Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Julián Huertas · 29 de Marzo de 2019

Foto: Twitter

7192

6

Ayer los congresistas de Cambio Radical eligieron a Carlos Cuenca como futuro presidente de la Cámara de Representantes, cargo que les corresponde por acuerdos políticos desde julio, y tomaron la decisión de que votarán en contra de las objeciones que presentó Iván Duque a la JEP.

Lo hicieron en una reunión en el Club de Ejecutivos de Bogotá, donde se suelen encontrar (queda en el mismo edificio de la sede del partido) y con presencia de 35 de sus 46 congresistas, además de su excandidato presidencial, Germán Vargas.

Entre los ausentes están el senador Rodrigo Lara, que estará fuera del país por estudios; su colega Carlos Fernando Motoa, que estaba en Cali en un foro (y que rara vez asiste a una reunión de bancada); Diaz Granados; Didier Lobo y Arturo Char, todos parte de la casa Char o aliados suyos. Y en Cámara: Karen Cure, José Ignacio Mesa, y José Amar (que faltó pero dejó una carta con sus votos). 

La reunión estuvo dividida en dos partes: primero la elección de Cuenca y luego la decisión frente a las objeciones, que marcaba la cercanía o distancia frente al Gobierno Duque.

Esa era una decisión esperada porque, de un lado, Cambio fue fundamental hace un año para enredar la legislación sobre la JEP, por varias críticas a esa justicia transicional pero, de otro, Vargas ha dado visibles muestras de distancia de Duque, como su más reciente columna que se va con toda contra el proyecto de ley TIC o su sonada decisión de presentar personalmente una demanda contra la Ley de Financiamiento.

Aunque la coyuntura estuvo cargada de una división interna, las dos decisiones dejan un mensaje de unidad. También mostraron que el exvicepresidente Vargas no tiene la última palabra, pues en ambas decidieron los congresistas.

Cuenca y un mensaje de unidad

La elección de Cuenca ya estaba cantada, pero tenía el componente de una puja interna con el atlanticense César Lorduy, de la casa Char (la tercera, la cundinamarquesa Betty Zorro Africano, es más de la cuerda de Vargas, como Cuenca, pero desde el arranque de la reunión, pidió la palabra para retirar su postulación y adherir  a Cuenca).

A sabiendas de que ya Cuenca tenía las mayorías, Lorduy también declinó pero igual obtuvo un voto, contra los 26 o 27 ( tres fuentes de Cambio que consultamos variaron en este detalle) de Cuenca. Eso significa que de los 30 representantes solo dos, Karen Cure y José Ignacio Mesa, no votaron pues no estaban.

Eso mostró, de entrada, un mensaje de unidad del partido porque la puja no se intensificó.

Ese mensaje ya venía de atrás, según le dijo a La Silla la representante Zorro.

El miércoles en la mañana y tras los hechos del Plan de Desarrollo en los que los senadores Arturo Char y Luis Eduardo Díaz Granados ayudaron a salvar al Gobierno, en un desayuno que organizó Cuenca con los representantes a la Cámara, en el Hotel de la Ópera, acordaron que la decisión de ayer sería un mensaje de unidad.

Efectivamente, aunque no decidieron por consenso sino por votos, lo hicieron casi por unanimidad y sin dedazo o indicación de Vargas: incluso a pesar de los rumores de las distancias con los charistas y de la puja, representantes cercanos a esa casa como Modesto Aguilera o José Luis Pinedo apoyaron al veterano representante, que será el primer presidente de la Cámara del Guainía.

Justo cuando se supo el resultado, y con un ambiente de unidad, llegó el Fiscal General y ex miembro de Cambio, Néstor Humberto Martínez, anunciando que empezaba la parte más dura del encuentro.

Una decisión unánime

Desde la semana pasada, cuando la única bancada que no había tomados posición frente las objeciones era Cambio Radical, hubo una lluvia de especulaciones, columnas de opinión y análisis de quién tendría las mayorías, si el apoyo a Duque o al Acuerdo.

Eso porque el grueso del partido permanecía mudo ante los medios de comunicación, y Vargas solo dijo que había que sopesar los argumentos de los dos lados.

Mientras tanto, internamente la cosa se movía, pues el representante José Daniel López, cercano al exministro David Luna y quien ha defendido el rechazo a las objeciones desde el primer momento, buscó a sus colegas de la Cámara para pedirles que rechazaran.

Sin embargo, todo se decidió ayer porque el grueso del partido no había cantado una decisión.

Por eso convocaron a la reunión al Fiscal Martínez, crítico de la ley estatutaria de la JEP y quien le pidió a Duque que hiciera varias objeciones (dos de las del presidente retomaron sus argumentos); a la presidenta de la JEP, Patricia Linares que estuvo acompañada por los magistrados Darío Rojas  y Eduardo Cifuentes ; a la presidenta de la crucial Corte Constitucional, Gloria Stella Ortíz; y al Defensor del Pueblo, que envió un delegado.

Todos ellos estuvieron sentados en una mesa principal junto a Germán Vargas.

Al hacerlo envió el mensaje de que las decisiones se toman en conjunto y con argumentos, no por imposición de Vargas. Como le dijo uno de los convocados a La Silla fuera de micrófonos, “Creo que los escenarios de construcción democrática involucran a las tres ramas del poder público y eso es construcción institucional”.

El primero en hablar fue Martínez, quien volvió a defender las objeciones. Aunque sus argumentos ya eran de público conocimiento, para un congresista que estuvo ahí su presentación fue tan fuerte y fluida que cerró con un largo aplauso.

“El fiscal es vargasllerista, habló cómo en su casa”, le explicó a La Silla, a la vez que dijo que su sensación en ese momento es que había movido la balanza a favor de las objeciones.

Luego habló Linares quien, acompañada de dos magistrados, se centró en el argumento de que las objeciones son inconstitucionales. Aunque esa intervención tuvo menos impacto, según los seis congresistas de Cambio que nos hablaron de la reunión, dejó listo el terreno para la siguiente.

La tercera, Ortíz, esencialmente repitió los argumentos del auto que sacó la Corte la semana pasada, de forma unánime, como respuesta a la carta del presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, sobre el procedimiento a seguir con las objeciones.

“Les expliqué la decisión. Les leí las normas y me fui. No acepte ni preguntas ni exposición de ideas. Solo comuniqué y expliqué la decisión”, le dijo a La Silla.

Para dos de los congresistas ese fue el momento clave que movió la balanza en contra de las objeciones.

“Aunque no dio su opinión, sí dejó claro y fue enfática en que la revisión a la ley estatutaria de la JEP fue una revisión única”, explicó uno de ellos. Efectivamente, el auto de la semana pasada hace énfasis en ese punto para reiterar que la Corte ya revisó el proyecto de ley estatutaria - aunque abrió la puerta a revisarlo de nuevo si llega a tener cambios.

Ese énfasis llevó a que luego el senador Germán Varón, interviniera para retomar esa idea y explicar que no tenía sentido que el partido se fuera en contra de una decisión que ya había tomado la Corte.

“Varón, que es un gran abogado, logró persuadirnos a todos”, concluyó un congresista de Cambio que pidió no ser citado.

Luego habló el enviado del defensor del Pueblo, pero la suerte ya estaba echada. “Nadie le paró bolas y hasta Germán lo cortó”, le dijo a La Silla un congresista de Cambio, y otro de ellos nos dijo que no lo oyó porque fue entonces, ya cerca de tener que tomar la decisión, que se calentó.

Estaba cayendo la tarde y varios congresistas pidieron que votaran rápido porque tenían vuelos en la noche para ir a sus regiones, como suelen hacer los jueves.

En vez de abrir las urnas, decidieron tomar una decisión de consenso. Entonces el representante Lorduy y el senador, también charista, Antonio Zabaraín, pidieron que se verificara si había quórum para decidir, lo que otros entendieron como una última movida para intentar atajar una decisión contra las objeciones.

Al verificarlo, había quórum con más de la mitad de los representantes (había más de 15 de los 30 que son) y de los senadores (más de 8 de los 16).

Según cuatro congresistas, en ese momento había más de 30 de los 46 miembros de la bancada, pues algunos ya se habían ido a tomar un vuelo.

Con el quórum resuelto, pidieron que levantara la mano los que estaban en contra de las objeciones y allí se vieron las mayorías: solo Lorduy y Zabaraín no lo hicieron.

Otros charistas o aliados de los Char que estaban presentes, como Modesto Aguilera, Ana María Castañeda o Fabián Castillo, en cambio sí, y con eso reforzaron el mensaje de unidad y bajaron el ruido de choque entre Char y sus aliados y Vargas y los propios.

Y miembros de otros grupos, como las congresistas de la Misión Carismática Internacional, los santandereanos Richard Aguilar (aunque ya estaba en contra de las objeciones) y Ciro Fernández, o el nariñense Gilberto Betancourt, se unieron a la mayoría.

De hecho, en el acta de la reunión la decisión quedó inscrita como unánime, en la medida en que no se abrieron las urnas. Con eso, su mensaje en defensa del Acuerdo, por lo menos en los puntos que la Corte ya zanjó, y de distancia frente a Duque, resonó más fuerte.

Mientras todo eso ocurrió Vargas, el líder natural de Cambio, permaneció en silencio.

La sesión terminó con los medios de comunicación a la salida del recinto y quedó registrado un rifirrafe entre Lorduy y el senador Aguilar (los que más buscan las cámaras) quien explicó que la decisión fue unánime a lo que se atravesó Lorduy dejando claro que acatará la decisión de la bancada pero que él estaba a favor de las objeciones.

Con ese fin quedó claro que el factor decisivo fue más Cambio Radical que Vargas individualmente, y que la derrota política de Duque y sobre todo la de Martínez ante su antiguo partido es una decisión de todos, o casi, los miembros de un partido que cada vez da más muestras de ser menos vargasdependiente.

Ahora falta ver cómo terminan votando en el Congreso, y si asisten a hacerlo, pero también si esa unidad se logrará mantener a la hora de definir los avales para las elecciones de octubre, donde muchos se juegan su poder y cuando en regiones como Valle del Cauca o Bogotá hay más de una tendencia del partido.

Comentarios (6)

José Saramago ..

29 de Marzo

3 Seguidores

El factor decisivo fue la falta de “mermelada” mas que más Cambio Radical...+ ver más

El factor decisivo fue la falta de “mermelada” mas que más Cambio Radical, y mas que “coscorron” Vargas . Al final que voten como quieran, lo cierto es que las objeciones eran el camino correcto para tratar de corregir un mal acuerdo, y Duque cumplió con eso a sabiendas que por no entregar “mermelada” le iban a hacer la vida imposible en el Congreso a todos los proyectos de ley que se tramitaran.

José Saramago ..

29 de Marzo

3 Seguidores

El factor decisivo fue la falta de “mermelada” mas que más Cambio Radical...+ ver más

El factor decisivo fue la falta de “mermelada” mas que más Cambio Radical, y mas que “coscorron” Vargas . Al final que voten como quieran, lo cierto es que las objeciones eran el camino correcto para tratar de corregir un mal acuerdo, y Duque cumplió con eso a sabiendas que por no entregar “mermelada” le iban a hacer la vida imposible en el Congreso a todos los proyectos de ley que se tramitara.

Alvaro

29 de Marzo

0 Seguidores

Nada que lleve la contraria a los deseos del presidente eterno puede ser hijo ...+ ver más

Nada que lleve la contraria a los deseos del presidente eterno puede ser hijo de la reflexion y la inteligencia. Todo lo pervierten con sus rebiznos que responden a un coro que les enseñaron a repetir.

DIDUNDI

29 de Marzo

3 Seguidores

Conclusión: ya Vargas LLeras será Vargas LLOras xq no será Presidente?. ...+ ver más

Conclusión: ya Vargas LLeras será Vargas LLOras xq no será Presidente?.
A la hria le faltó complementar el peso d la advertencia q hizo esta semana Yesid Reyes sobre el delito de 'fraude a resolución judicial...' si votan favor d las objeciones.

DIDUNDI

29 de Marzo

3 Seguidores

2-Con una excelente porción d mermelada flaquea cualquier 'unidad',...+ ver más

2-Con una excelente porción d mermelada flaquea cualquier 'unidad', no sería la 1a vez y menos la última; lo d Granados y Chard es la prueba + reciente q el pan se quema en la puerta dl horno para cualquier tipo d panadero ...X LO TANTO, las jugadas dl gbno TIENEN Q GIRAR EN TORNO A CÓMO DAR VUELTA AL MARCADOR SIN GENERAR SOSPECHA.
Pareciera q todo está definido..pero el partido AUN NO ACABA.

José Saramago ..

01 de Abril

3 Seguidores

En el Congreso, es mejor una mejor derrota digna, que triunfo enmermelado. ...+ ver más

En el Congreso, es mejor una mejor derrota digna, que triunfo enmermelado.
que tal Germán Vargas Lleras hablando de Transparencia,era lo que faltaba.
Que los partidos de la unidad nacional se vayan a oponer a todo porque no les dan mermelada, allá ellos. Relacionado a esto esta lo de los paros, que están fríamente calculado para buscar lo mismo: elecciones de octubre y debilitar al gobierno.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia