los máximos responsables de los secuestros más graves que cometieron las Farc.

Por eso, aunque Santrich solo sea uno de los miles de exguerrilleros que se desmovilizaron gracias al Acuerdo, mientras siga siendo un ícono, su novela seguirá dando munición a los críticos de lo negociado.

Comentarios (5)

José Saramago ..

09 de Julio

3 Seguidores

“todos el mundo” sabia que se iba a escapar.
Quienes hacían parte d...+ ver más

“todos el mundo” sabia que se iba a escapar.
Quienes hacían parte del esquema de seguridad de Jesús Santrich era de su circulo de “guerrilleros desmovilizados” mas cercano.
Tres cuartas partes de la Unidad Nacional de Protección (UNP) son de las FARC: 400 de base mas, mas o menos 1125 del componente FARC. Aparte montan sindicato. Y la procuraduría aun nada que investiga la corrupción en la UNP.

José Saramago ..

09 de Julio

3 Seguidores

La gente tiene un sentimiento de indignación con la justicia colombiana, just...+ ver más

La gente tiene un sentimiento de indignación con la justicia colombiana, justicia que no es mas que una burla, sola podridez; y lo primero que mal-piensa el ciudadano de a pie es “cuanto le habrán pasado a los magistrados para que lo dejaran libre” pues es inconcebible que la Corte Suprema que sabia que se iba a escapar, lo deja libre, y ahora que se escapo, dictan orden de captura ¿ya para que??.

Javier Dairo Gonzalez Velasquez

11 de Julio

0 Seguidores

Saramangooo, los únicos Indignados son los Furibistas, los ciudadanos de a Pi...+ ver más

Saramangooo, los únicos Indignados son los Furibistas, los ciudadanos de a Pie, lo que nos preocupa es que a tu patrón AUV, el Capo # 82, hace mas de un año lo citaron a INDAGATORIA y no le fijan la Fecha!!!; ahora vos tan interesado en acabar el Acuerdo De Paz y de Tumbar la JEP, porque no vas y lo traes por tu Propia Cuenta Y Riesgo ?

José Saramago ..

11 de Julio

3 Seguidores

Si capturan a Santrich se acaba el proceso de paz, si no liberan a Santrich vu...+ ver más

Si capturan a Santrich se acaba el proceso de paz, si no liberan a Santrich vuelve la guerra, si niegan la curul a Santrich hacen trizas la paz, si no posesionan a Santrich se le incumple a la paz...
Recuerdo que fue la entonces representante Angélica Lozano la que a la Fuerza metió a Santrich al recinto del Congreso, y es la justicia la que no fue capaz de procesarlo y la que lo ayudo a escapar.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia