Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 26 de Diciembre de 2017

8055

9

La maquinaria es para un político como las arterias al corazón. Si flaquea, el resto empieza a fallar.

Es más visible en temporada electoral y casi invisible los años en los que la campaña no está encendida. Pero eso no quiere decir que pare de trabajar. Siempre se mueve.

“Un político profesional o que aspire a serlo la cuida, la alimenta, la riega como una planta”, explicó un político que lleva 40 años activo.  

Hay de muchas clases. Está la maquinaria orgánica, está la maquinaria que se mueve solo con plata, la maquinaria de partido, y la maquinaria pública.

“Oigame bien, con excepción de unos pocos, pero muy pocos, los políticos necesitan de todas para ganar”, continuó.

La maquinaria orgánica es la de los amigos. Es orgánica porque la integran personas que realmente están dentro del llavero de un político y no piden plata para apoyarlos.

Esa es la misma que empuja a los independientes.

“Es gente que cree en el discurso, o en que uno es su paisano, o que es amigo de muchos años. Los políticos que posan de buenos dicen que son los únicos que tienen esa clase de apoyo, pues vea que no, también la tenemos a los que nos dicen malos”, agregó un senador.

El trabajo para mantenerla y hacerla crecer empieza exactamente después de la elección.

“Doctor, es que voy a bautizar a mi hijo y quería que usted y su esposa fueran los padrinos”.

“Doctora mi hija cumple 15 años. La invito a que nos acompañe en la celebración”.

“Doctor, aquí en el pueblo tenemos una fiesta, y queríamos que usted asistiera”.

“Doctor me van a sacar del Sisbén..”

“…Ayúdeme para que el servicio militar de mi hijo no sea en zona roja…”

El servicio del político debe ser 24/7. Tiene que estar presto a responder, a ayudar con lo que le pidan, o por lo menos en lo que más pueda. El que no teja esas relaciones pierde seguidores, y como sin amigos la campaña es más cara “entonces es mejor hacer buena cara”, agregó un representante. 

“Las obras también son importantes”, continuó. “A usted no le parece importante unas placas huellas en una vereda. Pero cuando uno está allá, y las inaugura hay agradecimiento, y seguro ahí uno puede encontrar unos voticos”. 

Arreglos de escuelas, tramos de vías, parques, canchas, canalizar quebradas, arreglar puentes. Hasta regalar ventiladores, televisores, planchas. Todas suman.

“La gente agradece. Yo tengo personas que aún me recuerdan cuando les regalé alguito y lo guardan”, explicó un político que manejará la campaña de otros dos en 2018.

Esa parte de la estructura también se teje repartiendo puestos. No hay nada que garantice más fidelidad que un empleo en un país en el que más de la mitad de la población vive en la informalidad.

Los que el político fideliza son los que nombra en cargos de carrera administrativa o en provisionalidad. Los que llegan por contrato de prestación de servicios hacen parte de la maquinaria pública.

Aquí entran cuotas en gobernaciones, alcaldías, en entidades nacionales y en fortines regionales. 

“Aquí lo importante es la necesidad. Ellos necesitan empleo y si usted sabe cómo moverse como político, les da puesto. Todo depende de lo que hayan hecho en las elecciones. Los que mueven muchos votos tienen los primeros y mejores puestos”, le explicó a La Silla un político que ha sido concejal, diputado, y alcalde.

Otro que tiene un recorrido similar nos describió esta maquinaria como el ‘multinivel’. 

La estructura es piramidal y en cada elección es donde tienen la oportunidad de escalar.

En la base están los líderes con menos votos pero que recibieron un contrato en una entidad pública por su esfuerzo, o los que reciben un contrato recomendados por algún líder fuerte. En cada nivel hacia arriba aumenta la categoría.

Entre esos eslabones intermedios están los cargos de coordinadores o enlaces, que son los que integran el primer círculo de confianza del político y hacen las veces de puentes con los niveles que están abajo de ellos.

Ascienden en cada elección porque dependen de su desempeño. Si se esfuerzan más poniendo votos o haciendo reuniones, en los cuatro años siguientes reciben un mejor contrato, o son considerados como candidatos. 

Incluso pueden llegar a la cabeza de la pirámide. 

Cuando eso sucede es porque le montan competencia a su jefe político, o porque le heredan.

“También hay atajos. Pero esos están reservados para emergencias como una condena o que el que uno tenía en mente ya no pueda por x o y razón”.

La estructura se mantiene con frecuencia a punta de generación de empleo financiada por la Alcaldía. 

El año pasado, un exalcalde preso por su participación en un homicidio y padrino de su sucesor, repartió 600 empleos de medio tiempo a todos sus líderes con un contrato de $16 mil millones.

En otra Gobernación, un representante a la Cámara que es pariente del gobernador tiene a una contratista que le dirige la entrega de beneficios a ediles y líderes.

Esos contratos de prestación de servicios  también se entregan en las corporaciones autónomas regionales y en entidades como el Sena, que son los fortines políticos por excelencia en los departamentos.

“Pero con esos hay que tener cuidado porque no dependen solo de uno. Si en Presidencia dan la orden de mover directores, uno se queda viendo un chispero”, nos dijo un senador.

En muchos casos los contratistas de prestación de servicios también sirven para mantener financieramente las estructuras. 

Hay políticos que cobran desde el 10 hasta el 50 por ciento del salario a sus cuotas. Eso se va para pagar la sede (muchos la mantienen abierta cuando no hay elecciones), para pagar actividades. 

Además, sus padrinos los ponen a vender boletas de rifas y a organizar bazares para sumar plata que utilizarán en la temporada electoral.

Pero hay “cariñitos de vuelta”, nos explicó un político.

“Usted se tiene que acordar de las fiestas de cumpleaños de todos. Un mensajito, una tarjetica, un vinito dependiendo de qué tan grande sea el apoyo. Usted no le va a dar lo mismo a un edil que a uno de sus financiadores, a esos un whisky de los mejores”, aseguró.

Los financiadores en la estructura son como el impulso del latido en el corazón. No se ven, solo se sienten y son los que en la mayoría de ocasiones marcan el ritmo al que se mueve un político. 

Hay dos tipos de financiadores. Políticos que financian a políticos y empresarios que financian a políticos.

Los primeros son generalmente los gamonales, con estructuras de años, con plata que han hecho a través de contratos. 

Los segundos son los difíciles de conseguir. Para un congresista el secreto es hacer más favores. 

“Que una cita con el Ministro, que apóyeme tal ley, que consiga que me atiendan en tal cosa. Ese agradecimiento se retribuye en votos”, nos explicó un congresista.

También hay una maquinaria que se mueve solo con plata, es la que se aceita para elecciones, y luego desaparece. 

Esa es la menos rentable. Es un mercado competido y en el que los políticos pierden la mayoría de la plata porque los líderes que no pertenecen a ninguna estructura salen a vender los mismos apoyos a diferentes políticos. 

Además, está la maquinaria del partido, pero esa solo funciona para cargos uninominales (Alcaldía, Gobernación, Presidencia). En el entretanto, cada quien está con su propio grupo.

“Aquí el secreto es hacer que todo esto funcione el día electoral. Si usted no hace que eso pase, está condenado a desaparecer o a tirarse la plata que no está escrita para salir elegido”.

Nota: Este capítulo hace parte de un libro que sacará La Silla Vacía en unos meses sobre cómo se alcanza y se reproduce el poder.
 

Comentarios (9)

José Saramago ..

26 de Diciembre

2 Seguidores

Buen articulo, se puede profundizar mas. Los votos electorales llega...+ ver más

Buen articulo, se puede profundizar mas. Los votos electorales llegan de dos formas: voto de opiniòn, el que mide las encuestas, y el voto que proviene de las poderosas maquinarias politicas. Este articulo "habla" del segundo tipo. El politico sea de izquierda o derecha aspirar tener los dos. xej..¿la consulta anticorrupcion que tipo de voto es?:¿voto oportunista?

Ramza

27 de Diciembre

435 Seguidores

Sería maquinaria orgánica: "es la gente que le cree el discurso". Los que la apoyan no están pidiendo plata ni puestos, ni lo hacen por pertenecer a un partido. En ese mismo orden de ideas, son votos más difíciles de mantener porque puede llegar otro con mejor discurso y ya. Hay gente que apoya la consulta, pero jamás va a votar por Claudia López.

Sería maquinaria orgánica: "es la gente que le cree el discurso". Los que la apoyan no están pidiendo plata ni puestos, ni lo hacen por pertenecer a un partido. En ese mismo orden de ideas, son votos más difíciles de mantener porque puede llegar otro con mejor discurso y ya. Hay gente que apoya la consulta, pero jamás va a votar por Claudia López.

Vicente

26 de Diciembre

0 Seguidores

Que bueno que LSV vaya a publicar su libro! solo que a mí se me revuelven las tripas cuando leo sobre la politiquería y las ratas que lo manejan

Que bueno que LSV vaya a publicar su libro! solo que a mí se me revuelven las tripas cuando leo sobre la politiquería y las ratas que lo manejan

Andres Felipe Garcia Rovira

26 de Diciembre

2 Seguidores

Taxonomia de una organización mafiosa,esperemos ue en el libro haya tambien r...+ ver más

Taxonomia de una organización mafiosa,esperemos ue en el libro haya tambien referencias a la maquinaria de organizaciones sociales como los sindicatos o la Mane, ya que esos son los colectivos que bien aceitados con la plata del narcotrafico de las Farc el castrochavismo esperaba capturar el pais para crear la piñata del erario que los moreno maduro nos ha enseñado la izquierda 

luchoguerrero

26 de Diciembre

0 Seguidores

Excelente articulo solo es una muestra del poder del voto representado en los ...+ ver más

Excelente articulo solo es una muestra del poder del voto representado en los diferentes lideres sociales que permanecen durante decadas incluso muchos mas años que la persona elegida

Sergio F

26 de Diciembre

0 Seguidores

Que buen artículo. Estoy esperando el libro!!!

Que buen artículo. Estoy esperando el libro!!!

Carlos lombo

26 de Diciembre

0 Seguidores

Me gusto el articulo pero le falta mas profundidad y una mejor redaccion. El texto son frases sueltas sin un hilo conector claro. No los culpo, yo tambien estoy de vaciones

Me gusto el articulo pero le falta mas profundidad y una mejor redaccion. El texto son frases sueltas sin un hilo conector claro. No los culpo, yo tambien estoy de vaciones

edgar montenegro

06 de Enero

476 Seguidores

Terrible. Una técnica para un mercado. Clientelismo baratongo y cabalgaduras ...+ ver más

Terrible. Una técnica para un mercado. Clientelismo baratongo y cabalgaduras sobre la ignorancia de gentes humildes en el nivel básico. Escalas para contratos y dineros para la publicidad, que la ley electoral exige del 80%. La inversión necesaria para la reposición perversa que fascina a lideres de opinion como Mockus, Fajardo o Peñalosa. Lavado de dinero.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia