Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo
Frase: 
<p>'El Acueducto es una empresa sostenible'</p>
Chequeo: 
Debatible
Explicación: 

Según información que entregó la Contraloría de Bucaramanga a finales de 2015, y que fue corroborada por la administración de Rodolfo Hernández en enero de 2016, el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, AMB, no tiene liquidez y casi todos sus ingresos se van en pagar las deudas que adquirió con bancos para financiar la construcción de la primera fase del embalse de Tona.

Las denuncias que la Contraloría hizo el año pasado señalan que en el AMB no se hicieron reservas presupuestales para pagar la deuda que se había adquirido desde hace varios años con los bancos. A eso se suma, que la segunda fase del embalse de Tona, que será la que hará funcional el proyecto, está desfinanciada en $85 mil millones. Es decir, aunque el Acueducto tiene infraestructura, no tiene liquidez, por lo que la actual administración anunció recorte de gastos.

Hilos temáticos: