Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 27 de Agosto de 2009

2373

0

En las dos votaciones de referendo se vieron rondando a varios jefes de partido, para asegurar que sus ovejitas votaran disciplinadas. Efraín Cepeda Sarabia, por los conservadores, César Gaviria, por los liberales, y, por la U, Luis Carlos Restrepo. Pero de Germán Vargas, que ha sido acusado de mover a sus congresistas de Cambio Radical para torpedear el referendo, no se vio ni la sombra. El martes antes de empezar la plenaria el candidato estaba manejando en un trencito para niños en Cali. Durante toda la tarde entregó volantes y por la noche, cuando en la Cámara el debate echaba humo, Vargas estaba cara a cara con el Presidente Uribe en el cóctel de los 50 años de Asocaña. Dicen que el mismo cuadró su agenda para no estar en Bogotá. ¿Será que no movió bien sus hilos desde el celular? Pues, Tarquino Pacheco y otros cinco representantes de Cambio no hicieron caso a la decisión de bancada de votar los impedimentos positivos. Le hicieron caso fue a Palacio.

Contexto