Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

2948

0

El reto más grande que tiene el presidente Iván Duque para que le cuaje su receta de frenar la violencia en el Cauca es que el Ejército y los indígenas logren hablar el mismo idioma. 

Eso porque la relación de los indígenas con los militares está atravesada por una desconfianza que viene de años atrás y que tiene varias puntas.

Además porque los indígenas tienen autonomía en sus territorios: manejan su propia seguridad y el Ejército no puede entrar sin su permiso.

Pero también sin la fuerza armada es difícil frenar la espiral de violencia que los afecta por estar en la mitad de una ruta de narcotráfico en disputa de dos disidencias, el ELN, Los Pelusos y narcos internacionales, ya que, según sus cuentas, van más de cien asesinatos de líderes y pobladores en el último año y medio y ellos se protegen con bastones de mando.

Con fuerza pública, cabildos indígenas y defensores de derechos humanos exploramos este tema en este podcast.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia